Continúan los asesinatos de líderes y excombatientes de la Farc

FARC denuncia asesinato de excandidato en Cauca

El partido FARC, surgido del acuerdo de paz con la otrora guerrilla comunista en Colombia, denunció este domingo el asesinato de un excandidato departamental en una conflictiva zona del suroeste del país donde en las últimas semanas ha rebrotado la violencia.

Diego Fernando Campo fue asesinado la tarde del sábado en el municipio de Corinto, Cauca, de varios disparos “en hechos sin esclarecer”, indicó el movimiento de izquierda en un comunicado.

Campo, de 31 años, fue candidato de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) a la Asamblea del departamento Nariño, en las elecciones locales de octubre, en las que la exguerrilla tuvo resultados marginales.

El hombre militaba en el partido FARC pero no combatió durante el fallido alzamiento armado de medio siglo de la que fue la guerrilla más poderosa de América antes de firmar la paz en 2016, según la policía.

“Exigimos a los organismos del Estado celeridad en la investigación y el esclarecimiento de este crimen que hoy enluta nuevamente a nuestro partido”, agregaron los rebeldes.

El desmovilizado grupo subversivo han denunciado el asesinato de 170 exguerrilleros y miembros de su movimiento desde la firma del pacto.

Teatro de guerra del sangriento conflicto colombiano, el Cauca es una zona de disputa entre rebeldes del Eln, disidentes de las Farc (Fuerzas Armas Revolucionarias de Colombia) y narcotraficantes por el control de cultivos ilícitos y salidas de droga por el Pacífico rumbo a Estados Unidos.

Desde finales de octubre se ha registrado un fuerte rebrote de violencia en esa zona, que ha segado la vida de al menos 18 personas, la mayoría indígenas, según la Defensoría del Pueblo.

Las autoridades atribuyen la mayoría de los crímenes a los disidentes, que actúan sin mando unificado y se dedican principalmente al tráfico de drogas.

El presidente Iván Duque ordenó a principio de mes el despliegue de 2.500 militares de élite para combatir a los grupos armados que operan en el Cauca.

Aunque aliviada por el acuerdo con las Farc, Colombia aún vive un enfrentamiento entre guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcos, que en seis décadas ha dejado más de ocho millones de víctimas, entre muertos, desaparecidos y desplazados.

La Opinión


Investigan asesinato de líder ambientalista en Tolima

Las autoridades en el departamento del Tolima confirmaron el asesinato de Carlos Aldairo Arenas Salinas, quien es reconocido por organizaciones defensoras del medio ambiente, como un líder ambientalista y campesino en este departamento.

El hombre de 44 años de edad perdió la vida tras recibir varios impactos con arma de fuego, cuando se encontraba en una finca de la vereda Totare, en zona de páramo del municipio de Santa Isabel, en el norte del territorio tolimense.

El sector en el que fue asesinado el líder ambiental, es cerca al nevado de Santa Isabel, en límites con el departamento de Risaralda.

“Se presentó un homicidio en la vereda Totare de Santa Isabel, es más o menos a 10 horas de camino, en límites con Risaralda. Al parecer, esta persona recibió unos impactos con arma de fuego”, expresó el coronel Rodolfo Carrero Villamil, comandante de policía del Tolima.

De acuerdo con el oficial, Arenas Salinas se dedicaba a cuidar fincas y prestaba el servicio de guía turístico en inmediaciones del nevado. También es recordado como un defensor del medio ambiente y promotor de la Ruta del Cóndor, proyecto de turismo de naturaleza en el norte del territoio tolimense.

Una vez se conoció el caso, uniformados de la Policía iniciaron su recorrido hasta la zona de páramo para adelantar los actos urgentes e iniciar las investigaciones para esclarecer las causas de este homicidio.

“Estamos esperando que las unidades determinen y ubiquen el cuerpo, para determinar los móviles y demás, para que esta investigación avance de una manera satisfactoria y rápida, con el fin de dar con los autores de este asesinato”, agregó Carrero Villamil.

Familiares y amigos de Carlos Aldairo, quien era conocido como ‘Cejas’, adelantan una campaña para recolectar los recursos que se requieren para sus exequias.

La FM


Periodistas, amenazados y exiliados por violencia en el Cauca

Un video de 43 segundos, en el que se ve al reportero de Noticias Caracol, Eduardo Manzano, quien cubría tradicionalmente los departamentos de Cauca y Valle del Cauca, resume el nivel de la alteración del orden público en el norte del Cauca, donde las disidencias y carteles mexicanos, en su lucha por el tráfico de drogas, han asesinado a miembros de las comunidades indígenas y amenazado a periodistas que evidencian lo que allí sucede.

Manzano, en el video, señala que “no hay garantías para estar ni en Cali ni en ninguna otra ciudad de Colombia”, argumentando que por temor a su vida y la de su familia y para garantizar la seguridad, decidió abandonar el país.

“No hay garantías y tenemos temor de lo que pueda pasar”, agrega Manzano, al resaltar que desconoce cuándo regresará al ejercicio y, pese al respaldado de su casa periodística y de las autoridades, “por el momento he decidido no hacerlo”.

Al respecto, la Fundación para la libertad de prensa (Flipe), en un comunicado, precisó que son dos comunicadores los que están en el exilio y hay otro que está en riesgo. Los otros dos periodistas son Alexander Cárdenas y Arlex Piedrahíta, quien han sido hostigado y amenazados. “Piedrahíta recibió una amenaza en la que le decían que lo tenían ubicado y que debía abandonar su medio de comunicación y la ciudad donde desarrolla su labor periodística”, dice la Flip.

Aunque Manzano dice que ha contado con el apoyo de las autoridades, la Flipe, en su comunicación, precisó que “las constantes amenazas y el incumplimiento de la Policía Nacional para la implementación de las rondas policiales obligaron a Manzano y a Cárdenas a abandonar el país para salvaguardar su integridad y las de sus familias” y que, en el caso de Piedrahíta, agrega que “continúa enfrentando la misma situación de riesgo sin recibir atención oportuna por parte de las autoridades”.

Finalmente, la Flip hizo un llamado a la Fiscalía General para que investigue con celeridad las amenazas y dé con el paradero de los responsable. “Las sanciones judiciales en este tipo de situaciones son un precedente importante que contribuye a disuadir la ocurrencia de nuevas violencias contra la prensa”, agrega la Flip, citando la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su informe sobre Violencia contra periodistas y trabajadores de Medios, que señala que “para prevenir la violencia contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación es indispensable que el ordenamiento jurídico sancione estas conductas de manera proporcional al daño cometido”.

En el Cauca hay 17.117 hectáreas cultivadas de coca (tercero con más cultivos, seguido de Nariño y Norte de Santander), según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

Aunque el problema también se enfoca en la marihuana, la Dirección Antinarcóticos aseguró que no tienen cifras precisas de este ilícito. No obstante, líderes de los cultivadores de marihuana en esta zona, señalaron que son alrededor de 5.000 hectáreas.

Diversos periodistas se han pronunciado en sus redes sociales contra las amenazas recibidas por los tres periodistas. Por ejemplo, Jennifer Montoya, de CNN, señaló que “sin garantías de seguridad para informar en las zonas donde los grupos armados y carteles del narcotráfico se consolidan en Colombia. Mi solidaridad con Eduardo Manzano, colega y corresponsal en el Valle y Cauca”.

El Colombiano