Uruguay | Nicolás Centurión, analista: “Las encuestadoras no miden la verdadera intención del pueblo”

Por Carla Perelló, de la redacción de NODAL

Tras las elecciones del pasado 27 de octubre, los sectores de la oposición se unieron en una coalición que denominaron “multicolor” para darle pelea al Frente Amplio en el balotaje. Al Partido Nacional y su candidato a la presidencia, Luis Lacalle Pou, se sumaron Cabildo Abierto, con el excomandante de las Fuerzas Armadas Guido Manini Ríos; el Partido Colorado, con Ernesto Talvi; el Partido de la Gente, con Edgardo Novic y el Partido Independiente, con Pablo Mieres. Esa acción fue leída como una jugada favorecedora para ese sector ante los resultados: en esa primera vuelta el Frente Amplio había sacado el 39,2% y el Partido Nacional 28,6%. Sin embargo, el balotaje de este domingo dejó una suerte de empate técnico (46,8% para Martínez y 48,02% para Lacalle Pou) y la Corte Electoral dispuso que se deberá esperar al jueves o viernes para sentenciar al ganador con el escrutinio definitivo. NODAL entrevistó a Nicolás Centurión para analizar los resultados que encuestadoras y analistas políticos no supieron avizorar.

Centurión es analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la), estudiante de Licenciatura en Psicología en la Universidad de la República y miembro de la Red Internacional de Cátedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda Pública (RICDP).

Las encuestadoras auguraban un triunfo seguro de Lacalle Pou, pero en este momento los votos se cuentan uno a uno por la escasa diferencia. ¿Qué pasó? ¿Qué factores jugaron para que el Frente Amplio se posicionara de esta manera?

Las encuestas daban una diferencia de entre 5 y 8 puntos. La realidad nuevamente habló y hay algo que siguen sin poder medir las encuestadoras que es la verdadera intención del pueblo. Un factor reciente fue el video provocador que realizó Manini Ríos al filo de la veda, en donde incita a la tropa a no votar al Frente Amplio, con un tema beligerante y provocador. Un factor silencioso pero no menor fue la militancia de a pie. Los resultados del 27 de octubre fueron un cachetazo pero también un reencontrarse para mucha gente que de alguna manera u otra se había alejado del Frente Amplio o más bien de la militancia activa.

¿Qué lugar ocupan Cabildo Abierto y Manini Ríos en la política uruguaya, especialmente en la contienda electoral?

Son una fuerza con 11 diputados y 3 senadores. Son casi que la tercera fuerza electoral del país. Ocupan un lugar que no había ocupado ningún partido en la historia del Uruguay. Concentra a la extrema derecha y le da estructura, le da contención y un proyecto. Además de que tiene a gran parte de las Fuerzas Armadas en ejercicio y en retiro detrás.

¿Qué se disputa en estas elecciones?

Por el momento que estamos pasando en Latinoamérica, es posible que esta elección cobre más vigor del que ya tenía. En primer lugar, para sumar o restar a la correlación de fuerzas del continente en disputa. Luego se juega la disputa de dos modelos. El Frente Amplio con todos sus errores y sus aciertos es la fuerza que permite al campo popular desarrollarse para poder llevar adelante sus objetivos. El Frente ha dejado de lado un montón de banderas históricas. Entre ellas, la reforma agraria con la consecuente extranjerización de la tierra en los gobiernos frenteamplistas. Eso, además, está atado al desarrollo de un frigorífico nacional, que tampoco se menciona en agenda. También se han pagado intereses de la deuda pública cuando eso fue un principio del propio exvicepresidente Danilo Astori. Aun así, sus bases siempre lo cinchan desde la izquierda. Sufre un similar proceso al del Partido Socialista Obrero Español, pero aun con esperanzas de ser transformador.

¿Qué lugar tiene la política regional latinoamericana y caribeña?

Es central y sumamente importante. Sino miramos la política uruguaya en clave regional y continental estamos haciendo política de tupper. Si entendemos también que la Patria Grande y la liberación de nuestros pueblos, en su sentido más amplio, es y será con todos los países del continente, es que tenemos que prestar mucha atención a lo que pasa en la región. Un ejemplo claro es la posición de Uruguay y México en el tema Venezuela, que han abierto canales de diálogo y han impedido la invasión de Estados Unidos. Eso es una pieza clave en la política exterior que se enlaza también con la tercera pregunta. También está en juego en esta elección una política que apunte a la integración y a la autodeterminación de los pueblos o una política exterior ligada y sumisa a los intereses imperiales.


VOLVER