Bolivia: las FFAA condecoran con la máxima distinción a la presidenta de facto Jeanine Áñez

Áñez anuncia el retorno de la doctrina militar apartada de la formación ideológica

La presidenta Jeanine Áñez recibió hoy el reconocimiento de las Fuerzas Armadas en un acto realizado en la Colegio Militar de la zona de Irpavi, en La Paz. Allí agradeció a esta institución por su aporte “al proceso de pacificación de Bolivia” y anunció el retorno de la doctrina militar apartada de la formación ideológica.

“Durante estos últimos años hemos observado que las Fuerzas Armadas se han apartado de su doctrina y han creado instancias educativas ideologizadas que no les han retribuido ninguna enseñanza, pero que han gastado en presupuesto de su institución”, reflexionó.

Luego anunció: “Mi gobierno quiere devolver a las Fuerzas Armadas el rol y prestigio que siempre las ha caracterizado. Para ello vamos a trabajar con países amigos para recuperar programas de capacitación y entrenamiento del más alto nivel, enmarcados en la ciencia militar”.

Durante el gobierno del expresidente Evo Morales se instituyó la denominada Escuela de Comando Antiimperialista General Juan José Torres, de la que en dos años y medio, hasta noviembre de 2018, se graduaron 987 tenientes, 200 oficiales superiores y 167 sargentos.

“Se trabaja la epistemología del sur con un pensamiento crítico sobre la descolonización, un razonamiento lógico con material alternativo porque la calidad de la reflexión está relacionada con la calidad de la información”, describió en ese entonces la directora académica de ese centro, Helena Argirakis, en una entrevista con el diario estatal Cambio (ahora se denomina Bolivia).

Áñez insistió en la necesidad de cambiar esta lógica y agradeció a los miembros de esa institución por su compromiso con la democracia.

“Muchas gracias a todos los miembros de las Fuerzas Armadas por su sólido compromiso con la democracia, por su decisión inquebrantable con nuestra seguridad nacional y por su subordinación a la Constitución y a su pueblo”, afirmó.

En el acto, las FFAA otorgaron a Áñez, capitana general de la institución castrense, la condecoración al Gran Mérito Militar “Cnl. Eduardo Abaroa” en el Grado Gran Cruz de la Orden.

La Razón


Añéz anuncia proyectos de ley a favor de las FFAA y dice que la pacificación del país está en fase final

La presidenta del Estado, Jeanine Áñez, anunció la mañana de este miércoles una serie de proyectos de ley a favor de las Fuerzas Armadas (FFAA) e informó que el proceso de pacificación del país está en su fase final.

“Vamos a tomar las determinaciones necesarias para que las Fuerzas Armadas de Bolivia mejoren sus capacidades en todos los niveles, estamos conscientes de que necesitan una serie de leyes para adaptar sus actuales recursos a los nuevos desafíos mundiales”, dijo la jefa de Estado.

La primera autoridad nacional recibió la condecoración al Gran Mérito Militar “Cnl. Eduardo Abaroa” en el Grado Gran Cruz de la Orden y agradeció la labor de los integrantes de la institución castrense durante el conflicto desatado tras las elecciones generales del 20 de octubre.

“El Gobierno constitucional que presido quiere expresar el agradecimiento a las Fuerzas Armadas, porque en uno de los momentos de mayor tensión en el país no dudaron en salir y con su presencia contribuyeron en el proceso de pacificación de Bolivia”, aseguró Áñez.

Ratificó que el mandato de su Gobierno transitorio es la convocatoria a nuevos comicios transparentes y anticipó que en los próximos días presentará a los vocales designados para los Tribunales Electorales Departamentales. “Cada uno de ellos tendrá el mismo nivel de reputación y credibilidad que tiene el doctor Salvador Romero”, garantizó.

Finalmente, la mandataria dijo que se harán gestiones con países amigos para “recuperar programas de capacitación y entrenamiento del más alto nivel” para las Fuerzas Armadas.

El Deber


Hay tres vías para ampliar mandato de la Presidenta

La prórroga del mandato de la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, es “inminente”, según abogados constitucionalistas. Ante esta situación, se debe evitar el vacío de poder y para esto existen tres vías legales: una ley de emergencia, una norma desde el Tribunal Supremo Electoral (TSE) o un decreto supremo, cada una con sus características.

El primero en mencionar que es prácticamente imposible llegar al 22 de enero con un presidente electo fue el nuevo vocal del TSE, Salvador Romero. Señaló que incluso los 120 días señalados representan que se deberá trabajar de forma apretada.

En estos momentos se está trabajando en el reglamento para la elección de vocales electorales. El legislativo tiene 20 días para elegir a los otros seis vocales del TSE y ellos tendrán 48 horas para sacar la convocatoria a elecciones. Esto sería a mediados de diciembre.

Usualmente se requieren cuatro meses para realizar los comicios y 45 días adicionales en caso de ser necesaria una segunda vuelta. Es decir, es técnicamente imposible que en un mes se haga la inscripción de alianzas, candidatos, análisis de datos y depuración del sistema del Servicio de Registro Cívico.

Es así que para el 22 de enero, cuando termina el mandato constitucional del expresidente Evo Morales, es imposible que se llegue a tener un binomio electo. Entonces, se generaría un vacío que debe ser subsanado por la vía legal.

“Objetiva y materialmente, es imposible llegar al 22 de enero con elecciones concluidas. Por tanto, es absolutamente necesario una prórroga de mandato. En esa fecha, no sólo fenece el mandato de la Presidenta interina, también de los parlamentarios”, precisó el abogado y politólogo Rolando Tellería.

Entonces, con el fin de evitar un vacío de mandato, el abogado constitucionalista Marcelo Arequipa observa tres vías para la prórroga del mandato. La primera consiste en una Ley de Emergencia que considere la situación excepcional por una demora en las elecciones.

La segunda opción es que los nuevos miembros del TSE emitan una norma refrendada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para la prórroga.

Y la tercera vía es mediante un decreto supremo, similar a lo que hizo el expresidente transitorio Eduardo Rodríguez Veltzé. Sin embargo, ésta sería una alternativa con probabilidad de ser muy cuestionada, observó Arequipa.

“No veo necesidad de un decreto supremo, creo que se puede hacer la prórroga con una ley corta y le daría legalidad”, aseveró.

Agregó que es importante que la ley sea consensuada, pues es importante tener en cuenta que el MAS va a seguir con el precepto de que es un Gobierno de facto.

Según Tellería, ninguna norma prevé de manera explícita este tipo de situaciones. Sin embargo, se encuentra de manera implícita en la ley para convocar nuevas elecciones, debido a los plazos señalados. De este modo, se puede aplicar para buscar la vía idónea, legal e institucional para la prórroga de mandato de Áñez.

“Sin duda va a ser necesario ofrecer una salida creativa, institucional y legal y que recoja la voluntad”, Arequipa.

TRANSICIÓN DEBE SER MÁXIMO SEIS MESES

Si bien no existe una norma específica que señale un límite máximo para interinatos, los especialistas ven que seis meses es lo máximo para dar garantías a las instituciones.

“Los interinatos máximo deben ser de seis meses. En varios casos se exceden, como en el Banco Central y YPFB, pero hay que darle sentido institucional y escuchar la voluntad política”, dijo el constitucionalista Marcelo Arequipa.

Los Tiempos


Ministro Justiniano dice que Camacho debe ser candidato

Tras explicar que él es “un aporte” del movimiento cívico al gobierno de transición de la presidenta Jeanine Áñez, el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, consideró este miércoles que Luis Fernando Camacho, el presidente del Comité Pro Santa Cruz, debería ser candidato en las próximas elecciones generales.

Dijo que debería hacerlo en el marco de la construcción de un bloque de unidad y de alianzas estratégicas “en función ya no solamente de la unificación del país, sino del fortalecimiento de la democracia”.

Reveló que el cívico cruceño, con quien trabajó de cerca durante toda la crisis política en su condición de asesor legal del Comité Pro Santa Cruz, aún se resiste a la posibilidad de la candidatura porque considera que para ello es necesario consolidar un bloque de unidad que enfrente al Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Evidentemente, la generación del liderazgo insurgente de Luis Fernando Camacho le obliga a participar en las próximas elecciones, aunque él, hasta el día de hoy, es reacio todavía a ello porque dice que si hay un bloque único…”, afirmó durante una entrevista con la red Bolivisión.

“Creemos nosotros que él debe ser candidato. Todavía (lo estamos convenciendo) y él dice no, si somos un bloque. Todavía yo sigo diciendo que, a pesar de que no seamos un bloque, es necesario, él tiene que cumplir un papel histórico. Él ha asumido un liderazgo insurgente meteórico”, insistió.

Sobre su presencia en el gabinete de Áñez, explicó que llegó a formar parte del equipo de ministros como parte del movimiento cívico que fue puntal en el movimiento ciudadano que derivó en la renuncia de Evo Morales a la Presidencia.

“No debemos negar que, por ejemplo, mi participación en el gabinete de la señora Presidenta es prácticamente un aporte y el habernos brindado a colaborar por parte del movimiento cívico. Particularmente yo no tengo ninguna relación, además de haber tenido un vínculo de carácter profesional con ella hace años, pero fuera de ello no tengo ninguna vinculación con la estructura política que ella tiene”, afirmó.

Recordó que Áñez, antes de asumir el mandato, dijo que asumiría el desafío si tenía el apoyo de los movimientos cívicos. “Y llego a formar parte del gabinete precisamente por eso”, complementó.

La Razón


VOLVER