Comenzó el escrutinio definitivo de votos y Lacalle ya empieza a delinear su gabinete

Así comenzó el escrutinio definitivo departamental

Este martes la Corte Electoral inició el proceso del llamado escrutinio definitivo o departamental con 10 mesas escrutadoras conformadas por 8 funcionarios y 3 delegados de cada formula presidencial. Entre urnas naranjas,sobres y mesas colmadas de participantes, atentos a cada movimiento, comenzó la apertura de los sobres.

Caras y Caretas Portal dialogó con el presidente de la Corte Electoral, Josè Arocena, quien contó como comenzó el trabajo y de qué se trata. “La mañana se usó para todo lo que es preparación y logística y a las 15.00 horas empezaron a trabajar las mesas escrutadoras”.

Según informó Arocena, lo funcionarios electorales son los que dirigen el escrutinio y frente a ellos están ubicados los representantes de las fórmulas presidenciales quienes tienen el rol de seguir atentamente el escrutinio realizado por los funcionarios que deben revisar todos los votos en blanco y mostrar que los sobres están vacíos. También se analizarán los sobres anulados y causales de anulación. “En esta instancia puede suceder que alguno de los miembros que están en representación de las formulas presidenciales decidan recurrir a alguna anulación de voto. Es decir, puede haber un voto considerado mal anulado y allí se procede a presentar un recurso ante la mesa. Si la mesa no esta de acuerdo, ese recurso va a la Junta Electoral”, explicó.

Una mesa de la Junta Electoral esta reunida permanente recibiendo los recursos que le envían las diferentes mesas . “Si la junta acepta el recurso de los representantes de las formulas, se valida la hoja y vuelve a la mesa para ser contada. Si estiman que el recurso no debe tenerse en cuenta porque el voto esta bien anulado, y hay desacuerdo entre delegados y la junta, ese voto va a la Corte Electoral”.

Una vez que reciben ese voto en el edificio central, donde llegan las hojas de todo el país, 9 ministros allí reunidos deciden si esa hoja es valida o no. Cada uno expone su criterio y se vota por mayoría o unanimidad. Esa decisión es definitiva.

Al consultar a algunos delegados que estaban trabajando en el lugar, pudimos saber que la mayoría de los votos anulados eran sobres que contenían las listas de ambas formulas, por lo cual estarían bien descartados.

Con respecto a los votos observados, que se encuentran también en las urnas, en sobres azules y con un elástico, se separan por urna y se trasladan hacia la comisión de votos observados. Quienes trabajan en esta área abren el sobre azul que contiene la identificación y lo cotejan con archivos de la Corte Electoral para saber si la persona esta habilitada para votar. En caso positivo, se acepta el observado y el sobre vuelve como voto valido a la mesa de la cual salió.

Arocena informó que esos votos validos se cuentan al final del proceso. “Si vamos a tener tres días de escrutinio, se contarán el jueves y los resultados estarán hacia el viernes de mañana o al mediodía”, adelantó asegurando que dependen de la cantidad de recursos que se presenten.

Consultado sobre cuando podrían proclamar el presidente electo, respondió que eso sucederá en la medida que lleguen los resultados de las 129 juntas electorales, que deben ser chequeados y puestos en un acta. “Luego de esa instancia recién tendremos los elementos para proclamar”, concluyó.

Caras y Caretas


Corte Electoral aspira finalizar el escrutinio de los observados entre viernes y sábado

El escrutinio primario de los votos del balotaje del pasado domingo 24 de noviembre determinó que -sin contabilizar los observados- sobre un total de 2.427.462 votos emitidos, el candidato nacionalista, Luis Lacalle Pou obtuvo 1.168.019 sufragios. Mientras que el candidato frenteamplista logró 1.139.353 votos. Lo cual es una diferencia de 28.666.

Los votos en blanco fueron 36.996 y los sobres con hojas de votación anuladas en su totalidad alcanzaron los 53.619.

Mientras que la cantidad de votos observados llegó a 35.229.

Debido a que la diferencia entre los dos candidatos es menor a la cantidad de votos observados, es necesario aguardar a su escrutinio final para conocer quién será el nuevo presidente de la República.

Este martes 26 de noviembre, los funcionarios de la Corte Electoral comenzaron a estudiar las causales de votos observados.

Fuentes de la Corte Electoral manifestaron a LARED21 que se aspira que el escrutinio departamental, incluido los votos observados, culmine entre viernes y sábado.

Seguramente Montevideo y Canelones serán los últimos departamentos en finalizar el escrutinio departamental, porque son los que tienen más circuitos para analizar, estudiar y revisar.

Por ello, la proclamación será en los primeros días de diciembre.

Votos observados

Existen dos tipos de votos observados, ellos son: “observado por identidad” y “observados simples”.

Un voto es “observado por identidad” cuando un miembro de la mesa receptora de votos o un delegado partidario considera que la persona que concurrió a votar no es quien realmente dice ser.

Si hay dudas sobre la identidad de esa persona, se la deja votar pero en forma “observada por identidad” y se le toma impresión digito pulgar.

Asimismo, un voto es “observado por identidad” cuando la persona no exhibió la credencial cívica y figura en el Padrón Electoral pero no está en la Hoja Electoral.

Mientras que las causas de “votos observados simples”, son debido a que los delegados de mesa y custodias (personal militar y policial) pueden votar fuera de su circuito, y también aquellas personas que hayan votado en un circuito rural que no le corresponde.

Los votos observados son los últimos que se escrutan, porque primero hay que estudiarlos.

A medida que se van abriendo las urnas, los votos observados pasan a una mesa especial cuyos integrantes pertenecen a la Corte Electoral y estudian si la inscripción cívica de esos votos observados está vigente o no, si la persona está habilitada o inhabilitada, después verifican si es observado simple o por identidad y en este último caso se analiza la impresión digito pulgar para verificar que efectivamente es la persona que le correspondía votar.

“Todo ese estudio lleva un tiempo, entonces recién cuando se terminan todos esos estudios y se abre la última urna y sale el ultimo voto observado, entonces recién ahí comienzan a escrutarse”, explicaron fuentes de la Corte Electoral.

Es decir, cuando se escrutan esos votos observados es porque ya se revisaron todas las urnas y se verificó todo lo que tiene que ver con los anulados, en blancos, y que coincidan todos los números con los reportes informáticos que fueron enviados oportunamente a la Corte Electoral.

Puede ser que en los departamentos con pocos circuitos, como Flores o Lavalleja se esté terminando antes la tarea de revisión de las actas, y tal vez el jueves se puedan escrutar los votos observados.

Anulados y en blanco

Al abrir las urnas se extraen los observados y la planilla de votos observados, las hojas de votación anuladas y los sobres en blanco.

Por ello, además de analizar cada voto observado y que los números coinciden en el acta correspondiente, también se muestran las hojas de votación anuladas y los sobres en blanco.

Los votos anulados son cuando: en un sobre hay dos hojas una de cada una de las fórmulas presidenciales, tres o más hojas idénticas de una misma fórmula, una hoja cortada en varias partes o dobladas muchas veces.

Esas hojas anuladas se exhiben a los delegados partidarios.

Podría haber ocurrido la anulación de una hoja por un pequeño corte en una de sus puntas, en ese caso un delegado podría recurrir la decisión de la mesa de anular ese voto, por considerar que no fue la intención del elector romper la hoja y pudo haber sido rota al introducirla en el sobre o al sacarla del mismo.

En ese caso, el recurso pasa a la Junta Electoral la cual confirma lo que decidió la comisión receptora de votos al anular el voto o deja sin efecto la anulación y por ello hace lugar al recurso. Si la Junta confirma el recurso, el mismo debe ir a la Corte Electoral que tiene la última palabra.

La Red 21


Lacalle Pou estudia posible integración de su gabinete ministerial

Si bien entre viernes y sábado se conocerán los resultados del escrutinio departamental, en las últimas horas se han manejado posibles nombres para la integración de un futuro gabinete ministerial de la coalición multicolor.

Previo a las elecciones, Lacalle Pou había confirmado que en caso de ser electo presidente, la economista Azucena Arbeleche sería designada como ministra de Economía y Finanzas. Mientras que Pablo Da Silveira ocuparía el Ministerio de Educación y Cultura, y Pablo Bartol el Ministerio de Desarrollo Social.

Posibles designaciones

Por otro lado, en las últimas horas trascendió que en las próximas dos semanas Lacalle Pou anunciará la integración del resto de su gabinete, es decir luego de la proclamación oficial de la Corte Electoral de la fórmula presidencial ganadora.

De todos modos, se han manejado diversos nombres para integrar los ministerios, que pasarían a ser 14 en lugar de 13, ya que se crearía el Ministerio de Medio Ambiente (separado del actual Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente).

Según trascendió, el colorado Ernesto Talvi podría ser designado como ministro de Relaciones Exteriores.

Javier García estaría al frente del Ministerio de Defensa Nacional; y Jorge Larrañaga sería el ministro del Interior.

Mientras que Luis Alberto Heber podría ocupar la cartera de Transporte y Obras Públicas.

Entretanto que el colorado Carlos María Uriarte sería designado como ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Asimismo, el también colorado Isaac Alfie podría ser el futuro director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), según informó El País.

Mientras que Álvaro Delgado sería designado como secretario de la Presidencia o como ministro de Industria, Energía y Minería.

Por el momento no se manejaron nombres para los ministerios de: Turismo, Trabajo y Seguridad Social, Salud Pública, y Vivienda (estos dos últimos podrían ser para representantes de Cabildo Abierto.

La Red 21


«Seremos una oposición responsable, seria y constructiva», dijo Miranda

El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, habló en las últimas horas en conferencia de prensa de varios temas, entre ellos sobre la decisión de no reconocer el triunfo de Lacalle Pou el domingo.

“La actitud era la que había que tener. Con total responsabilidad y lógica era no dar por perdida la elección”, dijo el presidente del FA en referencia a que la cantidad de votos observados que restan escrutar es mayor a la diferencia entre Lacalle Pou y Martínez.

“Nosotros entendemos que no corresponde asumir la declaración de ganó tal o ganó cual”, agregó.

Además, el presidente del Frente Amplio confirmó que si Luis Lacalle Pou gana la elección y le ofrece a la izquierda participación como representantes de la oposición en los entes autónomos y organismos de contralor del Estado, la respuesta será afirmativa.

Finalmente y analizando lo que fueron las elecciones de octubre y del balotaje, Miranda dijo que «nos sentimos orgullosos que tras 15 años de gobierno, prácticamente la mitad de la población haya respaldado esta propuesta política. Si la Corte Electoral, porque así lo decidió la ciudadanía, marca que seamos oposición, seremos una oposición responsable, sería y contructiva.», dijo Miranda.

Caras y Caretas