Bolivia: el gobierno de Áñez denuncia penalmente a Evo Morales por terrorismo y sedición

81

Gobierno presenta denuncia penal por sedición y terrorismo contra Morales y Quintana

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, presentó, la mañana de este viernes, ante la Fiscalía de La Paz, dos demandas penales contra el expresidente Evo Morales y el exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

La autoridad explicó que las figuras penales por las que se pide procesar a ambas autoridades son sedición y terrorismo, y se solicitará en ambos casos las penas máximas establecidas en el ordenamiento jurídico, que pueden ir de 15 a 20 años de cárcel.

“Son dos denuncias, una contra Evo Morales, por sedición y terrorismo, y estamos pidiendo la máxima pena, y la otra denuncia es contra el exministro Juan Ramón Quintana”, afirmó escuetamente el titular en puertas del Ministerio Público paceño.

Murillo afirmó que las pruebas para ambas denuncias son las declaraciones de Quintana, que habló de que Bolivia se convertiría en un “Vietnam moderno”, mientras que, en el caso del expresidente, la grabación en la que pide evitar el ingreso de alimentos a las ciudades.

Destacó que al momento redujo en un 70 por ciento la conflictividad en el país, siendo los últimos puntos “álgidos” el Trópico de Cochabamba, donde cocaleros persisten en sus bloqueos, y el distrito 8 en El Alto, zona de Senkata, pero anticipó un plan coordinado con la Defensoría del Pueblo y la Policía para lograr pacificar ambas zonas.

Juan Lanchipa, Fiscal General del Estado, confirmó esta jornada que esa instancia inició una investigación de oficio contra el exjefe de Estado, por la grabación en la que coordina desde su asilo en México los bloqueos en el país, también bajo las figuras penales de terrorismo y sedición.

Ayer, Evo calificó como “montada” la grabación en la que habla con un dirigente cocalero de Cochabamba. “Apelar a la manipulación judicial para encarcelar a líderes antiimperialistas, de izquierda y progresistas, es algo que ya hicieron con Lula, Cristina y Correa”, advirtió.

El Deber


Presidenta urge al Legislativo actuar con rapidez para llamar a elecciones en el tiempo más corto posible

La presidenta Jeanine Áñez urgió el viernes a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) actuar con rapidez en el debate y aprobación de un proyecto de ley que permita llamar a nuevas elecciones generales en el tiempo más corto posible.

“Lo que todo los bolivianos esperamos es que sea de consenso, que sea rápido, porque eso es una demanda nacional. Nosotros hemos puesto todo nuestro esfuerzo para seguir adelante y para cumplir con lo que nos piden los bolivianos”, dijo a los periodistas.

La presidenta Áñez remitió el miércoles a la ALP un proyecto de ley para modificar el sistema legal electoral y dar paso a nuevas elecciones dentro de los 90 días que tiene el Gobierno transitorio tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia el 10 de noviembre.

El partido de Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS), que tiene mayoría en la ALP también presentó otro proyecto de ley, ahora las tres fuerzas políticas (MAS, Unidad Demócrata y Partido Demócrata Cristiano) buscan consensos para aprobar la norma que regirá la próxima votación.

“Yo es pero que en el transcurso del día sí es posible haya un consenso para que de una vez aceleremos los plazos, para que tengamos ya la certidumbre que esperamos, para que nosotros sepamos de una vez cuándo vamos a convocar a elecciones, eso es lo urgente para nosotros”, agregó la primera mandataria.

Bolivia busca superar la crisis política y social que detonó el fraude electoral que el MAS habría efectuado en las elecciones del 20 de octubre para intentar mantener a Evo Morales en el poder.

El Gobierno transitorio espera que las elecciones generales se realicen antes del 20 de enero.

ABI


Gobierno convoca a diálogo a dirigentes de los 14 distritos de El Alto

La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, informó la mañana de este viernes que, junto al Ministerio de la Presidencia, enviaron cartas para entablar diálogo con los representantes de los 14 distritos de la ciudad de El Alto, con la finalidad de lograr que se levante el cerco a La Paz.

“Ayer ya tuvimos algunos acercamientos y el ministro de la Presidencia (Jerjes Justiniano) está dando garantías a este sector, que no van a sufrir persecución política (…) vamos a esperar nuevamente que se pueda instalar esta mesa de negociaciones y que podamos llegar a buenos términos”, dijo la autoridad.

Explicó que no todos los dirigentes están “manejados” por el MAS sino solo los que pertenecen al distrito ocho, donde se encuentra la extranca de Senkata y la planta regasificadora de YPFB, espacio de tensión en los últimos días.

“No todos los distritos están manejados por el MAS, solo uno, el 8, hay garantías para este distrito y esperamos que podamos poner hora para el diálogo”, acotó la ministra, que tuvo un intercambio de ideas con periodistas.

Explicó que a la par de las cartas de invitación al diálogo, se pidió garantías para la labor de los periodistas, que también se vieron afectados por las manifestaciones violentas que intentaron tomar las instalaciones llenas de carburantes.

El Deber


Más notas sobre el tema