Insurrección en Haití: transportistas salen a las calles y ya son múltiples sectores que piden la renuncia del presidente

12
Los transportistas de Haití marcharán hoy para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moïse, tras casi dos meses de protestas ininterrumpidas y parálisis del país.

Convocados por sectores opositores, iniciarán su recorrido en el viaducto de Delmas, arteria neurálgica de esta capital, que la víspera permaneció bloqueada en varios puntos, pese al intento gubernamental de despejarla y retomar las actividades habituales.

Tras el anuncio del Gobierno el martes último, se agudizaron los cortes de carreteras y barricadas de neumáticos en varias zonas de la ciudad.

También se movilizaron profesionales de la salud, y se unieron al reclamo popular de dimisión del mandatario.

Varios sectores, entre ellos los religiosos, docentes, estudiantes, obreros textiles y artistas, tomaron las calles en las últimas semanas para denunciar la crisis, además que culpan al jefe de Estado de no conducir el país.

Mientras se intensifican los reclamos y la oposición implementa la operación Peyi Lok, que bloquea la movilidad interprovincial de bienes y personas, Moïse insiste en mantener su puesto, y recientemente abrió una guerra contra integrantes del sector privado, al que acusa de sostener contratos leoninos en detrimento del Estado y la población.

De igual manera, redujo el número de ministros para recortar gastos estatales, y llama al diálogo con todas las fuerzas vivas de la nación, que ya recibió el rechazo de la oposición más radical.

Entretanto, unos dos millones de niños continúan sin asistir a clases desde mediados de septiembre y muchas empresas cerraron sus puertas o disminuyeron personal.

De hecho, este jueves, el hotel Best Western Premier, uno de los más reconocidos en la capital, concluirá sus operaciones definitivamente, tras seis años en activo.


Protesta del sector salud en Haití pide renuncia de Moïse

El sector de la salud en Haití se unió este miércoles a las protestas masivas que reclaman la dimisión inmediata del presidente Jovenel Moïse, en el marco de la crisis que vive la nación.

Médicos, enfermeras, farmacéuticos y otros empleados hospitalarios se manifestaron en el centro de Puerto Príncipe (capital) y cuestionaron la gestión del mandatario.

Las protestas iniciaron frente al Hospital Estatal, en las cercanías del Palacio Nacional, donde se escuchaban reclamos con mensajes antigubernamentales y demandas de mejores salarios y condiciones laborales. Días antes, trabajadores del sector textil, maestros y estudiantes también protestaron para exigir la salida de Moïse.

Pese a las protestas que se han mantenidos desde hace seis semanas, el presidente llamó a la calma y a la estabilidad mediante el diálogo, sin mencionar la posibilidad de dimisión.

“La única manera de poner al país en el camino de la estabilidad es a través del diálogo. Esto conducirá a un acuerdo político para lograr un Gobierno de unidad nacional”, dijo el Jefe de Estado, quien está en el poder desde febrero de 2017.

Por otro lado, los opositores insisten en mantener las protestas en las calles y lanzaron un nuevo calendario de las actividades para demandar la salida del Ejecutivo y nuevas políticas socioecónomicas que mejoren la actual situación del país.

TeleSUR


 

Más notas sobre el tema