Lacalle Pou realiza acto de campaña junto a excandidatos presidenciales opositores

La “coalición multicolor” realizó acto conjunto en Punta Gorda

Luis Lacalle Pou y su candidata a vice, Beatríz Argimón, lograron reunir en un solo escenario a casi todos los que le dieron el apoyo al “compromiso con el país” (solamente faltó Edgardo Novick, que está fuera del país).

En el Molino de Pérez, en el barrio de Punta Gorda, la militancia de los partidos que conforman el espectro político de la llamada “coalición multicolor” aplaudieron también la presencia de Ernesto Talvi, Julio María Sanguinetti, Pablo Mieres, Guido Manini Ríos y Juan Sartori.

La idea era mostrar la tan cuestionada unidad en una coalición sumamente disímil entre sí y que se armó exclusivamente con el fin de juntar votos para ganarle a Daniel Martínez, quien fue el más votado en la primera ronda.

Cerrando filas

Argimón se manifestó satisfecha de “poder ver flamear en este lugar a la más linda de todas las banderas rodeada de todas las banderas de todos los partidos que firmaron un compromiso por un mejor Uruguay”.

Estos partidos le han dado contenido a un compromiso que ustedes hicieron. Porque ustedes le han dicho no a la violencia y al narcotráfico instalado a lo largo y ancho del país”, continuó Argimón, quien también es presidenta del Partido Nacional. Luego se dirigió a los uruguayos que “quieren avanzar hacia un cambio”: “para nosotros no hay varios pueblos, hay un solo pueblo uruguayo”, cerró.

Acto seguido, Lacalle dijo que “el compromiso es con la gente, no entre políticos”. “Yo en el acierto o en el error me he dedicado a construir buenas relaciones con gente que no era de mi partido político y que siento que quieren bien al Uruguay”, aseveró.

“Nos sentimos que está llegando al fin una época de una sola verdad y que todo lo demás no importa. Sentimos la obligación real de la construcción histórica y plural”, expresó.

Guido Manini Ríos tomó el micrófono para decir que “ahora es claro que el objetivo es iniciar un proceso de cambio necesario” y que para ello es que le da el apoyo a la fórmula nacionalista. También habló del pedido de desafuero en el caso Gavazzo: “Nosotros entendíamos que no teníamos fueros, ahora será el Poder Legislativo el que va a resolver”, dijo.

El colorado Ernesto Talvi calificó de “acto hermoso” el mitín y que el “compromiso por el país” es un “programa de gobierno acordado por cinco partidos”.

La Red 21


Daniel Martínez sobre el acuerdo de la coalición: “Lo más vago que uno ha visto sobre la Tierra”

Un puñado de personas lo esperaban con ansiedad y entusiasmo en el centro de Ombúes de Lavalle, Colonia, donde hay un comité de base del Frente Amplio (FA). El candidato de esa fuerza política, Daniel Martínez, bajó de la camioneta y, luego de los saludos y abrazos de rigor, tomó un micrófono y habló para la gente en la vereda. Señaló que de cara al balotaje se sigue planteando “la misma dicotomía” entre “dos proyectos de país totalmente diferentes”. Sostuvo que el proyecto del candidato del Partido Nacional (PN), Luis Lacalle Pou, es del “viejo país”, y criticó la coalición con los otros partidos de oposición, a la que no sabe “cómo llamarla”. “Porque, en definitiva, ni se sacan una foto juntos, se critican unos a otros. Dentro del PN hay gente que ya está cuestionando la coalición. Y ni que hablar de los problemas internos históricos que tiene el PN en su seno”, subrayó.

Martínez sostuvo que “nadie sabe bien qué van a terminar acordando” los partidos de la coalición, ya que el documento que firmaron –titulado “Compromiso por el país”– es “lo más vago que uno ha visto sobre la Tierra”. El candidato dijo que tiene declaraciones de interés y de voluntad “que pueden ser buenas para una redacción de sexto año de escuela”, pero “muy poco sustento” para “presentárselo a la ciudadanía”. “Además, quedan atrás cuestiones que se dijeron y nadie sabe si se van a hacer o no. Algunas son muy duras para la economía y la agenda de derechos, que quedan en la oscuridad”, señaló. Agregó que desde que nació el FA, y en particular desde que es gobierno, se buscó “cambiar” y que no se ponga “la gente en función de la política sino la política en función de la gente”.

El candidato hizo énfasis en que hay “cifras, realidades e historias humanas” que pueden “avalar” que hubo “un cambio indiscutible” en el país durante los gobiernos del FA. Por ejemplo, los “90.000 operados de ojos” y un Fondo Nacional de Salud que hoy cubre a “dos millones y medio de personas”, cuando antes sólo cubría a “700.000” trabajadores. “Podemos mencionar lo maravilloso de que nuestros botijas, a veces de pueblos pequeños y de barrios populares, terminen compitiendo y ganando premios de ciencia y robótica en Estados Unidos o en otras partes. También la caída drástica de la pobreza. Y podríamos seguir”, dijo, y contó que le han llegado historias de ese tipo durante “toda la campaña”. Señaló que se le acercan mujeres que son jefas de familias “monoparentales”, muchas de ellas empleadas domésticas o trabajadoras rurales, y le cuentan que sus hijos estudian en la Universidad de la República. Acotó que son “historias reales” que lo dejan con “el alma conmovida”, porque pasaron “a partir de que el FA es gobierno”.

“Para no seguir hablando de lo bueno”, el candidato oficialista también se refirió a que no lograron “todos los objetivos” y, “sin duda”, tampoco hicieron “todo bien”. Aceptó que hay problemas y afirmó que “lo peor que podemos hacer” es “no reconocerlo”. Subrayó que tienen que ir a hablar con aquellos que no votaron al FA en la primera vuelta, “con el corazón abierto, pero, sobre todo, con mucha humildad”, que debe ser siempre una de las principales características de la política “para los que somos de izquierda”, ya que “lo peor que puede pasar es creérsela, tomarle el gustito al poder, confundirse y quedar demasiado pegado en la silla”. “Tenemos que mantener permanentemente la relación con la gente, defendiendo lo hecho, pero también diciendo aquello que no hemos podido alcanzar y comprometernos a alcanzarlo”, agregó. Señaló que esa ha sido “claramente” la diferencia con la oposición, ya que, por un lado, hay una especie de “carta a los Reyes Magos”, que es lo que “firmaron por separado”, y, por otro lado, está el FA, que hizo “propuestas sistemáticas sobre todos y cada uno de los temas”.

“Nunca la cola en la silla”

Martínez dijo que detrás del 47% que votó el plebiscito de la reforma constitucional en materia de seguridad impulsado por el senador blanco Jorge Larrañaga había “muchísima gente” que tal vez “no tenía muy claro” lo que “votaba”, pero que “tenía claro que está sufriendo por la inseguridad”. “Nos ha pasado en muchos lugares, que nos dicen que ganan mejor y pueden ir a veranear en Aguas Dulces, pero se sienten inestables porque les pasó esto o lo otro, y que les roban parte de la calidad de vida que hemos ido logrando, por lo tanto, tenemos que reflexionar”, señaló. Subrayó que además de las 12 medidas sobre seguridad que presentaron antes de las elecciones de octubre, ahora se comprometen a “reforzar” la Guardia Republicana, “una organización creada durante los gobiernos frenteamplistas, que además tiene la característica de ser organizada, tiene índices de corrupción infinitamente menores que la Policía y responde con rapidez y eficiencia”. Por eso planean aumentar ese cuerpo sumando 2.000 efectivos.

El candidato hizo énfasis en que no sólo se enfrentan “dos proyectos de país”, sino también “dos personas muy diferentes”. Martínez dijo que “todos conocen” su historia, que empezó a trabajar a los 16 años “por decisión propia” y que hizo “toda esta carrera trabajando”: una historia “de lucha y de trabajo”. “Yo destaco eso no para compararlo con el otro, ya que todos sabemos qué ha hecho cada uno en la vida, sino porque esa experiencia de trabajo me marcó”, señaló. Dijo que “la democracia se construye colaborando” y que, si bien él cuando trabajaba podía tener “muchas teorías sobre soldadura y robótica”, el “muchacho que soldaba” tenía mucho para enseñarle. “Trabajo con la gente, nunca con la cola en la silla, siempre escuchando. Uruguay se tiene que construir con la colaboración de todo el mundo. Aquellos que nacieron, por familia o por origen, para mandar y gobernar, en definitiva, están despreciando al conjunto del pueblo uruguayo”, sostuvo.

Al final, en Nueva Helvecia, cuando se supo que algunos integrantes de la coalición se habían sacado una foto juntos, Martínez dijo que “después de muchos días, lograron sacarse la foto” y, con tono irónico, agregó: “Muy bien, felicitaciones, lo lograron”.

La Diaria


La Corte aprobó el reglamento del debate obligatorio entre Martínez y Lacalle Pou

La Corte Electoral aprobó el reglamento del debate presidencial obligatorio entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou, de cara a la segunda vuelta del domingo 24.

Será el miércoles 13 de noviembre a las 21 horas, tendrá una duración máxima de 2 horas y será transmitido en cadena nacional de radio y televisión.

Un hombre y una mujer serán los moderadores, encargados de conducir el debate, que contará con intérprete de lengua de señas.

En las tandas entre los bloques no estará permitida publicidad electoral alguna.

Los costos asociados a la realización del debate serán financiados con los fondos otorgados a la Corte Electoral para la organización de las elecciones presidenciales.

El debate tendrá cinco bloques (cuatro temáticos y un bloque de cierre), de acuerdo a la siguiente estructura:

PREVIO A LOS BLOQUES:

– Habrá un mensaje de la Corte Electoral de 3 minutos para brindar información a propósito de la segunda vuelta electoral.
– Un mensaje inicial de 1 minuto, 30 segundos de cada uno de los candidatos.

BLOQUE TEMÁTICOS:

– Tendrán 4 minutos de exposición (entre los dos candidatos).
– Y 5 minutos corridos de intercambio, a confirmar con los candidatos.
– Cada bloque cerrará con un mensaje final de 1 minuto, 30 segundos de cada candidato.
BLOQUE 1: Desarrollo económico y empleo.
– Producción.
– Relaciones laborales.
– Infraestructura.
– Inserción internacional.
BLOQUE 2: Integración social y seguridad.
– Sistema carcelario.
– Narcotráfico.
– Entramado social.
– Seguridad nacional.
BLOQUE 3: Desarrollo humano.
– Educación.
– Salud.
– Vivienda.
– Seguridad social.
– Cultura y deporte.
BLOQUE 4: Visión país y rol del Estado.
– Ejes de tema libre.
BLOQUE 5: Cierre.
– Mensaje final de 1 minuto, 30 segundos de cada uno de los candidatos.

DINAMISMO

El segundo debate entre Martínez y Lacalle Pou será «más dinámico» que el primero. Durará hasta dos horas. «Economía», Los 4 tópicos: «Integración social y seguridad», «desarrollo humano y «visión país y rol del Estado».

TNU se encargará de la realización pero el debate se realizará en un estudio a arrendar, a efectos de cumplir con la ley 19.827 aprobada en setiembre.

El País apunta que el lugar será Estudio 9, situado en el antiguo Palacio Sudamérica.
La trasmisión se realizará en cadena y podrá durar hasta dos horas repartidos en cuatro bloques.

A diferencia del primer debate, éste tendrá una «modalidad más dinámica» , según adelanta La Diaria en su edición de hoy en base a fuentes políticas.

Según los comandos de ambos equipos habrá un tiempo extra, por fuera de las áreas temáticas, para el intercambio y la réplica.

“Va a ser un debate más abierto, de más intercambio. Es lo que nos parecía mejor para esta etapa. El miércoles 13 cada uno tendrá la oportunidad de defender lo que le parece mejor”, opinó Lacalle Pou.

Sobre el rol que ocuparán los comunicadores no han trascendido detalles.

Según El País, nada hace prever de que tengan un desempeño distinto al debate de octubre: controlar el tiempo.

La Corte Electoral no impuso un espacio de preguntas, ni siquiera las preguntas cruzadas como son de estilo en los debates políticos de España y Brasil.

LOS TEMAS

«Economía», «Integración social y seguridad», «desarrollo humano» y «visión país y rol del Estado», serán los cuatro tópicos sobre los cuales girará el debate.

La Diaria explica que la Corte Electoral demoró en avanzar en los detalles porque recién el martes último estuvieron prontas las proclamaciones con el fin del escrutinio departamental.

La Ministra de la Corte Electoral, Ana Lía Piñeyrúa, dijo en el programa «Así nos va» de Radio Carve que aun quedan otros puntos de por delinear en la negociación entre el organismo, los comandos de los candidatos y los medios que participan de la trasmisión.

El organismo deberá consultar a la Asociación de la Prensa del Uruguay para dar el visto bueno final.

Piñeyrúa, ex diputada y ministra, reconocida militante del Partido Nacional, duda que se llegue a la instancia en función de todos los detalles que restan por negociar.

Para la funcionaria, no están totalmente confirmados ni el día, ni la hora, ni lugar.
Explicó que los debates son «instancias costosas» y que la Corte no cuenta con el presupuesto, más allá de lo que estableció la ley.

No obstante, se indicó, la Corte recibirá presupuesto adicional para la realización y trasmisión.

Diario El Pueblo


VOLVER