Mujeres hondureñas marcharon para que renuncie el presidente Hernández

Sombrillas de colores, pañuelos verdes, velas, instrumentos para animarla jornada y consignas feministas están presentes en las distintas movilizaciones que se convocan en Honduras, en demanda a la salida del gobierno de Juan Orlando Hernández, por sus señalamientos de corrupción y financiamiento del narcotráfico, como quedó demostrado recientemente en una corte de Estado Unidos, donde su hermano, Antonio “Tony” Hernández, fue declarado culpable de conspirar para introducir drogas.

Desde década atrás, el mensaje Ni golpes de Estado Ni golpes a las mujeres, cobra fuerza. Las mujeres cargan la factura más dolorosa con la instalación de un régimen que se sostiene bajo la violencia, en su mayoría dirigido por las fuerzas de seguridad del propio Estado, asegura el Foro de Mujeres por la Vida.

Los feminicidios, entendidos como crímenes de odio contra las mujeres por razones de género, se incrementaron en Honduras después del golpe de Estado, ocurrido el 28 de junio de 2009, de acuerdo con el documento de la coalición Feministas en Resistencia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Esto se debe al «estado de desprotección en que se encuentran las víctimas y al debilitamiento de las instituciones encargadas de la protección de los derechos humanos de las mujeres», han denunciado las mujeres y organizaciones feministas.

Carolina Sierra del Foro de Mujeres por la Vida, asegura que las mujeres en la historia han estado como pilares fundamentales de las luchas, aunque el sistema patriarcal quiera borrar sus aportes y demandas. Pero, la fuerza de sus peticiones unida a las nuevas tecnologías, han logrado que sigan aportando a la defensa de los territorios, comunidades y países.

“La incipiente democracia en Honduras está afectando la vida y cuerpos de las mujeres. El modelo no está visibilizando lo que estamos haciendo en varias regiones del país. Mujeres que a pesar de la política de miedo instaurada salen a las calles, luchan para denunciar la dictadura, luchan por defender las comunidades, sus hogares y el país entero”, agregó Sierra.

Carolina remarcó el esfuerzo que tantas mujeres en Honduras hacen para salir a protestar: realizan hasta tres jornadas; en la casa criando hijos/as, en sus trabajos, pero siempre buscan el espacio para protestar en las calles, para que sus voces se escuchen.

Defensa del país, defensa del territorio

Masvely del Cid de Tejedoras de Sueño, una de las organizaciones que acuerpa el Foro de Mujeres por la Vida, cree que el actual momento que Honduras atraviesa es clave, porque el régimen a base de fuerza y represión pretende continuar en el poder, pero las mujeres y juventud sale a las calles en reclamo a sus pretensiones y abusos.

“Las organizaciones de mujeres llevamos años en las calles, denunciamos la violencia que provoca tanto feminicidio, pero también hacemos propuestas para eliminar las violencias que enfrentamos en los territorios con el modelo extractivo. Frente al Estado acaparador, surgen las propuestas de recuperación territorial”, dijo Del Cid.

Rachel Ramírez, feminista del Foro de Mujeres por la Vida, cree que la participación de las mujeres en las protestas responde a la realidad que les toca enfrentan, son ellas quienes administran los pocos ingresos de sus casas, las que mandan a sus hijos e hijas a las escuelas, a las que les toca lidiar con los pocos ingresos y la violencia imperante en el país. “Las mujeres salen para denuncia sus realidades”, dijo Ramírez.

Autoconvocadas

En las últimas semanas, las mujeres de la zona norte han iniciado acciones de protestas «autoconvocadas», llaman a la ciudadanía a salir a las calles sin que nadie las convoque, sino ellas y ellos mismos luchando por la transformación del país.

Autoconvocadas denunciando la dictadura, autoconvocadas denuncian las violencias que provocan tantos feminicidios, smos autoconvocadas para rechazar la impunidad, nos autoconvocamos para generar acción, planteamientos, así sin nombres pero con nuestras identidades, nos juntándonos para denunciar la crisis agudizada en la que nos tiene la actual narcodictadura que dirige Juan Orlando Hernández, dijo Carolina Sierra.

Progreso


VOLVER