Panamá: Policía reprime nueva manifestación contra las reformas constitucionales

Policía reprime a estudiantes en universidad panameña

Fuerzas policiales panameñas reprimieron en la noche de este jueves una manifestación pacífica contra la reforma constitucional en la Universidad Nacional de Panamá.

Gremios estudiantiles denunciaron que las fuerzas policiales dispararon contra los estudiantes que participaban en la nueva jornada de protestas.

La protesta estudiantil se suma a la de otros sectores de la población que, desde hace una semana, rechazan el paquete de reformas a la Constitución presentado en el Parlamento para su discusión.

Durante las manifestaciones de este jueves, los jóvenes se manifestaron frente a la Asamblea Nacional contra la corrupción y para rechazar las declaraciones homofóbicas del pasado martes por parte del diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Jairo Salazar.

El miércoles más de 40 personas fueron detenidas durante la jornada de movilizaciones y protestas contra la reforma constitucional impulsada por el presidente Laurentino “Nito” Cortizo.

Los manifestantes demandan el cese del debate, el retiro de estas propuestas del pleno de la Asamblea Nacional de diputados y aprovechar la situación para sentar las bases para una discusión real sobre una constituyente.

Telesur


Presidente de Panamá defiende su propuesta de reforma constitucional

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, defendió este jueves su propuesta de reforma constitucional asegurando que es “práctica” y conveniente, y pidió a los diputados que “no se confundan” y actúen en favor del país, donde sectores han salido a la calle en rechazo los cambios y la forma cómo se discuten en el Legislativo.

Cortizo se pronunció sobre el tema en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por la directiva de la Concertación Nacional, en ente integrado por 23 sectores nacionales que durante nueve meses redactó la propuesta de reforma que el Gobierno presentó al Parlamento unicameral para su discusión.

Tanto la propuesta del Ejecutivo como los cambios incluido por los diputados durante los debates ha generado el rechazo de sectores estudiantiles, académicos, sindicales y de grupos LGBTI, que han llegado a enfrentamientos con la fuerza pública como los registrados el miércoles con saldo de medio centenar de personas detenidas.

Tras coincidir con los directivos de la Concertación Nacional en que las propuestas introducidas por los diputados en la reforma son inconvenientes, generan división y confrontación entre la población, Cortizo animó a la sociedad panameña a leer con detenimiento su documento original.

“Tenemos un equipo que está trabajando desde ayer y que me tiene que presentar el 7 de noviembre una serie de recomendaciones de cuáles artículos el Ejecutivo considera que se deben eliminar” de las reformas aprobadas el pasado lunes en tercer y último debate por el Parlamento unicameral.

Las reformas deberán ser sometidas nuevamente a discusión en la segunda legislatura parlamentaria que comenzará el próximo enero, antes de ser finalmente llevadas a referendo popular, algo que el Ejecutivo aspira que ocurra en el 2020.

Cortizo adelantó que entre los artículos presentados por los diputados que no ve convenientes destacan el referido al presupuesto del Estado, a la figura de una especie de “superfiscal” para investigar a altos funcionarios, y establecer que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.

“No voy a permitir que ningún artículo o que nadie ponga a los panameños, independientemente del color, del sexo, de posición ideológica, a confrontarnos”, expresó el presidente, y agregó que “las reformas constitucionales se van a hacer como se deben hacer”.

Cortizo además pidió a su equipo de trabajo y a los diputados del Parlamento, incluida la bancada mayoritaria del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD), que pongan el interés nacional por encima de cualquier otro.

“Yo no estoy aquí para más de lo mismo, créanme lo que les estoy diciendo (…) por encima del partido, está el país: no se confundan y si quieren ponerme a prueba que me pongan a prueba. No se confundan que el país está por encima de todo”, dijo Cortizo dirigiéndose directamente a los legisladores.

El presidente admitió que ha sectores dentro de la Asamblea Nacional “que no quieren cambios”, pero sostuvo que él tampoco quiere quedarse “con la misma Constitución”, y que su propuesta de reforma “no es perfecta”, pero es “la más práctica” pues sirve para “dar más balance a la institucionalidad” de Panamá.

“Nosotros no podemos como país desaprovechar una cantidad de muy buenos artículos, incluyendo algunos sociales, por ejemplo asegurar en la Constitución que el equivalente al 6 % del PIB sea el presupuesto de la educación”, añadió entre otros argumentos al insistirle a los panameños que “lean” propuesta de cambios presenta por el Ejecutivo.

El paquete consensuado por la Concertación Nacional incluye modificaciones en temas relacionados con la administración de justicia, la salud, la educación, el medio ambiente, la descentralización o el funcionamiento del Parlamento.

Hay sectores como el poderoso sindicato de la construcción Suntracs o ligas de estudiantes de universidades públicas que no solo rechazan la forma en que se ha desarrollado la discusión en el Parlamento, sino también la propia iniciativa de la Concertación, y exigen que se llame a una Asamblea Nacional Constituyente.

El Siglo