Avanza la reforma tributaria en Colombia pese a las protestas en todo el país

Nuevas movilizaciones este lunes contra la reforma tributaria

El debate definitivo de la Ley de Crecimiento, más conocida como reforma tributaria, sigue generando inconformismo en una parte de la sociedad y por ello este lunes se adelantaron diferentes movilizaciones en el país contra este proyecto.

El Gobierno Nacional ya anunció que citará a sesiones extraordinarias del Congreso de la República a partir de este martes para discutir el tema de la reforma tributaria y otros proyectos de interés gubernamental, por lo que los ciudadanos continúan en las calles protestando.

El retiro de este proyecto fue el primer punto que el Comité del Paro Nacional había propuesto negociar con el Gobierno, sin embargo, aún no se ha llegado a ningún consenso sobre este y los demás 12 puntos en los que se ha apoyado el paro desde el 21 de noviembre.

La jornada arrancó a las 2:00 de la tarde en Bogotá. Con cacerolas, cerca de 500 ciudadanos se reunieron en la Plaza de Bolívar, en señal de protesta contra esta iniciativa. Pasadas dos horas de la movilización, la bancada de la oposición se unió a la concentración.

Ante este panorama, Jennifer Pedraza, representante estudiantil de la Universidad Nacional y miembro de la Acrees, expresó que en caso de que se apruebe esta ley se continuará con el Paro Nacional en las calles, tal como ha ocurrido en las últimas semanas.

“Esta es una ley que está llena de impuestos para la gran mayoría de los colombianos, lo cual no va a generar ningún crecimiento, según estudios de economistas alrededor del mundo. Tendremos que hacer una reunión con el Gobierno para coordinar y acordar una agenda futura de movilización”, afirmó.

La reunión entre el Comité del Paro y el Gobierno está prevista para el martes 17 de diciembre a las 2:00 de la tarde, para seguir buscando la forma de dialogar frente a los puntos de inconformidad de la sociedad, que se ha mantenido en las calles, aunque con menos intensidad.

Así mismo, advirtió que esta reforma es de carácter regresivo, es decir, hace que las clases más altas del país paguen menos impuestos, contrario a las clases media y baja, quienes tendrán que pagar un monto significativo que puede alterar sus ingresos.

Por su parte, Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), recalcó que los principales motivos de la movilización de este lunes son: la negociación del salario mínimo y la posible aprobación de la Ley de crecimiento económico, la cual es básicamente, una reforma tributaria.

“Esta no es ninguna ley de crecimiento, indiscutiblemente porque si se trata de quien ha crecido más este año, podríamos decir que solo fue el sector financiero; ni el sector agrícola o industrial lo tuvieron. Estos son los que debieron crecer, para que de esta manera se genere empleo”, resaltó Orjuela.

Además, indicó que esta reforma podría generar beneficios por 10 billones de pesos para la población más rica del país, las multinacionales y las grandes empresas, perjudicando así a la clase media.

“Como lo han dicho muchos economistas, exministros de Hacienda y expresidentes, esa es una reforma dañina para el país, puesto que creará un enorme hueco fiscal. Es más el perjuicio que le hace a Colombia, que el beneficio”, enfatizó Orjuela.

Medellín

Durante la tarde del lunes se presentó el cierre de las avenidas Ferrocarril y Barranquilla, a las afueras de la Universidad de Antioquia. El motivo de cierre es el desarrollo de un evento de movilización ciudadana convocado por el Comité Departamental Paro Antioquia.

Se trató de un cacerolazo que tuvo inicio a las 3:00 de la tarde en el Parque de los Deseos, al frente de la Universidad. Las autoridades recomendaron a los conductores tomar vías alternas mientras se realizaba la movilización, la cual transcurrió en completa calma.

El Colombiano


Reforma tributaria logró respaldo clave para ser aprobada

Sin la participación del Gobierno en las horas de la tarde, pero sí con las intervenciones de las bancadas de oposición y de algunos miembros de otras colectividades, el proyecto de ley para la promoción del crecimiento económico –conocido como reforma tributaria– estaba anoche, al cierre de esta edición, a un paso de iniciar su votación en la Cámara de Representantes, con señales más claras sobre su aprobación.

Lo anterior luego de la confirmación de que el partido de ‘la U’ apoyará el proyecto, aunque con varias excepciones, con lo cual se suma a Cambio Radical, que desde hace más de una semana anunció su respaldo.

Esta decisión, que se conoce luego de varios días de dudas sobre la postura que tomarían los dos partidos frente al proyecto, le estaría asegurando al Gobierno los votos necesarios para que la iniciativa sea aprobada.

De hecho, el anuncio de ‘la U’, que aclaró que “no se votará la propuesta a pupitrazo y se presentarán proposiciones sobre distintos temas”, llevó a parlamentarios opositores y de otras colectividades que no comparten la iniciativa a lamentar que el proyecto termine aprobado porque, en su concepto, no genera empleos, mantiene la desigualdad y está hecho para favorecer a los más pudientes.

A esta situación se llegó luego de casi cuatro horas de debate, en las que buena parte del tiempo se dedicó a la votación –de forma negativa– de más de 60 impedimentos. En el Senado, la discusión y votación se iniciarán en firme hoy, a las 10 de la mañana, según confirmó la congresista uribista María del Rosario Guerra.

Sin embargo, en la plenaria de la Cámara, congresistas opositores manifestaron su intención de votar la proposición de archivo, con ocasión de la discusión de una ponencia negativa encabezada por los representantes David Racero y Katherine Miranda, dos de los ponentes.

Previamente, las bancadas de Senado y Cámara de ‘la U’ y Cambio Radical se reunieron ayer y realizaron votaciones internas y acuerdos que dejaron como resultado acompañar al Ejecutivo en la reforma tributaria, la cual debe ser discutida y votada esta semana en las plenarias de Senado y Cámara, después de que el Gobierno convocó sesiones extras.

Por los lados de Cambio Radical, el apoyo se había manifestado a comienzos de diciembre, pero la semana pasada algunas voces comenzaron a cuestionar ese respaldo y forzaron la votación interna de ayer. Algunos congresistas de ese partido le dijeron a EL TIEMPO que en la reunión hubo un acuerdo por apoyar la reforma tributaria y que también se manifestará que “el partido mantiene su posición de independencia”.

En ‘la U’, entre tanto, las bancadas de Senado y Cámara votaron mayoritariamente por acompañar la iniciativa.

Diversas voces

En la discusión previa a la votación de la ponencia negativa, el representante Mauricio Toro, de Alianza Verde, señaló que se perdió la oportunidad de que las empresas crezcan y generen empleo con salarios dignos. “Es triste y da pena”, señaló.

Por su parte, la representante Catalina Ortiz, de la misma colectividad, rescató la importancia de la compensación del IVA al 20 por ciento menos favorecido de la población (insistió en que se inicie en 2020 y no en 2021), pues puede servir para contratar y bajar el desempleo. No obstante, criticó que se esté haciendo política pública con los impuestos, al seguir recibiendo a los ‘lobbistas’.

Para el representante León Fredy Muñoz, los artículos más perjudiciales son el 81 (deducción de impuestos diferentes al de renta y otros impuestos, como el 4 × 1.000, el 86 (baja progresiva en tarifas de renta de empresas) y el 89 (deducción de IVA por la inversión en bienes de capital), con los que se les “regalan” 10 billones de pesos a los más pudientes.

Pero, al cierre de esta edición, y tras sesionar de forma informal para escuchar al presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Diógenes Orjuela, y a otras tres personas, la ponencia negativa fue derrotada con una votación de 104 votos en contra y solo 37 a favor.

Según el reglamento del Congreso, para que la iniciativa sea aprobada (el proyecto con el aval del Gobierno) se necesitan 55 votos por el sí en el Senado y 86 en la Cámara. Por esto, el apoyo de Cambio Radical y de ‘la U’ es clave, pues con los votos de los partidos aliados al Gobierno (Centro Democrático, Partido Conservador, el Mira y Colombia Justa y Libres) no alcanza para la aprobación.

Con el respaldo de estos dos partidos, el Gobierno sumaría, en el papel, 70 votos de 55 requeridos en el Senado y 111 de 86 exigidos en la Cámara. Entre los partidos que la votarán en contra estarán los opositores al Gobierno Nacional y el Partido Liberal.
Como las ordinarias terminaron ayer, el Gobierno convocó extras hasta el viernes para votar el proyecto, así como otras iniciativas.

El Tiempo


Guerra de pancartas en medio de la votación de la tributaria en el Congreso

Por Marcela Peña, BLU Radio

La reforma tributaria divide al Congreso entre quienes la apoyan y quienes quieren que se hunda.

Al debate en Cámara de Representantes llegaron los partidos de oposición (Verdes, Farc, el Polo, y Decentes) con pequeños carteles en sus curules. De hecho, varios congresistas de este bloque salieron a saludar a quienes participaban en la Plaza de Bolívar en un plantón contra la reforma.

El Partido Liberal también trajo sus avisos. Mucho más grandes y con soportes, estos 18 carteles buscaban mostrar el poder de la decisión de la bancada de votar contra la reforma.

Sin embargo, el Gobierno aún tiene la mayoría de los votos y, para demostrarlo, quienes apoyan la reforma empapelaron el resto de las curules con mensajes como #YoApoyoElEmpleo, #YoApoyoElCrecimiento, #YoSoyResponsableConElPais y hasta #YoApoyoAlEsmad.

Oposición pide, de nuevo, el hundimiento de la reforma

Casi todos los representantes de los partidos de oposición pidieron el archivo de la reforma tributaria porque consideran que da demasiados beneficios a las empresas a cambio de muy poco para la gente.

“Esta reformas tributarias se hacen a nombre del empresariado, pero para que algunos empresarios, los más poderosos, los mil millonarios, los súper ricos sean los que salgan con el premio mayor, con la concentración mayor”, dijo el representante David Racero.

Por su parte, la representante María José Pizarro aseguró que en las calles hay una generación entera está “pidiendo un futuro”, pero que el Congreso está desconociendo a millones de personas al aprobar el proyecto.

BluRadio


Otro cara a cara entre gobierno y Comité de Paro en Colombia

Otro encuentro está programado para hoy entre el Comité de Paro en Colombia y el gobierno, después de varias reuniones sin acuerdos y de casi un mes de protestas.

Mientras el gobierno insiste en que sea una ‘conversación’, el Comité demanda que sea una negociación, comunicó la Confederación General del Trabajo a través de su cuenta en Twitter, tras concluir el intercambio del 13 de diciembre último.

Estratégicamente, (el presidente Iván) Duque no reconoce las diferencias entre dialogar, conversar y negociar, usa mediadores para un acercamiento con el Comité, pero no muestra voluntad, manifestó por su parte la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación.

Al respecto, Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, ha reiterado que esta negociación la haremos en el contexto de las movilizaciones que estamos realizando.

En el pliego de peticiones que entregó a la Presidencia de la República, el Comité de Paro pidió la disolución del Escuadrón Móvil Antidisturbios, sobre el que llueven las críticas por los que muchos consideran uso excesivo de la fuerza durante las protestas, y la depuración de la Policía Nacional.

Además, el Comité pidió que el gobierno no adelante proceso alguno de privatización o enajenación de bienes del Estado independientemente de su participación accionaria.

Sin embargo, fue emitido un decreto presidencial que, en opinión de muchos, abre la puerta a la privatización de empresas públicas.

El Comité solicitó que el Ejecutivo inicie con las organizaciones respectivas la implementación y cumplimiento de los acuerdos firmados; que se tramite con la entidad Dignidad Agropecuaria Colombiana los temas relacionados con las necesidades de los productores agropecuarios, entre estos la revisión de los Tratados de Libre Comercio y todo lo relacionado con la producción en ese sector. Pidió también que el gobierno aborde con al movimiento ciudadano Defendamos la Paz el proceso de cumplimiento e implementación de los Acuerdos de Paz, firmado en 2016 entre el Estado y la exguerrilla FARC-EP.

Asimismo, insistió en la necesidad de que se definan las políticas ambientales, protección de páramos y demás con los representantes de las organizaciones ambientales que se acuerden.

Prensa Latina


VOLVER