Ecuador: marchas en el septimo día del paro nacional concluyen con heridos y detenidos mientras el gobierno ofrece un plan agrícola

Cuatro manifestantes heridos y doce policías golpeados dejó séptimo día de paro en Cuenca

El séptimo día del Paro Nacional terminó con un saldo de cuatro manifestantes heridos de gravedad y 12 policías con golpes leves. Un joven que fue impactado por un casquillo con gas lacrimógeno en su rostro finalmente perdió su ojo.

Desde la Defensoría del Pueblo se denunciaron cuatro casos en la Fiscalía y desde la Gobernación se siguen verificando los ataques.

A diferencia de días pasados, este jueves las calles aledañas a la Gobernación del Azuay tuvieron un resguardo adicional. Además de las vallas metálicas colocaron grandes cercos de púas y piquetes militares.

La delegada de la Defensoría del Pueblo, Verónica Aguirre, informó que las cuatro denuncias presentadas al Fiscal provincial incluyen a un joven que fue arrastrado por los uniformados en el Centro Histórico, otro golpeado con una bomba lacrimógena en la plaza de San Francisco, un tercero que fue golpeado dentro de una casa ubicada frente al Museo de las Conceptas y otro que también fue herido en el centro de la ciudad.

En cada uno de los casos, dijo, se nota un “uso desmedido de la fuerza”. Sobre estos reclamos el gobernador del Azuay, Xavier Martínez, respondió en varias entrevistas radiales que estaba investigando el caso.

La primera marcha inició a las 10:30 desde el parque de San Blas donde se agruparon gremios de trabajadores, transportistas turísticos, feministas, estudiantes y otros que se juntaron cuadras más adelante con representantes de parroquias rurales y estudiantes universitarios. De ahí en adelante las movilizaciones no cesaron y los enfrentamientos se intensificaron hasta pasadas las 17:00.

Los actos de violencia también generaron daños a los bienes públicos de parte y parte. Mientras los protestantes rompían veredas para lanzarlas a los gendarmes, ellos tomaron las macetas públicas y armaron una barricada para protegerse.

Este día también un grupo de ciudadanos se autoconvocaron para realizar un Plantón por la paz, mismo que no tuvo una mayor acogida y agrupó a menos de 30 personas.

El universo


El Gobierno propone plan agrícola y otras medidas para salir de la crisis

Varios ministros de Estado anunciaron este miércoles 9 de octubre del 2019 un plan enfocado en el sector agrícola y reiteraron la decisión del Gobierno de ir a un diálogo.

José Agusto Briones, secretario general de la Presidencia, señaló que el Gobierno está dispuesto a ampliar la discusión con los indígenas para alcanzar acuerdos. El funcionario dijo que se reunió el martes en la noche con varios representantes de sectores sociales. Dijo que se trata de conversaciones iniciales para fomentar confianza entre las partes.

El plan, que contiene seis puntos, contiene algunos de los pedidos de esos sectores.

En el marco del diálogo, señaló que el Ejecutivo propone un programa enfocado en el agro. Ese plan contempla trabajar en sistemas de riego parcelario, reestructurar de la deuda para asociaciones que no han podido pagar parcelas, un seguro agrícola, la condonación del 100% de deudas que se mantienen con Senagua, ‘kits’ tecnológicos, cuatro centros de acopio de productos.

En materia de educación también se anunció la intención de reabrir escuelas multigrado y aumentar el número de docentes especializados en educación bilingüe.

Briones detalló que el cumplimiento del plan será monitoreado por una comisión de seguimiento conformada por delegados de las comunidades indígenas, mediadores, la ONU, la Iglesia, del Gobierno Central y de los GADS.

“Son insumos que vamos a proponer. De la reunión de ayer en la ONU hemos logrado resumir cuáles son los aspectos que más preocupan a las comunidades indígenas y con eso hicimos estas propuestas preliminares que son para discusión, análisis y toma de decisión”, acotó.

El funcionario añadió que en estas reuniones preliminares participaron delegados de la Conaie, Confeniae y Ecuarunari, así como delegados de los gremios de trabajadores.

El Comercio


Derechos humanos denuncia el arresto de 83 miembros del movimiento indígena

La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) denunció públicamente la detención irregular de 83 personas del movimiento indígena durante las protestas del martes 8 de octubre del 2019.

Según Inredh, entre los detenidos hay adolescentes, quienes supuestamente se encuentran en el cuartel policial del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía Nacional en Pomasqui, ubicado al norte de Quito.

“Las organizaciones de derechos humanos que suscribimos esta alerta, hemos recabado información de diversas fuentes y se ha verificado que las 83 personas fueron detenidas en las inmediaciones de la Asamblea Nacional, aproximadamente a las 13:00, durante un momento álgido y desmedido de uso de la fuerza pública y represión, habrían permanecido detenidos en el subsuelo de la Asamblea Nacional alrededor de siete horas y, con el inicio del toque de queda impuesto por el Decreto Ejecutivo No. 888 habrían sido trasladados en buses hasta el GIR en Pomasqui, donde aún permanecen detenidos”, informó la organización.

Para Inredh, la detención es irregular, porque el grupo no fue trasladado a la Unidad de Flagrancia, en donde tenían derecho a un abogado y a ser atendidos por un juez de garantías penales.

“Esta irregular detención que vulnera gravemente los derechos de acceso a la justicia y del debido proceso, especialmente los derechos a que sean informados del motivo de su detención, a comunicarse con sus abogados de preferencia (públicos o privados) así como con sus familiares, la prohibición de incomunicación y a estar detenidos en lugares no autorizados para el efecto, tal como reconocen los artículos 75 y 77 de la Constitución”, indicó Inredh.

Este Diario solicitó información al Ministerio del Interior sobre este caso, pero la entidad no ha respondido.

El Comercio


Una bomba afecta a indígenas en Universidad Salesiana; Policía los desaloja del parque El Arbolito

Después de la movilización que lideró el movimiento indígena por el centro histórico de Quito, los participantes se reencontraron en el parque El Arbolito y en el Ágora de la Casa de la Cultura para retomar su protesta en contra de las medidas económicas.

Pero minutos antes de las 19:00, se registraron fuertes enfrentamientos entre los protestantes y la Policía Nacional.

Para desalojarlos del sector, incluso del Ágora, policías lanzaron decenas de bombas lacrimógenas y los empujaban a abandonar la avenida 6 de Diciembre con la ayuda del equipo de caballería.

Mientras muchos de los manifestantes se recogían a descansar en la Universidad Politécnica Salesiana, su centro de acogida habitual cuando llegan a manifestarse en Quito, una bomba fue lanzada al parque interior, denunció el medio de la misma universidad.

Expresaron que en las calles Wilson, 6 de Diciembre, hay aún gran presencia de fuerza pública.

Los indígenas y otros ciudadanos tomaron vías alternas para huir del olor; y de ser detenidos. Incluso se informó que el reportero de Wambra Radio, Gustavo González, había recibido un impacto de bomba en el rostro, y lo habían llevado hasta el Ágora para prestarle atención médica.

Los manifestantes volvían a las instalaciones de las universidades Católica y Salesiana para pernoctar, mientras las bases y sus dirigentes toman decisiones respecto de las acciones que se tomarán en las próximas horas.

Mientras, quienes los apoyaban se trasladaron a sus casas en camiones y camionetas que iban hasta distintos sectores de la ciudad.

El Universo