Perú: Keiko Fujimori es excarcelada mientras sigue investigada por corrupción

Keiko Fujimori deja cárcel, pero critica proceso

Por Henry Cotos / Grace Mora

“Me voy a tomar un tiempo para reencontrarme con mi familia, para recuperar mi salud, y después, más adelante, decidiremos también en la segunda etapa de mi vida”, afirmó Keiko Fujimori, quien recuperó su libertad –tras 394 días de reclusión– por orden del Tribunal Constitucional.

Ni bien pisó la calle, la lideresa de Fuerza Popular afirmó que se tomará un tiempo para tomar decisiones sobre sus actividades. Rodeada de flashes, reporteros, seguidores y cercanos a ella, añadió más palabras al dejar el penal.

“Ha sido el momento más doloroso de mi vida. Dios me ha dado fuerzas para resistir. Gracias a mi esposo, a mis hijas que fueron mi esperanza, a la doctora Giulliana Loza, que nunca dejó de luchar”.

Hubo fuerte seguridad

Tras una tensa espera, abandonó anoche el penal Santa Mónica de Chorrillos luego de que el INPE concluyó con todos los trámites administrativos y tras descartar, dijeron, que tuviera otra orden de captura vigente.

Fue recibida en la puerta del penal por su esposo Mark Vito, su abogada Giulliana Loza y los excongresistas Luz Salgado y Luis Galarreta, entre otros.

Un contingente de policías resguardó la seguridad de la zona, que desde temprano estuvo ocupada por una nutrida portátil de Fuerza Popular.

Salió del penal luego de cumplir 13 meses de prisión preventiva, aunque seguirá siendo investigada por la presunta recepción de dinero ilícito en las campañas del 2011 y 2016.

Pese a que todavía debe seguir su proceso, su salida se celebró como si se le hubiera declarado inocente de todo cargo. “Salgo del penal con una nueva misión, ayudar a las personas que están en prisión sin sentencia”, indicó sonriente. En medio del alboroto de sus partidarios, subió a una camioneta que la trasladó finalmente hacia su domicilio.

Oficio en curso

Durante todo el día, los excongresistas fujimoristas y los abogados de Keiko estuvieron presionando para que el Poder Judicial entregue al INPE el oficio que disponía su libertad.

El documento emitido por la jueza Rosa Amaya Saldarriaga, del 20º Juzgado Penal de Lima, fue recibido por la Subdirección de Registro Penitenciario del INPE, a las 3:58 de la tarde.

Esto generaba impaciencia en el fujimorismo. Mark Vito dejó su carpa, en la que cumplió una muy singular huelga de hambre, para tomar un megáfono y con toda vitalidad arengar a la portátil para exigir a viva voz la libertad de su esposa.

El jefe del INPE, César Cárdenas, explicó que antes de permitir la salida de prisión debían verificar judicialmente a nivel nacional que no tenga otra orden de captura, lo que hicieron de manera acuciosa.

El lunes 25 de noviembre, el TC anunció que revocaba la prisión preventiva de 18 meses, por cuatro votos contra tres. La sentencia recién se publicó el jueves 28 y ayer fue notificada al Poder Judicial.

Al acercarse la hora de la liberación, los seguidores de la fujimorista dieron rienda suelta a su alegría en las cercanías de la cárcel. Por eso, al salir, ella les agradeció y comentó la decisión del TC de revocar la orden de prisión preventiva en su contra. Dijo que representaba la corrección de “un gran daño que se nos ha hecho, en un proceso lleno de abusos y arbitrariedades”.

La hermana mayor de Kenji Fujimori aseguró que seguirá “colaborando” con el sistema judicial. “Lo que me corresponde hacer es seguir enfrentando esta investigación como siempre lo he hecho, colaborando con la justicia”, indicó.

Vale recordar, no obstante, que uno de los argumentos que utilizó el fiscal José Domingo Pérez para requerir la prisión preventiva contra la lideresa de Fuerza Popular fue justamente que existía peligro procesal en su investigación y de que haya obstrucción a la justicia. Fue este argumento el que determinó la medida restrictiva en su contra.

Keiko Fujimori seguirá siendo investigada por los delitos de lavado de activos y por ser la cabeza de una presunta organización criminal. Estuvo internada en el penal de Chorrillos desde el 1 de noviembre del 2018 por una orden emitida por el juez Richard Concepción Carhuancho.

Fiscal José Pérez pidió que se plantee recurso de nulidad

El fiscal Pérez pidió que se presente un recurso de nulidad contra el fallo del Tribunal Constitucional que favorece a Keiko Fujimori.

“Acabo de presentar un oficio solicitando al procurador del Poder Judicial que plantee o pida, o formule la nulidad correspondiente a la sentencia que declara fundado el hábeas corpus que dispone la excarcelación de la investigada Keiko Fujimori”, señaló.

Según José Pérez, a esa Procuraduría se podía requerir que se anule la decisión de Blume, Sardón, Ferrero y Ramos. Para el fiscal, no se consiguieron los cuatro votos necesarios para que el colegiado pueda formar sentencia.

La cifra

394 días estuvo en prisión desde que se le recluyó el 1° de noviembre del 2018.

Reacciones

Ernesto Blume – Presidente del TC

“La sentencia de hábeas corpus es cosa juzgada, inamovible y de carácter obligatorio; por lo tanto, lo único que puede ocurrir es que se aclare un concepto oscuro, algún error ortográfico o mecanográfico, nada más. La sentencia fortalece el sistema anticorrupción”.

Carlos Ramos -Magistrado del TC

“Pediría a los fiscales y jueces actuar en el marco de sus competencias, con moderación y prudencia, pensar en lo que viene más adelante, concentrar sus esfuerzos en la acusación. El procurador puede pedir una aclaración de la sentencia, pero no el fiscal”.

Eloy Espinosa-Saldaña – Magistrado del TC

“Yo no he estado de acuerdo, pero como parte de un colegiado tengo que respetar lo que han resuelto mis colegas. En una institución las reglas de voto son claras. La sentencia no tiene carácter de precedente, puede haber un pronunciamiento distinto en otro caso”.

La República


Fiscal Pérez allana oficinas de la Confiep por caso de aportes a campañas de Keiko Fujimori en 2011 y 2016

El juez Víctor Zúñiga Urday autorizó el allanamiento a la sede central de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), requerido por el fiscal José Domingo Pérez, a raíz de los aportes que confesaron algunos empresarios para la campaña de Keiko Fujimori en 2011.

La orden judicial permite al fiscal, además, incautar documentos, vouchers y boletas de pago sobre la campaña del 2016. Sin embargo, fuentes del Ministerio Público sostuvieron que las evidencias a incautarse pueden también estar relacionadas a las actividades desplegadas por el gremio empresarial durante las épocas electorales del 2011 y 2016.

Las fuentes indicaron a Perú21 que Pérez tomó esa medida al considerar que los empresarios “pueden no haber entregado la información requerida” porque colaboraron con la Fiscalía “al estar bajo presión del avance de las investigaciones”.

Los empresarios y representantes de la Confiep se encuentran ahora en Paracas por la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2019.

La autorización explica que la medida tiene como finalidad de encontrar “documentación consistente en comprobantes como facturas, boletas, certificados de donación y cualquier otro vinculados a las donaciones, recepciñon o entrega de dinero o bajo cualquier otro título que realizaron los integrantes, asociados o miembros de la Confiep para campaña política de las elecciones generales de los años 2011 y/o 2016”.

En esa misma línea, el fiscal José Domingo Pérez también está en la búsqueda de comprobantes o documentación que incriminen a la Confiep como confederación en la entrega de aportes para las campañas ya mencionadas. El allanamiento durará un máximo de 48 horas.

También se autorizó que “la presente medida será ejecutada en todos sus extremos indistintamente por los señores fiscales adjuntos provinciales del Equipo Especial de Fiscales que se avocan a dedicación exclusiva al conocimiento de las investigaciones vinculadas con delitos de corrupción de funcionarios y conexos en los que habría incurrido la empresa Odebrecht, bajo la dirección del fiscal provincial José Domingo Pérez Gómez”.

Perú21


VOLVER