Bolivia: el gobierno de facto amenaza con no realizar elecciones en el Chapare, bastión de Evo Morales

Murillo advierte al trópico: “Cuidado que por ponerse duros no tengan elecciones”

El ministro de Gobierno Arturo Murillo, advirtió hoy que si los sindicatos, federaciones y cocaleros en el Chapare “no respetan el Estado de derecho” y continúan sin permitir la presencia policial, no se llevarán a cabo las nuevas elecciones generales en dicha provincia.

“No podemos permitir un territorio boliviano sin presencia del Estado, sin presencia de la Policía. (…) Si no hay respeto al Estado de derecho, se va a complicar el tema de elecciones. Cuidado que por ponerse duros, no tengan elecciones en el Chapare”, advirtió Murillo en una conferencia de prensa.

Expresó que se determinará la medida si los dirigentes de los sindicatos no facilitan, no tranquilizan a los más radicales, a los “narcoterroristas que están incrustados en algunos sindicatos”.

Además, explicó que la realización de elecciones en un “territorio sin ley” supondría varios peligros para los vocales, veedores y votantes.

“Cómo podemos llevar elecciones sin presencia del Estado. No van a haber diputados ni senadores de esos lugares, no van a poder haber elecciones de alcaldes y concejales. (…) ¿Cómo me va a permitir a mí el Tribunal Supremo Electoral?, me va a decir: ‘No tengo un lugar seguro para repartir las boletas, que hayan veedores, para que la gente vaya a votar con libertad en las elecciones en un territorio sin ley’. No se puede”, aseveró.

Pidió a los dirigentes de los diferentes sindicatos dialogar con sus organizaciones ya que asegura que “el 90 por ciento de la población en el Chapare” quiere seguir con el dialogo y la reconciliación.

Entre el pasado 8 y 10 de noviembre, pobladores del trópico decidieron tomar y quemar las instituciones policiales existentes en diferentes municipios como Villa Tunari, Chimoré y Shinahota, unos 300 policías del trópico se replegaron; sólo la de Ivirgarzama fue precintada por los dirigentes, pero ahora sufre robos.

Todavía no se ha cuantificado el daño económico y la cantidad de bienes que fue afectada. Desde entonces se han registrado cuatro muertes violentas, sólo la Fiscalía tiene presencia en la zona.

Hace algunos días, a dirigente de la Federación Trópico, Segundina Orellana, recalcó que las personas que viven en Chapare perdieron la confianza en la Policía desde la posesión de Arturo Murillo como ministro de Gobierno. “Nuestros afiliados no están de acuerdo con el retorno de los policías. Si quieren volver, primero deben pedir perdón de rodillas”, dijo.

Los Tiempos


Morales acusa a Murillo de pretender coartar el voto en el Chapare

El expresidente Evo Morales acusó este miércoles al ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de pretender coartar y acallar el voto indígena y campesino en la zona del Chapare (Cochabamba) “so pretexto” de falta de garantías para la presencia del Estado en esa zona.

Lo hizo mediante un mensaje publicado en su cuenta en Twitter, en respuesta a la advertencia lanzada poco antes por la autoridad gubernamental sobre el riesgo de que no se realice la próxima elección general en esa zona si los productores de hoja de coca, de quienes Morales es su máximo dirigente, no permiten el ingreso de la Policía y garantizan la presencia del Estado.

“Con actitud antidemocrática, Murillo, ministro golpista pretende coartar derecho al voto en el Trópico de Cochabamba, so pretexto de ausencia de garantías, cuando es el Estado que debe asegurar el ejercicio de derechos. Buscan acallar voto indígena y campesino, es miedo al pueblo”, escribió Morales, quien la pasada semana viajó a Cuba, desde México, donde vive asilado, para un tratamiento médico.

En la mañana, Murillo advirtió que de no retornar la presencia del Estado a la región del Chapare no podrán realizarse las próximas elecciones generales previstas para el primer trimestre de 2020. Anticipó que el Ejecutivo no apostará por la fuerza en este caso, sino por el diálogo.

El ministro lanzó la advertencia debido a que los productores de hoja de coca de la zona expulsaron a la Policía tras la convulsión social y política que se desató en Bolivia luego de que Morales renunció a la Presidencia el pasado 10 de noviembre.

“Nos preocupa la situación del Chapare, no podemos permitir un Chapare sin policías, hasta ahora hemos optado por el diálogo y el respeto a los acuerdos firmados, pero la Policía debe ingresar al Chapare porque el Estado de derecho debe estar en todos los rincones de nuestra patria, no se puede permitir que exista una republiqueta dentro de nuestro territorio, la policía sindical no es ni legal, ni constitucional”, afirmó Murillo durante una conferencia de prensa.

La Razón


Loza responde a Murillo: “Con o sin Policía” las elecciones se harán en el Trópico

El dirigente del Trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, aseguró que las elecciones se deben realizar en esa región “con o sin” la presencia de la Policía.

Así Loza respondió a las declaraciones del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien advirtió que no se podrían realizar las elecciones en el Chapare, debido a que los sindicatos están impidiendo el regreso de las fuerzas policiales.

El dirigente criticó a Murillo y le acusó de hablar con “términos absolutamente antidemocráticos”, “irracionales” y “fuera del contexto”.

“Queremos responder al Arturo Murillo de que: sin o con la Policía tanto en la zona del Trópico de Cochabamba y en el pueblo boliviano las elecciones nacionales se van a realizar, se tienen que realizar”, manifestó Loza a radio Kawsachun Coca.

Agregó que “ningún chantajista” puede impedir el desenvolvimiento de la democracia en la zona del Trópico de Cochabamba.

En sectores del Chapare, región de apoyo duro al MAS, se rechaza la presencia policial luego del conflicto postelectoral.

Loza explicó que en el Chapare se ha organizado seguridad comunal, ante la falta de efectivos del orden, y aseveró que la gente se siente más segura de esa manera.

Aseveró que aún nadie les ha convocado a dialogar sobre este tema. “Lamentablemente hasta ahora no nos han ni siquiera convocado a una reunión, pero sí son capos para amenazar, para chantajear, para condicionar, porque el Trópico de Cochabamba somos una zona absolutamente democrática que sabemos escuchar”, sostuvo.

Opinión


VOLVER