Presidentes de México y Panamá se reúnen para dialogar sobre narcotráfico y migración

Presidente de Panamá viaja México; tratará narcotráfico y migración con AMLO

Acosado por una masiva corriente migratoria irregular y un incesante tráfico de drogas del sur al norte de América como país puente para los traficantes de personas y de cocaína, el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo Cohen, realiza entre ayer y hoy una visita a la capital mexicana para reunirse con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y dialogar sobre el combate al crimen organizado y sus distintas modalidades.

Panamá tiene una situación privilegiada para las mafias por estar ubicada entre los centros de producción y tráfico de estupefacientes en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia y los grandes mercados de consumo en Estados Unidos y por ser un pasadizo terrestre insalvable para los multitudinarios flujos de seres humanos oriundos de América Latina y el Caribe, África y Asia que ansían llegar a suelo estadounidense.

En ambos fenómenos, México es un país clave para los cárteles mexicanos, colombianos y centroamericanos y para los “coyotes” o traficantes de seres humanos procedentes en su mayoría de Cuba, Haití, África y Asia.

Un informe que la Presidencia de Panamá emitió en su cuenta de la red social de Twitter precisó que Cortizo Cohen viajará en avión a la capital mexicana a las 16:00 horas tiempo panameño (15:00 en el centro de México) y que llegará a las 19:20 a las instalaciones del Sexto Grupo Aéreo del Aeropuerto Internacional Benito Juárez. Todos los horarios están en tiempo de Panamá, aclaró la Presidencia.

Las reuniones entre López Obrador y Cortizo Cohen comenzarán este miércoles en horas del mediodía en el Palacio Nacional, y concluirán a las 13:30. De acuerdo con el programa oficial, Cortizo Cohen acudirá a una comida con su homólogo mexicano y saldrá de México rumbo a Panamá a las 15:00 horas.

El viaje del gobernante panameño será complementado con otro que planea realizar a Cuba en los próximos días.

Fuentes oficiales panameñas confirmaron que uno de los asuntos esenciales de las discusiones entre López Obrador y Cortizo serán los migratorios, ya que Panamá es punto de tránsito y destino de los movimientos de migrantes irregulares que buscan llegar a México para tratar de pasar a EU.

La seguridad y la cooperación internacional para los controles fronterizos ocupará un lugar de preferencia en la agenda de trabajo de ambos jefes de Estado, según las fuentes oficiales.

Al anunciar el pasado 9 de octubre su viaje a México, el presidente panameño dijo que cuestiones como narcotráfico y migración “no se pueden manejar desde un solo país, y hay que buscar la manera de unir fuerzas entre los países”.

Un tema que el mandatario panameño planea analizar con el presidente colombiano, Iván Duque, es el de los flujos irregular de migrantes de Colombia a Panamá por el Tapón del Darién, una zona selvática que comparten ambos países en su frontera común.

Panamá pretende coordinar con Colombia para reducir esos procesos de movilidad.

El Universal