Estallido social en Chile: más de 2.400 personas detenidas, 376 personas heridas y denuncias de torturas y abuso sexual

INDH reporta 2.410 detenidos y 210 heridos por armas de fuego durante ola de manifestaciones

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) entregó la noche de este miércoles por la noche el último catastro de detenidos y heridos durante la ola de manifestaciones que se intensificaron hace una semana.

Funcionarios del organismo público y autónomo han recorrido hospitales, comisarías y manifestaciones para recopilar los antecedentes con los que elaboran el informe que se actualiza a diario.

En concreto, la institución indicó que desde el 17 de octubre a la fecha han sido detenidas 2.410 personas, mientras que 535 han resultado heridas.

De esas 535, indicó el INDH, 210 corresponden a heridas por armas de fuego de agentes del Estado.

El detalle del recuento indica que, del total de detenciones, 898 fueron realizadas en la región Metropolitana. Por su parte, las otras 1.512 se concretaron en el resto del país.

En tanto, el organismo constató que del total nacional, 274 de los detenidos fueron menores de edad y un 18% corresponde a mujeres.

Con estos antecedentes y según correspondió en cada caso, el INDH ha presentado 55 acciones legales ante la justicia buscando que se investiguen distintos ilícitos.

Se trata así de 10 recursos de amparo, 5 querellas por homicidios, 8 querellas por violencia sexual y otras 32 por otros delitos.

BíoBío


CIDH rechaza “toda forma de violencia” en manifestaciones sociales en Chile

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos entregó su posición respecto a las manifestaciones sociales que se han producido en el país desde hace seis días. A través de un comunicado, manifestaron que el organismo “expresa su condena tanto al uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad como a los actos violentos cometidos por civiles“.

También, señalaron que la comisión “rechaza de manera enfática la escalada de la violencia que ha resultado en al menos 18 personas fallecidas, decenas de personas heridas, periodistas agredidos, y más de mil personas detenidas. La Comisión urge al Estado chileno y a todas las partes involucradas a entablar un diálogo efectivo e inclusivo para abordar las demandas legítimas de la población, en el marco democrático del Estado de Derecho”.

Sobre las informaciones que se han entregado periódicamente por parte de las autoridades, la CIDH “advierte la ausencia de cifras oficiales unificadas y debidamente desglosadas sobre la cifra total de personas heridas y fallecidas en el contexto de las protestas. Adicionalmente, la Comisión expresa su preocupación por la información recibida sobre agresiones en contra del personal del INDH que se encuentra realizando sus funciones de observación, ello pese a contar con su identificación y equipamiento institucional”.

Respecto a las denuncias de vulneraciones a los Derechos Humanos por parte de las policías y las Fuerzas Armadas en momentos de detención, la CIDH condenó los hechos e instó al Estado “a seguir adoptando las medidas necesarias para que los hechos de violencia que han resultado en graves afectaciones a la vida e integridad de las personas sean investigados de manera pronta, exhaustiva y diligente, estableciendo las responsabilidades materiales e intelectuales y sancionando a los responsables“.

En este punto, también dieron su posición respecto al uso excesivo de la fuerza por parte de Carabineros y el Ejército. La CIDH alerta que “si bien el Estado tiene el deber legítimo de garantizar la seguridad y el orden público, el uso de la fuerza debe regirse por los principios de legalidad, estricta necesidad y proporcionalidad. Al respecto, recuerda que las armas de fuego deben estar excluidas de los dispositivos utilizados para el control de las protestas sociales”, afirmaron.

Sobre lo mismo, sentenciaron: “El uso de este tipo de armas es una medida extrema, y no deben utilizarse excepto en aquellas oportunidades en que las instituciones policiales no puedan reducir o detener con medios menos letales a quienes amenazan la vida e integridad de otras personas”.

The Clinic


INDH: Detenidos fueron “crucificados” en la antena de una comisaría de Peñalolén

El Instituto Nacional de Derechos Humanos denunció que un grupo de detenidos fueron “crucificados” en una antena de la 23ª Comisaría de Carabineros, en Peñalolén, luego de ser detenidos bajo el toque de queda.

El organismo presentó una queralla por torturas y en ésta se indica, según La Tercera, que los afectados fueron tres adultos y un menor de edad arrestados alrededor de la 01:00 de la madrugada del lunes 21 de octubre.

“Carabineros, según la querella del INDH, los acusó de estar robando, pese a que dos de los adultos les señalaron que iban rumbo a la casa de la abuela del menor de edad para ir a buscarlo. Cuando eran trasladados hasta la 23ª Comisaría de Peñalolén la policía detuvo a un cuarto sujeto. Fue en ese lugar, dice la querella, cuando todos los detenidos, incluido el adolescente de 14 años, fueron sometidos a torturas”, señala el diario.

“Colgados de las esposas”

La acción legal interpuesta por el INDH refiere, en este punto, que “los detenidos fueron ‘crucificados’ en la estructura metálica de la antena de la Comisaría, colgándolos desde las esposas”, a lo que se sumó el uso de gas pimienta y golpes.

El Instituto informó en Twitter que, ante su querella por torturas, el 13º Juzgado de Garantía de Santiago dictó una “prohibición de acercamiento” para los funcionarios de la 23ª Comisaría de Peñalolén respecto a los detenidos.

Éstos, remarca, fueron “detenidos y maniatados a una estructura metálica de antena de recinto policial, dejándolos colgados de las esposas, en la madrugada del 21 de octubre de 2019”.

El INDH también denunció, a través de su sitio web, que en otra comisaría de la comuna, “en específico en la 43 Comisaría de Carabineros de Peñalolén, dos funcionarias (de derechos humanos) recibieron agresiones físicas, y verbales destinadas a intimidarlas y amedrentarlas”.

El Instituto tiene disponible en su sitio web un formulario para que las personas que han sufrido apremios ilegítimos por parte de agentes del Estado durante las actuales protestas sociales realicen sus denuncias de modo formal.

Cooperativa


INDH expuso denuncia de tortura en estación Baquedano del Metro

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) expuso una denuncia de torturas interpuesta por un joven que fue detenido en la Estación Baquedano del Metro.

El director del INDH, Sergio Micco, informó en El Diario de Cooperativa que ya van 20 querellas por diversas situaciones en el estado de excepción.

“Hay ocho querellas, que hoy aumentaron a 20. Yo creo que en las próximas horas van a aumentar. Hay un recurso de amparo constitucional porque en una comisaría los tratos inhumanos, crueles y degradantes eran inaceptables”, dijo Micco.

En el caso particular del caso de la estación Baquedano, el INDH recibió una denuncia de torturas en el interior y durante la noche acudió al lugar junto a un juez y efectivos de la PDI para recabar información que puede acreditar o descartar las acusaciones.

Las denuncias apuntan a funcionarios militares que habrían cometido las torturas contra personas detenidas durante las protestas en el centro de la capital.

Diputado Monsalve: Es un hecho gravísimo

En tanto, el jefe de bancada del PS, Manuel Monsalve, manifestó que la denuncia de torturas en una estación de Metro es gravísima, por lo que llamó al Gobierno a aclarar la situación.

“El hecho es gravísimo, las detenciones ilegales y las torturas ocurren en dictadura, no en democracia. El Presidente y el Ministro del Interior tienen que hacerse responsables de aclarar estos hechos ante el país y garantizar a los chilenos que el estado de excepción no implica violación a los derechos humanos”, manifestó.

Además, Monsalve dijo que concordarán “con la oposición una comisión investigadora para investigar estos hechos” y además dijo que solicitará a la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, el envío de observadores dado que el INDH no está dando abasto para la cantidad de denuncias.

Dirigentes secundarios detenidos

Por otro lado, en cuanto a los dirigentes estudiantiles de la Cones que denunciaron detenciones ilegales en Santiago, Micco sostuvo que se presentara un recurso de amparo a su favor.

“Vamos a presentar un amparo constitucional, los funcionarios del INDH pudieron constatar que la dirigente de la Cones y su madre, que es dirigente sindical, fueron detenidas dentro del edificio, puede haber sido fuera del toque de queda y ellas hicieron la acusación que hace tres días que la dirigente secundaria estaba siendo objeto de persecución”, expresó.

“Llamé al director de Carabineros y a él le informaron que la detención no fue en toque de queda y fue afuera del edificio, para eso son las acciones judiciales, pero hemos presentado la acción, enfatizó Micco.

Jueces descartaron indicios de centro de detención en Estación Baquedano

Los jueces Daniel Urrutia y Darwin Bratti descartaron la existencia de indicios de un eventual centro de detención instalado en la comisaría que se ubica al interior de la estación Baquedano del Metro.

Por redes sociales se viralizó una denuncia donde había detenidos colgados del techo con amarras, rastros de sangre y además personas muertas.

El estudiante Nicolás Luer presentó un amparo luego de denunciar que había sido retenido ilegalmente por Carabineros y al ser trasladado a la citada comisaría en el Metro vio a otras personas amarradas de sus muñecas, colgadas desde el techo, sufriendo apremios y torturas.

No obstante, ambos jueces, quienes se constituyeron anoche en dichas dependencias, señalaron que no se encontró detenidos en ese lugar ni tampoco indicios de los hechos denunciados, según reporta La Tercera.

“Evidentemente, lo que se estaba denunciando era muy grave así que concurrimos de inmediato y nos entrevistamos con personal de Carabineros, revisamos las cámaras de seguridad y cada sector del recinto junto a una abogado del INDH constatando que no habían detenidos, ni tampoco registro de ellos”, explicó el juez Urrutia en el periódico.

En cuanto a la denuncia de la presencia de amarras y sangre, Urrutia planteó que le dijo “a la PDI que levantara dos amarras que había en el suelo y que estaban cortadas. Sangre no encontramos en ninguna parte”.

Con todo, los magistrados rechazaron el amparo pues al no encontrarse detenidos no había vulneración de derechos fundamentales, no obstante de igual forma informarán los antecedentes a la Fiscalía, ya que la versión del estudiante detalla situaciones de extrema gravedad, que a juicio de ellos debe ser investigada.

“No vimos detenidos, ni menos indicios que en ese lugar se haya encontrado personas en algún minuto colgando del techo”, comentó Bratti.

“Hay que ser responsables y aclarar que revisamos todo el recinto. Incluso la abogada del INDH iba con una linterna alumbrando los sectores más oscuros y no encontramos indicio alguno de una detención no registrada, en los techos no había nada que diera cuenta de amarras, tampoco sangre”, recalcó Bratti.

Finalmente, Urrutia explicó que “no nos podemos hacer cargo de lo que se diga en redes sociales, tampoco vamos a descartar que lo que dice el denunciante no pueda ser verdad. Lo que sí nosotros no presenciamos nada de lo que decía el amparo y levantamos un acta relatando estos hechos que mandaremos hoy a la Fiscalía”.

Cooperativa


210 niñas y niños detenidos: el cartel que desató la furia de diputados de derecha en la Cámara

La mañana de este miércoles, la sesión de la Cámara de Diputados fue suspendida por algunos minutos, tras una tensa situación que incluyó empujones luego que algunas diputadas dejaran sus puestos y se acercaran al ministro del Interior, Andrés Chadwick, con pancartas.

Pamela Jiles, Maite Orsini, Claudia Mix y otra parlamentaria, con cartel en mano se instalaron frente Chadwick, encarándolo por el mal manejo que ha tenido el Gobierno durante la crisis que vive el país.

Ante esta situación, y visiblemente molesta, la diputada Paulina Nuñez se acercó a Jiles, a quien le intentó quitar el cartel, provocándose un forcejeo entre ambas.

De forma paralela llegaron hasta el lugar las parlamentarias Erika Olivera y posteriormente Camila Flores quienes también buscaron evitar que el ministro viera los carteles.

En tanto, la diputada Marcela Sabat intentaba resolver de manera pacífica la tena situación, incluso recogiendo los papeles que botó al suelo con prepotencia Flores luego de romper uno de los escritos.

Pero, ¿qué decían los carteles que causaron tanto alboroto?

A través de Twitter, Pepe Auth compartió una imagen donde se puede observar que los carteles rezaban “343 mujeres detenidas”, “210 niñas, niños y adolescentes detenidos” y “1.962 personas detenidas”.

Ante el disturbio al interior de la sala, el presidente de la instancia, Iván Flores, ordenó a suspender el encuentro. Momento en que Chadwick decidió abandonar el hemiciclo.

A su regreso, antes que se reiniciara la sesión, personas sentadas en las tribunas comenzaron a manifestarse, en su mayoría se trató de asesores parlamentarios de bancadas opositoras. Debido a ello, Flores ordenó su desalojo.

Tras este altercado, también por la red social, Erika Olivera pidió disculpas por su actuar, pero señaló que “nuestro trabajo es sacar las leyes que se discuten en el Congreso lo más pronto posible”.

BíoBío


Santiago vive su jornada de manifestación más masiva desde el inicio del estallido social

Masivas manifestaciones se han registrado en diversos puntos de la región Metropolitana durante esta jornada que ha sido la más movilizada desde que inició este estallido social.

Una multitudinaria marcha se registró en las calles de la capital, luego que cientos de capitalinos comenzaran una manifestación en el sector de Plaza Italia.

Esta marcha se enmarca en la huelga general que fue convocada para este miércoles 23 y jueves 24 de octubre por más de una veintena de organizaciones sociales, quienes le exigieron al Gobierno la salida de los militares de las calles para deponer la convocatoria.

Un grupo masivo grupo de personas -que llegó desde diferentes puntos de la capital- comenzó avanzar por las calles de la capital en una marcha que se desarrolló de manera pacífica.

Si bien no contaba con autorización de la Intendencia Metropolitana, Carabineros entregó un permiso para llegar hasta el sector de Santa Rosa, y no hasta el Palacio de La Moneda como se quería en primera instancia.

Dentro de las organizaciones que participaron se encuentran por ejemplo, la CUT, ANEF, FECh, FEUC, Coordinara No + AFP. Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT, explicó que esta manifestación es “frente a la indolencia del Gobierno de no haber dado respuesta a las demandas con las cientos de movilizaciones desde el viernes hasta ayer”.

Tras llegar hasta Santa Rosa, algunos manifestantes insistieron con llegar marchando al Palacio de La Moneda. En dicho lugar, Carabineros de Fuerzas Especiales utilizó el carro lanza aguas para dispersar a las personas que intentaron traspasar el eje de seguridad.

Posteriormente llegó un grupo de manifestantes hasta las alturas de la estación Universidad de Chile, quienes se encontraron con un piquete de Carabineros resguardando el sector para que no siguieran avanzando.

Continúa Plaza Italia

El sector de Plaza Italia ha sido escenario continuo para que cientos de santiaguinos se movilicen. Luego de la marcha realizada en la mañana, varias personas volvieron hasta el sector para seguir movilizándose.

Sin embargo, por razones que se desconocen, inició un incendio en la sucursal de Banco BCI que se encuentra en el lugar. Los mismos manifestantes, ayudaron a apagar el fuego.

Bomberos confirmó que el fuego se inició en el entretecho de la sucursal bancaria y además indicó que el incendio ya fue controlado.

Posteriormente se registraron incidentes entre Carabineros y manifestantes en los alrededores de la Plaza Italia. Fuerzas Especiales se enfrentó a encapuchados que prendieron barricadas.

En el lugar se registraron civiles y uniformados lesionados. Incluso, un joven debió ser trasladado hasta el Hospital Clínico de la Universidad Católica tras -según los antecedentes- haber sido baleado.

Si bien la manifestación central en Plaza Italia ha sido pacífica, en las inmediaciones al sector se registran incidentes entre manifestantes y Carabineros.

Además, se registró una emergencia en una sucursal del Banco Santander que se vio afectada por un incendio.

Por el sector de Parque Bustamante fue atacado el primer nivel y frontis del Hotel Principado de Asturias, en la comuna de Providencia.

Otras manifestaciones

El paseo Bulnes además fue escenario para realizar un masivo “Cuecazo contra el Gobierno”, en la que participaron una serie de parejas que bailaron cueca.

En tanto, manifestantes improvisaron una “pichanga” en la Alameda con San Antonio en el centro de Santiago.

BíoBío


VOLVER