Evo Morales: “Retiro mi candidatura, pero deberían dejarme terminar mi mandato”

Evo: “Retiro mi candidatura, pero deberían dejarme terminar mi mandato”

Tras perder los papeles en una entrevista con la BBC en la que afirmó tener “todo el derecho” de participar como candidato en unas nuevas elecciones, el expresidente Evo Morales dijo hoy en una conversación con Al Jazeera que retira su candidatura, aunque pide volver para completar su mandato.

“No sé por qué están asustados con Evo, no quieren que participe (en las elecciones), está bien, todo por la vida, por la democracia. Retiro mi candidatura, pero deberían dejarme terminar mi mandato, ¿se entiende?”, afirmó Morales en una entrevista con el canal catarí de televisión Al Jazeera.

Estas declaraciones se producen luego de que el sábado Morales le dijera a la BBC desde su exilio en México que tiene “todo el derecho” de participar como candidato en los comicios que se celebrarán próximamente y para los que aún no hay una fecha prevista.

“Tengo todo el derecho de participar en las elecciones, pero dicen no Evo, no Evo. ¿Por qué tienen miedo a Evo?”, cuestionó entonces Morales en una entrevista con el periodista de la BBC, Gerardo Lissardy, a quien aseguró no tener fecha para volver a Bolivia, aunque insinuó hacerlo “en cualquier momento”.

“Voy a volver allí en cualquier momento. Justamente para combatir a todos tus seguidores y a ti. Te voy a combatir desde Bolivia”, fue la amenaza de Morales a Lissardy, ante quien perdió los papeles en varias ocasiones y a quien acusó de defender a la derecha.

Pero en conversación con Al Jazeera, un Morales más relajado cedió hoy ante una posible candidatura y dijo estar buscando una forma legal de volver al país para concluir su mandato y “estar con la gente que resiste la dictadura, el golpe”.

“Déjenme volver y terminar mi mandato”, pidió Morales. “No puedo estar fuera del país. Estoy acostumbrado a estar con la gente como líder sindical y como presidente, a hacer mi trabajo”, sostuvo.

El sábado, Morales desató la polémica cuando dijo al periodista de la BBC que en una conferencia de prensa brindada la mañana del domingo 10 de noviembre, antes de su renuncia, él iba a convocar a nuevas elecciones “sin Evo Morales”.

Sin embargo, la Unidad de Análisis de la carrera de Ciencias de la Comunicación verificó ayer que la declaración del expresidente de Bolivia es falsa.

Correo del Sur


Gobierno de facto en Bolivia avanza en la criminalización del MAS

El Gobierno de facto en Bolivia mantiene su campaña de criminalización contra dirigentes políticos y simpatizantes del Movimiento al Socialismo (MAS) quienes denuncian el golpe de Estado y expresan su respaldo al presidente Evo Morales.

En este sentido el ministro de facto de Gobierno boliviano, Arturo Murillo, anunció este lunes la creación de un “aparato especial de la Fiscalía” para apresar a senadores del MAS por promover “subversión y sedición”.

Al conocer el anunció de Murillo, Evo Moralesdenunció que la medida aumentaria el grado de persecución política del golpismo alrededor de Áñez contra los seguidores del MAS.

La semana pasada Murillo había comunicado la intención del Gobierno de facto de perseguir y cazar a exfuncionarios y legisladores del MAS como medida para instaurar el miedo y temor en la  mayoría de los bolivianos que se mantienen en las calles rechazando el golpe de Estado.

“Que empiecen a correr, los vamos a agarrar. No vamos a permitir una persona más que siga haciendo sedición en el país”, aseveró  Arturo Murillo al asumir el cargo.

De acuerdo a Bruno Sgarzini del portal Misión Verdad las acciones adelantadas en Bolivia contra el MAS cumple el mismo formato de criminalización de los partidos progresistas de América Latina.

Según Claudio Fabian Guevara en el artículo “Cinco estrategias de la guerra híbrida en Bolivia” desde el inicio del plan desestabilizador que desembocó en el golpe de Estado en Bolivia, grupos opositores a Morales utilizaron bazucas y agua con químicos para atacar a militantes del MAS que intentaban y restituir la paz en el territorio boliviano.

De acuerdo a Guevara los grupos opositores focalizaron su operación en instituciones del Estado boliviano, persiguieron funcionarios y atemorizaron a la base social de apoyo al gobierno de Evo Morales como parte de la campaña de criminalización de la protestas y hacia el partido MAS.

Tras la consumación del Golpe de estado el 10 de noviembre la agresión y extorsión simultánea de ministros, parlamentarios y autoridades comunales y simpatizantes del MAS se recrudeció.

Más allá de la persecución a legisladores y políticos del MAS anunciada por el gobierno de facto la represión a las manifestaciones pacíficas en respaldo a Evo Morales también forman parte de la campaña de criminalización.

Detrás de la criminalización del MAS se esconde la intención del Gobierno de facto de restar el poder político al partido que mantiene el control parlamentaria y evitar la aprobación de leyes que condenen el Golpe y llevan a la restauración de la paz y tranquilidad del país.

Esta campaña busca contralar el apoyo político y popular a Evo Morales para evitar su retorno al país para impulsar el proceso de paz y diálogo en el Estado plurinacional.

teleSUR


MAS calcula opción electoral, el Gobierno analiza decreto

Para unos, día perdido; para otros, invertido. Así llevamos más de tres semanas. El Gobierno sostiene que la mesa de diálogo en la zona sur funciona, aunque en paralelo se abran otras, como la de la Unión Europea y la de la Iglesia Católica, sin que ninguna acabe de dar informes puntuales de los avances, que en cualquier caso, son mínimos porque la tarea es compleja.

El punto está claro: convocar elecciones. La Asamblea Plurinacional se ha convocado a sesionar hoy, lo que abriría el escenario propicio para resolver la incertidumbre precisamente elaborando la Ley de Emergencia para acelerar el calendario electoral. Obviamente, el MAS con sus dos tercios tiene la posibilidad de acomodarla lo más posible a sus intereses con sus dos tercios. Eso es la democracia también. Aunque otros busquen mecanismos para evitar que esto se produzca, incluyendo amparos y otras medidas.

Mientras tanto, el Gobierno y sus satélites incitan a convocar elecciones por Decreto Presidencial. El expresidente Jorge Tuto Quiroga elaboró incluso dos documentos con todos sus detalles para la convocatoria electoral y la conformación del Tribunal Supremo Electoral de la misma manera. En contrapunto, Carlos Mesa, el candidato de Comunidad Ciudadana que el domingo publicó una extensa entrevista en El País de Madrid, publicó un video breve insistiendo en la necesidad de aprobar una Ley y no violentar los términos constitucionales, que sin duda aportarían muy poco a la pacificación.

Quiroga, corresponsable de que el MAS alcanzara los dos tercios del Legislativo en 2014, ha tomado un rol muy activo de asesoramiento lejano a una Jeanine Áñez que al fin y al cabo también pertenece a la línea Demócratas – ADN que en 2005 se alineó con el Podemos del expresidente, como Óscar Ortiz. Por el momento, Quiroga no pretende volver a ser candidato.

El debate más enfervorizado tiene que ver con los plazos de convocatoria. Carlos Borth, uno de los intelectuales opositores más prolífico, ha elaborado dos calendarios de acuerdo a las normas vigentes. Una llega hasta diciembre de 2020; la otra hasta mayo 2020 derogando la Ley de partidos y acortando algunos plazos. En cualquier caso, la Constitución deja un plazo concreto: el 22 de enero de 2020, pues entonces expiran los plazos constitucionales de las autoridades electas. Prorrogarse implicaría dudas.

El informe de la OEA sobre la Integridad Electoral identifica problemas, errores y vulneraciones, pero no cuestiona la totalidad del sistema utilizado, que con la debida supervisión no debería funcionar mal, ya que es eminentemente público. Utilizando el mismo sistema con los debidos controles, puede haber nuevo presidente en enero. De lo contrario, habrá que argumentar demasiado.

El mismo Luis Fernando Camacho, líder cívico cruceño y teóricamente próximo al Gobierno de Áñez a través del ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, exigió la convocatoria de elecciones “con nuevos actores” hasta el 19 de enero de 2020, alegando el compromiso con todos los movimientos cívicos y sociales.

El exilio de Evo Morales

Mientras tanto, la batalla por el relato de Evo Morales en redes sociales sigue candente, pero aterrizando, sobre todo después de los patinazos del fin de semana con la prensa internacional, y particularmente con BBC Mundo. Morales ha quemado etapas tan deprisa que ya ha pasado a exigir que le permitan retornar para cumplir su mandato constitucional luego de aclarar que no pretende presentarse a las próximas elecciones. Cabe aclarar que sus palabras exactas aquel domingo en el hangar, mientras convocaba elecciones fueron “nuevas elecciones con nuevos actores”, términos precisos para que quien quiera piense lo que quiera.

En el país volvieron a darse enfrentamientos en Cochabamba y marchas en La Paz, donde El Alto sigue cercado, no hay gasolina en los surtidores en La Paz y en general se empieza a sentir cierto desabastecimiento de productos que vienen del Trópico o El Alto incluso en Tarija. Obviamente, el hecho propio es utilizado como elemento discursivo en redes: para unos los bloqueos perjudican el desarrollo del país; para los otros, la salida de Evo acabó con el “futuro seguro”.

Morales mantiene su actividad en redes, y también su obsesión con dos actores que considera fundamentales para “el golpe”. Carlos Mesa y Fernando Camacho son recurrentes en sus tuits, aunque ahora ha añadido a la presidenta Jeanine Áñez.

Convulsión, paciencia y determinación

La línea comunicacional del Gobierno no acaba de concretarse de forma lineal. Mientras por un lado se acumulan las protestas, por el otro se trata de dar estabilidad y normalidad. Mientras unos hablan de atentados terroristas y de 200 millones de dólares de pérdidas en gas; otros hablan de normalizar la gestión escolar.

Ayer se conoció además otro decreto, por el que se dotan casi 5 millones de dólares a las Fuerzas Armadas para renovar equipamientos.

Para hoy a las 9.00 de la mañana se tiene previsto nombrar al presidente de YPFB, un cargo clave en el organigrama y que dará señales claras de la intención del Gobierno respecto a su periodo de transición. De momento, el nombramiento se anunció para las 19.00 de ayer, y se suspendió.

El País


Áñez posesiona a ministros de Minería y Educación

La presidenta Jeanine Áñez posesionó el lunes a Virginia Patty como Ministra de Educación y a Carlos Fernando Huallpa como Titular de Minería, quienes se suman a las 17 autoridades que ya juraron, las que acompañarán a la mandataria en la etapa de transición, cuya meta es la pacificación del país y la convocatoria a elecciones generales.

“Este Gobierno de transición está comprometido en hacer cumplir los mandatos de la Constitución Política del Estado y de las normas con base en el diálogo asentado en la tolerancia y la empatía, es tiempo de reconciliación y de entendimiento”, dijo Patty tras jurar en Palacio de Gobierno.

Recordó que la educación es tarea de todos por lo que convocó al magisterio urbano y rural, universidades, escuelas superiores, institutos técnicos tecnológicos entre otros a enfocarse en realizar un trabajo diligente en bien de la educación boliviana.

“Los vínculos entre la educación y la sociedad son fuertes porque ambas se influencian mutuamente, la educación puede ayudar a cambiar la sociedad mejorando y fortaleciendo los valores, las comunicaciones la movilidad de la prosperidad personal y la libertad”, indicó.

Solo resta la juramentación del titular de Trabajo para completar el gabinete de ministros, formado por 20 autoridades.

ABI


VOLVER