Balotaje en Uruguay: en plena veda electoral, ex militares llaman a votar a Lacalle y a “extirpar el marxismo”

17

¿Regreso al 73?: “El Marxismo debe empezar a ser definitivamente extirpado del horizonte de nuestro destino nacional”

La difusión -en plena veda electoral- por parte del Centro Militar de un comunicado de corte “fascista” y antidemocrático, en apoyo al candidato de la coalición multicolor Lacalle Pou, se sumó a una serie de hechos protagonizados por uniformados a pocas horas de la segunda vuelta electoral. La virulencia del comunicado, que llama a “extirpar el marxismo” del Uruguay, cuyo lenguaje empleado retrotrae a los años de plomo, provocó la reacción inmediata desde el sistema político y organizaciones sociales. En los últimos días, LA REPÚBLICA informó de sorpresivas marchas a pie de militares fuertemente armados, en ciudades del interior, como Salto y Tacuarembó, camuflados bajo la modalidad de ejercicios de fin de cursos. Los despliegues llamaron la atención de habitantes de la zona bajo la jurisdicción de la poderosa División de Ejército III, comandada por el general Marcelo Montaner, cuya conducta ha sido observada desde el mando superior (ejecución de la muy nacionalista Marcha de Tres Árboles, en la Expo del Prado y una “charla” sobre la Ley Trans convocada en una unidad militar a pocos días del prerreferéndum). En las últimas horas, a través de las redes sociales, se sumó la arenga a las Fuerzas Armadas del ex Jefe del Ejército Guido Manini Ríos, todo lo cual completa un panorama preocupante, que casi no tiene antecedentes en el Uruguay post 1985. Tal vez habría que remontarse a la noche del 22 de diciembre de 1986, para recordar un clima similar cuando el Parlamento sancionó la ley de impunidad, bajo presión militar y la complicidad de blancos y colorados.

La arenga de Manini

En un video que se viralizó en las últimas horas, el ex Jefe del Ejército no dudó en arengar a “los integrantes de las Fuerzas Armadas, a los soldados de todas las jerarquías” para que no voten al candidato del Frente Amplio, sin nombrarlo, y que voten al candidato de la coalición, también sin nombrarlo. “En estos días vemos que aquellos que desde el gobierno sistemáticamente han atacado a la institución armada les piden su voto, son los mismos que han puesto en duda la propia necesidad de que existan fuerzas armadas, son los mismos que hace tan solo un año aprobaron una ley de retiros que afectó principalmente a las jerarquías más bajas, y que este año aprobaron una ley orgánica que desconoce las características de la función militar”, afirmó Manini Ríos en el video. “Son los mismos que no se han cansado de insultar a aquel que viste un uniforme, son los mismos que, despectivamente, llegaron a llamarlos carne con ojos. Hoy les piden sus votos, pintan muros frente a las unidades militares, prometen mejoras que nunca implementarán; en definitiva, se burlan una vez más de quienes visten el uniforme de nuestra patria, a ellos esta vez los soldados les contestamos que ya los conocemos”.

“El fin de una pesadilla”: el comunicado del Centro Militar

En otro frente de la ofensiva antifrentista, el Centro Militar, cuyo presidente el coronel Carlos Silva llamó a votar por Lacalle Pou, difundió ayer -plena veda electoral- un durísimo comunicado contra el gobierno del Frente Amplio que causó un gran revuelo y preocupación en el sistema político así como en organizaciones sociales tales como el PIT-CNT. “Este domingo culminará el proceso de redención de los derechos y valores del pueblo oriental, heridos, socavados, despreciados por 15 años de asonada frenteamplista. Será ese día el punto de llegada de muchos sacrificios, de la lucha despareja contra la arbitrariedad de un poder que se quiso total y absoluto para imponerle al Uruguay un perfil del todo ajeno a su historia, a sus más queridas tradiciones, a sus más profundos principios; pero también será el inicio de un compromiso en favor de la restauración de los vínculos que desde siempre unieron a los uruguayos y que la larga prédica y praxis del marxismo casi ponen al borde de la irremediable bancarrota”, afirmó el editorial que utiliza un lenguaje más propio del Uruguay de los años de plomo. A raíz del impacto que tuvo en las redes sociales, el Centro Militar aclaró ayer que en realidad no se trata de un comunicado oficial de la institución, como informó inicialmente, sino del editorial de una publicación, la revista Nación, titulado “El fin de una pesadilla”, difundido desde su oficina de relaciones públicas. Aclaración mediante, decidió publicarlo íntegramente. “Se tomó la decisión de difundirlo desde el mail institucional porque así se hace habitualmente”, informó a la revista Martes, el presidente del Centro Militar el coronel Carlos Silva, quien agregó que el Centro Militar hará un análisis después de las elecciones. “Los marxistas finalmente se irán del poder y con ellos felizmente se irá el largo rosario de ofensas a la Constitución, el desorden y despilfarro en todos los niveles de la Administración, el consentimiento y estímulo al delito, el intento claro de destruir la familia tradicional, la voluntad por envilecer las relaciones sociales en base al resentimiento y a divisiones artificiales, la corrupción sin límites que le costó al país miles de millones de dólares que fueron a engrosar cuentas personales o arcas partidarias, los oscuros manejos de una política exterior corrupta y obsecuente dictada desde la Habana y financiada con el dinero sucio de la corrupción venezolana, el destrato a las buenas formas, la ordinariez de varios dirigentes que en su soberbia creyeron que podían imponer su credo de suciedad, dejadez y malas palabras”, advierte el comunicado. “Cuando el último de los gobernantes del Frente Amplio deje el poder veremos la estela de varios crímenes cometidos contra el pasado y contra el futuro del país y nos lamentaremos una y otra vez pensando cómo fue que permitimos tanta maldad impunemente por tanto tiempo”. “Lo acontecido con la enseñanza, que ha dado los peores resultados de toda la historia, dejando a los niños y jóvenes inermes para luchar en un mundo serio y competitivo; lo acontecido con la pobreza, que se apostó a perpetuarla por todos los medios; lo que ocurrió en materia de seguridad pública condenando a los habitantes honestos del país al horror del miedo, de la muerte, de la pérdida de sus bienes y de sus libertades; lo que se hizo con la salud, que convirtió a los hospitales no en centro de atención y cura de enfermedades, sino en cajas de financiamiento de los inmorales dirigentes comunistas; lo que se perpetró contra el Derecho y la observancia de las normas son todas injurias que no será fácil reparar. El tamaño y la hondura del mal perpetrado son tan grandes, tienen tal volumen que a priori parece imposible siquiera ponerse a limpiar tanto desastre y empezar a crecer con esperanza.

Sería una enorme injusticia que todos los responsables de esta tragedia que apestó las relaciones y enajenó buena parte del porvenir de los uruguayos puedan irse para sus mansiones y gozar viciosamente de sus comodidades mal habidas sin que nada los conmueva o distraiga de sus goces. Para que esto no vuelva a repetirse, para que nadie se crea que en el Uruguay es posible destruir y menoscabar y humillar sin tener que pagar nada y encima ser premiados con pensiones, puestos en el exterior o asesorías en empresas amigas, algunos tendrán que ser alcanzados por la mano de la ley y deberán dar cumplida cuenta de tales crímenes. No estaría bueno tapar con disimulos o postergaciones una acción del Estado que, en la recuperación de sus valores esenciales, debe dar ejemplo de transparencia, rectitud y fiel observancia de sus deberes.

Queremos decir:

La ley debe caer no suave sino implacablemente sobre los corruptos de toda condición; caer sobre los que entregaron las calles y barrios enteros a los delincuentes para que los administraran a su antojo, sin ninguna molestia; debe caer sobre los que vilmente vendieron en parcelas la política exterior a los intereses de la narcodictadura de Caracas; caer sobre los que fundieron las empresas estatales, sobre los que estuvieron en negocios turbios sirviéndose del Estado y, principalmente, caer sobre los que, como el actual presidente de la República, sistemáticamente violaron la Constitución y los límites que esta impone a su cargo.

Solo así, pensamos, podremos empezar a recuperar la confianza y construir vínculos sinceros y perdurables entre la sociedad y el Estado y entre los ciudadanos entre sí; dos puentes que el marxismo deliberadamente dinamitó en su afán por crear las condiciones propicias para la disolución revolucionaria. Hay que tener firmeza y ser coherentes; no sea cosa que en nombre de una concordia que nunca fue tal perdamos el derecho a hacer lo que corresponde para terminar definitivamente con las muchas dolencias que nos habrá de dejar esa terrible pesadilla llamada Frente Amplio.

El próximo domingo hay que sellar el camino de un nuevo amanecer. El Marxismo debe empezar a ser definitivamente extirpado del horizonte de nuestro destino nacional.

¡Viva la Patria!”

“Lo que se hizo con la salud, que convirtió los hospitales no en centro de atención y cura de enfermedades, sino en cajas de financiamiento de los inmorales dirigentes comunistas”

“Sería una enorme injusticia que todos los responsables de esta tragedia que apestó las relaciones y enajenó buena parte del porvenir de los uruguayos puedan irse para sus mansiones y gozar viciosamente de sus comodidades mal habidas sin que nada los conmueva o distraiga de sus goces”.

La República


El editorial completo

Este domingo culminará el proceso de redención de los derechos y valores del pueblo oriental, heridos, socavados, despreciados por 15 años de asonada frenteamplista. Será ese día el punto de llegada de muchos sacrificios, de la lucha despareja contra la arbitrariedad de un poder que se quiso total y absoluto para imponerle al Uruguay un perfil del todo ajeno a su historia, a sus más queridas tradiciones, a sus más profundos principios; pero también será el inicio de un compromiso en favor de la restauración de los vínculos que desde siempre unieron a los uruguayos y que la larga prédica y praxis del marxismo casi ponen al borde de la irremediable bancarrota.

finalmente se irán del poder y con ellos felizmente se irá el largo rosario de ofensas a la Constitución, el desorden y despilfarro en todos los niveles de la Administración, el consentimiento y estímulo al delito, el intento claro de destruir la familia tradicional, la voluntad por envilecer las relaciones sociales en base al resentimiento y a divisiones artificiales, la corrupción sin límites que le costó al país miles de millones de dólares que fueron a engrosar cuentas personales o arcas partidarias, los oscuros manejos de una política exterior corrupta y obsecuente dictada desde la Habana y financiada con el dinero sucio de la corrupción venezolana, el destrato a las buenas formas, la ordinariez de varios dirigentes que en su soberbia creyeron que podían imponer su credo de suciedad, dejadez y malas palabras.

Cuando el último de los gobernantes del Frente Amplio deje el poder veremos la estela de varios crímenes cometidos contra el pasado y contra el futuro del país y nos lamentaremos una y otra vez pensando cómo fue que permitimos tanta maldad
impunemente por tanto tiempo.

Lo acontecido con la enseñanza, que ha dado los peores resultados de toda la historia, dejando a los niños y jóvenes inermes para luchar en un mundo serio y competitivo; lo acontecido con la pobreza, que se apostó a perpetuarla por todos los medios; lo que ocurrió en materia de seguridad pública condenando a los habitantes honestos del país al horror del miedo, de la muerte, de la pérdida de sus bienes y de sus libertades; lo que se hizo con la salud, que convirtió los hospitales no en centro de atención y cura de enfermedades sino en cajas de financiamiento de los inmorales dirigentes comunistas; lo que se perpetró contra el Derecho y la observancia de las normas son todas injurias que no será fácil reparar. El tamaño y la hondura del mal perpetrado son tan grandes, tienen tal volumen que a priori parece imposible siquiera ponerse a limpiar tanto desastre y empezar a crecer con esperanza.

El presidente del Centro Militar, coronel Carlos Silva Valiente, dijo que en Uruguay están dadas…

Sería una enorme injusticia que todos los responsables de esta tragedia que apestó las relaciones y enajenó buena parte del porvenir de los uruguayos puedan irse para sus mansiones y gozar viciosamente de sus comodidades mal habidas sin que nada los conmueva o distraiga de sus goces. Para que esto no vuelva a repetirse, para que nadie se crea que en el Uruguay es posible destruir y menoscabar y humillar sin tener que pagar nada y encima ser premiados con pensiones, puestos en el exterior o asesorías en empresas amigas, algunos tendrán que ser alcanzados por la mano de la ley y deberán dar cumplida cuenta de tales crímenes.

No estaría bueno tapar con disimulos o postergaciones una acción del Estado que, en la recuperación de sus valores esenciales, debe dar ejemplo de transparencia, rectitud y fiel observancia de sus deberes.

Queremos decir:

la ley debe caer no suave sino implacablemente sobre los corruptos de toda condición; caer sobre los que entregaron las calles y barrios enteros a los delincuentes para que los administraran a su antojo, sin ninguna molestia; debe caer sobre los que vilmente vendieron en parcelas la política exterior a los intereses de la narcodictadura de Caracas; caer sobre los que fundieron las empresas estatales, sobre los que estuvieron en negocios turbios sirviéndose del Estado y, principalmente, caer sobre los que, como el actual presidente de la República, sistemáticamente violaron la Constitución y los límites que esta impone a su cargo.

Solo así, pensamos, podremos empezar a recuperar la confianza y construir vínculos sinceros y perdurables entre la sociedad y el Estado y entre los ciudadanos entre sí; dos puentes que el marxismo deliberadamente dinamitó en su afán por crear las condiciones propicias para la disolución revolucionaria. Hay que tener firmeza y ser coherentes; no sea cosa que en nombre de una concordia que nunca fue tal, perdamos el derecho a hacer lo que corresponde para terminar definitivamente con las muchas dolencias que nos habrá de dejar esa terrible pesadilla llamada Frente Amplio.

El próximo domingo hay que sellar el camino de un nuevo amanecer. El Marxismo debe empezar a ser definitivamente extirpado del horizonte de nuestro destino nacional.

¡Viva la Patria!


“Atenta contra la convivencia democrática”: Rechazo generalizado al documento difundido por el Centro Militar

Varias fuerzas políticas y organizaciones rechazaron totalmente la publicación de un editorial de la revista Nación, escrita por militares retirados, y que además fue difundido la tarde de este viernes desd eun correo electrónico oficial del Centro Militar.

Tanto en el editorial como en la revista en general hacen un descargo de críticas con un fuerte lenguaje contra el Frente Amplio y sus tres gobiernos, que tachan de “antidemocráticos”,

Para la senadora por el Partido Socialista, Mónica Xavier, el mensaje refleja el “rebrote de la cara más oscura de nuestra sociedad, enquistada en una coalición multicolor”, mientras que el senador electo del Partido Comunista, Óscar Andrade, calificó el mensaje como “tremendo”.

El secretariado ejecutivo del PIT-CNT también salió al cruce del editorial al que acusaron de “discurso de odio” que “atenta contra la convivencia democrática” al tiempo que exhortaron al “conjunto de fuerzas democráticas y patrióticas a repudiar estos hechos” y a pronunciarse de “forma contundente ante estos pronunciamientos inadmisibles” y ratifica “una vez más su compromiso de defender movilizados la democracia”.

Manini Ríos y el Centro Militar

Desde Redes Frenteamplistas también la retórica militarista. “Las declaraciones del general Guido Manini Ríos, a pocas horas del balotaje contienen un sinnúmero de mentiras, ofensas y acusaciones sin pruebas; amenazando, fomentando el odio y la división nacional, retrotraen al tiempo en que con impunidad y vergüenza estos mismos personajes atacaban a mansalva a todo opositor a la dictadura”, dice un documento difundido en redes sociales.

Las Redes también criticaron al candidato nacionalista Luis Lacalle Pou por “el silencio prescindente” ante los “desbordes como estos”.

Citado por La República, el sociólogo y analista político, Agustín Canzani, manifestó que “entre el video de Manini y los mails del Centro Militar, está difícil para hacerse los distraídos. Pero bueno, parece que mucha gente se tomó de forma extrema la jornada de reflexión”, dijo.

Salvador Schelotto, subsecretario de Vivienda, también fue cuestionado por el rotativo, y expresó que “si no fuera en este contexto delicado era para tomárselo en solfa. Jurassic Park, fieras vociferando desde la puerta abierta de sus jaulas, pero no”. “Es grave. Pensamiento golpista en su más pura expresión, en 35 años de democracia no se superó”.

La coalición guarda silencio

Miles en redes sociales se han alineado para rechazar el documento, alguno tratándolo de “desestabilizador” y otros incluso de “golpista”.

Muchos exigen que el candidato nacionalista, Luis Lacalle Pou, salga a referirse al respecto pero desde las tiendas nacionalistas no se han emitido criterio alguno, ni por el candidato ni por ninguno de sus líderes.

Tampoco los integrantes de la autodenominada “coalición multicolor”, como Ernest Talvi (Partido Colorado), Pablo Mieres (Partido Independiente) o Edgardo Novick (Partido de la Gente) han dicho nada al respecto.

La Red 21


Manini difunde video dirigido a los integrantes de las FFAA para que no voten a Martínez

Circula en redes un mensaje del dirigente de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, en el que lanza un furibundo ataque al Gobierno en lo referido a su relación con las Fuerzas Armadas.

“Aquellos que desde el gobierno sistemáticamente han atacado a la institución armada hoy les piden su voto”, afirma el excomandante del Ejército en un video de un minuto y medio titulado “Mensaje a los integrantes de las FF.AA.”

“Son los mismos que han puesto en duda la propia necesidad de que existan fuerzas armadas”, dice a renglón seguido. “Son los mismos que no se han cansado de insultar a aquel que viste un uniforme”, agrega.

“A ellos, esta vez, los soldados les contestamos que ya los conocemos”, concluye la arenga del militar retirado.

El mensaje está grabado con la misma estética, y parecería que en el mismo momento en que se hizo uno difundido hace unos días en que convocaba a los frenteamplistas a votar por Lacalle Pou en el balotaje. La diferencia es el uso de campera en uno, mientras que en el reciente está en manga de camisa, y por ahora no está en sus cuentas oficiales.

Uypres


 

Más notas sobre el tema