Otorgan salvoconducto para que la hija de Evo Morales se asile en México

Dan salvoconducto a hija de Evo Morales para asilo en México

La noche de este martes, la Cancillería interina de Bolivia autorizó un salvoconducto para la hija de Evo Morales, Evaliz Morales Alvarado, y a María Inosenta Poñe Poichee, quienes se encuentran asiladas en la Embajada de México en ese país.

A través de Twitter, la dependencia boliviana anunció esta decisión.

Por su parte, la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, afirmó que este documento para viajar fue otorgado para que Evaliz Morales Alvarado reciba asilo en México, pues comentó que “la familia no es culpable de las acciones de su padre (Evo Morales)”.

Por el momento la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) no se ha pronunciado al respecto.

Reportan al menos 10 muertos en Bolivia durante protestas en inmediaciones de YPFB

Al menos 10 manifestantes murieron este martes en la localidad de Senkata, en el municipio de El Alto, a unos 40 minutos de La Paz, Bolivia, durante protestas contra la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, y en apoyo al expresidente Evo Morales.

El periodista argentino Fernando Oz reportó esta noche la muerte de 10 personas, la mayoría a causa de impactos de bala, desde el barrio 25 de Julio, en Senkata. La Defensoría del Pueblo boliviana, por su parte, confirmó tres muertos de manera preliminar en un comunicado difundido a las 16:00 horas.

Las protestas en Senkata ocurren en las inmediaciones de una planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), cuyos accesos estaban bloqueados por manifestantes desde la semana anterior. Este martes, los simpatizantes de Evo Morales acordaron suspender los bloqueos por 48 horas para permitir el abastecimiento de combustible a la ciudad de La Paz.

El diario boliviano La Razón informó que, pese al acuerdo y aunque varios manifestantes sí cumplieron con el desbloqueo temporal, la Policía Nacional de Bolivia utilizó gas lacrimógeno para despejar la ruta de los camiones cisterna.

Aristegui


VOLVER