Elecciones en Uruguay | Mujeres al Poder – Por Meri Parrado

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Por Meri Parrado

Caras y Caretas habló con Viviana García, activista y vocera de esta organización, y con Fabiana Goyeneche, como mujer política que integra este proyecto. Ambas explicaron de qué forma el feminismo está aportando en la conquista del derecho a elegir y participar en política.

A pocas semanas de las elecciones nacionales y en épocas en que la efervescencia del feminismo se hace sentir, todavía existen espacios sumamente masculinizados, lugares a los cuales a las mujeres les sigue costando llegar debido a las lógicas patriarcales que pugnan por seguir imperando. El escenario político es uno de estos lugares.

Pero el feminismo decidió irrumpir en los parlamentos y conquistar esas bancas para lograr por fin la equidad y la representación a la hora de hacer política. De esta manera surgió Campaña Feminista, bajo la consiga «Luchamos para votar, lucharemos para elegir». Se trata de una iniciativa orientada a impulsar la candidatura de mujeres y disidencias (identidades que no se adecuan a la norma social) con impronta feminista que busquen llegar a la cocina, pero de las decisiones. Actualmente esta campaña se está llevando a cabo en tres países que se encuentran próximos a definir sus nuevos gobiernos: Uruguay, Argentina y Bolivia.

Una campaña que va por todo

Para llevar a cabo esta tarea, un equipo colaborativo de comunicadoras activistas y militantes, entre las cuales hay fotógrafas, diseñadoras, redactoras, editoras, entre otras especialidades, dedican su tiempo para visibilizar las actividades que llevan a cabo las diferentes candidatas que son parte de esta campaña.

Viviana García explicó cómo nació esta iniciativa y de qué movimientos se nutrió para tomar impulso. «Esta campaña basa en la experiencia ‘Campanha de mulher’, realizada durante los comienzos del 2018 en Brasil. Allí se reunieron más de 100 candidatas progresistas de diversos partidos políticos con el objetivo de visibilizar sus propuestas, plan de gobierno y perfiles, así como 200 comunicadores que invirtieron su tiempo en mujeres comprometidas».

«En Uruguay, desde el colectivo Mediared, en articulación con Mídia Ninja de Brasil, Emergentes de Argentina y Telartes de Bolivia, decidimos emprender esta Campaña Feminista. En Uruguay surge a mediados de agosto a partir de varias situaciones en que notamos que siempre hay luchas de poder por parte de varones blancos, y no existe paridad de género en la política», agregó García.

Para la activista, el objetivo principal de esta organización tiene que ver con situar a las mujeres y disidencias como prioridad en su mandato. «El tiempo de las feministas en las urnas es ahora. La idea es generar una política que vaya hacia la igualdad de condiciones y así fortalecer las voces de las parlamentarias», enfatizó.

La Campaña Feminista esta sostenida por 15 activistas, algunas formando parte de algún colectivo y otras de forma autónoma, a las que se suman los esfuerzos de activistas que realizan esta campaña en los tres países mencionados. También cuenta con 30 colaboradoras que llevan adelante las tareas de comunicación, producción y difusión de contenidos y con la colaboración de una diseñadora de Colombia.

Una de las primeras acciones que realizó la Campaña Feminista fue una convocatoria a todas las candidatas feministas que se postulan a las próximas elecciones a sumarse a la iniciativa. A partir de allí, el equipo de trabajo se organizó para cubrir las actividades que las candidatas llevan a cabo y producir contenido para luego difundir y fomentar los proyectos, propuestas e iniciativas que proponen estas mujeres. «La dinámica de trabajo es colaborativa, ahora estamos trabajando en un chat con las tres comunicadoras, en los diseños de placas informativas, generando contenido de texto y subiendo material a las redes. El desafío es construir una agenda conjunta entre comunicadoras y candidatas de cara a las próximas elecciones de octubre. También estamos trabajando con la línea más histórica de mujeres que nos antecedieron y que han sido referentes, las primeras en ocupar espacios políticos», contó García.

Entre las actividades que se vienen como parte de esta campaña, García contó que se está realizando una invitación a una actividad que consiste en la realización de un Parlamento feminista en el Cabildo que tendrá lugar el sábado 19 de octubre de 12 a 17 horas.

Feministas en las urnas

García también habló sobre la repercusión y el apoyo que tuvo esta movida en nuestro país y contó que hasta el momento son 60 las inscriptas que respondieron a la convocatoria, entre ellas, mujeres afro, trans, de la capital y también de otros departamentos de Uruguay. «La propuesta fue recibida de forma favorable por varios colectivos y sectores políticos, sobre todo sectores con perspectiva feminista. Hemos estado en continuo diálogo con las compañeras de La Comité del FA, con Fabiana Goyeneche, que ha estado apoyando la campaña, y que a su vez es una de las inscriptas, como también Carolina Cosse», contó.

Con respecto a los desafíos del feminismo en la coyuntura actual, García hizo hincapié en la oleada de neoliberalismo y avances de las derechas que golpean a América Latina. Ante esta situación, «las luchas disidentes al sistema dan una respuesta firme. Creemos que la política se debe teñir en su totalidad de lo que sostenemos: feminista, mayoritaria y desde abajo. Nosotras tenemos una tarea ineludible que es disputar esa lucha. Y qué mejor que hacerlo desde una posición feminista y en permanente crítica», expresó.

Fabiana Goyeneche, directora de Desarrollo Social de la Intendencia de Montevideo, y reconocida activista y militante en causas vinculadas a los derechos humanos, es una de las candidatas que integra esta campaña feminista. Consultada por Caras y Caretas sobre su participación y valoración personal sobre esta iniciativa, indicó: «Creo que la Campaña Feminista es un gran aporte a un escenario político que es complejo y, con frecuencia, hostil para las mujeres. Tiene un rol clave en dos aspectos fundamentales: primero, visibilizar a las mujeres candidatas. Una campaña que ponga el foco en las mujeres muestra que hay otras opciones, que si la mitad de la población son mujeres, hay algo mal cuando vemos tan subrepresentado el género en el poder del Estado, donde se supone que la gente debe estar representada», reflexionó.

En tal sentido, Goyeneche señaló que actualmente hay apenas un par de listas del Frente Amplio encabezadas por mujeres. «En un escenario sin mayorías parlamentarias y con un partido de ultraderecha creciendo, el Senado corre el riesgo de estar integrado casi completamente por hombres y el Poder Legislativo, con una mayoría abrumadora de varones también», cuestionó.

Por otro lado valoró la relevancia de que la campaña manifieste una perspectiva interseccional impulsando particularmente mujeres diversas. «En Casa Grande, espacio para el cual milito, asumimos el maravilloso desafío de promover la diversidad política. Tenemos compañeras afro encabezando listas en Colonia y Soriano (Miriam Dos Santos y Betina Piñeyro), una compañera trabajadora sexual encabezando en San José (Ximena Bogarin), una compañera trans liderando en Tacuarembó (Alejandra da Rosa) y otra en la primera línea de Montevideo (Alejandra Collette Spinetti). Esto solo es posible si las mujeres sumamos fuerza para impulsar a las que siempre han sido postergadas e invisibilizadas, para que tengan su propia voz en el Parlamento», explicó.

Asimismo, subrayó la relevancia de respaldar a las mujeres para resistir la violencia política característica en los espacios de poder. «Es sabido que mientras los varones hacen de la política su vida, las mujeres pasan por ella, pero con frecuencia les llega el día de decir basta. La invisibilización, los ataques misóginos, la violencia simbólica y la cosificación son solo algunas de las cosas que las mujeres políticas afrontamos cotidianamente. Vivir esto en soledad puede ser demoledor. Pero si somos una fuerza colectiva, si estamos respaldadas por algo que es mucho más grande e importante que nosotras mismas, el derrotero es otro», sentenció.

Con respecto al aporte de la Campaña Feminista en el contexto político actual, la activista manifestó que la ola del feminismo llegó para demostrar que las mujeres y disidencias unidas son más poderosas. «Ya no nos bancamos que nos digan que calladitas nos vemos más bonitas y no estamos para las medias tintas, ni para ser funcionales al patriarcado militando de una forma políticamente correcta para que los varones avalen nuestros actos y aprueben nuestra voz. Somos mujeres con voz propia, diversa, colectiva, empoderada y vamos por todo. Por eso la Campaña Feminista entendió todo y confío en que es una gran herramienta», concluyó.

Caras y Caretas


VOLVER