Evo Morales asilado en México: “Si algún delito he cometido es ser indígena”

Evo Morales llegó a México

El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales llegó a México como refugiado político, después del golpe de Estado que sufrió el domingo pasado. El líder del MAS contó que su vida estuvo en peligro y que la intervención a tiempo del gobierno mexicano fue clave. “Estamos muy agradecidos porque el presidente de México me salvó la vida”, fueron sus primeras palabras desde el aeropuerto mexicano.

En su primer discurso desde su salida del país, el expresidente dejó también un mensaje para sus seguidores pero también “para todo el mundo”. “No por este golpe voy a cambiar ideológicamente”, destacó luego de denunciar que el ataque contra él se explica tanto por las transformaciones que logró en el país como por su origen. “Si algo de delito tengo es ser indígena, si algo de pecado es que hemos implementado programas sociales para los más humildes buscando la igualdad, la Justicia social”, agregó.

Morales viajó en un avión de la Fuerza Aérea mexicana, que tuvo que realizar varios desvíos ya que algunos países le negaron el paso por su espacio aéreo.

Se esperaba que el avión aterrizara en Ciudad de México alrededor de las 8 de la mañana, algo que terminó ocurriendo pasadas las 14:00. “Bienvenido a México”, publicó en Twitter, durante una de las escalas, Maximiliano Reyes Zúñiga, encargado de las relaciones con América Latina de la cancillería mexicana.

Al hablar a su arribo a México, el exmandatario ubicó como desenlace de la violación del orden constitucional en Bolivia a las elecciones del 20 de octubre pasado, cuando se impuso por diez puntos por encima de Carlos Mesa. “Por el nuevo triunfo en la primera vuelta empezó el golpe de Estado”, denunció aunque resaltó que el momento clave de su derrocamiento fue “en la última etapa”, cuando “al golpe cívico político se sumó la Policía nacional”.

El lunes por la noche el propio Evo Morales se despidió de su pueblo. “Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”, escribió en su cuenta.

Además del presidente depuesto, viajaron en el mismo avión el ex vicepresidente Álvaro Marcelo García Linera, la esposa de Evo Morales y varios ministros más. Antes Morales se había refugiado en la localidad de Chapare, en la zona del Trópico de Capricornio, en Cochabamba.

La partida del mandatario contó con la intervención directa del presidente electo Alberto Fernández, que mantuvo una conversación con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Entre ellos acordaron el resguardo diplomático para permitir a Morales abandonar su país y refugiarse en México.

Morales fue recibido esta tarde por el canciller mexicano Marcelo Ebrard, quien le dio la “más cordial bienvenida” al país tanto al expresidente como a tuda su comitiva. “El de hoy es un día de alegría porque el asilo ha sido efectivo”, indicó, al asegurar que “en tierras mexicanas gozará de seguridad, libertad y protección a su vida”.

A su turno, Morales contó que al momento de viajar por la tarde del sábado a Cochabamba le ofrecieron a sus guardaespaldas 50 mil dólares para lo entregaran, para graficar el peligro que sufría en territorio boliviano. “Llegamos aquí sanos gracias a México y sus autoridades pero tambien quiero decirles que mientras tenga la vida, seguimos en política”, apuntó al hablarle nuevamente a sus seguidores.

El exmandatario evaluó que su “peor delito” es que él y sus miebros de gobierno son “ideológicamente antiimperialistas”. “Mientras tenga la vida, sigue la lucha y estamos seguros de que los pueblos del mundo tienen todo el derecho de liberarse”, cerró.

Página 12


Evo Morales: Consumado el golpe más nefasto de la historia

El presidente legítimo de Bolivia, Evo Morales, aseveró que fue consumado el golpe de Estado ejecutado en su contra el pasado domingo, luego que este martes la senadora Jeanine Áñez se autoproclamara mandataria sin el quorum necesario en el Parlamento.

A través de su cuenta en Twitter, el Ejecutivo denunció ante la comunidad internacional la acción de la legisladora, lo que representa una violación a la Constitución boliviana y a las normas internas de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

“Se consuma sobre la sangre de hermanos asesinados por fuerzas policiales y militares usadas para el golpe”, condenó.

Morales se encuentra en México tras recibir el asilo político otorgado por ese Gobierno ante la escalada de violencia que promueve la ultraderecha, y para resguardar su vida.

Organizaciones y movimientos sociales han manifestado en las calles para rechazar el golpe de Estado y expresar su respaldo al presidente democráticamente electo, pero han sido fuertemente reprimidos por agentes policiales y de las Fuerzas Armadas.

Áñez era la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores y se autoproclamó como presidenta sin tener el quorum necesario para tal fin, solo la acompañaron una minoría de legisladores y todos de la oposición.

Telesur


OEA: En Bolivia hubo “autogolpe” y fraude electoral en todas sus etapas

“Fraude en todas sus etapas”, “autogolpe de Estado” y “la reelección no es un derecho humano” son tres frases que marcaron la participación del secretario general de la Organización de Estados Americano (OEA), Luis Almagro, quien expresó su preocupación por la situación que se vive en Bolivia.

La OEA llevó adelante una sesión extraordinaria para analizar la situación de Bolivia luego de la renuncia de Evo Morales a la presidencia. Durante las intervenciones, Almagro explicó que el golpe de Estado es una forma ilegítima de acceder al poder, en ese contexto expresó su postura.

“Si hubo un golpe de Estado en Bolivia, ocurrió el 20 de octubre, cuando se cometió el fraude electoral que buscaba tener como resultado el triunfo de Evo Morales en primera vuelta. El objetivo era perpetuarlo en el poder, quedarse en el poder robándolo en una de las peores formas, robándoselo a ese pueblo, no merecía ser engañado”, manifestó Almagro.

Según el Secretario de la OEA, esta forma de autogolpe no es nueva. Y exhorta al equipo auditor, que investigó el proceso electoral, a continuar la investigación de las responsabilidades de este hecho, cuyos principales actores fueron el tribunal electoral.

Almagro observó que “hubo fraude en todas las etapas del proceso”. “La vergüenza no es de la OEA que descubre un fraude, sino de aquellos que lo cometieron. La OEA no dio un golpe de Estado; fueron aquellos que se robaron la elección”, dijo.

Almagro convocó a la paz en Bolivia y finalizó señalando que “la reelección no es un derecho humano, pero tuvimos que aplicar los nefastos precedentes”.

Lectura de Auditoría

Durante la sesión extraordinaria de la OEA, se dio lectura al informe preliminar de la auditoría realizada al proceso electoral. Informaron sobre las numerosas irregulares que detectaron a lo largo del proceso electoral.

Explicaron que no existieron los controles necesarios de la cadena de custodio. El resguardo de las actas fue crítico. Asimismo, indicaron que hubo una tendencia altamente improbable mostrada en el último 5 por ciento de cómputo; lo que denominan como un “comportamiento inusual”.

Finalmente, indicaron que hubo una “clara manipulación de la TREP (Transmisión de Resultados Electorales Preliminares)”, pues sí era resultaba probable que Morales quedara en primer lugar, pero no con el 10 por ciento de diferencia para evitar la segunda vuelta.

Agregaron que el equipo auditor continúa recibiendo gran cantidad de pruebas de fraude y que están siendo procesadas.

Grupo de Lima

El embajador de Brasil leyó la declaración del Grupo de Lima, conformado por 11 países. Subrayan que se deben generar nuevas elecciones nacionales y hacen un llamado para que la presidencia temporal se defina lo más pronto posible, lo cual ocurrió minutos después esta declaratoria.

También expresaron su rechazo por los actos de violencia, hacen un llamado a la paz y que todos los actores políticos de Bolivia actúen de acuerdo a la Constitución Política del Estado.

En la sesión se encontraba una mujer en reemplazo de quien fue el canciller de Bolivia, Diego Pary, pero renunció días atrás.

Posiciones divididas. Las posturas contrarias de los diferentes países se dejaron en evidencia durante la sesión extraordinaria.

VENEZUELA NO VE UN GOLPE DE ESTADO

El representante de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la violencia que se vivió en Bolivia las últimas tres semanas. Sin embargo, descartó que exista un golpe de Estado.

Expresó que la sugerencia de renuncia que hicieron las fuerzas armadas al expresidente Morales no es un golpe de Estado. Instó a la población de Bolivia a restaurar la paz a través de la democracia.

Además, lamentó que se tuvieran fallecidos y que existieran hordas de personas gritando “ahora sí, guerra civil” en las calles de El Alto, en La Paz.

URUGUAY, NICARAGUA Y MÉXICO HABLAN DE “GOLPE”

Uruguay, Nicaragua y México respaldaron la postura del expresidente de Bolivia Evo Morales sobre la hipótesis de un golpe de Estado. Aseguraron que la renuncia del exmandatario es producto de la fuerte violencia en el país.

México observó que existe un golpe de Estado y lo rechazó. Además, expresaron la postura que les llevó a brindar asilo político a Morales.

“Tras conocer la situación en Bolivia, cuya vida y seguridad estaban en riesgo por las crecientes manifestaciones, México decidió dar un asilo político. Somos una nación que da apoyo y protección a los protegidos políticos del mundo. Instamos a respetar la voluntad de los bolivianos”, indicó la representante mexicana.

Nicaragua también dijo que rechaza el golpe de Estado en Bolivia. Asegura que se trata de un plan gestado para sacar al expresidente Evo Morales. Al igual que Uruguay, que considera “burlesco” pensar que las Fuerzas Armadas puedan “sugerir” a un presidente que renuncie.

La representante boliviana expresó que las exautoridades están refugiadas en las embajadas, ante las amenazas que estarían viviendo. Piden una comisión de Derechos Humanos para que verifiquen in situ la situación que están viviendo estas personas.

Los Tiempos


La odisea de Evo para llegar a México: se le negó espacio aéreo en Bolivia, Perú y Ecuador

El canciller mexicano Marcelo Ebrard aseguró que el viaje del expresidente boliviano Evo Morales a México, país en el que tendrá asilo político, fue un periplo por diferentes espacios y decisiones políticas de varios países que le negaron permiso para usar su espacio aéreo, como fue el caso de Bolivia, Perú y Ecuador.

El diplomático explicó que el avión de las fuerzas armadas mexicanas viajó de México a Perú sin problemas. Despegó en Lima rumbo a Bolivia, pero ante la crisis política se le rechazó el permiso para aterrizar en el aeropuerto de Chimoré, en el trópico de Cochabamba, y la aeronave tuvo que retornar a Lima.

La aeronave, tras su retorno, esperó autorización para ingresar a territorio nacional, permiso que según el Canciller fue otorgado por las Fuerzas Armadas de Bolivia. “Ayer nadie nos pudo decir quién está a cargo”, explicó.

El avión tenía previsto volver a Perú con Morales para luego sobrevolar aguas internacionales y llegar a México, pero por “valoraciones políticas” se canceló el permiso para aterrizar en territorio peruano.

Ebrard tuvo que recurrir a su “plan b” y hacer negociaciones diplomáticas con Paraguay, que otorgó permiso para que el avión mexicano recargue combustible en la ciudad de Asunción.

Dijo que antes de partir a Paraguay se temió por la vida de Morales ante un “clima de tensión” porque afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) custodiaban las afueras del aeropuerto donde abordó el avión, en Bolivia y militares se encontraban al interior de la terminal portuaria.

Dijo que el avión tuvo “un milimétrico espacio” de salida” y logró llegar a Asunción, Paraguay. Ahí también se registraron contratiempos que la cancillería mexicana logró solucionar.

Sin embargo, en Bolivia impidieron que la aeronave mexicana use el espacio aéreo. Ebrard tuvo que solicitar permiso a Brasil y nuevamente a Perú. 

Cerca de las 4:00 horas, la aeronave partió rumbo a México usando espacio aéreo brasileño, pero tuvieron un nuevo contratiempo, y tuvieron que bordear Ecuador e ingresaron a aguas internacionales del oceáno Pacífico, debido a que el Gobierno ecuatoriano negó el paso de la aeronave.

El avión que trasporta al expresidente, que tiene previsto llegar a territorio mexicano a las 13:00 hora boliviana. “Es como un viaje por la política latinoamericana, de cómo se toman las decisiones y los riesgos que se corren”, comentó Ebrard.

Morales recurrió al asilo político en México, luego de renunciar a la Presidencia de Bolivia, ante el hallazgo de irregularidades por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) que dan cuenta de un fraude electoral en las las elecciones generales del 20 de octubre.

A esto se sumaron las constantes protestas ciudadanas en todo el país, un motín de la Policía y el pedido de las Fuerzas Armadas para que Morales dimita.

Los Tiempos


México rechaza ante la OEA el golpe de Estado en Bolivia

Ante la Organización de Estados Americanos (OEA) el gobierno mexicano rechazó “categóricamente” el Golpe de Estado contra el gobierno del ex presidente de Bolivia Evo Morales y demandó a los Estados miembro de este organismo multilateral a acompañar a la nación sudamericana “sin tentaciones de intervención”.

Durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, por conducto de la embajadora Luz Elena Baños, la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que deben quedar atrás “los días aciagos y dolorosos donde las fuerzas armadas deponían y sostenían gobiernos”.

En la sesión extraordinaria convocada de manera urgente por el gobierno mexicano, el Estado Mexicano expuso “su seria preocupación ante el grave quebrantamiento del orden constitucional en Bolivia, un Estado miembro de esta Organización donde ha sucedido un golpe de Estado, que México condena enérgicamente”.

La Representante Permanente de México ante la OEA expuso a sus contrapartes que los países miembro de este organismo interamericano tienen una alta responsabilidad de acompañar a Bolivia en estos momentos de profunda crisis, “y debemos hacerlo de manera objetiva, responsable y respetuosa de su soberanía y su autodeterminación”.

La diplomática hizo un recuento sobre los eventos que ocurrieron en el país sudamericano. Tras darse a conocer el reporte preliminar de la OEA sobre el reciente ejercicio de auditoría del proceso electoral en Bolivia, el entonces Presidente Evo Morales propuso que se realizaran nuevas elecciones. Después de ello, el ejército de dicha nación pidió la renuncia del presidente, quien resolvió presentarla para evitar la violencia de una destructiva guerra civil.

“Consideramos que las presiones que Evo Morales recibió por parte de las fuerzas armadas y los cuerpos de seguridad del país configuran elementos de un escenario de golpe de Estado, lo que México rechaza categóricamente”, remarcó la Representante Permanente de México ante la OEA.

Añadió que el ex Presidente Morales renunció en aras de pacificar a su país y poner un alto a la violencia que venía incrementándose en los últimos días, situación que aún continúa. “Una decisión sin duda difícil para un mandatario que trabajó de manera decidida para traer justicia social a su país, sobre todo a favor de las personas más vulnerables, de los indígenas como él, y logró un crecimiento económico importante, por encima del resto de la región, cuestión innegable”.

En este contexto, México -agregó- respeta la decisión de Morales y espera que así se evite la continuidad de la confrontación y la violencia y se garantice el efectivo derecho del pueblo boliviano a la paz y el ejercicio de su democracia. “Reiteramos en este foro el rechazo a la violencia. Deben evitarse mayores daños y posibles pérdidas de vidas humanas”.

La Embajadora expuso asimismo la condena a los ataques contra las representaciones diplomáticas, en este caso, en Bolivia. “Enfáticamente subrayamos la inviolabilidad de dichas misiones, conforme a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, y recordamos a las autoridades su obligación de proteger los locales de dichas misiones contra toda intrusión o daño, evitando que se perturbe su labor o se atente contra su dignidad”.

En esta reunión reiteró que por razones humanitarias, de acuerdo con el derecho internacional y nuestro propio marco constitucional, México, de conformidad con su tradición de asilo y no intervención, ha recibido a un grupo de personas del ejecutivo y legislativo de Bolivia en su sede diplomática en La Paz.

De igual manera el Gobierno de México decidió “soberanamente conceder asilo político al ex Presidente Evo Morales, cuya vida y seguridad se encontraban en riesgo derivado de las manifestaciones de violencia en su contra”.

La embajadora Luz Elena Baños hizo hincapié en la falta de un pronunciamiento profundo por parte de la Secretaría General de la OEA, a cargo de Luis Almagro frente a a los graves acontecimientos que se precipitaron el domingo 10 de noviembre.

“El secretario general, que despliega una constante e inusitada actividad mediática ha permanecido también sorpresivamente callado”, con excepción de un comunicado del 10 de noviembre, ante el desbordamiento de la violencia y el peligro en el que se encuentra la vida de muchas personas, sin atribularse demasiado, al menos públicamente, para proteger con urgencia la democracia y los derechos humanos. Nos preguntamos, ¿cuáles son sus prioridades, cuáles son sus preocupaciones, cuáles son sus responsabilidades y sus urgencias?”, cuestionó la embajadora.

La Jornada