Golpe en Bolivia: más de 100 expertos internacionales descartan fraude electoral y critican a la OEA

109

Más de 100 expertos internacionales no ven fraude electoral en Bolivia y critican a la OEA

Un grupo de más de 100 expertos internacionales en economía y estadística descartó un fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre en Bolivia y llamó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a retirar sus “declaraciones engañosas” sobre ese tema.

Además hizo un llamado “al Congreso de Estados Unidos (para) que investigue este comportamiento de la OEA y se oponga al golpe militar, a su continuo apoyo por parte del Gobierno de (Donald) Trump, así como a la continua violencia y a las violaciones a los derechos humanos del Gobierno de facto”.

El documento lleva las firmas de expertos de entidades como el Economic Policy Institute y diversas universidades de Estados Unidos, Australia, México e India. Se indica que el termino de fraude electoral sirvió como una de las “justificaciones” más utilizadas para consumar el “golpe militar” del 10 de noviembre, apoyado por el gobierno del Presidente de Estados Unidos.

Morales dimitió el 10 de noviembre, acorralado por una fuerte presión cívica alentada por una denuncia de fraude electoral, a la que se sumó un motín policial y la “sugerencia” del alto mando militar de entonces de dimitir.

Un informe preliminar de los observadores de la OEA cuestionó la tendencia en la transmisión rápida de los resultados, lo que agitó la situación ya crítica en Bolivia. El presidente y candidato en ese entonces Evo Morales pidió al mismo organismo realizar una auditoría, que en su informe preliminar da por ganador a Morales pero pide una nueva elección.

Los expertos explican el resultado final de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), que dio una ventaja de más de 10% a Morales sobre Carlos Mesa, pese a que antes de un corte en la publicación de datos la brecha era menor y daba paso a una segunda vuelta.

Un informe de los observadores de la OEA, poco después de conocerse los resultados preliminares, hablaba de un cambio drástico en la tendencia  de votos y difícil de explicar, “sin aportar pruebas”.

“No es inusual que los resultados de unas elecciones tengan un sesgo por ubicación geográfica, lo que significa que los resultados pueden variar dependiendo de cuándo se cuenten los votos de las diferentes áreas”, refiere el documento y para respaldarlo pone de ejemplo unas elecciones en Estados Unidos, donde el candidato demócrata John Bel Edwards ganó por 2.6 puntos porcentuales, después “de haber aparecido como perdedor casi toda la noche”.

“Y el cambio en el liderazgo de Morales no fue “drástico” en absoluto; fue parte de un aumento constante y continuo en la ventaja de Morales iniciado horas previas a la interrupción”, aseguró y complementó: “La explicación del aumento del margen de Morales fue, por lo tanto, bastante simple: las áreas que informaron sus votos posteriormente fueron más pro-Morales que las áreas que informaron sus votos más temprano.

“Hacemos un llamado a la OEA para que retire sus declaraciones engañosas sobre las elecciones, las que han contribuido al conflicto político y han servido como una de las “justificaciones” más utilizadas para consumar el golpe militar”, refiere el documento.

La Razón


Expresidente Quiroga irá a México a explicar lo que pasó en Bolivia: «Aquí no hubo golpe»

El delegado internacional del Gobierno de transición de Jeanine Áñez, Jorge Quiroga, anunció el martes que viajará a México para explicar que lo que sucedió en Bolivia no fue un golpe de Estado, como Evo Morales intenta hacer creer a la comunidad internacional, sino una «indignación masiva» porque el exmandatario boliviano violó la Constitución Política del Estado (CPE), desconoció un referendo nacional y cometió fraude en las elecciones generales del 20 de octubre.

Quiroga dijo que ya tiene invitaciones para dictar conferencias en México, país que concedió asilo político al expresidente Evo Morales, que renunció a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre, en medio de protestas sociales y denuncias de fraude en las elecciones del 20 de octubre.

«En México tengo invitaciones a conferencias y ahí explicaré para que el pueblo mexicano entienda el doloroso error que está cometiendo», sostuvo Quiroga en declaraciones a la red Unitel, y recogidas por la agencia ABI.

Quiroga indicó que explicará a la comunidad internacional que, lo que sucedió en Bolivia fue una sucesión constitucional y que el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez requiere que el mundo apoye esa transición rumbo a unas nuevas elecciones generales en el país, limpias y transparentes.

A su juicio, uno de los principales instrumentos que se utilizarán para desbaratar el argumento de golpe de Estado ante la comunidad internacional, será el informe final que publicará la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre el fraude que se cometió en las elecciones generales del pasado 20 de octubre.

«Lo principal será el informe final de la OEA, que seguro saldrá en siguientes días, ese informe lo defenderemos en espacios internacionales, en la OEA, si es necesario en Nueva York, en las Naciones Unidas, la Unión Europea; en importante que en esos espacios democráticos escuchen nuestra versión», subrayó.

Eju


Primera crisis de gabinete: Justiniano es sustituido

La presidenta Jeanine Áñez posesionó a Yerko Núñez como nuevo ministro de la Presidencia, en sustitución del hasta ayer ministro Jerjes Justiniano, en lo que constituye la primera crisis de gabinete tras apenas 21 días de su posesión.

El cambio se da en un contexto de denuncias contra Justiniano por la supuesta injerencia en el caso “La Manada”, de violación grupal en Santa Cruz, que habría llevado a la remoción de la fiscal de materia del mismo, Nancy Carrasco, presuntamente por influencia del exministro. Asimismo, el exviceministro de Políticas Comunicacionales, Danilo Romano, renunció al cargo, señalando coacción y la solicitud de su renuncia, por parte de Justiniano.

Mediante su cuenta de Twitter, Justiniano señaló: “dicen que existe una manipulación de la justicia de parte de mi persona. Sin embargo no existe una sola evidencia de ello. Me he dedicado tan solo a trabajar por mi país, creo que algo hicimos, como para ahora recibir solo ingratitudes”.

Más tarde escribió: “Mi lealtad es con el país, con la Presidente y mi conciencia”.

Correo del Sur


Enviado de EEUU habla con el Gobierno de Áñez y también se reúne con legisladores del MAS

El vicesecretario de Estado Adjunto para Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del departamento de Estado de los Estados Unidos, Roger Carstens, llegó este martes a Bolivia con una agenda centrada en los derechos humanos y avanzar en la «normalización» de las relaciones diplomáticas bilaterales.

Se reunió con varias autoridades de Gobierno, entre ellas la canciller Karen Longaric. “Esperamos una buena reunión con la ministra (Karen) Longaric sobre DDHH, libertad de prensa y la normalización de las relaciones diplomáticas. (sic)”, señaló, según citó un mensaje de la legación diplomática en su cuenta en Twitter.

La visita de Carstens fue comunicada luego que el 26 de noviembre fuera designado Walter Óscar Serrate como embajador en el país del norte, tras cerca de 11 años de relaciones a nivel de encargados de Negocios, en la administración de Evo Morales.

El enviado de Donald Trump también se reunió con los ministros de Gobierno, Arturo Murillo; de Justicia, Álvaro Coimbra; y la defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

En otra publicación de la cuenta en Twitter de la Embajada de los Estados Unidos en Bolivia, se informó de una reunión con legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS). “Para nosotros siempre es importante escuchar a todas las partes (sic)”, se lee en parte de la publicación.

Carstens estuvo acompañado por el encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos en Bolivia, Bruce Williamson.

Morales expulsó en 2008 al entonces embajador estadounidense Philip Golberg, acusándolo de injerencia en asuntos internos. Washington, en reciprocidad, también asumió similar medida con el embajador boliviano de ese entonces, Gustavo Guzmán. Después se suscribió un nuevo Acuerdo Marco de relacionamiento bilateral, pero tampoco allanó el camino hacia el restablecimiento de relaciones plenas. La DEA y Usaid también fueron expulsadas.

Eju


VOLVER

Más notas sobre el tema