#GrupoDePuebla Dilma Rousseff, Alberto Fernández, Ernesto Samper y Marco Enríquez Ominami encabezan el encuentro progresista de la región

Alberto Fernández, en el Grupo de Puebla: “Cumplí Lula, gané en Argentina”

El presidente electo Alberto Fernández, celebró este sábado la liberación del exmandatario de Brasil Luiz Inácio “Lula” Da Silva al encabezar la apertura de la reunión del Grupo de Puebla, que juntó a los principales exponentes del progresismo latinoamericano en Buenos Aires.

Con el diputado nacional Felipe Solá, quien se perfila como posible canciller del próximo Gobierno, y la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en la primera fila de los presentes, el futuro mandatario estaba acompañado en la mesa principal del auditorio por la exjefa de Estado brasileña Dilma Rousseff; el dirigente chileno Marco Enríquez Ominami; el expresidente colombiano Ernesto Samper; y el exvicepresidente brasileño y fundador del Partido de los Trabajadores (PT) Aloizio Mercadante Oliva.

“Estoy feliz de ver a Lula libre otra vez, cuando lo fui a visitar me dio una sola orden: ‘Você tem que ganhar na Argentina’. Cumplí Lula, gané en Argentina. Vamos a poner de pie a toda América Latina con todos ustedes”, comenzó Alberto Fernández que inició su discurso tras escuchar el mensaje que el ex presidente de Brasil grabó especialmente para los asistentes a la cumbre.

“Hace 4 años atrás estábamos todos muy agobiados temiendo que el conservadurismo había llegado para quedarse, padeciendo la democracia que nos ofrecen estos republicanos y viendo cómo las instituciones se demacraban. Lo que Lula dice de la justicia brasilera es lo mismo que yo digo de la justicia argentina y no es muy distinto de lo que sucede en Ecuador”, agregó el mandatario electo argentino.

Por su parte, la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff destacó la “acción conjunta” que llevaron adelante en los últimos años los gobiernos progresistas de la región contra la “enorme desigualdad” y celebró el “fenómeno muy importante” que se está dando en la región: “El pueblo de América Latina dijo ´basta´ a la pérdida de derechos, de trabajo, a la privatización de la educación y a la falta de acceso a la salud”.

En ese sentido, subrayó que apunta a que haya “no sólo relaciones política, sino de amistad y hermandad” porque los miembros del Grupo de Puebla comparten “ideales, un proyecto de Latinoamérica”.

El encuentro se realiza un día después de un nuevo encuentro del Grupo de Lima, al que suscriben el presidente Mauricio Macri y el de Brasil, Jair Bolsonaro, y que tiene entre las diferencias principales con el de Puebla la posición respecto de la situación de Nicolás Maduro en Venezuela.

La primera reunión de este nuevo foro internacional tuvo lugar del 12 a 14 de julio de este año en la ciudad mexicana que le da su nombre: Puebla, donde 30 líderes de 12 países coincidieron en unir fuerzas y propuestas para consolidar un nuevo eje “para producir consensos regionales y articular políticamente al progresismo”.

Perfil


El fundador del Grupo de Puebla: “La liberación de Lula es un momento histórico”

“La liberación de Lula es una esperanza y un momento histórico. Vuelve el Estado de derecho poco a poco a expresarse”, dijo a Sputnik el fundador del Grupo de Puebla, Marco Enríquez-Ominami, antes de comenzar las sesiones en Buenos Aires.

Para el político, el expresidente brasileño, “siempre fue un gran unificador de América Latina y ahora está llamando a unir a Brasil.

Este bloqueo que le hicieron por la vía de vicios procesales que comienzan a aclararse divide a Brasil. Ahora empieza una nueva etapa, que es la certeza jurídica, que todos tengan los mismos derechos, no pide privilegios pero tampoco discriminación”.
Enríquez-Ominami recordó que América Latina está pasando por turbulencias muy graves y subrayó que “Lula fue el gran protagonista de una reflexión distinta desde el sur, un gran motor de la unidad”.

“Lula se volvió un símbolo de la discriminación, de algún modo todos los latinoamericanos somos Lula”.

Contra la guerra judicial

Enríquez-Ominami anunció que la víspera constituyeron el Centro Latinoamericano de la Justicia y la Democracia, un grupo de 20 juristas de siete países junto al juez español Baltasar Garzón para “combatir la guerra jurídica o law fare”, es decir, usar la ley para sacar de la carrera a los políticos por proyectos ideológicos.

Críticas al Grupo de Lima

Sobre las recientes declaraciones del Grupo de Lima, que volvió a condenar al Gobierno de Nicolás Maduro, Enríquez-Ominami fue irónico: “Habría que preguntarles qué comen los del Grupo de Lima, porque hasta Estados Unidos está más moderado en sus declaraciones”.

El Grupo de Lima es “Venezuela-maniaco” y no cumplió su objetivo, que, según anunciaron, era “cuidar la democracia”, añadió.

Sobre Chile, destacó el momento “emocionante e histórico que está viviendo”, pero señaló que también es “una tragedia”. El presidente Sebastián Piñera “ya decidió cogobernar con los militares”. Esto es “impropio, injusto, pura violencia”. El Grupo de Puebla llega “puntual en un momento clave para Latinoamérica”, concluyó.

El grupo se constituyó en julio de 2019 en la ciudad mexicana de Puebla y celebra su segunda reunión los días 9 y 10 de noviembre en Buenos Aires con la participación de cerca de 30 líderes progresistas de 12 países, entre ellos los expresidentes Dilma Rousseff de Brasil, José Mujica de Uruguay, Martín Torrijos de Panamá, Ernesto Samper de Colombia y el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández.

Sputnik


Apertura completa del Encuentro del Grupo de Puebla en Buenos Aires


VOLVER