México y Cuba renuevan sus vínculos – Por Maximiliano Reyes Zúñiga, especial para NODAL

México y Cuba renuevan sus vínculos

Por Maximiliano Reyes Zúñiga*, especial para NODAL

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

México y Cuba emprenden un nuevo periodo de su historia contemporánea, historia unida por el mar caribe y afianzada en centenarios lazos históricos y culturales, así como en el cariño entre sus pueblos. No sólo son 117 años de relaciones diplomáticas ininterrumpidas, sino 500 años de herencia peninsular compartida que une entrañablemente a nuestras sociedades a través de la lengua común y sus afinidades culturales.

Esta relación amiga ha resistido al paso de los siglos, y Cuba y México, siempre han sabido defenderla. Los personajes más importantes son el testimonio de una relación cercana y duradera. Desde los poetas, como José María Heredia, quien tanto admiró nuestro pasado prehispánico, o el libertador José Martí, quien llegara al México juarista para querer a nuestro país como una segunda patria. El Benemérito de las Américas tuvo una sólida amistad con Cuba: el cubano Pedro Santacilia, su yerno, fue el encargado de cuidar de la familia de Juárez cuando estuvo exiliada en Nueva York; incluso, buscó el suministro de armas desde los Estados Unidos para la causa republicana de Juárez en México. Ya en el siglo XX, el General Lázaro Cárdenas defendió siempre la libertad de Cuba ante numerosas injerencias extranjeras, apoyando con valor las causas más nobles de la lucha revolucionaria en la Isla.

Ambos países vivimos hoy un intenso proceso de renovación de nuestras instituciones, de cara a los nuevos paradigmas que dan forma al escenario geopolítico regional y mundial. Fieles a sus principios, México y Cuba nos congratulamos de ejercer una política exterior basada en la defensa del multilateralismo, la cooperación internacional para el desarrollo, la amistad y el respeto para todos los países, velando por sobre todas las cosas, la solución pacífica de las controversias.

Pero ambos países compartimos más que eso: México es hoy el quinto socio comercial de la isla y segundo en la región; nuestra creciente interacción económica se consolida, por lo que México y sus empresarios estarán nuevamente, como desde hace 30 años, en la Feria Internacional de La Habana; la cooperación en materia educativa, técnico -científica y cultural registra avances tangibles en al menos 15 proyectos; los intercambios de visitantes aumentan año con año: la interconectividad aérea entre México y Cuba supera actualmente las 80 frecuencias semanales y las líneas áreas mexicanas conectan con más frecuencias a la Ciudad de México con La Habana que con cualquier otra capital de latino américa.

Sin embargo, viejas y nuevas amenazas se ciernen sobre la región, poniendo en peligro nuestra libre determinación y derecho a vivir en paz. La intervención en asuntos internos y la adopción de sanciones extraterritoriales atentan contra los principios básicos del derecho internacional y representan una afrenta a la sana convivencia entre los pueblos. Por eso México ha reafirmado en esta nueva administración su compromiso con el multilateralismo y ha levantado la mano para dirigir los trabajos de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en 2020, a fin de promover la solución pacífica de los conflictos regionales y contribuir más al desarrollo sustentable de nuestros pueblos, tareas en las que estamos seguros contaremos con el acompañamiento de Cuba.

Por ello, saludo en este día la visita a México del Excelentísimo Sr. Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente la República de Cuba, la cual nos permitirá abordar los retos de la agenda bilateral y regional a la luz de la coincidencia de dos gobiernos y dos pueblos que se miran uno al otro en su historia compartida, su perdurable amistad y su innata vocación para la cooperación.

(*) MRS, Subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaria de Relaciones Internacionales de México


VOLVER