Crisis en Haití: docentes y estudiantes se suman a las protestas y exigen la renuncia del presidente

Maestros condicionan clases a dimisión de presidente de Haití

Cientos de maestros protagonizan hoy una protesta pacífica en la capital de Haití para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse como condición previa a la reanudación del curso escolar.

A los docentes se unieron estudiantes con uniformes, padres y otros manifestantes que por un mes consecutivo piden la dimisión del gobernante, al que acusan de agravar la crisis sociopolítica y económica que aqueja al país.

‘La escuela está cerrada hoy, es una forma de repensar la educación. Hoy en día, necesitamos formar a los ciudadanos, pero para ello, Jovenel Moïse y los demás bandidos legales deben ser encerrados en la penitenciaría nacional’, dijo Josué Mérilien, secretario general de la Unión de Normalistas Haitianos.

En otras ciudades como Cabo Haitiano (norte) y Les Cayes (sur) cientos de inconformes se sumaron al reclamo de los docentes, y aseguran que proseguirán la lucha hasta alcanzar la dimisión del presidente.

Los maestros es uno de los últimos grupos en unirse a la creciente masa de organizaciones sociales y plataformas políticas que demanda la instalación de un nuevo gobierno en el país, capaz de atender los problemas más apremiantes de la población.

Recientemente, unas 107 organizaciones e instituciones sociales, políticas y económicas rubricaron un documento que insta a instalar un gobierno nacional de rescate y a una transición exitosa, después de más de dos años de inestable gestión del mandatario.

En el comunicado subrayan que el país se encuentra en una ‘situación caótica que anuncia un desastre humanitario inminente’ y denuncian que el Gobierno perdió el control del aparato estatal.

También a finales de agosto, dos centenares de delegados de diversos movimientos acordaron continuar la movilización popular, como principal estrategia para forzar la dimisión de Gobierno.

En las filas de la oposición, aunque el objetivo común es la renuncia del presidente, existe disenso en el proceso de transferencia del poder y formación de una nueva administración.

Por su parte, Moïse, en una polémica conferencia de prensa la semana pasada, aseguró que se mantendrá en el cargo, pese a la presión popular.

‘La Constitución es clara. La gente votó por mí en las últimas elecciones. La Constitución especifica cuándo debo dejar el poder y cómo hacerlo. El poder pertenece al pueblo y el pueblo me lo ha dado a través de la Constitución’, dijo el jefe de Estado el martes último en el Palacio Nacional.

Mientras tanto, se estima que unos tres millones de estudiantes no asisten a las escuelas desde mediados de septiembre, dos instalaciones turísticas cerraron definitivamente sus puertas por la situación del país, al tiempo que crece el desempleo, aumenta el precio de la canasta básica y disminuye el poder adquisitivo de millones de ciudadanos.

Prensa Latina


Oposición de Haití fragmentada con propuesta post-Jovenel

Mientras las diversas ramas de la oposición en Haití abogan por el objetivo común de derrocar al presidente Jovenel Moïse, la transición posterior genera hoy fracturas entre las plataformas hostiles.

La llamada ala radical, liderada por el Sector Democrático y Popular, instaló recientemente una comisión para la transferencia del poder, formada por nueve miembros de varias organizaciones políticas y sociales, y según sus coordinadores tiene entre sus funciones la elección de un presidente provisional y un nuevo gobierno.

Sin embargo, varios partidos criticaron el nuevo comité porque fue decidido ‘unilateralmente’, y lamentaron que no se tomaran en cuenta las opiniones de las diversas estructuras políticas.

Las plataformas con tendencia socialdemócrata, proponen entonces la iniciativa Mache Kontre (Caminar juntos), que persigue desarrollar una visión común para sustituir al mandatario.

Los partidos Fusión de los Social Demócratas, Organización del Pueblo en Lucha, así como las organizaciones Verite, Veye yo y el Movimiento Cristiano por un Nuevo Haití, optan por una transición exitosa, y guiada exclusivamente por las aspiraciones del pueblo haitiano.

Según estas estructuras, la creación unilateral de la citada comisión y la cooptación de personalidades, sin consultar previamente a todos los actores clave de la vida nacional, no puede permitir alcanzar el consenso imprescindible para lograr el cambio de sistema y la ruptura con las malas prácticas que todo el mundo exige.

Apuestan, además, por el establecimiento de una transición bajo un consejo de 11 miembros, nombrados por los principales sectores de la vida nacional, que permita elegir a un presidente, primer ministro y demás miembros del gabinete ministerial.

Tras un mes de consecutivas protestas antigubernamentales que piden un cambio de sistema para limar las profundas desigualdades sociales en el país, sectores que lideran las luchas en las calles no pueden lograr un acuerdo común para un gobierno posterior.

Por su parte, el mandatario insiste en permanecer en el cargo y recientemente emprendió un combate con actores del sector privado, a lo que acusa de sostener millonarios contratos con el Estado, en detrimento de los más vulnerables.

Poco después de su polémico discurso en el Palacio Nacional, el Gobierno emitió citaciones a empresas privadas y anunció la revisión de acuerdos con grandes conglomerados como Haytrac, E-Power, HLS International y Sogener.

No obstante, la presión popular continúa en las calles, y para este lunes, maestros anunciaron una marcha pacífica, en el debut de la sexta semana consecutiva de protestas antigubernamentales.

Prensa Latina


PSUV: FMI y gobierno de EE.UU responsables de las protestas populares en el continente

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, denunció que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el gobierno de Estados Unidos (EEUU) son los responsables de las protestas en Chile, Colombia, Haití y Honduras.

A este proceso de manifestaciones “no lo puede detener nadie, y eso no está provocado por ningún gobierno. El único causante de lo que ocurre en esos países, en Chile, Colombia, Haití, Argentina, Honduras, es el FMI y el gobierno de EEUU, no hay otro responsable”, expresó Cabello durante una rueda de prensa en Caracas.

En declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión, el dirigente del PSUV expresó, además, su solidaridad y su preocupación por la represión que se está registrando en Chile por las fuerzas de seguridad del Estado contra los manifestantes, que rechazan las políticas neoliberales que rigen en el país desde hace décadas y que se vieron encrudecidas durante el gobierno de Sebastián Piñera.

“Expresamos nuestra preocupación por lo que está ocurriendo en Chile. La violación de derechos humanos que está ocurriendo en Chile, a pesar de la censura miserable que le está haciendo a las manifestaciones. Asesinato de personas a sangre fría, de periodista”, recalcó el dirigente socialista.

En este sentido, recalcó que los que están convocando a las manifestaciones en Chile es el pueblo que despertó de años de desigualdad e injusticia social.

“Allá está protestando el pueblo. Acá (en Venezuela) protestaba la burguesía y mercenarios pagados por los EEUU. El que está manifestando es el pueblo, que no está siendo manipulado por EEUU”, subrayó el dirigente socialista en respuesta a quienes comparan las movilizaciones que se llevaron a cabo en el país en 2017.

“Es el ardor de los pueblos, la llamarada de los pueblos, nosotros nos alegramos porque hay una brisa bolivariana, cuando las brisas van agarrando fuerza terminan en huracanes porque los pueblos saben protestar contra las medidas neoliberales”, agregó durante la rueda de prensa.

Desde el pasado viernes, miles de chilenos han salido a las calles a rechazar las medidas neoliberales en el país, que se encrudeció con el alza del precio en el ticket del metro. Estos hechos han dejado saldo de 10 fallecidos, más de mil detenidos, más de 160 heridos, así como el decreto de Estado de Emergencia en algunas provincias y continuos toques de queda.

Ante esto, condenó la postura de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) y expresidente de Chile, Michelle Bachelet, quien no se pronunció hasta este lunes sobre la represión registrada en el país.

“¡Que hipocresía! ¡Qué falta de moral política! Su propio pueblo”, sentenció.

Durante la rueda de prensa, hizo referencia también a los hechos que se están registrando en Haití, donde cuentan con “más de cuatro semanas sin una gota de combustible”, así como lo sucedido en Honduras, donde miles de personas han salido a manifestar para exigir la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández por sus nexos con el narcotráfico.

El sol de Margarita


Des écoliers participent à une manifestation anti gouvernementale

Des milliers d’écoliers haïtiens ont pris part ce lundi 21 octobre 2019 à des manifestations anti gouvernementales. A Port-au-Prince, à Jéremie, à Saint Marc et aux Cayes, les leaders d’organisations d’enseignants ont accompagné des écoliers portant l’uniforme et réclamant la démission du chef de l’état Jovenel Moïse.

Les manifestants accusent le chef de l’état d’être incapable de faire fonctionner convenablement les institutions.

Dans la capitale le dirigeant de l’UNNOH, Josué Mérilien, était à la tête de plusieurs centaines de manifestants. La marche a débuté devant le lycée du cent cinquantenaire et a pris fin sur la route de Delmas.

Entre temps les dirigeants de la Conférence Haïtienne des Religieux indiquent que les conditions ne sont pas réunies pour la reprise des activités académiques. Interrogé sur cette décision qui s’apparente à une prise de position politique, l’un des dirigeant de la conférence assure qu’il s’agit de prendre position en faveur des couches vulnérables qui souffrent.

Metropole Haití


VOLVER