Bolivia: cabildo de organizaciones sociales desconoce a Añez y convoca a un paro indefinido

Cabildo de organizaciones sociales llamó a paro indefinido contra Añez

El cabildo realizado en la Plaza 14 de Septiembre contó con una presencia masiva de personas que desde la mitad de la tarde comenzaron a concentrarse en el lugar, la multitud aprobó una resolución de diez puntos.

Destacan el desconocimiento al Gobierno de Jeanine Áñez, la abrogación del decreto supremo 4078, el esclarecimiento de las muertes producidas en Sacaba durante los hechos de violencia del reciente viernes y el repliegue del Ejército; ninguno contempla el pedido del retorno al poder de Evo Morales.

Los discursos coincidieron en manifestar que no se sienten representados por los actuales miembros del Ejecutivo. Por otra parte, muchas mujeres expresaron su pesar por las vidas que sectores campesinos y cocaleros perdieron en las últimas jornada.

Sobre las medidas de presión que asumirán en las próximas horas, el cabildo decidió convocar a un paro indefinido en las 16 provincias del departamento, además de un vigilia permanente en la plaza.

Resoluciones del Cabildo:

1. Desconocer a Jeanine Añez y todo su gabinete inconstitucional.

2. Abrogar el decreto supremo 4078 que atenta contra la vida.

3. Hacer un llamado a la presencia del Defensor del Pueblo.

4. Exigen esclarecimiento de (las causas) de los muertos en Sacaba.

5. Exigimos el respeto y el derecho constitucional de la libre expresión, libre transitabilidad y la libre locomoción.

6. Exigimos la liberación de los compañeros que están detenidos y apresados injustamente.

7. El repliegue inmediato de las fuerzas militares, que no atenten contra el pueblo.

8. La expulsión de los señores Carlos Mesa, Luis Fernando Camacho, Waldo Albarracín, Rafael Quispe, Marco Pumari y Arturo Murillo quienes están incitando a la violencia.

9. Pedir a la prensa que sea imparcial y objetiva al momento de transmitir la información.

10. Se declara paro indefinido en las 16 provincias de Cochabamba y una vigilia en nuestra plaza principal.

Red Uno


Jeanine Áñez se reúne con representantes de la OEA

La presidenta interina del estado se reunió esta mañana en el Palacio Quemado con representantes de la Organización de los Estados Americanos (OEA), para definir algunos puntos sobre el próximo proceso electoral.

“La voluntad siempre es buscar la paz, la democracia y procesos electorales justos y libres que cumplan los estándares que exigen las normas sobre los procesos electorales” declaró Rodolfo Piza, representante de la OEA, además de anunciar próximas reuniones con algunos actores políticos.

Se confirmó que el jueves se hará un pronunciamiento oficial a la ciudadanía para informar sobre las recomendaciones y los puntos de vista que la OEA plantea en función de su cooperación en las nuevas elecciones.

Página Siete


Todo puede suceder en Bolivia, advierte Álvaro García Linera

Lo que va a suceder en Bolivia es difícil decir, todo puede pasar: debilitamiento por temor, o quiebre de tolerancias que desate una ola de demanda de desagravio, dijo hoy el exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera.

En una entrevista que publica hoy La Jornada digital, el exdirigente político señala que no cabe la menor duda de que definitivamente Washington está detrás del golpe. No hay otra manera de explicar todo lo que ha sucedido más que en términos de influencias externas, de presiones externas.

El dinero para sobornar a los mandos policiales y militares y financiar un conjunto de protestas al estilo de las clases medias tradicionales que se hacían en Chile contra Allende en los años 70, no salió de los empresarios locales, ha venido del exterior, aseguró.

García Linera consideró que el golpe cívico,policial, militar no está consolidado. En lo formal, hay un gobierno dividido. El Ejecutivo con los golpistas. El Legislativo, tanto Cámara de Diputados como de senadores, con nosotros; tenemos dos tercios en ambas cámaras.

Ninguna ley de convocatoria de elecciones, de nombramiento al nuevo tribunal puede hacerse sin la Asamblea, a no ser que rompan cualquier bipartidismo democrático y se gobierne por decreto, deshaciéndose de la Asamblea.

Por lo tanto, insistió, todo puede suceder: o debilitamiento por temor, o quiebre de tolerancias morales de los afectados que desate una ola generalizada de demanda de desagravio, de reconocimiento, de justicia. Las dos salidas son probables.

Dijo que en medio de la situación está una negociación que se quiere iniciar con Naciones Unidas, embajadores, gobierno y nosotros, en la búsqueda de pacificación. Todos los sectores tienen un tipo de fuerza, de temores, de cohesiones, de divisiones. La correlación de fuerzas se mueve con fluidez.

No me atrevo a decir qué sucederá, expresó. Pero, quiero, otra vez, mostrar mi admiración por la valentía de esas mujeres, jóvenes, de esos hombres que marchan con pecho descubierto, con petardo, con un palo, para enfrentar fusiles de asalto, Kaláshnikov, tanques que están al frente, helicópteros y francotiradores.

Carlos Mesa, Luis Fernando Camacho y el mando policial y militar actual están bañados de sangre. Esa sangre nunca podrá ser borrada. Están dispuestos a matar para mantener el capricho de su voluntad. La historia recordará a Mesa no como un mediocre o un tibio liberal, sino un consumado golpista, denunció.

Está claro que, muy por encima del mando nacional, hay una fuerza que está conduciendo todo. No habría otra manera de explicar los riesgos que están corriendo los actuales mandos policiales, militares y políticos con su aventura golpista.

Hubo matanza. Ningún mando policial ni militar actúa así, dispuesto a correr el riesgo de ser enjuiciado por genocidio en los siguientes años, si no tuviera respaldo de una fuerza superior. Citó a la acción de la OEA de sumarse al golpe e intentar legitimarlo.

La OEA no actúa sola, como una voluntad de países soberanos. Actúa como mandato de un país extranjero. Estados Unidos es el que paga los viajes.

La Época


En busca de salida a la crisis, facilitadores apuran gestiones para el diálogo y el Legislativo apunta a sesionar

Las reuniones para viabilizar el diálogo y un acuerdo de pacificación se intensifican a una semana de que Jeanine Áñez asumiera el poder y en medio de una conflictividad que no cesa y que se cobró en El Alto cinco vidas. En el Legislativo se convocó a una sesión para este miércoles, aunque su realizión es incierta.

Representantes de la Iglesia Católica, de la Unión Europea (UE) y el enviado de las Naciones Unidas Jean Arnault intensifican las gestiones para acercar posiciones en procura de un acuerdo de pacificación y convocatoria a elecciones para desactivar los conflictos desatados por afines a Evo Morales que exigen la renuncia de Áñez.

Una de esas reuniones se realizó en Palacio Quemado entre los facilitadores y Áñez. El objetivo es viabilizar “lo más antes posible un camino de diálogo y concertación hacia unas elecciones nuevas y transparentes”, informó escuetamente el monseñor Eugenio Escarpellini, quien es parte de las gestiones.

Por su parte, León de la Torre, embajador de la Unión Europea (UE) en Bolivia, sostuvo que el fin es lograr una “reconciliación nacional” y dejó entrever que existen “muchas” propuestas para pacificar Bolivia.

“Nosotros no tenemos una postura, solo facilitar que se encuentren las distintas posiciones en una mesa e intentar acercarlas y en eso vamos a seguir trabajando”, remarcó el diplomático en un proceso que aún no tiene frutos.

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, informó de varias reuniones sostenidos con representantes de grupos sociales e incluso con legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS), aunque sin un avance concreto en las cuatro reuniones concretadas con esos legisladores.

Los conflictos se agudizaron después de las elecciones del 20 de octubre por denuncias de fraude. Un informe de auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) determinó irregularidades, lo que avivó el ya complejo panorama que orilló a Morales y a Álvaro García a dimitir y asilarse en México.

La Paz, El Alto y Cochabamba centran las mayores manifestaciones en respaldo a Morales. En Sacaba hubo nueve muertos y en El Alto cinco, luego de la intervención militar-policial. Para el ministro de Defensa, Fernando López, actuaron grupos de “terroristas vandálicos” en el ataque a la planta de carburantes de Senkata, luego de haberse evacuado a un convoy de cisternas con carburantes a La Paz.

Mientras que en el Legislativo aún no hay acuerdos para sesionar y viabilizar una salida legal a la actual situación de conflictividad. “Los asambleístas, la Asamblea Legislativa tenemos la predisposición de ir a una elección y es por eso que el día de mañana (miércoels) estamos convocando a la plenaria de la Cámara de Senadores para encarar un anteproyecto de ley de anulación (de las elecciones) e ir a una nueva elección lo más antes posible”, dijo Eva Copa, quien reemplazó a Adriana Salvatierra en la presidencia del Senado.

Desde lo que fue la oposición también se llamó a sesiones legislativas para este miércoles. La diputada y excandidata a la vicepresidencia por Bolivia Dice No, Shirley Franco, indicó que se consensuó con el MAS la instalación de una sesión de la Cámara de Diputados para llenar los cargos acéfalos en la Directiva.

Los que fueron de oposición ven la posibilidad de que el MAS pretenda rechazar la carta de dimisión de Morales, asilado en México.

Los asambleístas no solo tienen pensado tratar la dimisión de Morales sino la designación de vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), como dar las condiciones para reestructurar los tribunales departamentales.

Copa pidió a los movimientos sociales deponer posiciones radicales y buscar el diálogo. Dijo que por eso suspendieron la sesión convocada para este martes.

“No queremos más muertes, no queremos más sangre”, aseguró y anunció que de ser necesario se trabajará por tiempo y materia para aprobar elecciones nuevas y transparentes.

“Convocamos a deponer posiciones, sentémonos en una mesa de diálogo y llegar a consensos que es lo que busca el pueblo boliviano”, reflexionó.

Franco remarcó que los nuevos vocales electorales, entre ellos siete de carácter nacional, deben ser personas idóneas y que garanticen un proceso electoral transparente.

La Razón


VOLVER