Jovenel Moise, presidente de Haití: “Estamos en una crisis muy aguda”

137

Por Amélie Baron

Haití ha estado paralizado durante casi dos meses por una profunda crisis política. Desde finales de agosto, miles de personas se han manifestado regularmente en todo el país exigiendo la renuncia del presidente Jovenel Moïse.

Sr. Presidente, ¿podría aceptar dejar su cargo antes del final de su mandato, según lo solicitado por los manifestantes?

Jovenel Moïse: No estoy apegado a un mandato. Estoy enganchado a las reformas. Quiero hablar sobre la reforma constitucional, por ejemplo. Quiero hablar sobre la reforma del sector energético, la digitalización de la administración pública. Hoy, estamos en una crisis aguda, pero podemos aprovechar esta crisis para hacer de esta una oportunidad. Necesitamos estabilidad en el país y para encontrar esa estabilidad, tenemos que atacar el sistema.

Durante su última conferencia de prensa, mencionó varios contratos abusivos, según usted. Y entre estos contratos, uno había sido firmado, el de la renovación del aeropuerto, por la administración anterior, la del Sr. Michel Martelly. Hoy, entre los guardianes del sistema, ¿organizaste el partido PHTK, que fue el de Michel Martelly y en el que fuiste elegido?

Sí, este contrato se firmó bajo la administración del presidente Martelly. Pero debo decirle que la implementación de las garantías se realizó durante la transición. Mi equipo y yo descubrimos que este contrato no respetaba los intereses del estado. Es por eso que tomamos esta decisión por la gente.

¿Quiénes son estos guardianes del sistema? ¿Qué es este sistema?

Esta es una excelente pregunta. Para no “antagonizar” al país, no quiero mencionar nombres, nombres de instituciones o nombres de personas. Porque, de hecho, estamos en un país dividido y desgarrado, y necesitamos unir a la gente hoy.

Desde hace casi seis semanas, los hoteles han cerrado. Las empresas también han despedido a muchos de sus empleados. La situación actual es alarmante económicamente. ¿Haití es un país a la deriva?

Así es, hay un problema. Hay un rubor. La gente está exasperada. Hay compañías que cierran sus puertas, hay compañías que están reduciendo su personal … ¿Pero cómo aprovechar esta crisis para hacerla una oportunidad? Estamos en esta encrucijada. Se necesita mucha superación personal. Esto requiere mucha sabiduría y también requiere mucha serenidad, a nivel de los actores.

La economía haitiana ha estado temblando por más de dos años. La inflación ha superado el 20%. La calabaza ha perdido un tercio de su valor en menos de un año. ¿Hay errores políticos que identificas? 

La economía sigue a la política. Establecimos un proyecto y trabajamos con los socios técnicos y financieros. Si hay un error en este nivel, debo decir que lo reconozco porque nos tomamos un poco más de tiempo. Nos tomó dos años. Y después de dos años, desafortunadamente, no teníamos un gobierno. La Cámara de Diputados ha censurado al gobierno.

Los miembros de su mayoría parlamentaria … Si no ha habido gobierno, no es culpa de la oposición. Es su mayoría quien votó en contra.

El parlamento es un parlamento autónomo. Esta mayoría no significa que el presidente imponga. Esperaba lanzar este programa desde principios de abril.

La ira popular que se expresa también está relacionada con la inseguridad. Hubo, no muy lejos de aquí, la masacre en el distrito de La Saline. Te quedaste callado. Funcionarios que, según la ONU, estuvieron involucrados en estos asesinatos de civiles, fueron reemplazados muy tarde. ¿Lamenta ese silencio de su parte y lamenta el tiempo que les tomó a los funcionarios ser reemplazados?

No podría actuar sin recibir correspondencia del juez de instrucción diciéndome que debo poner a disposición de la justicia a estos funcionarios. Si lo hice tarde, es porque mucha gente está hablando de este archivo. Tomé la decisión de reemplazarlos.

¿Y tu silencio sobre las víctimas y familiares de las víctimas de La Saline?

No guardo silencio sobre las víctimas de La Saline. En repetidas ocasiones expresé mi simpatía por estas víctimas y por todos aquellos que, cerca y lejos, han experimentado esos momentos. Cuando un caso está en manos de la justicia, todos deben estar callados.

Hablando de justicia, mencionemos el archivo Petrocaribe, el que lanzó el movimiento de protesta el verano pasado. El Tribunal Superior de Cuentas señala que una de sus empresas está en el centro de un esquema de apropiación indebida. Antes de que su negocio sea anclado, usted dijo que confía en este patio. Al final de su informe, solicitó una auditoría de la Organización de los Estados Americanos. Hay confusión ¿Finalmente confías en la justicia haitiana en este tema?

No hay confusión primero debo decirte que, por el contrario, es dar confianza a todos. Debe haber un juicio justo donde no habrá caza de brujas, ni persecución política. Soy presidente de un país del tercer mundo, pero respeto la ley. Respeto las instituciones de mi país. ¿Son las instituciones lo suficientemente fuertes como para cumplir sus misiones? Esa es la pregunta

Lo acabas de decir, la gente está rescatando y barricando. Pero son los haitianos los que buscan trabajo. Usted habló sobre la aplicación de la ley: tenemos 20,000 policías para 12 millones de personas. El país necesita reformas en profundidad.

Hablas de reformas … En la vida cotidiana, la gente se pregunta si mañana podrán dedicarse a sus asuntos, si mañana podrán llevar a sus hijos a la escuela. Concretamente, ¿qué se puede decidir con urgencia?

Mientras hablo contigo, sé que hay varios equipos en el trabajo. La policía está allí, las obras públicas están en el lugar, el Ministerio del Interior también está allí, en el proceso de ver cómo encontrar un modus operandi para salir. Porque no podremos salir del albergue con todas estas armas, al nivel de los grupos armados. Estamos trabajando para recuperar la paz, para que el pueblo haitiano recupere su serenidad para que los niños puedan regresar a la escuela.

Noticias SIN


Jovenel Moïse, président haïtien: «Nous sommes dans une crise aiguë»

Monsieur le président, pourriez-vous accepter de quitter votre poste avant la fin de votre mandat, comme le demandent les manifestants ?

Jovenel Moïse : Je ne suis pas accroché à un mandat. Je suis accroché à des réformes. Je veux parler de la réforme constitutionnelle, par exemple. Je veux parler de la réforme du secteur de l’énergie, de la digitalisation de l’administration publique. Aujourd’hui, nous sommes dans une crise aiguë, mais nous pouvons profiter de cette crise pour faire de cette crise une opportunité. Nous avons besoin de stabilité dans le pays et pour trouver cette stabilité, il faut attaquer le système.

Lors de votre dernière conférence de presse, vous avez évoqué plusieurs contrats abusifs, selon vous. Et parmi ces contrats, l’un avait été signé – celui pour la rénovation de l’aéroport – par l’ancienne administration, celle de Monsieur Michel Martelly. Est-ce qu’aujourd’hui, parmi les gardiens du système, vous mettez le parti PHTK, qui était celui de Michel Martelly et qui est celui sur lequel vous avez été élu ?

Oui, ce contrat a été signé sous l’administration du président Martelly. Mais je dois vous dire que la mise en place des garanties a été faite lors de la transition. Mon équipe et moi avons constaté que ce contrat ne respectait pas les intérêts de l’État. C’est pour cela que nous avons pris cette décision pour le peuple.

Qui sont ces gardiens du système ? Quel est ce système ?

C’est une excellente question. Pour ne pas « antagoniser » le pays, je ne veux pas citer de noms, ni de noms d’institutions, ni de noms de personnes. Parce qu’en fait, nous sommes dans un pays divisé, déchiré, et nous avons besoin de mettre les gens ensemble aujourd’hui.

Depuis presque six semaines, les hôtels ferment leurs portes. Des entreprises ont aussi congédié beaucoup de leurs salariés. Le constat, aujourd’hui, est alarmant sur le plan économique. Haïti est-il un pays à la dérive ?

C’est vrai, il y a un problème. Il y a un ras-le-bol. Les gens sont exaspérés. Il y a des entreprises qui ferment leurs portes, il y a des entreprises qui sont en train de réduire leur personnel… Mais comment profiter de cette crise pour en faire une opportunité ? Nous sommes à ce carrefour-là. Cela demande beaucoup de dépassement de soi. Cela demande beaucoup de sagesse et cela demande beaucoup de sérénité, aussi, au niveau des acteurs.

L’économie haïtienne dévisse depuis plus de deux ans. L’inflation a dépassé les 20%. La gourde a perdu un tiers de sa valeur en moins d’une année. Est-ce qu’il y a des erreurs politiques que vous identifiez ?

L’économie suit le politique. Nous avons mis sur pied un projet et nous l’avons travaillé avec les partenaires techniques et financiers. S’il y a une erreur à ce niveau, je dois dire que je le reconnais, parce qu’on a pris un petit temps en plus. Cela nous a pris deux ans. Et après deux ans, malheureusement, nous n’avons pas eu de gouvernement. La Chambre des députés a censuré le gouvernement.

Les députés qui sont de votre majorité parlementaire… S’il n’y a pas eu de gouvernement, ce n’est pas la faute de l’opposition. C’est votre majorité qui a voté contre.

Le Parlement est un parlement autonome. Cette majorité ne veut pas dire que le président impose. Je m’attendais à lancer ce programme à partir du début du mois d’avril.

La colère populaire qui s’exprime est liée aussi à l’insécurité. Il y a eu, non loin d’ici, le massacre dans le quartier de La Saline. Vous êtes resté silencieux. Les officiels qui, selon l’ONU, ont été impliqués dans ces meurtres de civils, ont été remplacés très tardivement. Est-ce que vous regrettez ce silence de votre part et est-ce que vous regrettez ce temps qu’il a fallu pour que des officiels soient remplacés ?

Je ne pouvais pas agir sans recevoir une correspondance de la part du juge d’instruction me disant que je dois mettre ces fonctionnaires à disposition de la justice. Si je l’ai fait tardivement, c’est parce que beaucoup de gens parlent de ce dossier. J’ai pris la décision de les remplacer.

Radio Télévision Caraibes

Más notas sobre el tema