Continúan las protestas y la represión en Chile mientras Piñera afirma: “Traté de compatibilizar el orden público con los DDHH”

“Chile no se vende”: miles de manifestantes vuelven a reunirse en Plaza Italia

Desde las 17:00 de este jueves miles de personas comenzaron a llegar hasta Plaza Italia para una nueva jornada de manifestación.

Con asistencia mayor a la de ayer, los grupos comenzaron a reunirse en las cercanías del monumento al general Baquedano y de la avenida Andrés Bello, por el sector del Parque Forestal.

Con enfrentamientos en el sector de Vicuña Mackenna, Carabineros ha hecho uso de los carros lanza gases y lanza agua contra manifestantes.

Minuto a minuto

19:38 En otros puntos de la capital se repiten manifestaciones. En Plaza Egaña grupos realizan cacerolazo.

18:48 FFEE continúa intentando dispersar a manifestantes.

Galería Cima

18:30 Desde edificio a un costado de Plaza Italia despliegan lienzo de grandes proporciones: “El cambio no está en La Moneda, sino en las grandes alamedas. Chile no se vende”.

Galería Cima

17:30 Pasadas las 17:00 FFEE ya intentaba dispersar a manifestantes.

Galería Cima

Bio Bio Chile


Nueva jornada de manifestaciones e incidentes a lo largo del país

A más de un mes del inicio del estallido social, las manifestaciones se siguen tomando los diferentes puntos neurálgicos de las principales ciudades del país. Como es de costumbre, la Plaza Italia fue de nuevo el centro de congregación, tanto de manifestantes, como también de Fuerzas Especiales de Carabineros, las cuales durante la tarde impidieron que las personas se acercaran al monumento del general Baquedano, lo que ocasionó nuevos enfrentamientos con piedras y bombas lacrimógenas de por medio.

PLAZA ITALIA, SANTIAGO


Crédito vía Twitter: @PiensaPrensa

Algo similar ocurrió en Valparaíso, específicamente en el frontis de la Pontificia Universidad Católica, donde hubo incidentes entre manifestantes y las fuerzas uniformadas, las cuales, a través de su carro lanza aguas, intervinieron para dispersar a las personas.

VALPARAÍSO


Crédito vía Twitter: @Renua_

En el centro de Concepción, el cual ha sido constantemente recurrido durante todos estos días de movilizaciones, también intervino el carro lanza aguas de Carabineros en contra de los manifestantes que se encontraban en pleno centro de la ciudad.


Crédito vía Twitter: @TVUNoticias

El Mostrador


Piñera se justifica ante la prensa extranjera: “Lo que he tratado de hacer como Presidente es compatibilizar el orden público con los DD.HH.”

Una reunión con corresponsales extranjeros sostuvo esta mañana el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda, a más de un mes del inicio del estallido de la crisis. Ante los profesionales, el Mandatario insistió en una de las tónicas de su discurso público, la defensa de su gestión en materia de derechos humanos.

“Lo que he tratado de hacer como Presidente es compatibilizar el orden público con los Derechos Humanos, compatibilizar las demandas sociales con mantener sana nuestra economía”, dijo el Mandatario, en unas palabras que no son casuales tomando en cuenta la preocupación internacional que se ha instalado sobre Chile por el respeto a las libertades fundamental durante la crisis.

De hecho, entidades internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Human Rights Watch y Amnistía Internacional han hablado derechamente de que se han cometido violaciones a los derechos humanos en el país, tal como también lo han constatado en Chile organizaciones como el Instituto Nacional de Derechos Humanos y la Defensoría de la Niñez.

Piñera dejó sin responder si su Gobierno considera instalar una Comisión de Verdad, Justicia y Reparación por los abusos cometidos en este más de un mes de protesta social. Pero también fue consultado directamente por el duro informe de Amnistía Internacional, que lo acusa directamente de sostener una “política de castigo” contra los manifestantes.

Al respecto, Piñera justificó las medidas adoptadas, incluida la declaración del estado de emergencia, aunque asumió que “es posible que en algunos casos” no se hayan cumplido los protocolos. Sin embargo, fue enfático en señalar que eso corresponde a responsabilidades individuales.

“En los últimos 30 días, Chile, nuestro Gobierno, todos los chilenos hemos enfrentado una situación que nunca antes nos había tocado enfrentar. Y hemos tenido que tomar decisiones frente a encrucijadas. Primera encrucijada: ¿cómo proteger el orden público, la seguridad ciudadana, la vida de las personas, su integridad física, que no les destruyan sus comercios, sus emprendimientos, sus almacenes, que no destruyan el Metro, que no quemen hospitales, que no destruyan edificios públicos y, al mismo tiempo, respetar en forma estricta los Derechos Humanos de todos”, indicó.

Luego sostuvo que debió enfrentar ese escenario estableciendo Estado de Emergencia “que es un instrumento democrático que está en nuestra Constitución y, al mismo tiempo, tomando todas las precauciones, todas las providencias con todas las instituciones que podían cumplir un rol para que los Derechos Humanos fueran respetados. Eso fue lo que hicimos”.

“Ahora, en algunos casos no se cumplieron los protocolos, no se cumplió la ley, se cometieron excesos, se cometieron abusos, todo eso está siendo investigado por la Fiscalía y va a ser conocido y juzgado por los Tribunales de Justicia. Así funciona una democracia, así funciona un estado de derecho”, indicó.

El uso de perdigones

El Presidente también se refirió al uso de perdigones, munición que ha provocado más de 220 mutilaciones oculares, y que Carabineros debió suspender recién el martes, señalando que el protocolo indica que “solamente cuando está en riesgo la vida de las personas, de los carabineros o de los civiles, se pueden usar escopetas que disparan perdigones y que esos perdigones de acuerdo a protocolos deben ser de goma”.

“Y, por lo tanto, si no se cumplieron esos protocolos y yo creo que es posible que algunos casos no se cumplieron, eso va a ser investigado por la Fiscalía y va a ser sancionado por los Tribunales de Justicia. Así funciona una democracia, así funciona un estado de derecho”, señaló.

Otra señal que quiso dar el Presidente en su reunión con la prensa extranjera fue en el ámbito económico, señalando que el Gobierno se ha hecho cargo de la “demanda por mayor justicia social” que exige la ciudadanía, lo que se tradujo –por ejemplo- en el acuerdo logrado anoche en el Senado en materia de pensiones, medicamentos y transporte público para el adulto mayor.

“Tenemos que preocuparnos de no hacer populismo y demagogia y actuar con responsabilidad, y preocuparnos que la economía mantenga su fundamento sólido. Yo espero que esto sea un momento de paz, de unidad, de diálogo de acuerdos, no de violencia, no de enfrentamientos”, remató.

El Mostrador


Duro Informe de Amnistía Internacional concluye que Presidente Piñera ha sostenido una “política de castigo” contra manifestantes  

Una de las organizaciones que ha seguido de cerca los hechos de violencia ocurridos en Chile tras el estallido social es Amnistía Internacional. Esto, para velar por los derechos humanos de las personas que se manifiestan. Y este jueves, entregaron las conclusiones del informe que realizaron tras un trabajo de investigación que los llevó a recorrer varias ciudades del país.

La investigadora española Pilar San Martín, dijo que tras la investigación pudieron constatar una serie de violaciones a los derechos humanos en el mes de protestas y exigen que los altos mandos involucrados en estos hechos sean juzgados.

“La intención de las fuerzas de seguridad es clara: dañar a quienes se manifiestan para desincentivar la protesta, incluso llegando al extremo de usar la tortura y violencia sexual en contra de manifestantes”, detalla parte del informe.

Después agregan que “en vez de tomar medidas encaminadas a frenar la gravísima crisis de derechos humanos, las autoridades bajo el mando del Presidente Sebastián Piñera han sostenido su política de castigo durante más de un mes, generando que más personas se sumen al abrumador número de víctimas que sigue aumentando cada día”, como asegura Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

La investigación señala que “la responsabilidad penal individual por estos hechos no se agota con el procesamiento de la persona que apretó el gatillo. Garantizar justicia y no repetición por estos hechos implica sancionar a aquellos mandos superiores que, aún con pleno conocimiento de los delitos cometidos por los funcionarios bajo su mando, ordenaron o toleraron su comisión día tras día”.

Entre las conclusiones del informe dicen que las distintas fuerzas de orden público han “utilizado armamento militar y de forma indiscriminada” durante las manifestaciones, dejando un saldo de cinco personas muertas a manos de agentes del Estado, más de 2.300 lesionadas, 220 con trauma ocular severo. Sumado a esto, la Fiscalía ha registrado más de 1.100 denuncias por tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes además de, al menos, 70 delitos de carácter sexual cometidos por agentes de seguridad.

“La decisión del presidente Piñera de sacar al Ejército a las calles tras imponer el estado de emergencia tuvo consecuencias catastróficas”, agregan.

“Hasta el momento, Amnistía Internacional ha documentado 23 casos de violaciones de derechos humanos en las regiones de Valparaíso, Tarapacá, Bío-Bío, Antofagasta, Coquimbo, Maule y Araucanía, así como en 11 comunas de la Región Metropolitana de Santiago ocurridos entre el 19 de octubre y el 11 de noviembre. Asimismo, la organización ha obtenido evidencia del uso innecesario y excesivo de la fuerza a través de más de 130 piezas audiovisuales y fotográficas que fueron validadas por su equipo de expertos en verificación digital, armas y municiones”, explican.
Las recomendaciones de Amnistía

Tras detallar todas las denuncias y evidencias recopiladas -las que puede leer en el siguiente link- Amnistía entrega cuatro recomendaciones a las autoridades de Chile.

En el primer punto, les dicen a las autoridades que “deben cesar la represión de manera urgente, dando órdenes precisas a las fuerzas de seguridad para que ejerzan la máxima restricción en el uso de la fuerza que solo debe ser aplicada de manera progresiva, proporcional y diferenciada, en línea con los estándares internacionales que rigen la materia. Las autoridades deben además ser muy enfáticas en el uso excepcional de armas letales y aquellas consideradas como potencialmente letales para que nunca se usen como medio de disuasión y solo se recurra a ellas de manera puntual y ante una amenaza clara y manifiesta para la vida e integridad física de quienes protestan o de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley”.

Después, le dicen a la Justicia que “deben investigar la responsabilidad del mando en las violaciones a derechos humanos y crímenes de derecho internacional cometidos en el contexto de esta crisis en manos del Ejército y la policía, de acuerdo con el ordenamiento jurídico chileno y los estándares internacionales”.

“Las autoridades deben asegurar que las legítimas demandas de la población son atendidas. Se deben llevar a cabo de forma urgente las reformas legislativas y de política pública necesarias para garantizar de forma efectiva los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales para todas las personas, sin discriminación y con especial atención a las personas en mayor situación de desprotección, así como asegurar un proceso participativo e inclusivo hacia una nueva constitución que proteja y promueva todos los derechos humanos”, señalan en el tercer punto.

Finalmente, Amnistía le recomienda al Gobierno “emprender una reforma seria y profunda” de Carabineros. “Esto incluye revisar su marco normativo con miras a transformar la institución para que garantice que todas sus actuaciones se realizan apegadas a los derechos humanos y que la institución cuenta con mecanismos estrictos de control y rendición de cuentas”, sentencian.

El Mostrador


Informe completo de Aministía Internacional Chile – Política deliberada para dañar a manifestantes apunta a responsabilidad de mando

Amnistía Internacional


VOLVER