MAS logra la cuarta victoria consecutiva – Cambio, Bolivia

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Por cuarta vez consecutiva, el pueblo boliviano se impuso en democracia para continuar con el Proceso de Cambio y decidió otorgar al MAS-IPSP la mayoría en el Senado y la Cámara de Diputados, lo que brinda gobernabilidad para proseguir con la Revolución Democrática y Cultural.

Los resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) al 89,62% de las actas verificadas indican que el candidato del MAS-IPSP, Evo Morales Ayma, logró (hasta las 22.08 de ayer) una victoria electoral con el 45,28% de los votos.

En segundo lugar se situó el postulante de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos de Mesa, que obtuvo el 38,16%.

Sin embargo, aún no se conocen los resultados de la votación en lugares alejados del área rural ni la totalidad del sufragio en el exterior, que históricamente tuvo un saldo favorable para el MAS, especialmente en el voto de los compatriotas que viven en Argentina.

El total del padrón fuera del país representa el 4,7% del electorado.

En ese contexto, anoche, el Jefe de Estado celebró los resultados preliminares que le otorgan la victoria y dijo que fue “un nuevo triunfo más, ganamos una vez más. Cuatro elecciones consecutivas ganamos en Bolivia. Histórico, inédito”.

Los comicios a los que se refiere Morales son los siguientes:

-En 2005, Evo Morales logró la presidencia con el 53,74%.

-En 2009 obtuvo la victoria con el 64,22%.

-En 2014 alcanzó el primer lugar con el 61,36%.

Además de la victoria electoral, el MAS-IPSP logró la gobernabilidad al obtener la mayoría en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“(…) Nuevamente tenemos mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, tenemos mayoría en el Senado, y eso es la conciencia del pueblo boliviano”, sostuvo la primera autoridad del país.

Evo agradeció el apoyo de los movimientos sociales, profesionales y otros sectores “frente a una derecha que quiere volver al pasado, ellos se aplazaron, y nosotros seguimos con nuestro Proceso de Cambio, y vamos a seguir todavía”.

Además de ello, las elecciones de ayer reconfiguraron el campo político boliviano, ya que dieron la espalda a partidos regionales y de ultraderecha como Bolivia Dice No, que obtuvo 4,41%, mucho menos de lo que preveían las encuestas preelectorales.

El mensaje de las urnas también fue contrario a partidos tradicionales como el MNR, UCS y otros que obtuvieron porcentajes mínimos.

Sin duda alguna, la sorpresa fue el aspirante del Partido Demócrata Cristiano (PDC), Chi Hyun Chung, que se posicionó en el tercer lugar con el 8,77% de la votación obtenida gracias al voto evangélico y ultraconservador.

Al margen de esos resultados, la democracia salió fortalecida ayer, pues se dio una impresionante participación ciudadana (5.239.598 votos emitidos) en una fiesta democrática a la que acudieron familias enteras para emitir su sufragio.

Otro dato relevante es que la votación se realizó, en términos generales, en un clima de paz y tranquilidad, lo que demuestra una madurez democrática del pueblo boliviano.

Por si fuera poco, también es destacable la vigencia del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), que brindó resultados mucho antes de las encuestas en boca de urna.

En síntesis, Bolivia vivió ayer toda una fiesta de la democracia.

Cambio