187 exguerrilleros asesinados desde la firma del acuerdo de paz, según la Fiscalía

Crece el asesinato de ex-Farc: este año van más que en todo el 2018

Las disidencias ‘Dagoberto Ramos’ y ‘Jaime Martínez’, que delinquen en el departamento del Cauca, no solo son señaladas de ser responsables de las masacres contra indígenas de la región, el asesinato de líderes sociales y del crimen de Karina García, candidata a la alcaldía del municipio de Suárez, sino que estarían detrás del mayor número de ataques registrados en el país contra excombatientes de las Farc.

Así se desprende de un informe de la Unidad de Desmantelamiento de organizaciones Criminales de la Fiscalía, creada como parte de los acuerdos de paz de La Habana y encargada de investigar los ataques contra los excombatientes de la guerrilla y sus familias.

Según el documento, desde el día de la firma del acuerdo de paz, en noviembre de 2016, hasta la fecha han muerto en hechos violentos 187 excombatientes. De las víctimas mortales, 183 eran hombres, 3 mujeres y un integrante de la comunidad LGBTI. Igualmente se investigan los casos de 42 de sus familiares.

El número de ataques viene aumentando, pues el año pasado, según el informe, se reportaron 75 y en el 2017 fueron 35.

El mayor número de casos investigados se reporta en el Cauca, con 39 muertes de excombatientes; luego Nariño, con 31 muertes; Antioquia, con 22; Caquetá, con 19; Norte de Santander, 17; Putumayo, 12, y Meta, 10. El mayor número de las víctimas eran combatientes rasos, con 136 casos; 49 eran milicianos y dos, excomandantes de bloque.

Martha Jeaneth Mancera, directora de la Unidad encargada de esas investigaciones en la Fiscalía y que completa dos años al frente del cargo tras la creación de ese grupo especial, sostuvo que no han encontrado una única estrategia en los ataques a los exguerrilleros y que cada caso se investiga teniendo en cuenta la complejidad de los territorios en los que se encuentran los excombatientes.

“No hay una sistematicidad, una comunicabilidad de que todas las organizaciones se pusieron de acuerdo para matar a los excombatientes, no; eso no existe. Lo que sí existe son situaciones muy preocupantes en los territorios que matan a los excombatientes y eso obviamente es por la mismas dinámicas de situaciones de rentas ilícitas que están asociadas al territorio con actores al margen de la ley”, dijo Mancera.

Añadió que, por crímenes, los mayores responsables de los ataque son integrantes de las mismas disidencias de la guerrilla. Gracias a las investigaciones del grupo se han logrado judicializar casos en los que se detectó que en 33 de los homicidios el victimario era parte de las disidencias, en 11 el responsable fue el Eln, en 8 el ‘clan del Golfo’, 5 el Epl y 1 ‘los Caparrapos’.

“Es un tema preocupante. Las disidencias son un factor de riesgo muy alto no solamente para los excombatientes, sino también para la población en general y mucho más a los defensores de derechos humanos. Esos grupos están poniendo un número importante de muertos en Colombia”, señaló Mancera.

Sobre el móvil del crimen, la Fiscalía no ha detectado una sola razón y hay casos desde excombatientes que volvieron a delinquir y otros a los que redes ilegales intentaron reclutar y al negarse fueron asesinados.

En el expediente de la Unidad están los casos de Dimar Torres, registrado en Ocaña, Norte de Santander, y por el cual hay varios uniformados procesados, entre ellos un coronel del Ejército, y el de Ciro Alfonso Manzano, familiar de un desmovilizado asesinado en Arauca y por el que fueron capturados ocho uniformados.

Mancera sostuvo que solo se tienen reportes en esos dos casos de uniformados vinculados: “Lo que podemos decir es que esto no es una práctica ni una generalidad, ni que esto está sucediendo digamos que en cada una de las partes del país”.

Añadió que hasta ahora no hay evidencias de que otras personas con mayor rango dentro de la línea de mando estuvieran relacionadas con esos dos casos puntuales.
Igualmente, insistió que ese tipo de casos son de competencia de la justicia ordinaria y no de la Justicia Penal Militar.

Casos aclarados

Mancera sostuvo que los investigadores de la Fiscalía han logrado llegar a una tasa de esclarecimiento de los ataques del excombatientes del 46,28 por ciento, cuando la tasa general del país es del 29 por ciento de esclarecimiento en el homicidio doloso, “Hemos logrado 17 sentencias condenatorias, no solamente de los autores materiales, sino de los determinadores, que es uno de los puntos más importantes”, indicó la funcionaria.

En 85 hechos que ya fueron aclarados por las autoridades hay vinculadas 187 personas, de las cuales 65 se encuentran privadas de la libertad, 14 con sentencia, 13 están en juicio y se concedió un principio de oportunidad para lograr llegar a otras personas vinculadas a un homicidio.

El Tiempo


VOLVER