Ecuador: el Festival de Artes Vivas llena de cultura las calles de Loja

Por Daniel Cholakian – Nodal Cultura (desde Loja)

Con la sala principal del Teatro Benjamín Carrión colmada, incluso con gente de pie en los laterales, dio comienzo la 4° edición del Festival de Artes Vivas de Loja (FIAVL) en Ecuador.

Loja es una ciudad especial. Con algo más de 200 mil habitantes tiene una buena cantidad de teatros y espacios culturales, tres orquestas sinfónicas oficiales (la provincial, la municipal y la infantil y juvenil), una importante cantidad de realizadores audiovisuales, un alto porcentaje de estudiantes universitarios en relación con la población total y un público muy entusiasmado por todas las manifestaciones del arte. Así es que la ciudad se apropió de esta propuesta, que vio la luz en 2016. Nacido como bienal en esos mismos días de noviembre, se convirtió en anual a partir de la respuesta masivamente entusiasta que recibió.

Fue el Ministro de Cultura de Ecuador Juan Fernando Velasco el encargado de abrir la ceremonia inaugural. Destacó la construcción colectiva que permitió llevar adelante el FIAVL y como eso facilitó superar las dificultades que debió enfrentar al comienzo de su gestión, ya que de inmediato debió tomar decisiones importantes sobre el Festival. “Fue trabajando de la mano, y deponiendo intereses políticos y personales, que junto con la sociedad civil, las cámaras de comercio y turismo, la alcaldía, las autoridades locales, los colectivos de artistas, asambleístas y con el apoyo de embajadas extranjeras, que pudimos sacar adelante este Festival”.

Patricio Vallejo Aristizábal, director artístico del FIAVL, también destacó la construcción colectiva. “En la tradición escénica de nuestra América Latina y de nuestro país, una de las tradiciones más arraigadas ha sido la de la creación colectiva. Yo quiero pensar que este festival ha sido modelado y cuidado como una creación colectiva de decenas de hombres y mujeres, que pusieron todo su esfuerzo y todo su saber hacer para que se produzca este encuentro mágico entre el artista y el espectador”. Luego destacó que este festival es más que lo que se ve en los escenarios, en las plazas y en las calles. La ciudad, quiere imaginar el director del Festival, es un gran taller donde sucede el arte. “Hace tiempo yo decía”, cerró Vallejo, “que Loja es una ciudad de leyendas. La ciudad del cura sin cabeza, la ciudad de Naún Briones. Y decía también que el Festival de Artes Vivas se está construyendo como una nueva leyenda. Así que invito a todos a seguir escribiendo esta nueva leyenda en una ciudad de leyendas”.

Fue el vicepresidente de Ecuador el responsable de dar apertura formal al festival. Otto Sonnenholzner rompió cierto protocolo y dejó el atril para tomar el micrófono y hablar al público caminando sobre el escenario. Felicitó al ministro Velasco por haber logrado producir el FIAVL contra el apuro y, según señaló, algunas malas intenciones. También se refirió al conflicto que vivió el país unas semanas atrás, a los que calificó como “esos 12 días que debemos  todos olvidar”. Lo hizo reconociendo que también en Loja se registraron protestas, pero sin violencia material. “Después de protestar barrieron el parque central y volvieron a sus casas”, destacó. En su análisis de la matriz cultural lojana el vicepresidente mencionó que se basa en una tríada sostenida por una cultura religiosa, una cultura rica en las letras y una cultura musical reconocida mundialmente.

Para cerrar la jornada inaugural, el gran escenario del Teatro Benajmín Carrión se abrió a la presentación del Ballet del Teatro Nacional de Belgrado (Serbia).

Los cazadores de sueños

Dictionary of the khazars dreamhunters (Diccionario de los jázaros cazadores de sueños) fue el espectáculo elegido para la apertura del Festival de Artes Vivas de Loja. El ballet está basado una famosa novela del novelista serbio Milorad Pavić, que se construye sobre un enigma histórico: la verdad del destino de los jázaros. El trabajo del escritor es una suerte de reconstrucción textual de lenguajes y las creencias. En Diccionario de los jázaros, Pavić cuenta la misma historia desde tres constructos que tienen entre sí fuertes convergencias y enfrentamientos.

La escritura se organiza a partir de tres diccionarios: uno cristiano, uno hebreo y uno musulmán. También pone en juego en la obra lo masculino y lo femenino, las ideas de la muerte y las tragedias de la historia. No es casual que esta obra viera a la luz en 1984, cuando luego de la muerte del Mariscal Tito Yugoslavia comenzaba a disgregarse y la secesión violenta los Balcanes estaba pronta a comenzar.

Tal vez comprendiendo el origen de esta propuesta del Ballet Nacional de Serbia pueda pensarse la forma recursiva que adquiere la puesta. Como una suerte de sinfín que avanza de un modo espiralado, sin grandes quiebres y sin profundos cambios de ritmo, la propuesta dirigida por Livia Pandur presenta un sutil trabajo de articulación de lenguajes de la danza, clásicos, neoclásicos y contemporáneos, en una narración que lejos de avanzar linealmente regresa constantemente al mismo universo del deseo, del sueño, de la melancolía. La cazadora de sueños articula estos cuadros / relatos que funcionan como pequeños desplazamientos y recuperación de imágenes poéticos respecto de un mundo perdido.

Si la escena inicial es de una potencia visual impresionante, a partir de una suerte de trapecios que se convierten en cruces mortuorias y un enorme bloque de hormigón gris que ocupa gran parte del escenario, con el correr de la obra lo visual pierde presencia, la iluminación no se desarrolla en consonancia con los diferentes origenes del relato ni con los momentos poéticos y todo recae en la coreografía. Así llevada por la naturaleza espiralada del relato y la monotonía escénica –el trabajo sobre el espacio no se desarrolla más allá del plano del escenario-, el espectáculo pierde por momento la fuerza que el despliegue y el talento del ballet hubiera podido alcanzar.

Actividades especiales

En esta 4° edición el FIAVL ha logrado consolidar el crecimiento en materia de las actividades paralelas. Las mismas proponen tanto perspectivas formativas, como la constitución de un mercado de artes escénicas con presencia de programadores internacionales y gran cantidad de encuentros para debatir diversos temas en torno a las Artes Vivas.

La llamada Escuela del Festival constituye un espacio pedagógico con talleres y charlas impartidos por profesionales ecuatorianos e internacionales. En la misma hay propuestas tanto para artistas como para gestores y los públicos en general. Gestión de contenidos;  trabajo escénico a partir del sonido, la voz y el entrenamiento vocal; el cuerpo en escena: el mimo, la danza, el movimiento y el espacio; la creación dramática y la mediación cultural en el proceso creativo; murga, baile y canto. Todos estos tópicos son parte de las diferentes instancias de formación del FIAVL. La propuesta completa puede consultarse aquí.

Por las mañanas, a partir del 17 de noviembre, habrá una serie de charlas abiertas con los artistas internacionales invitados. Las mismas se realizarán en la sede de la Casa Encantada, en la calle Colón entre Sucre y Bolivar. El domingo 17 allí estará conversando con Patricio Vallejo el colombiano Jimmy Rangel; el lunes 18 los miembros del Teatro delle Radici (Suiza); el grupo Teatro de los Andes de Bolivia tendrán su turno el viernes 22 y los argentinos de Voilá Project lo harán el sábado 23, mientras que el Grupo Andanzas (España) cerrará el ciclo el domingo 24. Todas estas charlas con artistas se realizarán entre las 10 y las 12 de la mañana.

En el mismo lugar y horario, el martes 19 se concretará el conversatorio “La labor del crítico escénico”, que contará con la presencia de destacados profesionales de nuestra región: Beatriz Rizk (Colombia), Percy Encinas (Perú), Omar Valiño (Cuba), Fabián Campoverde (Ecuador) y Santiago Rivadeneira (Ecuador). Asimismo habrá una serie de Foros de desmontaje de las obras participantes del FIAVL.

Este sábado 16 de noviembre a las 19 el Ministro Juan Fernado Velasco, músico popular en el país y con una larga trayectoria, ofrecerá un concierto gratuito en la Puerta de la ciudad. La 4° edición del Festival de Artes Vivas de Loja continua hasta el domingo 24 de noviembre.

Programación completa