AMLO y Alberto Fernández: una reunión clave para la América Latina que se viene

957

Presidente electo de Argentina se reunirá este lunes con López Obrador y Carlos Slim

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, se reunirá este lunes en México con el jefe de estado de ese país, Andrés Manuel López Obrador, y con el empresario Carlos Slim, como parte de su agenda de actividades de su primer viaje al extranjero luego de ganar las elecciones generales.

La reunión con el mandatario mexicano está programada para las 11 en el Palacio Nacional, sede del gobierno de México, donde también almorzarán y, posteriormente Fernández dará una conferencia de prensa.

El encuentro -que será privado- no tiene una agenda definida, aunque se espera que dialoguen sobre cuestiones comerciales sin que Venezuela sea un tema central, afirmó Télam.

Fernández y López Obrador han expresado su rechazo a “la intervención externa” en la política venezolana y respaldan la continuidad del diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición como solución al conflicto en Venezuela.

Por la noche, Fernández asistirá a una cena con un grupo de empresarios mexicanos, entre quienes estará Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, dueño de la multinacional de telefonía América Móviles, entre otras empresas, informaron fuentes de la comitiva.

El martes, en tanto, Fernández se reunirá con autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con quienes mantendrá un encuentro por antes de dar por la tarde una conferencia magistral sobre los desafíos de América Latina.

La comitiva que viajó junto al presidente electo la integran su pareja, Fabiola Yáñez; el diputado Felipe Solá -que suena como posible canciller del próximo gobierno-; su vocero, Juan Pablo Biondi y Miguel Ángel Cuberos.

A ellos se sumarán hoy los economistas Cecilia Todesca y Matías Kulfas, miembros del Grupo Callao que asesora a Fernández desde principios de 2018, y de quienes se espera que asistan a la reunión con los empresarios mexicanos.

La visita de Fernández a México, que inició el sábado por la mañana, se extenderá hasta el próximo miércoles, cuando emprenderá el regreso a Buenos Aires, informaron voceros del presidente electo.

Fernández aprovechó su tiempo libre el sábado para visitar algunos atractivos de la ciudad de México, como “La Casa Azul”, el museo en honor a la célebre artista mexicana Frida Kahlo, donde ella vivió junto a su esposo, el muralista Diego Rivera.

El objetivo del viaje será forjar vínculos con el país norteamericano, tanto políticos como económicos y dar espacio a una posible nueva alianza regional entre dos países con gobiernos de similar ideología.

López Obrador fue uno de los primeros mandatarios en felicitar a Fernández por el triunfo en las elecciones del domingo pasado, a poco de conocerse los primeros resultados del escrutinio provisorio.

TV Azteca


AMLO y Alberto Fernández cabezas de nuevo frente progresista en América Latina: Maduro

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador y el mandatario electo de Argentina, Alberto Fernández, están llamados a encabezar “un nuevo frente progresista” en América Latina y el Caribe, afirmó Nicolás Maduro.

Durante su discurso en el encuentro “Antiimperialista de Solidaridad por la Democracia y contra el Neoliberalismo” en La Habana, el presidente de Venezuela llamó a seguir la trayectoria política de López Obrador y Fernández, porque en su opinión “van a jugar un papel clave en el hemisferio”.

Sostuvo en su discurso que “empieza a configurarse una nueva situación geopolítica en la región”, una “nueva ola antineoliberal que tendrá espacios en el futuro (…)”.

A su juicio el “frente progresista” que conforman el Gobierno de México, con Andrés Manuel López Obrador, y el futuro Ejecutivo de Argentina tras la victoria del peronista Alberto Fernández jugará “un papel clave” en los próximos años en la articulación de Latinoamérica.

Y a ello sumó el “frente de los pueblos en la calle”, en referencia a las recientes protestas populares en Chile, Ecuador y Perú, donde la población “irá abriendo camino”.

Sacudiendo culpas

Frente a este escenario, criticó que “el Gobierno de Estados Unidos, estúpido como es, y los imbéciles de la derecha que gobiernan en algunos países dicen que lo que esta pasando en Latinoamérica es culpa del Foro de Sao Paulo, de Maduro y de Raúl (Castro)”.

“Tratan de dividirnos para que no nos podamos ver y encontrar el camino, pero quien puede articular la unión son los pueblos”, agregó, a la vez que defendió que estos “tienen derecho a la rebelión y la búsqueda alternativa”.

También el gobernante cubano apeló a la unidad y a la solidaridad regional frente a los embates de Washington contra Venezuela y Cuba después de arrancar su discurso proclamando: “Con Raúl y con Maduro, a los yankis le estamos dando duro”.

“Trabajando desde lo mucho que nos une, se pueden construir proyectos comunes frente a la agresión imperialista y sus aliados oligárquicos”, consideró Díaz-Canel ante un público en el que se encontraba su predecesor y aún líder del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), Raúl Castro.

Mencionó “las recientes victorias de la izquierda en Bolivia y Argentina, la heroica resistencia de Venezuela y Cuba al cerco económico total y las protestas anticoloniales que le han puesto un freno a las recetas del mercado”, para a continuación subrayar: “no pueden desmovilizarnos otra vez”.

“Los sectores progresistas están conscientes de la urgencia de la unidad si realmente queremos construir juntos un proyecto emancipador antiimperialista, comprometido con la genuina y tantas veces postergada integración”, agregó.

El cerco de EU

Los presidentes de Venezuela y Cuba también denunciaron de nuevo la persecución de EU a sus gobiernos, sobre los que Washington ha incrementado la presión con nuevas sanciones que en el caso de la isla se deben a su supuesto apoyo militar y logístico a Maduro.

“Se nos acusa de sostener a la Revolución Bolivariana, en una trasnochada versión de la teoría de los satélites que en su momento desataron contra la antigua URSS y apelan a ese pretexto para justificar el bloqueo”, señaló Díaz-Canel.

Sostuvo que “Trump y su corte de viejos halcones arremeten contra la Revolución cubana, la Bolivariana, el Foro de Sao Paulo, el sandinismo, los liderazgos políticos de izquierda brasileña, boliviana, argentina y movimientos sociales, populares, progresistas de toda la región”.

“En pleno siglo XXI, llueven amenazas y agresiones de diverso grado sobre todos los gobiernos soberanos que se niegan a servir a la potencia hegemónica para instalar bases militares, entregar sus recursos o ceder a su mandato”, insistió.

Además, como antes había hecho Maduro, el mandatario cubano tachó de “mentiras colosales” las acusaciones a su país y a Venezuela de “promover los levantamientos populares en cualquier esquina del planeta”.

A su vez, el presidente venezolano defendió que sigue en pie “gracias a una legitimidad ganada y una fuerza popular indestructible” pese a que se le acusa de dictador.

“Se nos persigue y se nos acusa de todo para justificar cualquier cosa, un golpe de estado, una invasión, un magnicidio, todo han intentado y no han podido. Nos tienen miedo (…). ¿Por qué tanta campaña, por qué tanto temor, tanta manipulación y mentira?”, preguntó.

Maduro vaticinó asimismo que el chavismo ganará las elecciones legislativas previstas para el año que viene e incluso juró “que así va a ser”

En el foro que hoy clausuraron los dos mandatarios junto a Raúl Castro se aprobó un plan de acción para fortalecer la acción de “de las fuerzas progresistas y de izquierda” que incluye una estrategia de comunicación a través de las redes sociales y acciones concretas de respaldo a Cuba.

Entre ellas destaca una llamada a que el próximo 16 de noviembre se organicen protestas ante las embajadas y consulados de EU en todo el mundo para condenar el embargo sobre la isla.

El Sol de México


La Virgen, Drexler y Lavagna en el domingo de Fernández

En un domingo relajado en la ciudad de México, Alberto Fernández visitó por la mañana la monumental Basílica de la Virgen de Guadalupe y por la noche cenó con el músico uruguayo Jorge Drexler, un amigo con quien nuevamente coincide durante un viaje. Fue el último día de relativa tranquilidad, porque este lunes comenzará a cumplir con su agenda de compromisos que arranca con el encuentro que mantendrá a las 11 en el Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Claro que, más allá de los paseos y las guitarreadas, las preocupaciones de Fernández siguen centradas en los problemas económicos que marcarán el inicio de su gestión. En su entorno remarcaron que piensa en medidas para reactivar el consumo y ponerle plata en el bolsillo a la gente, tal como repitió en cada acto de campaña, pero que no está en estudio ningún megaplan, como trascendió. Por otro lado, confirmaron que el jueves mantuvo un encuentro con el ex ministro Roberto Lavagna para charlar sobre la situación económica, aunque le restan chances de que pueda integrarse al gabinete.

La reunión con López Obrador viene siendo conversada desde la campaña. Alberto Fernández la piensa en el marco del rearmado de un esquema de alianzas progresistas en la región. Pero, además, hay cuestiones de la agenda bilateral que se fueron agregando en las últimas horas que también van a formar parte de la conversación. Hay un ánimo común de profundizar los vínculos comerciales, algo muchas veces planteado pero nunca concretado entre los diferentes gobiernos.

La continuidad de las inversiones de las empresas mexicanas en el país será otro ítem. Fernández se reunirá por la tarde con el millonario Carlos Slim y unas horas después con diez empresarios top con inversiones en Argentina que quieren saber de los planes del presidente electo. Para estas reuniones Fernández trajo a Cecilia Todesca y ayer por la tarde llegó Matías Kulfas. Son sus más claros referentes en el área económica y casi seguro integrantes del futuro gabinete. “Si están acá es por algo”, se limitan a decir en el entorno de Fernández, quien no quiere confirmar nada acerca de sus futuros colaboradores pero da pistas claras a partir de quiénes son sus habituales acompañantes.

Respecto a este punto, quiénes serán los que manejarán la economía en este momento tan crítico, en el entorno de Fernández confirmaron una charla con Lavagna del jueves pasado, algo que conoció durante el fin de semana. Fernández y Lavagna mantuvieron una relación con vaivenes en los últimos tiempos. Luego de su triunfo en las PASO, Alberto Fernández lo elogió públicamente y hasta dijo que a cualquier presidente le gustaría tener un ministro de su calibre en el gabinete. Pero Lavagna le hizo saber a través de un amigo común que esos comentarios le bajaban el precio a su candidatura presidencial. Fernández, que creía que en verdad hacía lo opuesto, se enojó y entonces le cerró la puerta a un eventual llegada de Lavagna a su gestión. Pero después el enojo fue cediendo y ambos mostraron una buena comunicación durante los dos debates.

Fernández dice compartir con Lavagna un visión igual de crítica acerca de lo que fue la administración Macri. Por eso, quiso ir a verlo a su casa para conocer su diagnóstico de la situación y de lo que debería hacer la nueva gestión. Sin embargo, cerca de Fernández descreen que Lavagna ocupe algún ministerio, a sabiendas de lo difícil que resultaría compartir el día a día. Además, desde el sector de Lavagna aseguran que no volvería a Economía como ya hizo en el gobierno de Néstor Kirchner. En definitiva, seguramente tendrá algún lugar de consulta en la próxima gestión, pero casi seguro no un ministerio.

Además de Kulfas y de Todesca, en el entorno de Fernández ponderaron las condiciones de Guillermo Nielsen para cuestiones tan delicadas como la renegociación de la deuda, un tema clave para el arranque del próximo gobierno. Con Martín Redrado no conversó, pero no lo descarta para algún cargo económico. El plan es que durante los primeros cien días de gobierno la gente reciba buenas noticias y el esperado alivio en el bolsillo, todo enmarcado en un acuerdo económico y social que impida que suban los precios. De hecho, el tema tarifario, que ahora vuelve otra vez al tapete, es uno de las cuestiones que quieren revisar.

Pero todo eso quedará para la vuelta. Hoy será el día de la reunión esperada con AMLO, a quien imagina como un aliado importante por el carácter de potencia continental de México y por una visión compartida sobre hacia dónde debe marchar la región, una visión compartida que existió hasta hace no mucho, hasta que llegaron los gobiernos de derecha y volvieron todo para atrás.

Página 12


El cruce de mensajes entre Merkel y Alberto Fernández, con eje puesto en el Mercosur

Tras el diálogo telefónico con el jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, el presidente electo, Alberto Fernández, recibió un mensaje de felicitación por su triunfo de parte de la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, quien destacó que el país europeo “sigue siendo un socio confiable de la Argentina”.

“Nuestra asociación y la cooperación de confianza de ambos países se han desarrollado y profundizado en todos los cambios de Gobierno. En este espíritu, Alemania continuará siendo un socio confiable para su país y para ayudarlo en las principales tareas nacionales, regionales y globales”, afirmó Merkel en el mensaje enviado desde Berlín. Asimismo, le deseó “buena suerte” a Fernández para que “las futuras tareas del Gobierno sean en beneficio de su país”.

En tanto, el Presidente electo agradeció a través de su cuenta de Twitter: “Agradezco a la canciller de Alemania, Angela Merkel, por sus palabras. Ansío que podamos potenciar la sociedad no sólo entre nuestros países sino entre el Mercosur y la Unión Europea, siempre garantizando la protección de los sectores más vulnerables”.

Infonews


VOLVER

Más notas sobre el tema