Honduras: confirman plan de cartel narco para asesinar al presidente Juan Orlando Hernández

Cachiro confirma plan de los Valle Valle para matar al presidente Juan Orlando Hernández

El líder de Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, testificó este viernes en el séptimo día de juicio de Tony Hernández, donde confesó que conoció de un plan de los hermanos Valle Valle para matar al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Rivera Maradiaga, quien admitió en la corte ser responsable de 78 asesinatos,aseguró que los líderes del cartel de los Valle Valle le dijeron en 2014 que planeaban matar al actual presidente hondureño, Juan Orlando Hernandez, porque no les respondía el teléfono después de que ellos habían ayudado a financiar su elección presidencial en la zona de El Espíritu, en Copán.

Esta no es la primera vez que el tema de los supuestos sobornos para la campaña de Hernández han salido a colación en el juicio del hermano del mandatario.

En una reunión con los hermanos Luis y Arnulfo Valle Valle, jefes del cartel Valle Valle, “Arnulfo Valle dijo que querían matar a Juan Orlando porque Juan Orlando una vez presidente no les contestaba el teléfono después de que lo habían apoyado en las elecciones, en su campaña a presidente, en todo el sector de El Espíritu, Copán”, relató Devis Leonel Rivera Maradiaga.

El exjefe del violento cartel Los Cachiros aseguró que nunca pasó por su cabeza matar al presidente de su país, como aseguraban rumores en Tegucigalpa, y contó que así se lo dijo en una llamada telefónica en 2014 a JOH.

El extraficante aseguró que él no planteaba colaborar en ese asesinato porque ya estaba ayudando a escondidas a la agencia antidrogas estadounidense. “Y además nunca estuvo en mis pensamientos matar al presidente de mi país”, dijo.

Devis Maradiaga agregó que fue a través de un intermediario que se puso en comunicación telefónica con el presidente Juan Orlando Hernández, quien escuchó atento cuando le comentó sobre el plan de los Valle Valle, pero no dijo nada.

“Líder, no se deje llevar por chismes y rumores que nosotros lo hemos estado tratando de matarlo a usted, más que eso, yo y mi hermano, Javier Rivera, te hemos estado apoyando para que seas presidente”, dijo Rivera al mandatario, según contó en la corte.

El cachiro, testigo en juicio de Tony

El capo hondureño compareció este día en la corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos, en el juicio que se le sigue al exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente de Honduras.

En el interrogatorio efectuado por la Fiscalía de Estados Unidos, Devis Leonel Rivera Maradiaga detalló cómo fue uno de sus encuentros con Tony Hernández en un restaurante de la capital de Honduras, reunión que fue grabada con un reloj y cuyo video entregó posteriormente a la DEA.

El exjefe del cartel de Los Cachiros declaró además que pagó entre 500 mil y 600 mil dólares en 2009 al expresidente de Honduras, Porfirio Lobo, a cambio de que le protegiera de la extradición a Estados Unidos.

Devis Leonel Rivera Maradiaga testificó que Lobo también le ayudó a lavar a dinero que provenía del narcotráfico.

Rivera, que traficó a Estados Unidos más de 20 toneladas de cocaína, comenzó a colaborar con la agencia antidrogas estadounidense DEA en 2013 en varios países, y en 2015 se entregó a la justicia estadounidense, al igual que su hermano Javier. Los Valle fueron capturados en 2014, unos meses después del triunfo de Hernández en las presidenciales de noviembre de 2013. Fueron extraditados a Estados Unidos en diciembre de 2014.

Tony Hernández, de 41 años, es acusado de traficar toneladas de cocaína a Estados Unidos.

La fiscalía del distrito sur de Nueva York asegura que operaba “con total impunidad” y que pertenecía a “una organización auspiciada por el Estado que distribuyó cocaína durante años” y mediante la cual el presidente JOH recibió millones en sobornos. Enfrenta una pena máxima de cadena perpetua.

El Heraldo


JOH reacciona luego que Cachiro dijera que los Valle planeaban matarlo

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, reaccionó este viernes luego que “El Cachiro”, Devis Maradiaga, dijera que “el cartel de los Valle Valle planificaba asesinarlo porque éste los ignoraba pese a los sobornos que destinaron a su campaña”.

“El FBI reveló la magnitud del plan del cartel de los Valle Valle y sus socios para asesinarme, porque sabían que tarde o temprano los íbamos a capturar, extraditar e incautar bienes obtenidos con sangre. De eso sí hay pruebas reales; no como las acusaciones de los narcos asesinos”, expresó vía redes sociales el presidente Juan Orlando Hernández.

El presidente Hernández ha negado en reiteradas ocaciones todas las acusaciones y se presenta como un adalid del combate al narcotráfico.

-Testimonio-

“En una reunión con los hermanos Luis y Arnulfo Valle, jefes del cartel Valle Valle, Arnulfo Valle dijo que querían matar a Juan Orlando porque una vez presidente no les contestaba el teléfono después de que lo habían apoyado en las elecciones, en su campaña, en todo el sector de El Espíritu, Copán”, relató Devis Leonel Rivera Maradiaga.

El exjefe del cartel Los Cachiros aseguró que nunca pasó por su cabeza matar al presidente de su país, como aseguraban rumores en Tegucigalpa, y contó que así se lo dijo en una llamada telefónica en 2014 al mandatario, “en la cual Hernández no habló, solo escuchó”.

“Líder, no se deje llevar por chismes y rumores que nosotros lo hemos estado tratando de matarlo a usted”, dijo Rivera al mandatario, según contó en la corte.

-Filmación secreta-

En su testimonio, Rivera, que participó en al menos 78 asesinatos, aseguró que se
reunió con Tony Hernández en 2014, y la Fiscalía mostró al jurado tramos del encuentro
filmados en secreto por el narco con su reloj.

Rivera comentó que el acusado le pidió a través de un policía corrupto un soborno de 100,000 dólares, y también contó que pagó al expresidente hondureño Porfirio Lobo (2010-2014) un soborno de 500,000 a 600,000 dólares en 2009.

Precisó que la reunión con Tony Hernández fue el 6 de febrero en un restaurante de Tegucigalpa, y que en ella pidió al acusado que le ayudara a cobrar deudas que el gobierno hondureño tenía con Inrimar, la empresa de construcción que era una compañía fachada de Los Cachiros para lavar dinero del narcotráfico.

Rivera expresó que fue el policía Juan Manuel Ávila Meza quien le contó en una reunión previa en San Pedro Sula que Tony Hernández quería trabajar con él en el tráfico de drogas, y que pagó 50,000 dólares a Tony Hernández en enero-febrero de 2014 vía un abogado que trabajaba para el acusado.

– Un soborno de medio millón –

Durante la primera reunión de Rivera con Pepe Lobo, en 2009, éste “nos dijo que nos iba a proteger de la extradición a mí y a mi hermanos Javier Rivera en su gobierno”, dijo al jurado el testigo, vestido con un traje de presidiario azul.

“¿Ayudó Pepe Lobo a proteger cargamentos de cocaína?”, preguntó el fiscal Emil Bové. “Sí, señor”, respondió el Cachiro. “¿Ayudó Pepe Lobo a lavar activos de la droga?”, continuó el fiscal. “Sí, señor”, contestó el testigo.

La Prensa