Bolivia | Eva Copa Murga, nueva presidenta del Senado: “Elegir autoridades no es un reconocimiento al gobierno autoproclamado”

Ante la autoproclamación de la senadora Jeanine Áñez como presidenta de Bolivia, luego del golpe de Estado contra el presidente constitucionalmente electo, Evo Morales, y las renuncias –algunas públicas y otras con sus correspondientes cartas formales– de los dirigentes que ocupaban puestos en la línea sucesoria, el Poder Legislativo del país necesitó de nuevas presidencias. Ante esta situación, casi inédita en el país, el derrocado Movimiento Al Socialismo (MAS) proclamó a Sergio Choque al frente de Diputados y a Eva Copa Murga como líder del Senado.

La flamante presidenta del Senado, de 32 años de edad, juramentó vestida de negro porque estaba “de luto” y se quebró cuando le tocó dar su discurso por la muerte de los habitantes de la ciudad de El Alto que fueron asesinados en diferentes protestas contra el golpe de Estado. Exigió “respeto” por los pueblos originarios y aseguró que su objetivo era defender la democracia.

A una semana de la caída de Evo Morales y de la instauración de un gobierno de facto, L´Ombelico del Mondo dialogó con Eva Copa Murga. La dirigente estudiantil aseguró que el golpe de Estado contra Evo Morales estuvo “fríamente calculado” y denunció que el país vive “una masacre contra campesinos, la democracia y la libertad de expresión”. Asimismo, reiteró que el MAS busca “pacificar” el país y que busca entablar una “mesa de diálogo” para la realización de nuevas elecciones. Sobre el gobierno de Jeanine Áñez, afirmó: “Es un gobierno autoproclamado transitorio. Lo único que tienen que hacer es ir a una elección”.

–Desde su posición como nueva presidenta del Senado, ¿cómo califica la actualidad de Bolivia?

–Estoy asumiendo en un momento muy difícil. Estamos pasando por una crisis, estamos reestructurando las directivas de las dos Cámaras y estamos haciendo que vuelva a funcionar el Poder Legislativo para poder encarar una nueva elección. Lo que estamos viviendo en mi país es una masacre contra nuestros hermanos campesinos, una masacre a la democracia, a la libertad de expresión. Nuestro ex colega Arturo Murillo salió a declarar que hay una lista de aprehensión contra dirigentes, asambleístas departamentales, diputados y senadores que están saliendo. Realmente es un momento muy difícil porque nuestros hermanos y hermanas están siendo perseguidos políticamente. Nos están amedrentando y eso en una democracia no pasa, como ellos tanto se han llenado la boca.

–¿Cómo analizan desde la bancada legislativa del MAS la lista que mencionó Arturo Murillo?

–Con mucha preocupación y, en algunos diputados, con mucho miedo. Nuestro ex colega tiene que tomar en cuenta que nosotros hemos sido elegidos por el pueblo, por el voto soberano y que no nos hemos autoproclamado. Estamos haciendo las representaciones correspondientes a los organismos internacionales por la vulneración de nuestros derechos, de la libertad de expresión y del libre funcionamiento de la Asamblea Legislativa.

–¿Temen que algunos dirigentes del MAS sean detenidos y perseguidos?

–Sí, hemos visto que algunos ya han sido detenidos. Estamos muy preocupados. Estamos tratando de ver todos los mecanismos legales que tiene la Asamblea Legislativa para poder poner en protección a nuestros hermanos y hermanas que están reclamando su derecho. Ellos se han manifestado pacíficamente como lo establece la Constitución Política del Estado y lo único que quieren es hacer escuchar su voz.

–Algunos sectores tomaron su jura como presidenta del Senado, y la del diputado Sergio Choque como líder de su Cámara, como un reconocimiento tácito de la presidencia de Jeanine Áñez ¿Se puede decir que fue así?

–Las nuevas directivas se han elegido porque teníamos un vacío. No teníamos presidenta del Senado, no teníamos vicepresidente y no teníamos segundo vicepresidente del Senado. Solamente teníamos a los secretarios. En el caso mío, nosotros nos hemos sentado con los dos frentes más que tenemos y hemos podido reestructurar nuestra Asamblea Legislativa. La segunda vicepresidencia la ocupa Carmen Eva González, que es de Unidad Demócratas. El primer vicepresidente es Pedro Montes, del sector minero. Esto no quiere decir que hay un reconocimiento a un gobierno autoproclamado transitorio. Nosotros hemos dado nuestra voluntad política y estamos poniendo toda nuestra predisposición en poder entablar una mesa de diálogo y en poder consensuar, lo más rápido posible, una nueva elección.

–¿La salida a esta crisis es a través de unas nuevas elecciones?

–Toda la población espera que se pacifique nuestro país, que podamos volver a la normalidad y que ya no haya más muertes. Todo esto pasa porque podamos sentarnos a discutir la convocatoria a nuevas elecciones, quiénes van a ser los integrantes del Tribunal Electoral y también pasa por poder sentarnos con estos sectores movilizados para poder ver qué mecanismos podemos utilizar para lograr la pacificación.

–¿Cree que es posible el diálogo con el gobierno autoproclamado que califica al MAS como un grupo que tiene conexiones con el narcotráfico?

–En estos momentos todo se puede decir. A mí me lamenta mucho escuchar este tipo de versiones por parte de ex colegas que ahora son ministros, acusándonos de sedición. Creo que es importante que sepan que su gobierno es transitorio. Este es un gobierno autoproclamado transitorio. Lo único que tienen que hacer es ir a una elección. Ellos pueden decir muchas cosas, pero la realidad que se vive en nuestro país es que hay una persecución contra nuestros dirigentes.

–¿Van a trabajar este martes desde el Congreso en la convocatoria a nuevas elecciones? Hay sectores de la oposición, como Óscar Ortiz, que dijeron que no van a ir porque es ilegítima.

–Si el señor Ortiz no quiere venir es porque no quiere a su país, porque quiere seguir conflictuando más, porque quiere seguir viendo más sangre y más muerte. Nosotros, desde la bancada del Movimiento Al Socialismo, estamos mostrando que tenemos toda la predisponibilidad de poder hacer una mesa de diálogo y encarar estas elecciones.

–¿Tienen una serie de exigencias para la convocatoria de estas elecciones como, por ejemplo, la participación de Evo Morales y Álvaro García Linera?

–Eso lo vamos a debatir en esta mesa de diálogo.

–¿Cómo analiza el proceso que derrocó a Evo Morales? ¿Cree que hubo una planificación?

–Creo que todo estaba fríamente calculado. Ustedes están viendo, la prensa internacional es la que está mostrando el sentir de nuestros pueblos indígenas, originarios, campesinos y trabajadores de cómo un trabajo de 14 años, donde se ha devuelto la dignidad, la voz, y un lugar que correspondía a los pueblos originarios, se ha tumbado con la quema de nuestra Wiphala, con la detención de nuestros dirigentes que lo único que hacen es expresar su opinión. Esto es un amedrentamiento, esto es una forma de cortar la democracia que tenía nuestro país libremente.

–El propio Evo Morales dijo que se sintió traicionado por las Fuerzas Armadas. ¿Usted coincide?

–Al pedir la renuncia el comandante de las Fuerzas Armadas a su presidente, legalmente elegido, es una traición. Nuestro hermano presidente Evo siempre ha dado un apoyo a las Fuerzas Armadas y a la Policía. Ellos tenían reuniones todos los lunes donde veían las necesidades, se les ha dado mucha infraestructura, se les ha dado mucho apoyo. Nuestro presidente se debió sentir traicionado después de haber trabajado tanto y de haber hecho tanto por ellos.

L’ombeico del Mondo


VOLVER