Chile: la oposición se une para exigir una Asamblea Constituyente tras otra jornada con dos millones de personas movilizadas

Contexto Nodal
El 4 de octubre el presidente Piñera anunció el aumento del transporte público en unos 30 pesos (1,16 USD, aproximadamente), lo que provocó que estudiantes secundarios impulsaran “evasiones” en el Metro para no pagar el pasaje. Esa forma de protesta se masificó desde el 17 de octubre y dio lugar a un estallido social en el que salieron a la luz las múltiples demandas del pueblo chileno. La respuesta del gobierno fue la represión y la implementación del Estado de Emergencia y el Toque de Queda. Las movilizaciones, huelgas y cacerolazos continúan en todo el país. Hay numerosas denuncias de violaciones a los DDHH: asesinatos, detenciones arbitrarias, desapariciones y abuso sexual por parte de las fuerzas de seguridad.

Oposición se une por primera vez y pone en jaque a La Moneda: Plebiscito, Asamblea Constituyente y Nueva Constitución

En medio del estallido social que ya va en su cuarta semana en Chile, la oposición -desde la Democracia Cristiana al Frente Amplio- selló esta jornada una inédita declaración de unidad en donde ratifica que el camino para salir de la crisis es “Plebiscito, Asamblea Constituyente y Nueva Constitución”. Mientras, en el lado del oficialismo, las cosas son distintas, porque en lugar de abrirse al diálogo, la UDI optó por poner condiciones y notificó al Gobierno que está disponible para una negociación solamente “si hay restablecimiento del orden”.

La oposición golpeó la mesa ante la propuesta del Gobierno de ofrecer la fórmula de Congreso Constituyente para avanzar hacia una nueva Constitución, una alternativa que el bloque de centroizquierda e izquierda considera del todo insuficiente. De acuerdo a la oposición, la fórmula que contempla la Asamblea Constituyente es la única alternativa para responder a las demandas de participación ciudadana que se ha expresado en la calle.

La declaración lleva la firma de los otrora socios de la ex Nueva Mayoría (Partido Comunista, Partido Socialista, Partido Demócrata Cristiano, Partido Por la Democracia y Partido Radical), además de los frenteamplistas Partido Revolución Democrática, Partido Comunes Partido Liberal, Partido Convergencia Social y Partido Humanista,
además de Partido Ecologista Verde, Partido Igualdad, Partido País Progresista y Federación Regionalista Verde Social.

“La propuesta de un Congreso Constituyente por parte del Gobierno, se aleja de la demanda popular por participación y deliberación en la importante tarea a la que nos enfrentamos. Tanto para la opinión pública, como para expertos y organizaciones de la sociedad civil la Asamblea Constituyente es el mecanismo más democrático para garantizar una amplia participación ciudadana que otorgue plena legitimidad al proceso”, indica la declaración.

Luego, los partidos de oposición subrayan que la AC es un “órgano deliberativo e institucional, con delegados y delegadas electas democráticamente, con inhabilidades para asumir cargos futuros, debe ser convocado única y exclusivamente para redactar un nuevo texto constitucional que deberá ser sometido a referéndum”.

En un llamado al Ejecutivo, plantean que “el Gobierno debe comprender que las y los ciudadanos movilizados en las calles de todo el país, exigen participar de este proceso histórico. Cerrar la puerta a la participación ciudadana constituye un nuevo y grave error del Presidente Sebastián Piñera. A estas alturas sería una ceguera inexcusable, que la historia condenará con rigor. En este momento, el camino para construir el futuro es Plebiscito, Asamblea Constituyente y Nueva Constitución”.

Las condiciones de la UDI

Pero durante la tarde hubo una segunda declaración. Esta corrió por cuenta de la UDI, que optó por condenar la Huelga General de este martes, hizo énfasis en los hechos de violencia, y eligió el camino de poner condiciones al Gobierno para contar con su apoyo en caso de negociación. “Hoy ha sido un día especialmente duro, que  se ha traducido en que millones de chilenos no han podido llegar a sus trabajos, se han visto amenazados en su integridad física y que  tienen miedo”, indica el texto.

De este modo la UDI ratifica su postura más dura y de aislamiento dentro de Chile Vamos, a diferencia de Renovación Nacional, partido que desde el estallido social ha destacado dentro del oficialismo por grados ascendentes de conexión con el movimiento ciudadano y sus demandas de Nueva Constitución.

El punto central de la declaración gremialista señala que “queremos decirle a Chile y a nuestro gobierno: La UDI no está disponible para negociar mientras no cese la violencia. Cualquier conversación democrática solo se puede llevar a cabo en un ambiente de paz. La UDI  pone como condición para cualquier diálogo  el restablecimiento del orden”.

El gremialismo cargó contra la “izquierda extrema y anti democrática”, a quien atribuye la “violencia”. Así, señala que “en la UDI levantamos la voz para decir Basta;  basta de violencia, basta de odio, basta de intransigencia. ¡Queremos un país en paz!! Donde puedan convivir las distintas ideas, donde entre todos construyamos  un Chile más justo”.

El Mostrador


Mesa de Unidad Social cifra en 2 millones las personas movilizadas en el país

La Mesa de Unidad Social cifró este martes en 2 millones las personas movilizadas en el país, en el marco del llamado a Paro Nacional que se registró este martes por parte de sectores portuarios, educación, servicios públicos, salud y construcción.

Respecto del balance, además la Mesa de Unidad Social dijo que el 90% del sector público adhirió al paro y sobre un 60% del sector privado, en contraste con lo que dijo el gobierno que habló de una baja adhesión.

“Esta movilización de hoy, que busca ser un ultimátum al gobierno, es clara y precisa, es que no queremos Congreso Constituyente y que nuestra apuesta es construir una nueva Constitución vía Asamblea Constituyente”, explicó la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa al realizar un balance de la convocatoria.

Por su parte, Luis Mesina, de la Agrupación No + AFP, advirtió al gobierno que “de no mediar un anuncio contundente en los próximos días, vamos a evaluar todos los dirigentes que estamos aquí en Unidad Social, la convocatoria a una huelga general indefinida que haga posible efectivamente la restitución del derecho fundamental más grande que estamos creando hoy día que es la paz”.

A su vez, Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, sostuvo que “si no se programa un Plebiscito donde se consulte sobre la Asamblea Constituyente, y esto incluye el llamado que están haciendo los alcaldes, nosotros no estamos dispuestos a avalar un tongo de ese tipo, un tongo significa para nosotros que se hagan preguntas sobre aspectos secundarios y no se pregunte sobre lo fundamental, que es cómo quiere la ciudadanía de Chile que se configure esta nueva Constitución”.

Publimetro


Piñera anuncia reintegración de policías retirados y plebiscito ratificatorio de nueva constitución

El presidente de la República, Sebastián Piñera, anunció durante la noche de este martes acuerdos por la paz, justicia y nueva constitución.

Además, anunció querellas contra personas que hayan incitado o participado en delitos y actos de violencia en los últimos días, por Ley de Seguridad del Estado, a través del Ministerio del Interior.

“A pesar de todo el esfuerzo desplegado por Carabineros y PDI, el orden público ha sido vulnerado y la seguridad ciudadana no ha sido respetada”, remarcó.

Por ello anunció la reintegración de los policías recién retirados para que colaboren con las fuerzas policiales.

En ese contexto, llamó a acuerdos políticos, entre los que incluyó un acuerdo por la paz, para combatir una violencia que “nos ha hecho tanto daño”.

También un acuerdo por la justicia para avanzar con la agenda social, lograr menos abusos y más igualdad.

A ello añadió un acuerdo por una nueva constitución, con un plebiscito ratificatorio, donde señaló que la ciudadanía será también parte de la elaboración de la nueva carta magna, aunque “dentro del marco de nuestra institucionalidad”.

Reunión de emergencia

Previamente, sin la presencia del Presidente, se reunieron la vocera Karla Rubilar y el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, a cuyo encuentro se sumó el subsecretario de la misma cartera, Rodrigo Ubilla.

A la cita llegó rápidamente a La Moneda el ministro de Defensa, Alberto Espina, y finalmente se sumó el Mandatario, quien había dejado el Palacio durante la tarde, pero que volvió a última hora del martes.

Allí, junto a sus asesores más cercanos, analizaron los incidentes registrados esta tarde en el país, tras lo cual oficializaron las medidas anunciadas.

Sin embargo, fuentes de La Moneda admitieron a Radio Bío Bío que durante la cita se evaluó la opción de volver a decretar Estado de Emergencia, tal como se rumoreó previamente, pero finalmente se descartó esa vía.

De todos modos, el Mandatario hizo hincapié en el inicio de su discurso en la importancia del reestablecimiento del orden público.

Biobio


Nueva Constitución: Gobierno confirmó que se considerarán cabildos del proceso de Bachelet

La ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, confirmó este martes que en el proceso para tener una nueva Constitución que lleva adelante el ejecutivo se considerarán los cabildos del proceso constituyente que impulsó Michelle Bachelet en su segundo Gobierno (2014-2018).

“Valoramos enormemente el proceso constituyente de la ex Presidenta Bachelet en sus cabildos y van a ser considerados”, ratificó.

La secretaria de Estado hizo un llamado a “acercar posiciones” y “ponernos de acuerdo” respecto al mecanismo para cambiar la Carta Magna.

También dijo que valoran “enormemente los cabildos autoconvocados, los diálogos autoconvocados que se están generando en todo Chile” y ratificó que el Ejecutivo apoyará “la consulta ciudadana (constitucional) de los alcaldes” de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) que se realizará los días 7 y 8 de diciembre.

Las conversaciones del ministro Blumel

En paralelo, el ministro de Interior, Gonzalo Blumel, tiende puentes con la oposición para buscar acuerdos respecto al mecanismo para cambiar la Carta Magna.

El secretario de Estado tuvo una reunión con diputados de la comisión ad hoc, a la que se sumó una extensa conversación durante la noche del lunes con los senadores José Miguel Insulza (PS), Felipe Harboe (PPD), Francisco Huenchumilla (DC) y el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD).

El Ejecutivo sólo está dispuesto a llegar hasta una convención constituyente, que es una fórmula mixta entre actuales congresistas y miembros de la sociedad civil electos para ello, pues la UDI ya confirmó que no pondrá sus votos para una Asamblea Constituyente.

El senador Huenchumilla insiste en que La Moneda debe abrirse a que sean los ciudadanos los que definan una nueva Constitución

“A mí me parece que después de todo lo que ha pasado en estos últimos 40 años, creo que tenemos que volver a la soberanía popular y a mí me parece que la mejor salida es tener un órgano elegido completamente por la gente, en una votación democrática, donde se elijan los constituyentes, donde se puedan dictar las leyes que regulen adecuadamente esto y podamos tener un proceso ordenado y que nos dé unas nuevas reglas del juego, una Constitución democrática, republicana”, aseveró.

“No hay que demonizar ningún tipo de procedimiento”

También hay conversaciones al interior de la oposición porque buscan consensuar una sola postura, pues desde el PC y el Frente Amplio promueven la Asamblea Constituyente como la única vía.

El senador Harboe pidió flexibilidad tanto al Gobierno como al interior de la oposición, indicando que “no hay que demonizar ningún tipo de procedimiento”.

“Aquí lo que vamos a buscar es un mecanismo de participación y el Gobierno tiene que estar abierto a cualquier alternativa, pero estos son recién la voluntad de diálogo y nada más”, aseveró.

Indicó que han planteado con el “presidente del Senado que debiésemos tener un plebiscito de entrada, que los ciudadanos decidan, no en una reunión a puertas cerradas, no en una manifestación, en una votación abierta, regulada”.

Cooperativa


INDH reporta 93 víctimas de violencia sexual: 40 de ellas son mujeres, incluso una embarazada, y 16 niñas

Hasta el momento el Instituto Nacional de Derechos Humanos ha presentado 53 acciones legales por tratos crueles, inhumanos y degradantes con violencia y connotación sexual, durante estas tres semanas de estallido social.

El jefe de la Unidad Jurídica del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Rodrigo Bustos, explicó que este tipo de denuncias involucran tocaciones, amenazas, insultos o comentarios degradantes sobre el cuerpo o orientación sexual de las personas y otros tipos de abusos por parte principalmente de funcionarios de Carabineros durante el proceso de detención.

“Esto ya lo hemos señalado: está en contra no solo de los tratados internacionales de derechos humanos y los derechos establecidos en la Constitución Política, sino que incluso de los propios protocolos de Carabineros de Chile, ya que el protocolo 4.5 de Carabineros, aprobado el 4 de marzo de este año, prohíbe expresamente que se desnude a las personas detenidas y esa es una de las practicas que más reiteradamente hemos podido recibir como denuncias en las últimas tres semanas”, manifestó Bustos a El Mostrador.

El INDH ha presentado 52 querellas, más un amparo constitucional, por lo tanto las cifras hablan de 53 acciones judiciales por malos tratos y torturas con violencia sexual. De ese total de acciones, las víctimas ascienden a 93, porque hay querellas que representan a más de una persona.

Del total de las víctimas, 40 corresponden a mujeres, una de ellas estaba embarazada, 30 son hombres, 16 son niñas y 7 son niños.

Las 53 acciones judiciales se han presentado en contra de distintos agentes del Estado, cinco en contra de militares, una en contra de Policía de Investigaciones y el resto contra Carabineros.

La organización revela además que estas cifras son históricas, puesto que las denuncias de carácter sexual que han abordado en 25 días de movilizaciones nunca habían sido vistas en los nueve años de historia del instituto. A lo largo de esos nueve años habían presentado solo 16 querellas contra Carabineros por violencia sexual, en cambio en las tres semanas que llevan las protestas han presentado más del triple de querellas por este motivo.

El representante del INDH finalmente señaló que “el Estado de Chile tiene obligaciones en esta materia de acuerdo a los tratados internacionales de derechos humanos y la verdad es que este incremento exponencial en las denuncias por este tipo de prácticas, donde además hay en varios casos patrones comunes de actuación por parte de agentes del Estado, claramente nos muestra que el Estado hasta el momento no estaría actuando con la debida diligencia para prevenir la violencia contra las mujeres impartida por la fuerza de orden y seguridad. De esa manera se estaría incumpliendo con la obligación de garantía de los derechos humanos que tiene el Estado de Chile como el resto de los estados que tienen tratados internacionales”.

El Mostrador


VOLVER