México condena el golpe de Estado en Bolivia y pide reunión urgente de la OEA

Condena Ebrard golpe de Estado en Bolivia; “México no vería con buenos ojos un gobierno de carácter militar”, asegura

El canciller mexicano Marcelo Ebrard señaló que lo sucedido el domingo en Bolivia fue un golpe de Estado porque a pesar del anuncio de Evo Morales para realizar nuevas elecciones, el Ejército le pidió la renuncia.

“Como saben, se dio a conocer un reporte de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en relación al proceso electoral. Después, Evo Morales dio a conocer la realización de nuevas elecciones. Posterior a ello, el Ejército pidió la renuncia y el presidente Evo Morales resolvió presentar su renuncia para evitar una guerra civil, por consecuencia, es un golpe porque el Ejército pidió la renuncia del presidente y eso violenta el orden constitucional en el país”, afirmó durante la conferencia de prensa matutina.

Reiteró que la postura que México ha definido es la de reivindicar y demandar el respeto al orden constitucional y a la democracia en Bolivia. “Por supuesto que haremos valer el derecho de asilo que México siempre lo ha promovido y ejercido en las muy diferentes circunstancias históricas que caracterizan a nuestra política exterior”.

Asimismo, adelantó que el México le solicitará a la OEA una reunión urgente “porque lo que hubo ayer frente al pronunciamiento militar y las operaciones policiales, fue el silencio y el primer y esencial artículo que fundó la OEA es la defensa de las autoridades y democracia. ¿Cómo se puede guardar silencio ante acontecimientos de esta gravedad?”.

“Nosotros lo vemos como un grave retroceso para la vida democrática de todo el continente. Los golpes militares nunca han traído nada positivo, van en contra de la vida democrática, por consiguiente estamos muy preocupados”, manifestó.

“Hay muchos países que seguramente coincidirán con México en pedir una explicación de por qué el silencio de la OEA frente a un pronunciamiento del Ejército exigiendo la renuncia del presidente en turno, electo, por cierto, a un periodo que concluye en enero del año que entra”, agregó.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores refirió que la conducta de México se regirá por el principio elemental de la no intervención, “significa que México mantiene el reconocimiento al gobierno legítimamente electo hasta el término de su gobierno. Reconocer a otro gobierno es una intervención y favorecer el proceso que contradice nuestros principios de democracia y no intervención, vamos a ser congruentes con ese principio”.

Puntualizó que con los sucesos en Bolivia, la lección para toda la región latinoamericana es que la solución de las controversias políticas debe ser por conductos democráticos y pacíficos. “Lo importante es que no regresemos al golpismo porque no va a traer nada bueno a las democracias. No se puede convocar la democracia usando los ejércitos. Todos los casos en los que ha habido una intervención por la fuerza militar, policial o combinado han terminado en grandes tragedias”.

Sostuvo que México estará al pendientes de los acontecimientos que hoy se den en Bolivia, luego de que la renuncia de Evo Morales no fue la única, también hubo dimisiones de ministros, senadores y diputados.

Y aseguró que “México no vería con buenos ojos ningún tipo de gobierno que no emane de un proceso electoral legítimo, un gobierno de carácter militar”.

Respecto a la respuesta de Evo Morales al ofrecimiento de asilo en México, Ebrard Casaubón indicó que todavía no la tienen, pero que en cuanto haya algún pronunciamiento, lo darán a conocer.

“El asilo es una tradición mexicana que data desde la política exterior que se implementó desde la Doctrina Estrada, y esa tradición de respeto y compromiso con el derecho de asilo es uno de los timbres de orgullo de la política exterior de México y la vamos a mantener contra viento y marea”, subrayó.

Aristegui


Una vía a la autodeterminación de los pueblos y el rescate de Latinoamérica; la importancia del asilo político en México – Por Regina Moreno*, especial para NODAL

“Proteger las libertades y las democracias de los países”; Marcelo Ebrard fija la postura del presidente y el gobierno ante el Golpe de Estado en Bolivia.

Este lunes, el canciller Marcelo Ebrard fijó en la conferencia de prensa matutina del Gobierno de México, la postura del país frente a los recientes sucesos de Golpe de Estado en Bolivia. Con el fin de reivindicar y demandar el respeto al orden constitucional y a la democracia, el gobierno mexicano encabezado por Andrés Manuel López Obrador ha ofrecido asilo político a Evo Morales, quien pocas horas después de haber llamado a un nuevo proceso electoral, renunciara a la presidencia de su país y comenzara los preparativos de exilio político.

No es la primera vez que la política exterior de México toma una decisión de esta índole, pues es precisamente la postura de apertura y asilo, la que ha brindado a líderes políticos y migrantes de diferentes partes del mundo, conservar el derecho de autodeterminación de sus naciones. Primero el presidente Lázaro Cárdenas del Río recibió a los exiliados de la opresión nazi en Austria, para posteriormente abrir las puertas a quienes huyeron del fascismo franquista en España. Y en fue en 1973 cuando el golpe militar en Chile derrocaba al gobierno de Salvador Allende, que la clase política intelectual del momento se solidarizó con el exilio chileno, al recibir en México a ministros de Estado, dirigentes e intelectuales que escaparon a la dictadura militar que duró 17 años, luego de que se perpetrara el asesinato del líder de izquierda más importante de la política contemporánea.

Resultado de imagen para marcelo ebrard

Históricamente, además de significar un acto de solidaridad con las democracias de otros países, el derecho de asilo implica un enriquecimiento en distintos niveles tanto para el país migrante como para el huésped; y es que se ponen en una relación de intercambio las cuestiones ideológicas, políticas y culturales de las naciones debido a la coyuntura de cada país.

Son casi siempre cuestiones políticas e ideológicas las que llevan a poblaciones enteras a dejar sus lugares de origen y con el paso del tiempo, se ha vuelto casi determinante que los movimientos golpistas, quienes expulsan, enaltecen el discurso de odio entre la población, generando un alarmante retroceso en los procesos democráticos que han costado a la izquierda latinoamericana años de lucha.

Tal como lo remarcó el Secretario de Relaciones Exteriores, el compromiso de la Cuarta Transformación está al servicio de las democracias y la libertad; por lo que considera “timbre de orgullo” de la política exterior mexicana, abrir las puertas a todo aquello que favorezca a los gobiernos progresistas de América Latina y el resto del mundo.

*Comunicadora por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, México


Gobierno uruguayo denuncia “golpe de Estado” en Bolivia

El texto se titula “Golpe de Estado en Bolivia” y afirma que “no existe argumento que pueda justificar estos actos, en particular habiendo anunciado pocas horas antes el Presidente Morales su intención de convocar a nuevas elecciones, a partir del informe producido por la misión electoral de la Organización de Estados Americanos”.

“El Gobierno del Uruguay hace un urgente llamado a todos los actores bolivianos para que cesen los actos de violencia y para que el proceso electoral se encauce de conformidad con las disposiciones de la Constitución y las Leyes del Estado Plurinacional de Bolivia, restaurando de inmediato el Estado de Derecho y respetando plenamente los derechos humanos y civiles de todos los habitantes y particularmente la inviolabilidad de las representaciones diplomáticas extranjeras y de sus funcionarios”, dice el comunicado.

COMUNICADO DE PRENSA: Golpe de Estado en Bolivia

El Gobierno del Uruguay expresa su consternación por el quiebre del Estado de Derecho producido en el Estado Plurinacional de Bolivia, que forzó la salida del poder del presidente Evo Morales y sumió al país en el caos y la violencia.

El Uruguay considera que no existe argumento que puedan justificar estos actos, en particular habiendo anunciado pocas horas antes el Presidente Morales su intención de convocar a nuevas elecciones, a partir del informe producido por la misión electoral de la Organización de Estados Americanos.

El Gobierno del Uruguay hace un urgente llamado a todos los actores bolivianos para que cesen los actos de violencia y para que el proceso electoral se encauce de conformidad con las disposiciones de la Constitución y las Leyes del Estado Plurinacional de Bolivia, restaurando de inmediato el Estado de Derecho y respetando plenamente los derechos humanos y civiles de todos los habitantes y particularmente la inviolabilidad de las representaciones diplomáticas extranjeras y de sus funcionarios.

Montevideo, 11 de noviembre de 2019

Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores

180


VOLVER