Sandra Cossio, dirigenta indígena boliviana: “Este golpe de Estado es machista”

Sandra Cossio, integrante de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias Bartolina Sisa, habló con La tinta sobre la situación crítica que vive Bolivia.

Las últimas horas en Bolivia se convirtieron en un huracán de hechos políticos, declaraciones cruzadas, protestas y movilizaciones, y la represión desatada contra quienes rechazan el golpe de Estado. Tanto las fuerzas de seguridad como los grupos de choque de la derecha, financiados por el Comité Cívico de Santa Cruz, lanzaron una persecución desmedida contra ex funcionarios y dirigentes sociales y sindicales. Al mismo tiempo, en la ciudad de El Alto –uno de los bastiones del Movimiento Al Socialismo (MAS)-, desde el lunes a la noche se multiplican las protestas, pese a que las fuerzas armadas anunciaron que en el país regía un estado de sitio de facto.

En medio de este panorama, Morales junto al vicepresidente Álvaro García Linera lograron salir del país, luego que el gobierno mexicano les brindara el asilo político. El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, fue el encargo de relatar la road movie aérea por la cual Morales y García Linera pudieron abordar en el departamento de Cochabamba el avión enviado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Las escaladas en Perú, Paraguay y Brasil, las ordenes y contraordenes, la negativa de varios gobiernos regionales a abrir el espacio aéreo, las tensiones ante la falta de respuesta desde Bolivia y por fin la autorización otorgada por la Fuerza Aérea boliviana, permitieron que este martes la comitiva arribara a la capital mexicana.

Para Sandra Cossio, comunicadora popular e integrante de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias Bartolina Sisa, en su país se perpetró “un golpe de Estado machista” cuando el domingo pasado Morales y todo su gabinete renunciaron ante la “sugerencia” realizada por el alto mando militar para que abandonen sus cargos. A partir de ese momento, en Bolivia se profundizaron las tensiones, que se encontraban a flor de piel luego de las elecciones presidenciales realizadas el 20 de octubre pasado.

“Estamos preocupadas –relató Cossio a La tinta-, porque son días muy difíciles, ya que tras este golpe de Estado la situación para nosotras y el Movimiento Al Socialismo (MAS) está más difícil. La situación en las calles es complicada, ya que las organizaciones sociales de las áreas rural y urbana salieron. La ciudad de El Alto se volcó a las calles, buscando el respeto de la Constitución Política del Estado, y especialmente a nuestra whipala, y a nuestro presidente Evo Morales, al que han obligado a renunciar”.


La renuncia de Morales desencadenó la ausencia total de autoridades del Estado, y al cierre de esta edición la senadora Jeanine Añes se autproclamó presidenta, pese a que la Asamblea Legislativa Plurinacional, encargada de aceptar la renuncia del mandatario y su gabinete, y definir la línea sucesoria institucional para el país, no pudo reunir. Los diputados del MAS pidieron a los sectores de la oposición garantías y que se respeten sus derechos para de esa manera participar en la sesión, pero al no ocurrir esto no pudieron llegar al recinto.

Desde los sectores que respaldaron la desestabilización contra Morales, justificaron la autodesignación de la legisladora como mandataria interina com el argumento de que que el artículo 170 de la Constitución Política del Estado establece que la presidencia cesa, entre otras causas, por ausencia o impedimento definitivo. Y que la Carta Magna permite que “alguien” del Poder Legislativo pida que asuma la siguiente en la línea de sucesión sin necesidad de quórum. La medida fue respaldada por el Tribunal Constitucional del país.

Cossio es contundente al expresar que “la representación y autoproclamación de Añez es ilegal, porque no se instaló la asamblea al no haber quórum. El primer punto que tenían que tratar, si se instalaba la asamblea, donde el MAS es mayoritario, era la renuncia del presidente Morales y del vicepresidente, cosa que no se realizó. Por eso, la señora Añez incurrió en la ilegalidad. Nosotras, como pueblos, no toleramos este accionar, por eso hay movilizaciones en El Alto, la gente sigue bajando para defender la legalidad y el respeto a la Constitución Política del Estado”.

La integrante de las Bartolina explicó que los sectores de derecha y conservadores “sí o sí tienen que instalar un gobierno para legalizar lo que ellos creen que es legal. Pero ahora existe la deferencia entre la legalidad y la fuerza de los pueblos indígenas”. “Como organizaciones sociales, estamos solas, ya que la policía y las fuerzas sociales están a favor de ellos”, advirtió.

Cossio señaló que para las cuatro de la tarde está convocada una nueva sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional, en la que la bancada del MAS intentará participar para anular la “autoproclamación de Añez” y “rechazar la renuncia de Evo Morales”. Al mismo tiempo, contó que miles de personas junto a sus organizaciones se trasladan a La Paz para repudiar a los golpistas y con el objetivo de no “permitir la instalación de esta ilegalidad”.

Por otro lado, aseguró que a los movimientos sociales “nos molesta mucho la postura de las fuerzas armadas, y especialmente de la policía. Hoy (por ayer) han salido listas oficiales para hacer arrestos y allanamientos de nuestras autoridades. En las listas están dirigentes de El Alto y ex ministros del MAS. Desde el lunes comenzó la cacería de brujas”.

La cacería de la que habla la referenta social se venía desarrollando días antes de la renuncia del gobierno nacional. El propio Morales fue víctima, cuando su casa particular sufrió un saqueo. “En la ciudad de Cochabamba también se ha hecho una lista en la que está la alcaldesa de Vinto y ex dirigentes nacionales –agregó Cossio-. Nos duele mucho lo que está sucediendo, porque ellos han defendido nuestro proceso”.

La integrante de las Bartolina además denunció que “no hay ninguna lista para la oposición”, pese a “que han venido a destrozar y a bloquear durante 19 días nuestro país”. “Para ellos no hay arresto y ni siquiera están en una lista. Es una falta terrible y es una violación de los derechos de nuestros hermanos”, afirmó.

“Los grupos de oposición son duros, y sabemos que este golpe de Estado es machista –advirtió Cossio-. Ellos no concuerdan con nosotras, y sabemos que las mujeres vamos a perder mucho. Nos han pegado, han violado los derechos y la dignidad de las mujeres, estamos muy molestas por lo que está sucediendo”.

La referente social expresó que en estos momentos es fundamental “que toda Latinoamérica se vuelque a defender la verdadera democracia de Bolivia, porque no solo han violado la dignidad de un pueblo, sino de toda Latinoamerica y de los pueblos indígenas”.

“Están haciendo una cacería de brujas, yendo tras los dirigentes y privándolos de su libertad. Hubo quema de instituciones, de casas de los dirigentes. Es importante que los pueblos indígenas del mundo se pronuncien para precautelar la seguridad de los hermanos y las hermanas que han defendido la Constitución, nuestra whipala y el proceso de cambio, que es fundamental para los bolivianos”, finalizó Cossio.

La Tinta