Otro capo narco declara que el presidente recibió un millón de dólares de El Chapo Guzmán

Ardón asegura que vio el $1 millón que El Chapo dio a Tony Hernández para JOH

El excapo del narcotráfico y exalcalde hondureño Alexander Ardón relató ayer en una corte de Nueva York que presenció una reunión en 2013 en la cual el Chapo Guzmán entregó un millón de dólares en efectivo al exdiputado Juan Antonio Hernández, acusado de narcotráfico en Estados Unidos, para la campaña de su hermano Juan Orlando Hernández, actual presidente de Honduras.

Durante su testimonio en el cuarto día del juicio por narcotráfico a Tony Hernández en una corte federal de Manhattan, Ardón aseguró al jurado que el acusado le ayudó a traficar entre 30 y 40 toneladas de cocaína a Estados Unidos entre 2010 y la detención de Tony en noviembre de 2018.

Ardón, de 43 años y conocido también como Chande o AA, se entregó a la justicia estadounidense en marzo de 2019 en Guatemala y se declaró culpable de ser líder de una banda de narcotraficantes, de tráfico de drogas a Estados Unidos, de homicidio, de usar armas automáticas para cometer los delitos, de lavado de dinero y de asociarse con otras bandas de narcos.

Según el testigo, en la reunión celebrada en El Paraíso, Copán, el Chapo le pidió el número (de teléfono) de Tony y le dijo que le iba a dar un millón de dólares para la campaña de Juan Orlando Hernández”, que era candidato a la Presidencia.

“Tony Hernández le dijo al Chapo que ese dinero era para la campaña de Juan Orlando Hernández”, dijo Ardón, y aseguró haber ayudado a contar el dinero en fajos de $50,000 y $100,000.

Ardón, que reveló haber participado en el asesinato de 56 personas y en torturas, contó que el acusado tenía armas de alto calibre, inclusive una AR-15 con cañón recortado y hasta una M60, y que le dijo que “traspasaba los carros blindados”.

También que Tony Hernández poseía un laboratorio en Lempira, donde reconstruía los kilos de droga que llegaban desde Colombia deshechos o mojados y que vio los kilos con el logo “TH”.

CLAVES DEL NARCO(800x600)

Muertos

Alexander Ardón aseguró, además, que Tony mandó matar en 2011 a Franklin Arita, un narco de la región fronteriza con Guatemala que no quería dejar transitar la droga por su territorio.

“Me dijo Tony Hernández que había que asesinar a Franklin Arita”, y luego me dijo que quien lo mató fue el entonces jefe de policía del departamento de Copán, Juan Carlos (Tigre) Bonilla, contó Ardón.

¿Y qué pasó con Arita?, le preguntó el fiscal Emil Bové en el cuarto día del juicio. “Lo mataron”, respondió Ardón.

El excapo de la droga indicó que en 2013 llamó a Tony para decirle que un socio suyo identificado como el Chino, que era el responsable de recibir unos helicópteros propiedad de Tony cargados con cocaína, había sido arrestado.

En la conversación, Tony le dijo que había que matar al Chino porque tenía información sobre los aparatos; cada uno podía transportar hasta 350 kilos.

El que fuera alcalde de El Paraíso se mostró de acuerdo y llamó a Wilter Blanco para que matara al Chino, asesinado poco después.

CLAVESJUICIO(800x600)

Relató que en 2012 Porfirio Lobo envió a Copán unos 120 militares armados con fusiles M16, M60 y bazucas para protegerlo del narco rival Jairo Orellana.

Explicó que en ese año, el Chapo, con quien trabajaba para el traslado de la cocaína, le dijo que Orellana le había robado un cargamento en Guatemala y que pretendía hacerse con el control de toda la zona fronteriza. Tras esta conversación, el testigo indicó que habló con el entonces Presidente del país y le pidió protección.

“Hablé con don Pepe Lobo en 2012 sobre Orellana. Don Pepe Lobo me mandó seguridad, dos camiones de soldados a la frontera a El Paraíso, en Copán”, explicó Ardón, que precisó que los militares permanecieron en la zona de La Playona, a 3 kilómetros de la frontera guatemalteca, durante dos meses.

Ardón indicó que el acusado Tony proveía escolta de la Policía Nacional de manera regular a los cargamentos de droga que transportaba por carretera y que en ocasiones pertenecían al acusado.

Camiones

Ardón expresó que se reunió seis veces con el Chapo entre 2007 y 2013, inclusive en la alcaldía de El Paraíso, que mandó a construir con dinero de la droga. Ardón le vendía y también transportaba cocaína del Chapo.

El testigo aseguró que el Chapo se llevaba la cocaína a México, pasando por Guatemala, en seis camiones con el logo de la empresa de medios mexicana Televisa.

Entre 2007 y 2013, Ardón manifestó que le vendió al Chapo unos seis cargamentos de 2,000 kg cada uno de cocaína para cargar en estos camiones. Indicó que Tony contribuyó dos veces con droga para estos camiones en 2011.

Pepe. Ardón aseguró al jurado que el soborno más grande que pagó fueron dos millones de dólares para Pepe Lobo.

Contó que se reunió con él en 2008. “Me dijo don Pepe Lobo que ocupaba dos millones de dólares para la campaña del Partido Nacional de él y de Juan Orlando” Hernández, que entonces buscaba ser reelecto diputado y asumir la Presidencia del Congreso Nacional.

“Me dijo que si el Partido Nacional ganaba las elecciones, él sería presidente y Juan Orlando Hernández presidente del Congreso”, declaró el testigo vestido con uniforme de presidiario.

A cambio solicitó a Lobo seguridad para continuar con el narcotráfico, la pavimentación de la carretera de la localidad de La Florida a El Paraíso y que su hermano Hugo Alfredo recibiera un puesto en la administración. Más tarde lo nombraron director del Fondo Vial.

Ardón comentó que el propio Lobo le confirmó la recepción de la mitad del dinero en 2009.

La sala del juez Kevin Castel en la corte de Nueva York se ha llenado cada día de personas, además de algunos miembros de la familia del acusado; entre ellos, su madre.

Otros mencionados:  El exalcalde hondureño Alexánder Ardón ante el juez y el jurado expresó que Tony Hernández, además de hacer negocios con el mexicano el Chapo Guzmán, en Honduras operaba con los narcotraficantes Mario Cálix, Daniel Pinto, Orlando Pinto y Hugo Pinto. Según él, por orden de Tony, Juan Carlos Bonilla mató a otro narco.

La Prensa


Honduras / Hay que sacar a JOH y adelantar elecciones: Mel Zelaya

Si hay condena contra Juan Antonio «Tony» Hernández en la Corte Sur de Nueva York se debe sacar a Juan Hernández del poder y adelantar las elecciones, dijo esta tarde el coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya Rosales.

«Los banqueros, políticos, dueños de medios de comunicación, dueños de las armas y empresarios de Honduras deben poner las barbas en remojo porque al darse esa condena en los Estados Unidos, el pueblo no querrá seguir siendo gobernado por un cártel de la droga», sentenció el expresidente derrocado por un golpe de Estado el 28 de junio de 2009.

Zelaya reiteró que se debe pensar seriamente en una estrategia para sacar de manera inmediata a Juan Hernández y todo su gabinete y convocar lo más pronto posible a elecciones generales para legitimar un nuevo gobierno en el país.

El expresidente dijo que se tiene entre ocho y diez días para organizarse y estar listos para el día de la sentencia y ese día salir a las calles para exigir la salida del régimen.

Zelaya manifestó que el 99% de todo lo que está pasando indica que la sentencia será condenatoria y por esa razón el pueblo debe estar listo para salir a exigir que el narcogobierno abandone el poder de una vez por todas.

«Es sumamente penoso y lamentable que en los Estados Unidos una corte esté presentando pruebas que la titularidad del gobierno organizó cárteles para meter droga a ese país», dijo Zelaya.

Agregó que el crimen organizado no solo permeó las capas medias de la sociedad donde siempre ha estado operando desde unos 50 años atrás y recordó la operación Irán-Contras en Nicaragua, que fue dirigido por el coronel Oliver North, pero que sean los titulares del Estado los que organicen un cártel para ingresar droga a los Estados Unidos es primera vez que ocurre en un país y estas acciones horrorizan a los ciudadanos.

Y estos se organizaron no solo para el saqueo del estado y para hacer fraudes para mantenerse en el poder sino implicados en asesinatos y crimen organizado y no solo participando sino dirigiéndolo junto a las Fuerzas Armadas y la policía, eso es sumamente preocupante y se debe poner un alto a eso, buscando castigo a los responsables y planificando desde ya un proceso electoral adelantado y que cumpla con las garantías para que esto que hoy vive Honduras no vuelva a suceder,  apuntó Zelaya.

Criterio


Juan Orlando Hernández niega haber recibido dinero del Chapo Guzmán

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo este lunes que las declaraciones de Alexander Ardón sobre la entrega del Chapo Guzmán de un millón de dólares a Tony Hernández para la campaña política, “no tiene el más mínimo sentido”.

“En todo caso lo que sí ha tenido Alexander Ardón es odio y deseos de venganza en mi contra. No puede ser agradecimiento bajo ningún punto, por eso que está declarando lo que dice, sin pruebas”, declaró Juan Orlando Hernández en conferencia de prensa.

“Ya él también se confesó asesino de decenas de personas. Qué tipo de persona puede ser esa”, recordó.

El exalcalde hondureño Alexander Ardón contó hoy en una corte de Nueva York que presenció una reunión en 2013 donde el Chapo Guzmán entregó un millón de dólares en efectivo al exdiputado Tony Hernández, acusado de narcotráfico en Estados Unidos, para la campaña de su hermano, el actual presidente de Honduras.

“Cualquier acusación que Juan Orlando Hernández como candidato o Presidente haya recibido o aceptado dinero del Chapo de manera directa o indirecta es 100 % falsa, absurda y ridícula. Es una locura como la de Alicia en el país de las Maravillas”, aclaró.

Durante su testimonio en el cuarto día del juicio por narcotráfico al exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández Alvarado en una corte federal de Manhattan, Ardón aseguró al jurado que el acusado le ayudó a traficar entre 30 y 40 toneladas de cocaína a Estados Unidos entre 2010 y la detención de Hernández en noviembre de 2018.

Ardón, de 43 años y conocido también como “Chande” o “AA”, dijo haber participado en el asesinato de 56 personas y en torturas, contó asimismo que el acusado poseía armas de alto calibre, inclusive una AR-15 con cañón recortado y hasta una M60, y que le dijo que esta última “traspasaba los carros blindados”.

La Prensa


VOLVER