El Parlatino rechaza el golpe de Estado en Bolivia

El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) reprobó hoy la presión ejercida por las Fuerzas Armadas de Bolivia sobre el presidente Evo Morales para que renunciara, alegando que esta acción configura un golpe de Estado.

Ante esta realidad, el órgano regional llamó a las partes en conflicto a buscar una solución pacífica sobre los asuntos que motivan la crisis para preservar la estabilidad institucional e integridad de los ciudadanos, bajo el principio del ‘más estricto respeto a los derechos humanos’.

En declaración emitida este martes, el Parlatino precisó que es un organismo que rechaza toda forma de violencia independientemente de su origen, de ahí que la salida negociada pudiera apegarse a los principios del Tratado de Institucionalización del ente legislativo.

Al respecto, señaló que entre los propósitos de este mecanismo sobresalen la defensa de la democracia, la autodeterminación de los pueblos y el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales.

Por tal motivo y como acostumbra en estos casos, el Parlatino pone a disposición del Estado Plurinacional de Bolivia y las partes en conflicto, el espacio institucional de la sede permanente en Panamá, con el ánimo de contribuir al mejor desenlace de la grave situación que vive la nación andina.

DECLARACIÓN DEL PARLATINO SOBRE LA SITUACIÓN POLÍTICA EN EL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA

El Parlamento Latinoamericano y Caribeño, PARLATINO

CONSIDERANDO

La delicada situación sociopolítica que desde hace varios días vive el Estado Plurinacional de Bolivia, derivada de una controversia entre sectores que apoyan la reelección del Presidente de la República, señor Juan Evo Morales Ayma, y sectores que alegan que hubo irregularidades en el proceso electoral, todo ello con muy graves consecuencias para la seguridad ciudadana y la estabilidad institucional del país.

Que el Presidente de la República, señor Juan Evo Morales Ayma, por “recomendación” de las Fuerzas Armadas, ha renunciado a sus altas funciones como Jefe de Estado “por la paz social y la tranquilidad” y denunciando un “golpe cívico”.

Que la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia establece que la renuncia del Presidente será presentada ante la Asamblea Legislativa Plurinacional, y que una de las funciones de dicho órgano legislativo consiste en “admitir o negar la renuncia de la Presidenta o del Presidente del Estado, y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado.”

Que la alteración del orden público en Bolivia continúa a pesar de la renuncia presidencial.

Que el Tratado de Institucionalización del PARLATINO determina que el organismo tendrá, entre otros, los siguientes principios y propósitos: la defensa de la democracia; la autodeterminación de los pueblos para darse, en su régimen interior, el sistema político, económico y social que libremente decidan; el estricto respeto a los derechos humanos fundamentales, y porque no sean afectados en ningún Estado latinoamericano en cualquier forma que menoscabe la dignidad humana;

DECLARA:

Que en rigurosa consideración del principio de la no intervención, el Parlatino no puede pronunciarse sobre el mérito de la controversia suscitada en Bolivia que ha llevado a la renuncia del Presidente Morales.

Que reprueba la presión ejercida sobre el Presidente Morales por parte de las Fuerzas Armadas para que renuncie, lo que configura una forma de golpe de Estado.

Que en cumplimiento de los principios y propósitos institucionales mencionados, urge a las partes en conflicto a buscar una solución pacífica de los asuntos que motivan la crisis, preservando la estabilidad institucional y la integridad de los ciudadanos, bajo el principio del “más estricto respeto a los derechos humanos”, como reza el Tratado de Institucionalización del PARLATINO, organismo que rechaza toda forma de violencia independientemente de su origen.

Que de acuerdo con las normas constitucionales de Bolivia es indispensable, como solución política de la crisis y el restablecimiento de la institucionalidad democrática, que a la mayor brevedad se convoque a elecciones libres, secretas, informadas y observadas, para que el pueblo boliviano decida quién será el gobernante del país.

Que, como acostumbra el PARLATINO en estos casos, pone a disposición del Estado Plurinacional de Bolivia y a las partes enfrentadas, el espacio institucional de la sede permanente, considerada la casa de la democracia de América Latina y el Caribe, así como sus buenos oficios, con el ánimo de contribuir al mejor desenlace de la grave situación que se vive en el país.

Dada en la sede permanente del Parlamento Latinoamericano y Caribeño, en la ciudad de Panamá, República de Panamá, a los 11 días del mes de noviembre de 2019.

Parlamento Cubano


VOLVER