Chile: fuerte rechazo a las nuevas medidas de Piñera que criminalizan la protesta

Contexto Nodal
El 4 de octubre el presidente Piñera anunció el aumento del transporte público en unos 30 pesos (1,16 USD, aproximadamente), lo que provocó que estudiantes secundarios impulsaran “evasiones” en el Metro para no pagar el pasaje. Esa forma de protesta se masificó desde el 17 de octubre y dio lugar a un estallido social en el que salieron a la luz las múltiples demandas del pueblo chileno. La respuesta del gobierno fue la represión y la implementación del Estado de Emergencia y el Toque de Queda. Las movilizaciones, huelgas y cacerolazos continúan en todo el país. Hay numerosas denuncias de violaciones a los DDHH: asesinatos, detenciones arbitrarias, desapariciones y abuso sexual por parte de las fuerzas de seguridad.

Oposición cierra filas y acusa que Piñera “apagó el fuego con bencina” al citar al COSENA

Los senadores y diputados de todas las bancadas de oposición rechazaron la decisión del gobierno del presidente Sebastián Piñera de citar al Consejo de Seguridad Nacional (Cosena) para la tarde de este jueves y lo emplazaron a convocar a un plebiscito para elaborar una nueva Constitución.

Desde el Partido Comunista (PC) hasta la Democracia Cristiana (DC) cerraron filas y señalaron que la reunión de Piñera con los altos mandos de distintas instituciones del país no van en la línea de responder las demandas sociales que se han planteado en las movilizaciones que ya cumplieron 20 días.

Así lo señaló el senador DC, Francisco Huenchumilla, quien emplazó a Piñera a presentar un plan para resolver el conflicto. “Sus medidas de seguridad es apagar el fuego con bencina. La gente quiere saber qué destino tienen sus vidas en este país”, sostuvo en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la diputada PC, Karol Cariola,  acusó que el mandatario se está encerrando en una guerra solitaria contra su pueblo. “El Presidente Piñera ha decidido endurecer su puño. Cita al Cosena en el cual se asesorará por jefes de las FF.AA. y Carabineros, entre otros. En vez se escuchar a Chile, se aísla”, manifestó.

El presidente del PS y senador, Álvaro Elizalde, en tanto, sostuvo que el haber convocado al Cosena es una mala señal. “Chile tiene una pésima experiencia con la Doctrina de Seguridad Nacional”, argumentó.

Desde el Frente Amplio, el diputado RD, Giorgio Jackson, señaló que “cuando le dijimos a Sebastián Piñera que “escuche” nos referíamos a la gente, no a la ultra de su coalición. Con estos anuncios está “apagando” el fuego con bencina. Necesitamos q enmiende el camino y se concentre en demandas sociales y los cambios de fondo que Chile reclama“.

El Descocierto


El Congreso se divide ante la nueva agenda de seguridad de La Moneda

Ante la serie de hechos de violencia registrados las últimas semanas, y en medio de dudas sobre si las policías están o no sobrepasadas, el Presidente Sebastián Piñera anunció una nueva agenda de orden público y seguridad, con el fin de “fortalecer la eficacia del Estado en este campo”.

Si bien el Mandatario aseguró que es tiempo de estar “unidos”, su propuesta -que por lo demás estuvo acompañada de una citación al Consejo de Seguridad Nacional (Cosena)- no generó consensos en el Congreso, a pesar de que incluye iniciativas patrocinadas por senadores de oposición, como el proyecto de ley Antiencapuchados, firmado por José Miguel Insulza y Felipe Harboe. Rápidamente parlamentarios opositores cuestionaron la urgencia que se está poniendo a estos temas, en desmedro de las demandas sociales.

Las razones de la oposición

De hecho, en conversación con 24Horas, el propio Harboe aseguró que esta agenda no es la forma de proceder, pues da la impresión de que La Moneda endurece el trato. Para él, no se puede poner a Carabineros a solucionar un problema que es social. En materia de seguridad, como expuso, lo que urge es que los procedimientos sean llevados de manera efectiva, pues no sirve de nada tener más leyes y ningún detenido por los hechos.

“Como presidente de la Comisión de Seguridad hemos aprobado en tiempo récord varios de los proyectos enviados durante la administración de Sebastián Piñera, soy coautor de uno de los proyectos de la agenda, pero con esto nuevamente está endosando la responsabilidad al Congreso. Si acá no se identifica a responsables, de nada sirve esta agenda, no resuelve el problema”, manifestó el senador.

En conjunto, además, los jefes de las bancadas DC, PPD y PS de la Cámara Alta se sumaron a los reproches. “El Gobierno del Presidente sigue sin entender la molestia de la movilización de la ciudadanía y responde, una vez más, con acciones que buscan criminalizar la demanda pacífica. No tenemos ninguna dificultad en apoyar iniciativas desde el punto de vista de avanzar en materia de seguridad ciudadana, pero hoy, responder a una crisis tan profunda y amplia con una agenda de criminalización, no ayuda a resolver el conflicto”, sostuvo la senadora Yasna Provoste (DC).

Adriana Muñoz (PPD) sostuvo que, con la postura adoptada, el Presidente ratifica sus palabras referente a que “estamos en guerra”. La parlamentaria indicó que “con esto corrobora un intento que surgió desde el primer momento desde que surgieron las movilizaciones, de confundir la protesta con el vandalismo y la delincuencia. Esto es como la guinda de la torta, yo creo que debería reaccionar con mayor seriedad y llamar a un plebiscito para definir una nueva Constitución, el mecanismo para hacerlo y no seguir respondiendo con balas”.

En tanto, senador Carlos Montes (PS) manifestó que, ante el complejo momento que vive el país, se requiere de un Presidente y de una dirección “que entienda lo que está pasando y tomar medidas a la altura”. A su juicio, eso no ha existido, pues hay una “interpretación militarista” que no entiende que se está ante una ciudadanía que quiere cambios. “Hay expresiones violentas que han hecho muy mal a este movimiento, pero con esta agenda y al convocar al Cosena da una señal muy mala, porque convoca a las fuerzas que tienen que tomar decisiones propias de escenario de guerra, de otros escenarios”.

De acuerdo con lo expresado por lo senadores, se requiere de un Mandatario que tenga la calma, que no improvise ni se precipite.

Chile Vamos respalda a su Gobierno

Una posición diametralmente distinta es la que expresaron desde Chile Vamos, conglomerado desde el cual hubo un respaldo generalizado a la determinación del Presidente Sebastián Piñera.

Según expuso el senador Francisco Chahuán, la nueva agenda es una “señal de tranquilidad” para los chilenos que quieren paz social y que se terminen los hechos de violencia en las calles, incluso para aquellos que marchan por sus demandas legítimas. “Los saqueos, la quema de locales comerciales, los encapuchados y la violencia no pueden quedar impune y, por eso, creemos que el paquete de medidas apunta devolver la paz que muchas personas están reclamando de manera urgente”, señaló.

Para el sector, avanzar en esta materia no significa que se deje de lado las medidas de la agenda social, pues “son el corazón” de las exigencias. “Al menos esto da un poco más de tranquilidad a aquellos que están con miedo a lo largo de Chile”, agregó Chahuán.

En los mismos términos, la senadora independiente e integrante de la bancada RN, Carmen Gloria Aravena, sostuvo que las graves situaciones vividas “nos afectan a todos los chilenos y no da para más. Miles de personas están atemorizadas, tienen miedo de salir de sus casas, miedo de perder sus trabajos, y todo como consecuencia de grupos violentistas que buscan desestabilizar a nuestro país. Los chilenos tenemos derecho a volver a vivir en paz, por eso aplaudo las medidas de nuestro Presidente, quien busca condenar con fuerza a quienes cometen este tipo de delitos”.

Durante la mañana de este mismo jueves, varios parlamentarios oficialistas fueron a La Moneda a pedir medidas más potentes en esta materia. “Lo que quieren los chilenos, legítimamente, que se han movilizado, que han demandado mejoras en varios temas, como las pensiones, los sueldos, y otros, es separarse, que haya una línea divisoria de lo que es el lumpen, la violencia y la delincuencia y los saqueos”, comentó uno de los diputados que fue a Palacio, el jefe de la bancada de la UDI, Javier Macaya.

El subjefe de bancada de Evópoli, Andrés Molina, destacó que “cortar un camino, el impedir que los chilenos lleguen a su lugar de trabajo, está trayendo en nuestro país un tremendo problema que lo van a ver luego los chilenos el próximo año, cuando veamos que la productividad, la producción del país, ha caído en forma importante durante estos casi 20 días. Lo que buscamos con la tipificación de estos delitos es justamente proteger a los chilenos más desposeídos”.

Pauta


INDH entrega nuevo reporte sobre heridos y detenidos en las protestas

Un nuevo balance publicó el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) sobre las personas que han resultado heridas y detenidas.

Esto, desde el pasado 17 de octubre y hasta las 12.00 del miércoles 6 de noviembre.

A nivel nacional se registra un total de 1.778 personas heridas en hospitales.

-338 permanecen con heridas por armas de fuego no identificadas

-41 por disparos de bala

-519 por disparos de perdigones

-35 por alcance de balines.

Además, el sumó a otras 177 personas con resultado de heridas en sus ojos.

Respecto a las detenciones, el organismo cifró en 5.012 personas detenidas, de las cuales 549 son menores de edad, 3.524 son hombres y 786 corresponden a mujeres.

Por su parte, el INDH informó que han presentado 219 acciones judiciales, donde cinco corresponden a querellas por homicidio, 19 por violencia sexual y 168 querellas por torturas.

FMDOS


Protestas en Chile: Unicef denuncia que violaciones de DDHH a menores “aumentan de manera constante”

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó sobre vulneraciones de derechos de niños, niñas y adolescentes a causa de procedimientos policiales durante las protestas en Chile que cumplen tres semanas.

El representante de Unicef en el país, Paolo Mefalopulos, declaró a Efe este jueves que la preocupación existe desde los primeros días de protestas.

“A nosotros nos preocupan no solo las detenciones, sino también la subida de los casos de violencia y violaciones de los derechos de menores de edad, niños, niñas y adolescentes. Están subiendo y van aumentando de manera constante”, afirmó.

La agencia de las Naciones Unidas se refirió a un reporte de la Fiscalía que indica que entre el 18 y el 27 de octubre se interpusieron un total de 122 denuncias relativas a presuntas vulneraciones de los derechos de la infancia.

La entidad internacional también añadió que en varias ocasiones no se ha cumplido la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente que obliga a separar a los menores de edad de los adultos en las detenciones.

Según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), ente estatal pero independiente, tampoco se cumplieron los protocolos de actuación policial en el acceso a centros educativos, como sucedió con la incursión de Carabineros en el Liceo 1 el pasado martes.

Las estudiantes se encontraban en el interior del centro manifestándose cuando la Policía uniformada irrumpió disparando perdigones y lanzando bombas lacrimógenas al interior del edificio.

“Los disuasivos químicos solo se utilizarán cuando exista peligro para la integridad física de las personas que se encuentran en su interior o de los funcionarios policiales que intervengan en el lugar”, consigna la norma que establece el uso de la fuerza.

Sin embargo, en esa ocasión los uniformados utilizaron balines de goma y dos jóvenes resultaron heridas, una de ellas con más de 10 perdigonazos en una pierna.

La defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, sostuvo respecto a ese caso que la situación no es sostenible y que “Carabineros de Chile no puede permitirse entrar a un establecimiento educacional a disparar en contra del alumnado”.

En ese sentido, el general director de Carabineros, Mario Rozas, reconoció que hubo vulneración de los protocolos de actuación en la entrada a este centro educacional.

El uniformado implicado, un mayor de la institución policial, fue detenido por el uso no proporcional de la fuerza, según informó la Fiscalía.

El Ministerio Público también anunció en la víspera cargos contra dos carabineros acusados de delito de torturas a un adolescente de 16 años durante los primeros días de protestas, cuando regía el toque de queda en la capital.

Según datos el INDH, desde el inicio de las protestas se detuvieron en torno a 5.000 personas, 549 de las cuales eran menores de edad.

Chile vive un estallido social sin precedentes desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990, con masivas manifestaciones en las calles y que hasta la fecha se ha cobrado la vida de al menos 20 personas, seis de ellas ciudadanos extranjeros.

Cooperativa


Carabineros dispersa con carro lanzaaguas manifestación de estudiantes

A primera hora de este jueves se reunieron unos 300 estudiantes secundarios en el centro de Punta Arenas, en una manifestación interceptando el paso del tránsito vehicular a desde las 8,15 horas en la intersección de avenida Colón y calle Carlos Bories.

Luego de gritar algunas consignas, comenzaron a desplazarse por Bories en contra del tránsito, para tomar dirección luego a la Plaza de Armas. Por más de dos horas mantuvieron su desplazamiento por las calles del centro de la ciudad.

Cuando se disponían a encender barricadas en calle Chiloé con Fagnano y Plaza de Armas con Magallanes, fueron dispersados por Fuerzas Especiales de Carabineros, con uso de carro lanzaaguas y gases lacrimógenos.

El público que se encontraba en las inmediaciones de los bancos de calle Magallanes se vio afectada por el accionar de Carabineros.

La Prensa Rural


Protestas contra Piñera llegan a Sanhattan, zona rica de Chile

Las protestas en Chile contra las medidas económicas del presidente Sebastián Piñera llevan 20 días y ahora han llegado al distrito financiero y zonas acomodadas de Santiago, conocido como Sanhattan.

El centro comercial Costanera Center, ícono del “progreso económico” del país y la torre más alta de América Latina,  se convirtió en el nuevo destino del mensaje que enarbolan los manifestantes, quienes denuncian las profundas desigualdades sociales de Chile.

Hasta este miércoles el distrito financiero había permanecido ajeno a las manifestaciones, pero finalmente estas llegaron a barrios ricos como la Providencia. La represión tampoco se hizo esperar con los Carabineros, quienes han sido acusados de violaciones a los derechos humanos, incluidas torturas sexuales a mujeres.

Sanhattan es una zona llena de rascacielos con fachadas de vidrio, donde hace vida la población adinerada del país. “Costanera representa el capitalismo puro, el poder de los empresarios y todo lo que han abusado y robado”, dijo Tomás Pizarro, una de las personas que marcharon al emblemático edificio desde el lunes pasado.

Antes de la llegada de los manifestantes, el Costanera instaló alambres de púas y persianas metálicas a su alrededor. Esto no amainó las protestas.

“Queremos medidas reales y cambios reales, queremos que Piñera renuncie”, agregó Pizarro. Las protestas en Chile iniciaron en octubre en respuesta a un alza de 30 pesos (menos de un dólar) en el precio del pasaje del metro de Santiago, que días más tarde anuló el presidente Sebastián Piñera.

Sin embargo, la respuesta represiva del Estado hizo que los manifestantes extendieran las protestas a otros reclamos sociales, como salarios justos, pensiones dignas, atención médica y educación gratuita. Hasta ahora el presidente Piñera ha respondido con medidas que no satisfacen a la población, mientras que continúa la represión en las calles.

Las protestas también exigen una Asamblea Nacional Constituyente y la renuncia de Piñera, quien ha sido presidente de Chile dos veces y es un multimillonario con una oficina gestora de patrimonio familiar en el famoso Sanhattan.

teleSUR


VOLVER