Cuarta semana de protestas en Haití: exigen la renuncia del presidente Jovenel Moïse

143

Protestas exigiendo salida del presidente Haití entra en cuarta semana

Entran hoy en su semana número cuatro las protestas violentas en Haití, exigiendo la renuncia o expulsión del cargo al presidente de ese país Jovenel Moise, contra quien este lunes los protestantes lanzaron piedras y quemaron gomas sin que se reporten muertes, pero si la paralización de la economía.

Los líderes de la oposición les han pedido a sus partidarios que se congreguen frente al Palacio Nacional para demandar la renuncia del presidente Jovenel Moïse, quien planea asistir a una ceremonia oficial cerca de ahí.

El llamado se produjo luego que miles de haitianos marcharon delante de las oficinas de la ONU el viernes en una de las mayores manifestaciones en semanas.

Una pequeña muchedumbre se congregó poco después del amanecer y lanzó piedras contra la policía, en la continuación de protestas en las que han muerto al menos 17 personas y casi 200 han resultado heridas, incluyendo el hijo de Dominique Grillon, atropellado por un auto cunado colocada barricadas la semana pasada.

La Misión de la ONU para el Apoyo a la Justicia en Haití emitió una declaración el domingo por la noche en la que expresó su preocupación por la prolongada crisis política y llamó al gobierno a garantizar el funcionamiento de escuelas, hospitales y servicios de emergencias y permitir que la ayuda les llegue a los más vulnerables.

Proceso


Nouvelle manifestation anti gouvernementale

Les manifestations persistent dans la région métropolitaine de Port-au-Prince. Ce lundi 7 octobre 2019 des manifestants venus de Cité Soleil et d’autres quartiers ont défilé dans les rues de Delmas.

Les manifestants affichaient leur determination à se rendre à Pétion ville. Les forces de l’ordre sont intervenus au niveau de Delmas 48 en faisant usage de gaz lacrymogène pour disperser la marche.

Il y a eu des heurts entre les manifestants de Cité Soleil et des résidents de Delmas 65. Ces riverains ont dénoncé les manifestants qui ont rançonné les passants et incendié une motocyclette.

L’un des leaders de l’opposition Assad Volcy, a critiqué l’intervention des forces de l’ordre arguant que les citoyens exerçaient leur doit de manière pacifique.

Il annonce la poursuite de la mobilisation jusqu’à la démission du chef de l’état, Jovenel Moïse.

Des barricades de pneus enflammés étaient entreposées sur l’autoroute de Delmas et dans d’autres communes de la région métropolitaine. Très peu de véhicules de transport en commun étaient remarqués dans les principaux axes routiers. Les transporteurs redoutaient des mouvements violents en raison de l’appel à la manifestation des leaders de l’opposition à l’occasion de la cérémonie officielle marquant la réouverture des tribunaux.

Metropole Haití


Misión de ONU en Haití preocupada por impacto de la crisis política

La misión de ONU de mantenimiento de la paz en Haití reiteró hoy su profunda preocupación por el impacto de la actual crisis política en la población de ese país.

Además, alentó a todos los actores estatales y a los ciudadanos a abstenerse de la violencia, asegurar el funcionamiento normal de las escuelas, hospitales y servicios de emergencia, y permitir que el personal humanitario ayuden a los más vulnerables.

Según reportes difundidos por el portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, el equipo del organismo multilateral en esa nación caribeña sigue atento a las demandas de los diferentes sectores de la sociedad y están listos para apoyar soluciones pacíficas, que solo los haitianos pueden idear para resolver la situación actual y aliviar el sufrimiento de la población.

De acuerdo con reportes de prensa, las actividades docentes se encuentran paralizadas en casi todo Haití.

Las protestas en las calles exigen la renuncia del presidente Jovenel Moïse, a quien el Tribunal de Cuentas relaciona en un caso de presunta malversación de fondos públicos, junto a una decena de exfuncionarios gubernamentales y directivos de empresas.

Asimismo, los manifestantes demandan la instalación de un gobierno transitorio, la celebración de un Conferencia Nacional y de un juicio contra los desfalcadores del tesoro.

Sectores opositores convocaron hoy a sus simpatizantes a cerrar las instituciones públicas y ministerios como parte de la radicalización de la lucha antigubernamental, aunque Moïse declinó la renuncia.

En algunas zonas de la capital se colocan barricadas de neumáticos y otros objetos en las vías públicas, y se lanzan piedras a los vehículos que circulan.

Analistas estiman que Haití vive una de sus mayores crisis sociopolíticas desde la ocurrida 2004 con la forzosa renuncia de Jean Bertrand Aristide, al tiempo que se agudiza la depreciación de la moneda nacional, disminución del poder adquisitivo y encarecimiento de la canasta básica.

Prensa Latina


Carta abierta al Pueblo de Haití

Al pueblo de Haití

Sus organizaciones y movimientos populares

Desde los más diversos rincones y sectores de nuestra América, queremos hacerles llegar nuestra solidaridad y apoyo en la lucha frontal que vienen dando, en las calles y por todas las vías, tras un reclamo justo y urgente.

Un reclamo que se alza como grito ensordecedor, exigiendo la renuncia del presidente Jovenel Moïse, su gobierno y el parlamento por no tener ya ningún viso de legitimidad ni de capacidad para gobernar. Un reclamo de dignidad y libertad que se levanta desde el hartazgo del hambre y la miseria planificada, el saqueo y la corrupción descarados, la violencia institucional y de bandas criminales en connivencia con el gobierno y la embajada de EE.UU.y el ninguneo y avasallamiento internacional. Un reclamo que por su persistencia y masividad deja en evidencia que, pese a todos los poderes reunidos en su contra, el pueblo tiene la responsabilidad, el derecho y la capacidad de construir su propio destino.

El consenso de la sociedad haitiana es unánime en el rechazo a la continuidad del régimen neoduvalierista PHTK, a la presencia humillante de la ONU y toda injerencia extranjera. Los más vastos sectores sociales, desde los empresarios hasta el campesinado, las y los obreros, trabajadores, cuentapropistas, intelectuales, profesionales, la Iglesia Católica, estudiantes, mujeres, artistas, todo el espectro político de la oposición haitiana se niegan a seguir reconociendo un régimen con intereses ajenos a los suyos, que le condena y le sacrifica al hambre y las más brutales privaciones, para servir a potencias extranjeras.

Hacemos nuestro su reclamo ante la ONU, la OEA, los gobiernos de EE.UU. y todo el Grupo Core, los países –muchos de América latina- que durante años mantuvieron tropas militares y policiales de ocupación al mejor estilo colonial saqueador, invirtiendo miles de millones de dólares para imponer su proyecto de “estabilidad” y de “justicia” a través de la MINUSTAH, la MINUJUSTH y elecciones fraudulentas como las que colocaron primero a Michel Martelly y después a Jovenel Moïse en la presidencia.

Exigimos a esos poderes que abandonen la falsa caracterización y demonización que hacen de Haití y que respeten su derecho a la autodeterminación. El pueblo de Haití, Ustedes, no precisan tutela política. Necesitan que les dejen en paz para poder atender la dramática situación de necesidad de millones de personas sin vivienda, agua potable, electricidad, saneamiento, sin trabajo, sin acceso a la alimentación imprescindible; situación infame en que los han dejado estos supuestos protectores.

Reclamamos a los gobiernos de EEUU, Francia, Canadá, Brasil, la Unión Europea e instituciones multilaterales, con sus transnacionales que se benefician con los salarios más bajos del hemisferio, que cesen en su afán de explotar los vastos yacimientos de oro, petróleo y cuanta riqueza le queda aún al pueblo haitiano tras 500 años de pillaje colonial. Es hora de dejar de intervenir para mantener a un gobierno cuyo único sostén viene de afuera, por su voluntad manifiesta de seguir reforzando el sistema neocolonialista que impulsa sobre todo EE.UU., contra Haití y la región entera, como se vio en el apoyo dado por Moïse al golpe de Estado en Venezuela. Hemos visto que el pueblo haitiano rechaza rotundamente esta estrategia intervencionista.

Alzamos nuestras voces para apoyar las reivindicaciones populares que desde hace meses levantan con cada vez mayor unidad y fuerza. Entre ellas, la necesidad de una transición de ruptura que acabe con el sistema anti-popular para poner a la mujer y al hombre haitiano en el centro de las preocupaciones sociales, económicas, culturales, políticas y estatales; juicio a los culpables del robo de los fondos de la cooperación venezolana Petrocaribe y de las masacres en los barrios populares; una conferencia nacional soberana (diálogo entre haitianas y haitianos) para encarar los urgentes problemas que enfrentan a partir de la participación amplia y vinculante de sus partidos políticos, organizaciones y movimientos populares.

Frente a la represión desatada contra los cientos de miles de manifestantes, con 19 muertos y 189 heridos en pocas semanas, nos ponemos de pie para exigir el respeto de sus Vidas y Dignidad, de todos los Derechos Humanos que les asisten. Cuando un pueblo es sometido, torturado, oprimido por un invasor, goza del sagrado derecho a la Rebelión. Nadie mejor que el pueblo haitiano lo sabe y lo ha practicado, al igual que todos los pueblos libres del mundo. La hora ha llegado.

Exigimos a la ONU, a los gobiernos de nuestros países, que reconozcan y respeten la justa pretensión que ejercen de construir su propio destino. Los instamos a asumir que es el momento histórico de saldar las deudas que tienen con Uds., de indemnizarles y hacer reparaciones por todos los crímenes cometidos, por la humillación y arbitrariedad de 15 años de ocupación militar, golpes de estado, fraudes electorales, decenas de miles de muertos con el genocidio del cólera introducido por la MINUSTAH, los asesinatos selectivos, la represión constante contra toda manifestación popular, las masacres de población civil, las violaciones y abusos sexuales perpetrados a niños, mujeres y jóvenes a quienes arruinaron sus vidas.

Sumamos también nuestro rechazo al despliegue de una nueva misión de la ONU, la BINUH, el próximo 16 de octubre, sobre todo en ausencia de esa debida reparación. Como Uds. bien denuncian, sería una infamia y una violación flagrante del derecho internacional ya demasiado bastardeado, con el mismo desprecio hacia el pueblo haitiano y el mismo apoyo a las fuerzas más retrógradas de vuestro país.

Hermanas y hermanos haitianos, han dicho BASTA, y nosotros, los pueblos de la región, decimos BASTA con Uds. Siempre alumbrando caminos de liberación de la esclavitud de ayer y de hoy, solidarios con todos los pueblos en lucha, no están solos. Hoy se juega en Haití el futuro de Nuestra América. ¡Su lucha es la nuestra!

¡Viva Haití Libre y Soberana!

¡Viva la unidad y la lucha del Pueblo Haitiano!

¡Basta de tutelaje imperial y falsas misiones de paz de la ONU y el Grupo Core!

¡Indemnización y Reparaciones Ya!

Invitamos a sumar la firma de su organización, haciendo clic aquí.

Haití Libre y Soberana


Suspenden ceremonia de apertura de tribunales en Haití

Autoridades judiciales de Haití suspendieron hoy la ceremonia de apertura de los tribunales, después que opositores amenazaran con una movilización en la Corte de Casación.

El tradicional evento que se celebra el primer lunes de octubre, muy cerca del Palacio Nacional, debía contar con la presencia del jefe de Estado Jovenel Moïse, y sectores de la oposición convocaron a sus simpatizantes para permitir a los miembros de la población ‘saludar a su presidente’, aseguraron.

Wando Saint-Villier, responsable de la Asociación Profesional de Jueces, dijo a la radio local, que no existe una obligación legal de realizar la ceremonia, y alegó la tensa situación del país en estos momentos.

Desde hace tres semanas, miles de manifestantes permanecen en las calles pidiendo la renuncia del mandatario y su sustitución por un gobierno transitorio que haga frente a las urgencias del país.

El pasado viernes en una de las movilizaciones más multitudinarias desde julio de 2018, también exigieron a la comunidad internacional, que retire su apoyo al líder de Estado, al tiempo que criticaron la injerencia extranjera en los asuntos internos del país.

Según datos oficiales, al menos cinco personas murieron y alrededor de 30 resultaron heridas en las protestas de septiembre último, aunque la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos reportó unos 17 fallecidos y 189 lesionados.

La crisis sociopolítica de Haití se agudizó en las últimas semanas, mientras funcionan de manera intermitente las principales actividades económicas, comerciales, educativas, administración pública y los servicios.

La oposición amenazó también con cerrar desde este lunes las puertas de ministerios e instituciones públicas, como parte de la radicalización de la lucha contra el mandatario, que ya anunció que no renunciará.

En las redes sociales circulan videos de individuos que aseguran la sede de la Oficina Nacional de Seguros en Croix des Bouquets, a unos 15 kilómetros al noreste de Puerto Príncipe.

De acuerdo René Sylvestre, presidente del Tribunal de Casación, y del Consejo Superior de la Magistratura, se publicará un memorándum para indicar la reanudación de las actividades en los tribunales de las 18 jurisdicciones del país.

Asimismo, se divulgará a través de los medios de comunicación el discurso de apertura de la ceremonia suspendida.

Prensa Latina


VOLVER
Más notas sobre el tema