Sigue la matanza en Colombia: asesinan a otros tres líderes indígenas

Asesinan a tres líderes indígenas en Colombia

Alirio Uribe Muñoz, defensor de los derechos humanos, denunció que ayer jueves fueron asesinados tres dirigentes indígenas en Colombia, con lo que suman 234 líderes muertos durante el gobierno del presidente Iván Duque, quien asumió su cargo el 7 de agosto de 2018.

El abogado detalló que los asesinados fueron Oneida Epiayú en Riohacha, en la Guajira; Lilia Patricia García, en el territorio ancestral de Watsalpí, en Nariño; y Constantino Ramírez, líder Embera.

En un mensaje en la red social de Twitter, Uribe Muñoz sostuvo: “Presidente @IvanDuque Hoy 17 de octubre completamos 234 líderes [email protected] en su Gobierno!”.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) confirmó el homicidio del líder indígena del pueblo Embera Constantino Ramírez, fundador de la organización ORIQUIN.

Asimismo, denunció el asesinato de Oneida Epiayú de Uribia, en La Guajira, en el norte de Colombia.

Medios locales informaron el jueves que sicarios asesinaron a la lideresa de la etnia wayúu mientras comía con varias personas en un restaurante del municipio de Riohacha, en el departamento de La Guajira.

Oneida Epiayú había denunciado presuntos actos de corrupción dentro de los programas de alimentación que lleva a cabo el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

De acuerdo con estadísticas de la Defensoría del Pueblo, 196 líderes sociales, comunitarios y defensores de derechos humanos han sido asesinados en Colombia durante el lapso de marzo de 2018 a mayo de 2019.

TelesurTV


Lilia García, secretaria del Cabildo Awá fue asesinada en Nariño

Pese a que los hechos ocurrieron el 13 de octubre, solo hasta hoy se ha informado del asesinato de Lilia Patricia García, habitante del territorio ancestral de Watsalpí quien se desempeñaba como secretaria del Cabildo del resguardo indígena Awá en cercanías a la quebrada Guaguí, parte del corregimiento de Buenavista en Barbacoas, Nariño.

Según la denuncia realizada por la Unidad Indígena del Pueblo Awá (UNIPA), Lilia fue herida por un hombre encapuchado con un disparo de arma de fuego en la espalda mientras se encontraba en el camino que conduce desde la carretera principal del corregimiento de Buenavista, Barbacoas hacia la institución educativa «Los Telembies», lugar en el que estudian niños y niñas que se encuentran en situación de desplazamiento.

Lilia, de 43 años, era secretaria del Cabildo Indígena Awá de Watsalpí y desde hace más de ocho años venía exigiendo a entidades como el INCODER, la constitución legal de Resguardo Indígena, sin que existan avances significativos en el proceso. (Lea también: Asesinato de Gobernador y líder indígena enluta al Pueblo Awá)

Para la familia García, el asesinato de Lilia es una demostración de la persecución de la que han sido víctimas, pues el 25 de junio del 2015 fue asesinado su hijo de 15 años, quien fue reclutado a la fuerza por el grupo de los “Rastrojos”, después de estar a cargo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, entidad que según la denuncia no garantizó su protección. Tras su muerte, Lilia deja 6 hijos menores de edad.

La UNIPA hace responsable de todos los hechos victimizantes que han ocurrido en el territorio al gobierno de Iván Duque debido a la ausencia de garantías en seguridad, protección, salud, educación, alimentación y las continuas amenazas de grupos armados que hacen presencia en la zona como el Frente Oliver Sinisterra.

Contagio Radio


Lideresa wayúu en Riohacha fue asesinada

Las autoridades investigan el asesinato de una lideresa de la comunidad wayúu, en Riohacha, La Guajira. El caso ocurrió cuando la lideresa se disponía a almorzar en un restaurante de la capital de dicho departamento.

Los comensales fueron abordados por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta y quienes, sin mediar palabra, dispararon contra las personas que se encontraban en el establecimiento comercial.

En el lugar falleció la mujer identificada como Eneyda Epiayu, quien recibió un impacto de arma de fuego en la cabeza. En el hecho cuatro personas resultaron heridas, algunas de gravedad.

Según las autoridades, estas personas se identificaron como José González de 60 años de edad, esposo de la víctima y quien se encuentra en estado crítico por las lesiones de sus heridas.

Al parecer esta persona tiene antecedentes judiciales y podría estar vinculada a varios procesos investigativos, entre los años 2011 y 2019, por diversos delitos como concierto para delinquir, uso privativo de elementos de la Fuerza Armadas y homicidio.

Por otro lado, Jorglis González de 46 años de edad, presenta un disparo en el glúteo y al parecer acompañaba a la pareja como escolta personal.

También Harrinson Peña Brito, quien presenta una herida en la mano izquierda y un impacto en el pecho; sin embargo se encuentra estable, según aseguran los galenos. En el acto sicarial también resultó herido un menor de 12 años.

Frente a las hipótesis sobre el hecho sicarial, toma fuerza un conflicto entre clanes de la alta Guajira, donde se ha dado la disputa del territorio; sin embargo, esta versión no ha sido corroborada aún por las autoridades.

Frente a los hechos, el secretario de Gobierno del distrito de Riohacha, Ronald Gómez, indicó que las autoridades intervinieron de inmediato y se esperan resultados por parte de las autoridades.

“No hay una hipótesis clara. Estamos indagando sobre las personas que acompañaban a la occisa y se están verificando los antecedentes”, expresó Gómez.

Por su parte, el director de la Oficina de Asuntos Indígenas, Helión Harens, indicó que los familiares decidieron bajo sus usos y costumbres, llevarse el cuerpo de la fallecida.

“Todo el tratamiento de estos hechos como en el caso de este feminicidio, son tratados por la familia materna de la occisa; es lamentable que las autoridades tengan falencias al no entender que sólo mujeres wayúu pueden tocar a los asesinados”, comentó Harens a RCN Radio/La FM.

Los heridos se recuperan en un centro asistencial de la capital de La Guajira, mientras que el cuerpo de la mujer fue llevado bajo sus usos y costumbres con rumbo desconocido, para realizar el velorio bajo las creencias de la etnia wayúu.

La FM


Asesinan a líder indígena en Calarcá

Indignación, el sentimiento que inundó este viernes a las comunidades indígenas del Quindío y otras regiones, tras conocerse el homicidio de uno de sus líderes, Constantino Ramírez Bedoya.

El ciudadano, que era consejero indígena en la Corporación Autónoma Regional del Quindío, fue asesinado este viernes en horas de la noche, cuando se dirigía al resguardo Dachi Agore Drua en la vereda Vista Hermosa de Calarcá, donde residía.

Hasta este viernes, la versión entregada por las autoridades daba a conocer que Ramírez Bedoya se movilizaba en una motocicleta y fue atacado con arma de fuego por sicarios, que lo estaban esperando en la vía. Los disparos causaron graves daños en órganos vitales y extinguieron su vida.

Ante este crimen, que enluta al departamento del Quindío, distintos sectores del departamento exigieron a las autoridades adelantar las labores pertinentes para esclarecer este caso lo más pronto posible y dar con los responsables de la muerte de este ciudadano, que además era reconocido por su labor como coordinador de justicia de la Organización de Indígenas del Quindío, Oriquín.

Crónica del Quindio


VOLVER