Bolivia: manifestantes de la oposición secuestran y golpean a alcaldesa oficialista

Turba vandálica echa pintura, corta el cabello y secuestra a alcaldesa de Vinto

Una turba vandálica afín a la alianza perdedora de las elecciones Comunidad Ciudadana (CC) y cívicos de Cochabamba, luego de agredir, golpear y secuestrar a la alcaldesa del municipio de Vinto, Patricia Arce, la trasladaron hasta Huayculli, en Quillacollo, para sobre una tarima cortarle el cabello, echarle pintura y proferir insultos sin considerar su condición de mujer.

Videos de diferentes medios de comunicación de la central Cochabamba, muestran como ese grupo autodenominado “Resistencia Cochala”, cubiertos el rostro con pañuelos o pasamontañas trasladaron a su “centro de operaciones” a la autoridad edil para echarle con tierra, pintura roja, humillarla cortarle el cabello e insultarla por pertenecer a las filas del Movimiento Al Socialismo.

Otro video muestra que la autoridad edilicia está empujada y apretada del cuello con fuerza por sus captores unos minutos antes de su entrega y es obligada a decir que dejará su cargo si el pueblo de Vinto se lo pide.

“Si los vinteños me lo piden. Si lo movimientos de los vinteños vienen y me piden que me vaya me voy a ir”, dice, mientras gritaba con fuerza visiblemente angustiada y llorosa.

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, lamentó las acciones violentas de ese grupo irregular que atacó dijo en un cien por ciento a personas del sector campesino de Cochabamba, sin contemplar su condición de mujeres.

“Estamos haciendo seguimiento a esas agresiones y también estamos preocupados por lo que ocurre con la alcaldesa de Vinto que estaría secuestrada o aislada y sometida a tratos crueles”, dijo a la televisora privada Red Uno.

Pasadas las 17h00 luego de cuatro horas de haber soportado las agresiones de esa turba violenta, Arce fue rescatada por la policía.

La liberación de la autoridad edilicia se realizó en el puente Huayculi del municipio de Quillacollo, y el comandante regional de la Policía, Walter Alvis, fue quien la recibió en una camioneta que luego recibió pedradas.

La alcaldesa de Vinto fue entregada con el cabello cortado, la cara y la ropa teñidos de rojo, mojada y descalza.

El vehículo policial que sirvió para recoger a la autoridad edilicia se dirigió de manera inicial hacia el Comando regional de la Policía en Quillacollo.

ABI


Morales afirma que la lucha de las mujeres indígenas continúa para superar nuevos actos de racismo en Bolivia

El presidente Evo Morales afirmó el miércoles que la lucha de las mujeres indígenas continúa en el país para superar nuevos actos de racismo, que se registran en un contexto en el que grupos de oposición generan odio contra las féminas durante sus manifestaciones en diferentes ciudades del país.

“Como hoy, 1994, la hermana @RigobertMenchu, Premio Nobel de La Paz, reclamó, en #SantaCruz, que las mujeres indígenas sean escuchadas en encuentros internacionales para definir políticas públicas. Esa lucha continúa para superar nuevos actos de racismo contra la mujer de pollera”, escribió en su cuenta en Twitter.

Esta jornada, las mujeres bolivianas, a la cabeza de la Confederación de Mujeres Campesinas de Bolivia ‘Bartolina Sisa’, realizan una marcha en Cochabamba contra del odio y racismo que alientan grupos de la oposición.

En los últimos días, en las ciudades de Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, entre otras, se registraron varios casos en los que manifestantes de la oposición boliviana golpean a mujeres de pollera y con rasgos indígenas que intentaban reclamar su derecho a la libre trasitabilidad y al trabajo.

La semana pasada, la Alianza de Organizaciones Sociales de Mujeres por la Revolución Democrática y Cultural, conformada por mujeres de organizaciones sociales de obreras, campesinas, indígenas, quechuas, guaraníes, trabajadoras, servidoras públicas, estudiantes, luchadoras sociales de larga trayectoria, entre otras, repudió los hechos de violencia ocurridos

ABI


Camacho vuelve a La Paz y el Gobierno dispone un operativo de seguridad

El dirigente cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, vuelve a La Paz esta tarde para intentar entregar, por segundo día consecutivo, una carta para que el presidente Evo Morales presente su renuncia. Ayer no logró su cometido debido a un cerco de sectores afines al Ejecutivo en el Aeropuerto Internacional de El Alto, por lo que ahora el Gobierno dispuso un reforzado operativo policial.

A las 13.00 Camacho salió de la sede de los cívicos para dirigirse al aeropuerto cruceño de Viru Viru. Había anunciado que su retorno a la sede de Gobierno será en un vuelo comercial que está marcado para las 14.30 y que si no logra nuevamente su cometido volverá a intentarlo “los días que sean necesarios”.

Al mediodía granizó en la terminal alteña, por lo que hay reportes de vuelos demorados, según informó la red Uno. La red ATB reportó que, más temprano, un grupo de gente intentó instalar un punto de bloqueo, pero fue dispersado por un contingente policial.

“Si Dios quiere va hacer entrega de esa carta que es un pedido del pueblo boliviano”, anunció el vicepresidente del Comité Pró Santa Cruz, Rómulo Calvo. Camacho prevé participar en un cabildo en La Paz.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció que su despacho dispuso un dispositivo policial para garantizar su arribo a la terminal aérea y su desplazamiento “para que cumpla su finalidad” (entregar la misiva).

“Si el señor Camacho quiere llegar a La Paz, obviamente vamos a tener un dispositivo de seguridad para evitar cualquier tipo de problemas. Si él quiere dejar una carta como ha anunciado se coordinará con sus voceros, con sus coordinadores, para facilitarle esa tarea”, dijo.

Luego remarcó que “eso es lo que podemos hacer, pero nosotros esperamos de que no haya provocaciones, ni a la población alteña, porque yo puedo garantizar la seguridad del desplazamiento, su objetivo de dejar una carta, en fin, pero de las otras acciones ya no me puede hacer responsable, ya serán temas que respondan a la responsabilidad de cada uno de los actores”.

El titular de Gobierno insistió en hacer un llamado a “todos los actores a evitar cualquier tipo de provocación y enfrentamiento”.

La noche del lunes y tal como mandó el cabildo que reunió a varios cívicos, Camacho partió de Santa Cruz en un vuelo comercial junto con seis de sus colaboradores rumbo a La Paz, para entregar la carta a Morales.

Empero, un cerco que instalaron grupos afines al Gobierno en inmediaciones de la terminal, que horas más tarde se trasladó a las puertas de pre embarque en medio de un elevado nivel de tensión, impidió ese cometido. El Gobierno dispuso una avioneta de la FAB para su retorno a Santa Cruz.

Los oficialistas y autoridades del Ejecutivo identifican a Camacho como uno de los actores que alienta un proceso golpista.

La Razón


Almagro reafirma que la auditoría electoral en Bolivia debe continuar

Luego de que un grupo de residentes bolivianos en Londres lo increpara por el trabajo de auditoría electoral que realiza la Organización de Estados Americanos (PEA) en Bolivia, el secretario general de esa organización, Luis Almagro, consideró que ello únicamente ratifica la necesidad de que se realice este estudio para dar certezas al país sobre los resultados de los comicios del 20 de octubre.

“Las protestas por la misión de auditoria me hacen reafirmar la convicción que la misma debe continuar su trabajo. El pueblo de #Bolivia merece toda la certeza técnica, jurídica y política, más necesarias que nunca (Sic)”, escribió este miércoles en su cuenta en la red social Twitter.

Ayer, un grupo de residentes bolivianos abordó al diplomático a la salida de un acto en Londres, cuestionando la labor que realizan en el país los enviados de la OEA.

“Ustedes están amparando dictadores”, le dijo uno de los presentes, a lo que el aludido respondió con un pedido para que se espere el resultado de ese trabajo encargado a una treintena de especialistas y que se espera concluya la próxima semana.

“Señor Almagro ¿qué auditoría están haciendo cuando las actas están en la basura?”, cuestionó una boliviana en un video capturado del momento de los airados reclamos.

“Ustedes tienen que esperar el resultado (de la auditoría)”, se limitó a responder Almagro en referencia a la fiscalización solicitada por el gobierno boliviano para descartar o confirmar las denuncias de fraude.

La Razón


VOLVER