Paraguay: campesinos protestaron en todo el país en reclamo al fin de los desalojos y atención del Estado

Los campesinos se manifestaron sin violencia por un plan de producción

La FNC desarrolló una movilización de forma pacífica, sin ningún inconveniente, con cierres de rutas intermitentes en siete puntos del país. Exigieron el fin de los desalojos y atención del Estado.

De forma ordenada y pacífica, la Federación Nacional Campesina (FNC) llevó a cabo una movilización en los ocho puntos del país anunciados previamente, en siete de los cuales se realizaron cierres intermitentes de rutas, ya que en Asunción solo se concentraron en la Plaza O’leary para repartir volantes y explicar a los ciudadanos sobre sus reivindicaciones.

Los cierres, que finalmente no fueron reprimidos por la Policía Nacional, como había advertido el ministro del Interior Euclides Acevedo, se desarrollaron desde las 11.00 por lapsos de entre 15 a 20 minutos.

El dirigente encargado de capital, Adrián Vázquez, dijo que pese a que el Gobierno trató de difundir que la manifestación tenía el fin de desestabilizar, incluso con mala información de la Policía, demostraron que siempre están bien organizados.

“La desestabilización generan ellos mismos porque no dan salida a los graves problemas sociales y económicos del país. La FNC tiene bien marcado el rumbo de lo que quiere. La lucha de la FNC fue siempre seria, responsable y nunca hubo violencia”, dijo.

Vázquez recordó que en la última reunión con el ministro Acevedo le insistieron que nunca tuvieron problemas por lo que le recomendaron que revise el interior de su institución. “Porque siempre parte del Estado la violencia”, aseveró.

“Eso no vamos a permitir, porque tocan nuestro corazón, la tierra para el campesino es vida, tenemos que defendernos y las amenazas de desalojo y represión no son la salida. Los balines y gases lacrimógenos solo agravan la situación del país y eso lo hacen ellos, que quede claro”, sentenció.

Por su parte, la secretaria general de la FNC, Teodolina Villalba, que estuvo encargada de la concentración en Toro Blanco, Departamento de Caaguazú, se refirió a las declaraciones del presidente del Indert, Mario Vega, y dijo que esperarán que se comunique con los labriegos para que ellos puedan definir qué medidas tomar. Indicó que además del fin de los desalojos y la represión policial, piden un programa de desarrollo de la producción. “Necesitamos precio a los productos como la mandioca, infraestructura, acompañamiento técnico, salud, educación, es mucho lo que nos falta”, mencionó.

Por su parte, el propio ministro del Interior admitió que la movilización campesina se desarrolló sin ningún tipo de contratiempos en todo el país, pese a que voceros del oficialismo advirtieron días atrás de un peligro de “desestabilización”.

Pedimos un programa de producción, salud, educación. Ya no represión como salida a los problemas.
Teodolina Villalba, líder de la FNC.

Última Hora


VOLVER