Las respuestas de Uruguay y del hijo de Alberto Fernández a los exabruptos de Bolsonaro

Gobierno llamó en consulta a embajador brasileño en Uruguay por declaraciones de Bolsonaro

El Ministerio de Relaciones Exteriores convocó al embajador de Brasil en Uruguay, Antonio Simões, para consultarlo por las expresiones vertidas por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien se pronunció a favor de que gane las elecciones el candidato nacionalista, Luis Lacalle Pou.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, expresó el pasado 29 de octubre al diario O Estado de São Paulo, que espera que el candidato presidencial nacionalista Luis Lacalle Pou, gane el balotaje del 24 de noviembre, porque aseguró que se encuentra más alineado a sus “pensamientos liberales y económicos”.

Tales declaraciones de Bolsonaro generaron la reacción de la Cancillería uruguaya que en las últimas horas convocó al embajador de la República Federativa de Brasil en Uruguay, señor Antonio Simões, y le solicitó explicaciones sobre las expresiones vertidas por Bolsonaro, relacionadas con el proceso electoral que se desarrolla en nuestro país.

“Al respecto, el señor embajador Simões brindó a la señora directora de la Regional América, embajadora Adriana Lissidini, detalles sobre el tenor de dichas declaraciones”, aseguró Cancillería a través de una declaración de prensa.

No corresponde

Por su parte, Lacalle Pou fue consultado por la prensa sobre las expresiones de Bolsonaro y dijo que “no corresponde que un gobernante se pronuncie sobre un proceso electoral de otro país”.

“Me parece que no es buena cosa que los políticos, en este caso gobernantes, incidan, opinen de lo que puede llegar a pasar en otro país”, remarcó.

La Red 21


Estanislao, el hijo de Alberto Fernández: “Recuerden que el amor siempre vence al odio”

Con un llamado a la “lucha” contra la discriminación, Estanislao Fernández Luchetti, el hijo del presidente electo Alberto Fernández, respondió el despectivo tuit que ayer publicó Eduardo Bolsonaro. “Recuerden que el amor siempre vence al odio”, escribió el joven en la red social. Por su parte, el canciller Jorge Faurie confirmó que “por el momento no va a haber un comunicado” del Gobierno repudiando ese hecho, aunque pocas horas después le envió una carta al embajador de Brasil en la Argentina.

La polémica se desató luego de que el hijo del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, publicase un agresivo mensaje que contraponía una foto suya con armas de guerra y otra de Estanislao en su rol de cosplayer.

A modo de respuesta y través de su cuenta dyhzyx”>@dyhzyx, Estanislao contó que durante las últimas horas había sumado muchos seguidores brasileños y le envió un mensaje “a la comunidad LGBTTTIQQA+ y aliades” de ese país: “Estamos juntes en esta lucha. Recuerden que el amor siempre vence al odio y entre nosotres nos tenemos que cuidar siempre”.

Luego continuó con una seguidilla de mensajes en los que contó que él trabaja y que prefiere no cargar con los prejuicios negativos por su condición de hijo de un futuro presidente. “Yo laburo de 9 a 17 y a veces he tomado más de una chamba para poder seguir viviendo en mi depto, que tampoco es un lujo: el techo me gotea, estuve sin gas desde que me mudé hasta febrero, a veces los ascensores no andan, etc”, escribió.

“No les cuento esto para dar lástima porque no es mi objetivo nunca, porque hay gente que realmente la está pasando peor que yo. Pero sáquense de una vez por todas que les hijes de políticos/famosos son millonarios y no laburan. No fue mi caso”.

El contrapunto provocado por Eduardo surgió en momentos en que la Argentina se conoció el caso de Braian Gallo , el joven presidente de mesa de una escuela de Moreno al que un usuario de Twitter discriminó por su vestimenta. En ese marco, el mensaje del hijo de Jair Bolsonaro cobró mayor relevancia pública por su condición de diputado e hijo de un presidente, y no fueron pocos los que pidieron al gobierno de Mauricio Macri que tomara posición en el caso.

Recién hoy, el canciller argentino, Jorge Faurie, se hizo eco pero para relativizarlo. Dijo que los tuits fueron “atribuidos al hijo de Bolsonaro”, es decir que no los reconoció, y lanzó una singular explicación: “Hay que evitar magnificarlas. Mantenemos un diálogo con Brasil que es importante, las relaciones son relevantes, y hay que mantenerlas en una perspectiva de ponderación”.

“Hay muchos canales para manifestar lo que no es conveniente o lo que no debe ser hecho. En este momento, el principal trabajo es mantener abierto todos los canales de diálogo y construir en positivo no generando un episodio que tiene que ver con los fuegos artificiales pero no con la realidad”, dijo el diplomático en radio La Red.

Página 12


Cancillería no repudiará las ofensas brasileñas a Alberto Fernández

Para Bolsonaro, apenas unas palabras “a título personal”

Luego de asegurar que no impulsaría ninguna acción de repudio para “evitar magnificar” la situación, el canciller argentino Jorge Faurie envió al embajador brasileño en la Argentina, Sergio Danese, una carta a título “personal” en la que cuestionó las declaraciones formuladas por Jair Bolsonaro sobre Alberto Fernández. La sucesión de comentarios despectivos realizados por el presidente brasileño, su hijo y su jefe de la diplomacia, pusieron a la cancillería en un lugar incómodo, obligándola a algún tipo de respuesta formal.

El primer conflicto lo protagonizó el mismo Bolsonaro, quien, durante una gira por Arabia Saudita, lamentó el resultado de las elecciones del domingo, declaró que “Argentina eligió mal” y se negó a felicitar a Fernández por su triunfo. El mismo día, el canciller brasileño, Ernesto Araújo, declaró que “las fuerzas del mal están celebrando” la victoria de Fernández, y sostuvo que ” las fuerzas de la democracia están lamentándose por Argentina”.

Como si estas declaraciones no fueran suficientes, se sumó a la polémica el hijo de presidente, el diputado Eduardo Bolsonaro, quien salió a atacar en Twitter al hijo del presidente electo, Estanislao Fernández. El martes, el hijo de Bolsonaro compartió en las redes sociales un posteo despectivo con la foto de Estanislao dragueado . “Esto no es un meme”, agregó Bolsonaro Jr.

Ante esta esta escalada de comentarios, Faurie reaccionó inicialmente negándose a realizar “acciones de repudio” bajo el argumento de que sólo contribuirían a “construir una división mayor”. “Este tipo de cuestiones hay que evitar magnificarlas”, sostuvo el canciller argentino en diálogo con Radio La Red, y remarcó que “lo importante es que se construya un canal de diálogo porque la Argentina y Brasil son socios estratégicos”. Si bien reconoció que no era “protocolarmente lo correcto”, el canciller argentino afirmó que “no es confrontando o marcando las diferencias que vamos a lograr esta vinculación tan importante para nosotros”.

Por el contrario, la ex canciller Susana Malcorra -quien fue reemplazada por Faurie en el 2017- salió a criticar públicamente los comentarios del hijo de Bolsonaro en sus redes sociales. “Quienes representan a los ciudadanos y ocupan (u ocuparon) posiciones de responsabilidad tenemos la obligación de liderar con el ejemplo. La aceptación del otro, el reconocimiento de la diversidad en nuestras sociedad es y el respeto no pueden (ni deben) despreciarse tanto”, escribió en Twitter.

Unas horas luego, durante una conferencia de prensa después de la reunión de Gabinete que encabezó Mauricio Macri en la Casa Rosada, Faurie confirmó que le había enviado “a título personal” una carta al embajador de Brasil, Sérgio Danese, en donde le habría hablado de “la conveniencia de que ciertas frases se manejen con mayor prudencia”. Luego de aclarar que existían numerosos canales diplomáticos disponibles para aclarar los dichos de la administración de Bolsonaro, Faurie sostuvo que “no podemos quedar reducidos a pequeñas frases a veces inapropiadas”.

Durante la campaña, una de los primeros viajes que realizó Alberto Fernández fue a la cárcel de Curitiba a visitar al ex presidente Lula Da Silva. A su vez, el día de las elecciones, el presidente electo no sólo se sacó varias fotos haciendo la señal de la “L”, el símbolo de “Lula Livre”, sino que, durante su discurso de victoria, aprovechó para saludar a Lula por su cumpleaños y volvió a pedir por su liberación. Este tipo de gestos causaron un fuerte rechazo en el gobierno de Bolsonaro.

Estanislao Fernández saldó la cuestión con un mensaje en Twitter : “Recuerden que el amor siempre vence al odio”.

Página 12


VOLVER<