Colombia | Pese a las masivas marchas, Duque confirma la reforma tributaria y rechaza el desmonte del Esmad

Lo que aleja y lo que acerca a Gobierno y a los líderes de las marchas

El presidente Iván Duque anunció ayer que al menos dos de las peticiones que están haciendo los lídere de las movilizaciones sociales no se podrán cumplir: el retiro del proyecto de ley de la reforma tributaria y el desmonte del Esmad.

El tema más inmediato parece ser el trámite de la reforma tributaria, la cual se espera que empiece a ser debatido la próxima semana en el Congreso. De hecho, Legislativo tiene previsto comenzar el lunes el estudio del proyecto de ley de crecimiento económico –o reforma tributaria– que busca salvar algunas normas de la ley de financiamiento que tumbó la Corte Constitucional el pasado 16 de octubre.

La iniciativa, cuya discusión debió comenzar el martes anterior, ya tiene ponencia para ser discutida y votada por las comisiones económicas del Congreso y varios expertos económicos han advertido la necesidad de que sea aprobada.

Sobre este tema, el presidente Duque dijo ayer en la W Radio que si esa reforma “no continuara” su trámite “estaríamos volviendo a esa carga tributaria” que había antes de la ley de financiamiento. “No podemos dejar que la economía colombiana esté en tela de juicio o tenga incertidumbre. Por eso el debate es constructivo y en la institucionalidad que corresponde”, afirmó.

Con el aval del Gobierno, al proyecto le fueron incorporados la devolución del IVA a la población más vulnerable, la reducción de los aportes a salud que hacen los pensionados con mesadas hasta de un millón de pesos y tres días sin IVA.

Y en cuanto al desmonte del Esmad –una petición que han hecho el Comando Nacional de Paro, los sindicatos y los líderes estudiantiles– el mandatario argumenta que “hay más de 100 países que tienen escuadrones antidisturbios, estos grupos están para proteger a las personas (…) El Esmad hace parte de la Fuerza Pública al servicio de los colombianos. No se puede desarticular”.

Y aunque hay temas en los que las partes guardan distancia, también existen otros en los que parecen acercarse. Por ejemplo, la lucha anticorrupción, un propósito nacional. Desde hace más de un año el Gobierno Nacional presentó un conjunto de proyectos de ley que responden a la consulta contra este flagelo, realizada en agosto del año pasado, algunos de los cuales han ido avanzando en el Congreso. Pero otros se han encontrado un camino espinoso en el Legislativo.

Entre los que no han tenido obstáculos se encuentra el proyecto que obliga a los congresistas y altos funcionarios del Estado a hacer pública su declaración de renta y bienes. El pasado lunes, la plenaria de la Cámara de Representantes le dio el último debate a esta iniciativa.

Igualmente, hay temas laborales en los cuales el Ejecutivo –y el Centro Democrático, el partido de gobierno– han venido acercándose, como, por ejemplo, la eliminación de la propuesta que pretende establecer contratos de trabajo diferenciales para los jóvenes.

La exclusión de esta iniciativa vino por parte del expresidente Álvaro Uribe, quien impulsa un proyecto de ley sobre diferentes aspectos laborales.

El Tiempo


Más de 10.000 personas marcharon desde distintos puntos de Bogotá

El Comité del Paro y varios colectivos sociales saldieron hoy a las calles a manifestarse en contra del Gobierno Nacional y en rechazo a los posibles abusos de la fuerza pública, que ya cobró la vida del joven Dilan Cruz. La convocatoria de esta jornada de protesta fue anunciada desde el martes 26 de noviembre, después de que los integrantes del Comité del Paro (entre ellos representantes del movimiento estudiantil, Fecode y la CUT) decidieron levantarse de la mesa de diálogo con el presidente Iván Duque, debido a que consideraron que el Gobierno no tiene la disposición de escuchar y atender las demandas de los ciudadanos.

09:20 p. m.

Se registraron disturbios en la carrera séptima con calle 17. Los enfrentamientos fueron protagonizados por agentes del Esmad y manifestantes que participan de la jornada del paro nacional.

09:00 p.m.

Continúan las manifestaciones en distintos puntos de la ciudad. En la calle 80 con carrera 98 avanza una manifestación de, aproximadamente, 120 personas que caminan hacia el occidente con dirección al Puente de Guadua. Frente a la estación de Transmilenio La Campiña, 150 personas caminan hacia la alcaldía local.

En la Autopista Norte con calle 170 continúan las movilizaciones con un aforo de aproximadamente 1.000 personas. En el Parque de los Hippies aún permanecen unas 3.000 personas que a lo largo del día se han manifestado con acciones artísticas. En la Avenida Caracas con 76 sur, se tiene el registro de una concentración de 50 personas. En la calle 19 con cuarta, lugar donde Dilan Cruz resultó herido, hay otras 50 personas.

07:30 p.m.

Según el último reporte de Movilidad, a esta hora marchan más de 10.000 personas en toda la ciudad. Los principales puntos de concentración son el Parque de los Hippies (3.000 personas), la Autopista Norte (6.000 personas) y la Plaza de Bolívar (1.000 personas).

07:20 p.m.

La Plaza de Bolívar ha sido otro de los puntos protagónicos en las marchas de este 27 de noviembre. Tal ha sido su afluencia que a esta hora es tendencia en Twitter. Allí las personas se han manifestado en paz. Los que han sacado provecho a la jornada han sido los vendedores informales, quienes han abastecido a los manifestantes con alimentos, pitos y banderas, entre otros productos.

6:40 p.m.

“¿Y dónde está la plata? se la robaron. ¿Y quién se la robó? el títere de Uribe”, estas son las arengas que se escuchan a esta hora sobre la Autopista Norte, una de las principales vías de la capital en la que se reunen más de 8.000 personas.

6:30 p.m.

La marcha que se dirige al norte sigue sumando gente. A esta hora son alrededor de 8.000 personas que ocupan la calzada exclusiva y troncal, sentido sur-norte. Hasta donde se conocer, contemplan tomar la calle 170 al occidente, hasta la bibliteca Julio Mario Santodomingo. De igual fomrma, en la carrera séptima con calle 32 se concentran alrededor de 80 personas, afectando toda la calzada.

6:00 p.m.

En el Parque de los Hippies se mantiene la concentración pacífica. En la Carrera séptima con calle 45 cerca de 900 personas bloquearon la via.

5:00 p.m.

Cerca de 7.000 personas avanzan por la Autopista Norte. Los manifestantes de las universidades Externado, Distrital, Javeriana y Nacional, Se contempla como destino la calle 116.

4.00 p.m.:

Al ritmo de “Colombia tierra querida” y de la Novena Sinfonía de Beethoven, los músicos dieron inicio al “Plantón Sinfónico”, en el Parque de los Hippies. El Espectador habló con el director de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio de Música de la Universidad Nacional de Colombia, Tetsuo Kagehira, sobre este evento y aseguró que la muestra es una invitación a que los colombianos se unan alrededor de la cultura, la hermandad y la libertad.

3:00 p.m.:

Las concentraciones en la capital se han venido desarrollando sin alteraciones al orden público. En este momento, en el Parque de los Hippies, localidad de Chapinero, los manifestantes empiezan a concentrarse. En el lugar, donde se realizará el “Plantón Sinfónico”, se reúnen músicos que ya organizan las partituras y tocan sus instrumentos.

En el centro de la ciudad, cada vez más personas van llegando a la Plaza de Bolívar. Un grupo de manifestantes, de al menos 1.000 personas, que vienen por la Avenida Caracas con calle 45, se dirigen hacia este punto.

Por su parte, el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, anunció que una comisión operativa de la entidad, conformada por más de 300 funcionarios acompañarán las movilizaciones en el país. Carrillo aseguró que “la protesta social tiene éxito en la medida en que sea pacífica, y va a ser un fracaso si está salpicada de violencia”. Los funcionarios ya se encuentran en la Plaza de Bolívar.

Además, un grupo de manifestantes se encuentra realizando un plantón en la intersección de la calle 72 con Avenida Caracas. La movilización, que viene desde la Universidad Nacional, se dirige hacía la calle 100 con Autopista Norte.

1:00 p.m.:

Los manifestantes que salieron desde el Parque Nacional comienzan a llegar a la Plaza de Bolívar. El recorrido de esta movilización estuvo marcado por muestras artísticas y centenares de protestantes marcharon pacíficamente. En el lugar, se reúnen jóvenes, músicos, líderes indígenas y estudiantes que rechazan los abusos de la fuerza pública y los asesinatos a líderes sociales y defensores de derechos humanos.

12:30 p.m.:

Con demostraciones artísticas, musicales y con un ambiente en completa tranquilidad, los estudiantes de la Universidad Pedagógica que se movilizaban por la calle 72, subieron por la carrera séptima y llegaron a la calle 42, donde se encontraban estudiantes de la Universidad Javeriana y Distrital.

11:00 a.m.:

La marcha que inició desde el Parque Nacional avanza por toda la carrera séptima y por el momento, se encuentra en la calle 28, el aforo es de al menos 1.000 personas. Líderes indígenas, estudiantes, sindicatos y trabajadores de la Rama Judicial participan en esta nueva jornada de movilizaciones.

Además, la Universidad de los Andes y del Rosario anunciaron que sus “brigadas jurídicas” (compuestas por abogados de los consultorios jurídicos de cada institución) estarán acompañando a los estudiantes que participen en esta jornada de protestas.

10:00 a.m.:

Hasta el momento, el Parque Nacional es el lugar donde se concentra el mayor número de ciudadanos. El Distrito estima que al menos 500 personas se están movilizando por toda la carrera séptima hasta llegar a la Plaza de Bolívar. Además, se presenta una manifestación en los alrededores de la Universidad Externado, con un aforo aproximado de 200 personas. En el lugar, se encuentran gestores de convivencia y Policía de Tránsito.

El Espectador


Dilan, Brandon y Juan David: rostros de la ausencia de garantías para los jóvenes en Colombia

Los casos de los estudiantes Dilan Cruz, Juan David Rojas y el testimonio del soldado Brandon Cely, quien se habría suicidado tras anunciar su apoyo al paro y ser acusado por sus superiores de «izquierda extremista» y un «disociador», son un ejemplo de la realidad que viven los jóvenes con menores oportunidades en Colombia.

Al homicidio de Dilan Cruz, quien falleció como resultado del uso desmedido de la fuerza de agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), se suma el de Juan David Rojas, un estudiante de séptimo grado del colegio Alfonso López Michelsen quien fue asesinado el 22 de noviembre en medio de las protestas populares que tenían lugar en el barrio Bosa El Recreo.

Según explica Willie Carmona, profesor de la localidad, si bien el asesinato del joven, no fue una acción directa de un agente del Estado sino probablemente de un actor delincuencial, sí se da en el marco de las protestas que se han desarrollado en la localidad en medio del paro, pese a que tanto él, como Dilan se movilizaban por exigir los mismos derechos, su caso no ha alcanzado la misma trascendencia en la opinión pública.

«La noticia no ha tenido el bastante eco porque pareciera que se busca que pase como una muerte de tantas que suceden en este país y no en el marco de las protestas del paro» inquiere el profesor quien agrega que este caso obedece a una lógica de todos los territorios populares de Colombia, en las que «producto de un modelo económico que excluye a grandes capas de pobladores y en particular a los jóvenes que no tienen garantías de acceso al trabajo, a la salud, a la recreación o una vivienda digna y que terminan inmersos en contextos donde perviven la delincuencia común o el microtráfico.

Tampoco hay garantías para los jóvenes en el Ejército

Otro ejemplo de la difícil realidad que enfrentan los jóvenes de Colombia son los más recientes casos de dos soldados del Ejército Nacional quienes han expresado su inconformismo defendiendo al paro nacional y su derecho a la educación. El primero, Brandon Cely de 21 años quien tras ser estigmatizado por las autoridades de su institución al expresar su apoyo al paro nacional y denunciar las falencias de la Fuerza Pública, anunció que terminaría con su vida, soñaba con ser médico pero nunca tuvo las condiciones económicas para lograrlo.

El segundo caso, el de Juan Sebastián Mendieta soldado del Batallón de infantería 39 quien realizó otro video apoyando el paro y que al negarse a borrarlo fue transferido a Bogotá y del que se espera exista nueva información pues el expresar su inconformidad y apoyar las protestas le conllevaría.

«En la práctica, lo único fijo para un joven de un sector popular a los 18 años es prestar el servicio militar, situación que no aplica para los estratos 4, 5 o 6, que tienen otras posibilidades» señala el profesor quien reitera la necesidad de que en Colombia el prestar el servicio obligatorio no exista. (Lea también: La Objeción de Conciencia, un derecho ignorado en Colombia)

Ausencia de oportunidades para la juventud

El profesor Carmona argumenta que en Colombia, las personas entre los 18 y 24 años son quienes tienen una mayor dificultad a la hora de encontrar un trabajo bien remunerado, mientras que en Bogotá, tan solo el 4% de la población egresada de colegios públicos tienen acceso a la educación superior, una estadística que resalta cómo jóvenes como Dilan Cruz quien se encontraba finalizando su bachillerato o Brandon Cely quien aspiraba a estudiar medicina no tenían garantizado un acceso a la educación de cara a un Estado que permanece indolente ante esta situación.

«Cuando uno crece se estrella con una realidad social donde no hay empleo, no hay seguridad social, ni posibilidad de continuar sus estudios, y donde la agresión y estigmatización es diaria en los territorios ¿qué oportunidad tiene un joven en este país?», sentencia. (Le sugerimos leer: Las razones para pedir el desmonte del ESMAD a 20 años de su creación)

Aunque los casos de estos jóvenes es la realidad que viven miles en el país, el profesor resalta la otra realidad que comienza a dibujarse y es que en gran parte de los seis días de paro y movilización han caído sobre los hombros de los jóvenes, «tenemos esperanza de que esta juventud despierte de ese letargo, son las dos caras de la moneda», concluye el profesor.

Contagio Radio


Madre de Dilan Cruz envía carta y pide que su hijo no quede en el olvido

Yenny Alejandra Medina, mamá del joven Dilan Cruz pidió en una carta enviada al presidente Iván Duque Márquez que haya justicia y que Colombia no olvide que su hijo falleció soñando con poder estudiar.

“Pido justicia por lo sucedido y que la muerte de mi hijo no quede en el olvido”, aseguró en la misiva.

Desde la cárcel El Buen Pastor, a donde fue trasladada desde Cali (Valle del Cauca), la madre del joven le pidió directamente al Jefe de Estado que brinde los espacios y los mecanismos que permitan a niños y jóvenes, formarse con mejores oportunidades.

“Me dirijo a su despacho, señor presidente, con el fin de rogarle encarecidamente por lo sucedido con mi hijo; más oportunidades para la educación especialmente con aquellos jóvenes de bajos recursos con mucho potencial, con sueños, con proyectos para cumplir”.

También le envió un mensaje a los integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad): “En cuanto a los funcionarios del Esmad, les pido que sean un ejemplo de paz, ya que la violencia no soluciona las cosas y les pido que sean cuidadosos al momento de usar sus elementos, ya que por el mal uso de ellos se produjo la muerte de mi hijo, el dolor y el sufrimiento de toda una familia”afirmó.

Medina dijo que permanece privada de la libertad por un delito que es excarcelable que la separó de sus hijos y de la posibilidad de acompañarlos en su formación, por lo que le hizo un llamado a Duque para que los procesos penales que se adelantan contra padres y madres cabeza de familia sean revisados y se tenga en cuenta la necesidad de formar a los niños dentro de un hogar.

“He perdido la oportunidad de acompañar, cuidar, apoyar a mis hijos; sé que los seres humanos cometemos errores pero pido soluciones para todas las personas que enfrentan la misma situación”.

“Sé que muchas de las mujeres que están privadas de la libertad son también madres cabeza de familia y en algunos casos, también los padres se encuentran en una cárcel y no existe acompañamiento para los niños y jóvenes; desafortunadamente no existe una revisión jurídica en los procesos, donde se den posibilidades y oportunidades de gozar de una familia y donde los privados de la libertad, no se sientan olvidados”, agregó.

La angustiada madre reconoció en su hijo a un gran luchador y aseguró que se siente orgullosa de la vida de Dilan: “Sé que mi hijo Dilan luchó por sus sueños y por los de que un país, porque desde niño se dio cuenta de la falta de oportunidades en su hogar, empezando por su madre, debido a la discapacidad auditiva que enfrento desde que nací”.

“Me cerraron muchas puertas y no me dieron oportunidades de empleo, me tocó como pude luchar por mis hijos para ayudarlos a salir adelante, hasta donde pude; es por esta razón que pido de corazón al gobierno que existan posibilidades para nosotros los padres, buenos empleos para los jóvenes, con estudios superiores gratuitos, con verdaderas posibilidades de pago, donde se les asegure su futuro profesional”, agregó.

También dijo que es necesario que a los adultos mayores se les garantice los derechos a la salud y a la pensión. En nombre de su hijo, Medina le hizo una solicitud especial al presidente Duque

“Señor presidente, pido que se escuche a los estudiantes, a los privados de la libertad, a los ancianos, discapacitados, madres cabeza de hogar y a todos los ciudadanos que nos dirigimos a usted, con el fin de dar solución a nuestras necesidades como colombianos y así por medio del diálogo, se pueda cumplir el sueño de todo un país”.

“Por favor, recíbalos”, le insistió a Duque.

En su misiva también agradeció a los amigos de su hijo por el apoyo que la familia ha recibido desde que el joven de 18 años fue llevado al hospital San Ignacio: “Les pido que no dejen de soñar y que busquen el diálogo con el gobierno, ya que la violencia desata más violencia, prueba de ello mi hijo”.

Como un desahogo a un momento de angustia, le envío también un mensaje a Colombia: “Agradezco a todo un país por la solidaridad y el apoyo que nos han brindado, Dios escuche sus oraciones”.

Resaltó la labor del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), que le permitió trasladarse desde la cárcel de Cali hasta El Buen Pastor para despedirse de su pequeño hijo. Aseguró que espera la respuesta del presidente Duque y que sueña con que sea efectiva.

Finalmente, terminó con un contundente mensaje: “no más violencia, sí al diálogo, al amor y a nuevas oportunidades, son las mejores armas”.

La FM


Cacería de manifestantes por barrios aledaños al Portal Norte empañó un calmado 27N

Y es que más allá de las afectaciones de tráfico, los manifestantes que se caminaron toda la Autopista Norte casi desde donde comienza, en Los Héroes, hasta pasar la calle 170, se mantuvieron en orden y calma, tocando cacerolas y cantando, como sucedió en otras partes de la ciudad horas antes.

En ese punto, el Esmad y la Policía aguardaban y procedieron a dispersarlos con un procedimiento que ya se ha convertido en constante durante el paro nacional; usando explosiones aturdidoras y gases lacrimógenos que convierten la calma en una desbandada generalizada.

Así se registró en redes el momento en que la situación se comienza a salir de control, al lado del Homecenter de esa zona:

Fue en ese sector que se registró un incidente que dejó a un joven gravemente herido en circunstancias que están todavía por aclararse, pero que diversos testimonios relacionan con la forma en que procedió el escuadrón antidisturbios.

Sin embargo, las denuncias que se replicaron en redes muestran que la Policía persiguió a muchos de los manifestantes que se adentraron en el barrio Nueva Zelandia.

Las sirenas y el revuelo despertaron a los vecinos del sector que registraron cómo algunos agentes no solo perseguían sino que golpeaban a algunos de los jovenes que huían:

Pulzo


VOLVER