Paraguay: organizaciones campesinas realizan movilizaciones contra los desalojos y la represión

Campesinos inician movilización contra desalojos y represión

Integrantes de la Federación Nacional Campesina (FNC) se inician la manifestación anunciada desde hace varios días. La medida se fuerza de concentrará en varios puntos del país, contra los desalojos y la represión por parte del Gobierno. Labriegos destacan que no habrá violencia por parte de ellos.

“Una vez más nos movilizamos contra la represión, los desalojos y por un país mejor. Uno de los principales problemas es la concentración de tierras por un pequeño grupo”, manifestó Néstor Jara, dirigente de la FNC, en comunicación con Universo 970 AM.

Sostuvo que el sector campesino está amenazado y las medidas se irán definiendo de acuerdo a cómo se desarrolle la movilización, que será a nivel país, como se anunció hace varios días. Lamentó que los productores ni siquiera estén recibiendo semillas.

Los puntos de concentración son Asunción, Liberación (San Pedro), Toro Blanco (Caaguazú), Jasy Kañy (Canindeyú), Mbocayaty (Guairá), Santa Rosa (Misiones), Horqueta (Concepción), Alto Vera (Itapúa).

La Federación Nacional Campesina realiza una movilización a nivel nacional este en lunes en repudio a la política de represión del Gobierno contra manifestantes. La intención es juntar a gremios de distintos sectores ante la falta de respuesta de las autoridades a las problemáticas del país.

La Nación


FNC ratifica que hará cierres de rutas pese a prohibición

Teodolina Villalba, secretaria general de la Federación Nacional Campesina (FNC), se ratificó en que los campesinos adheridos a la organización cerrarán rutas de forma intermitente en los ocho departamentos en donde se anuncian movilizaciones, pese a que saben que esto constituye una violación de las leyes. Euclides Acevedo, ministro del Interior, dijo por su parte que aplicarán la ley y añadió que existen grupo de agitadores que quieren infiltrarse entre sus labriegos.

“¿Cuántas leyes no se violan en el país todos los días?”, respondió Teodolina Villalba cuando se le preguntó si estaba al tanto de que el cierre de las rutas violaba varias leyes. La FNC sigue este lunes con su plan de cerrar rutas en ocho departamentos del país: en Central, la movilización será en Asunción, en la Plaza Juan E. O’Leary (sin cierre de rutas); en San Pedro, en Cruce Liberación; Caaguazú, en Toro Blanco; Canindeyú, en Yasy Cañy; Guairá, en Mbocayaty; Misiones, en Santa Rosa; Concepción, en Horqueta, y en Itapúa, en Alto Verá.

La secretaria general de la FNC sostuvo que toman esta medida “como último recurso” porque el Gobierno no les hace caso. Los labriegos organizados exigen “el fin de los desalojos y de la represión”.

“Salimos a la ruta porque no encontramos otra salida”, expresó Villalba y, frente al cuestionamiento de por qué cierran las rutas para manifestar sus reclamos, respondió: “Entonces vamos a quedarnos nomás callados en nuestras casas a esperar a que la Policía nos saque de nuestros asentamientos”.

Villalba indicó que buscarán no perjudicar a nadie e insistió en que el cierre será intermitente. “Explicamos a la gente cuántos minutos, cuántas horas, siempre hacemos esto como organización”, se defendió.

Finalmente, reconoció en conversación con ABC Cardinal que existen políticos que buscan sacar rédito de estas movilizaciones y aseguró que esto “siempre fue así”. Sin embargo, aseguró que no influyen en las decisiones de la organización.

Acevedo habla de agitadores

Euclides Acevedo, ministro del Interior, también fue entrevistado por ABC Cardinal y dijo que tiene información de que grupos criminales como el PCC y el Comando Vermelho buscan infiltrarse en las movilizaciones campesinas, al menos en el departamento de Amambay, aunque allí no se anuncian marchas. “Nosotros tenemos perfectamente diagnosticados a grupos e individualizados que querrían aprovecharse de una manifestación legítima”, indicó.

Acevedo manifestó que hará aplicar la ley tanto en contra del cierre de rutas como para garantizar el derecho a la manifestación que tienen los campesinos. “Ellos insistieron en que la Federación Nacional Campesina no tenía ninguna intención de desestabilizar y que no van a permitir que ningún grupo exógeno intoxique la manifestación”, concluyó.

ABC


VOLVER