Chile: la Cámara de Diputados desecha acusación constitucional contra Sebastián Piñera

Cámara de Diputados desechó acusación constitucional contra el Presidente Piñera

La Cámara de Diputados desechó este jueves la acusación constitucional presentada por la oposición en contra del Presidente Sebastián Piñera.

Tras una extensa sesión realizada durante esta jornada, los parlamentarios acogieron la denominada cuestión previa y declararon como “no presentada” la acción contra el Mandatario.

La decisión fue tomada por 79 votos a favor y 73 en contra: Además del oficialismo, votaron a favor los parlamentarios de oposición Matías Walker (DC), Pepe Auth (Ind), Fernando Meza (PR), Miguel Ángel Calisto (DC), Carlos Abel Jarpa (PR), Jorge Sabag (DC), Manuel Matta (DC) y René Alinco (Ind).

Tras conocer la votación, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, realizó un llamado a “cambiar el clima” y reiteró que la acusación contra el Presidente “no tenía mérito ni fundamento”.

“Queremos agradecer la votación de la Cámara de Diputados, que ha rechazado la acusación constitucional, lo que hace justicia, porque siempre dijimos que la acusación no tenía mérito ni fundamento”, dijo el secretario de Estado.

Blumel manifestó que “es positivo que se imponga el derecho, los argumentos, que se imponga la deliberación democrática, que es lo que ha hecho la Cámara de Diputados al no acoger la acusación constitucional”.

“Ayer, después de un día triste en el Senado, donde se acogió una acusación constitucional sin fundamentos, en forma muy injusta, hoy día se ha hecho justicia y se ha rechazado la acusación constitucional”, destacó.

“Ciertos sectores de la izquierda, que tienen convicciones democráticas más débiles, creen que con acusaciones constitucionales, aunque no tengan fundamento, van a poder lograr sus objetivos. Yo les quiero decir que así no se logran sus objetivos porque a partir de estas acusaciones no vamos a lograr mejorar las pensiones, la salud, que suban los sueldos, y eso es lo que esperan los chilenos”, sostuvo.

En ese sentido, Blumel emplazó que, “a partir de mañana, espero que esa sea la prioridad, la construcción de una hoja de ruta social y económica para hacernos cargo de los temas de fondo del país”.

La vocera de Gobierno, Karla Rubilar, valoró la decisión de los parlamentarios y planteó que “lo que hoy estaba en juego era como nosotros cuidamos nuestra democracia”.

Hertz cuestionó “impunidad” y apoyo opositor al rechazo

En su exposición, el abogado del jefe de Estado, Juan Domingo Acosta, argumentó que “la Constitución Política sólo castiga respecto del Presidente de la República actos, acciones y no las omisiones, y esto es importante porque, ¿cuál es el cargo que se la hace? Haber consentido en la violación a los DDHH, consentido; se le imputan omisiones, consentir es permitir; ¿es un acto permitir? No lo es”.

Desde la oposición, la diputada Carmen Hertz (PC), una de las impulsoras del libelo, cuestionó que se haya avalado la “impunidad” de la derecha y aseguró que buscarán otras vías para que se determine la responsabilidad del Mandatario.

Además, apuntó que “en muchas oportunidades, lamentablemente, ha habido parlamentarios que han votado consistentemente con la derecha”, y en ese marco, fustigó, “lo que es una vergüenza es que hoy, cuando se trata de un tema ético de esta naturaleza, lo hayan vuelto a hacer; hoy con esta votación, desgraciadamente, se hunden una vez más en el lodo del desprestigio y el descrédito”.

El diputado Walker (DC) replicó asegurando que “en ningún momento la acusación se dio el trabajo siquiera de intentar demostrar cómo esas violaciones a los DDHH habían sido consecuencia de actos propios, personales, de acciones ilegales o inconstitucionales del Presidente de la República; acá hubo un apresuramiento político, y quienes lo promovieron, que fueron los mismos que han pedido la renuncia del Presidente, tienen que dar cuenta de ese apresuramiento”.

Tensa sesión

El ambiente fue tenso en el hemiciclo, donde la jornada comenzó con la diputada Pamela Jiles (PH) ingresando encapuchada, homenajeando a la llamada “primera línea” de las manifestaciones, y gritando “¡Todos contra Piñera!”, acción que, sin embargo, no generó muchas reacciones entre sus pares.

Tras la votación, hubo vítores en las tribunas de la Sala a favor del Mandatario, así como reproches e insultos contra los parlamentarios opositores que aprobaron la cuestión previa: incluso aquello provocó que el diputado Auth le gritara a una mujer en las graderías.

Cooperativa


Blumel y rechazo de acusación con Piñera: “No tenía ni méritos ni fundamentos”

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, se mostró satisfecho luego de que la Cámara de Diputados aprobara la “cuestión previa” y por consiguiente se rechazara la acusación constitucional (AC) en contra del Presidente Sebastián Piñera.

Junto con agradecer la votación de los parlamentarios, Blumel aseguró que con esto se “hace justicia, porque no tenía ni méritos ni fundamentos”, según consigna Emol.

Además, el titular de Interior se refirió a su reunión con diputados del Partido Radical, previo a la votación, asegurando que los buscó “persuadir con argumentos”, para que rechazaran la acción contra el mandatario.

Por otra parte, expresó que “la gente lo que nos está pidiendo es que construyamos acuerdo” y que “dejemos de lado los conflictos permanentes”, reconociendo que “esta no ha sido una buena semana”, tras lo sucedido ayer con Andrés Chadwick.

Asimismo, el ministro de la Segpres, Felipe Ward, aseguró que este resultado “nos deja contentos” y que “esta es una decisión basada en la justicia”.

Finalmente, la vocera de Gobierno, Karla Rubilar, sentenció que lo ocurrido hoy “no era solo una acusación en contra un Presidente, sino que estaba en juego cómo podíamos cuidar nuestra democracia”.

Cabe destacar que tras el rechazo de la acusación constitucional, parlamentarios de Chile Vamos se reunirán en La Moneda con el Presidente Sebastián Piñera.

El Dínamo


Los ocho diputados de oposición que votaron junto a la derecha para salvar la presidencia de Piñera

Por un estrecho resultado de 79 votos a favor y 73 en contra -con apoyo de la Democracia Cristiana, el Partido Radical y algunos independientes-, la Cámara baja aprobó este jueves la cuestión previa de la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, lo que se traduce en una caída del mismo procedimiento político legislativo. Por lo tanto, y frente a este resultado, la acusación se considera “no presentada”.

La cuestión previa, según la Ley Orgánica Constitucional del Congreso Nacional, implicaba que “el afectado podrá deducir, de palabra o por escrito, la cuestión previa de que la acusación no cumple con los requisitos que la Constitución Política señala”.

Parte de los votos que configuraron la aprobación de la cuestión previa vinieron de la oposición. Se trata de los diputados Pepe Auth (independiente, cercano al Partido Radical), Fernando Meza (PR), Matías Walker (Democracia Cristiana), René Alinco (independiente), Jorge Sabag (DC), Manuel José Matta (DC), Carlos Jarpa (PR) y Miguel Ángel Calisto (DC).

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, en el Congreso, sostuvo reuniones con algunos de los citados anteriormente, y particularmente con los militantes del PR.

Luego de la votación, y sobre el rol del falangismo en esta pasada, la diputada Carmen Hertz (Partido Comunista) no escatimó en apreciaciones: “Es una vergüenza que hoy, cuando se trata de un tema ético, de esta naturaleza, lo hayan vuelto a hacer”, precisó la parlamentaria. Luego, hizo un diagnóstico de lo que la decisión significa para la imagen misma del Congreso: “(El parlamento) se hunde una vez en el lodo del desprestigio”.

En la misma línea, el diputado socialista Jaime Naranjo reforzó la idea de la acusación y encaró al Presidente Piñera: “Usted violo sistemáticamente los dd.hh. y eso el pueblo chileno no se lo va a perdonar”.

Por su parte, el ministro Gonzalo Blumel dijo: “Queremos agradecer la votación de la Cámara de Diputados, que ha rechazado la acusación constitucional, lo que hace justicia, porque dijimos que la acusación no tenía méritos ni fundamentos”.

Respecto a las reuniones que tuvo con personeros de la oposición, el jefe de gabinete señaló: “Nuestro rol es persuadir con argumentos y fue lo que terminó pasando en la Cámara”.

“Como gobierno esperamos que esto marque una etapa distinta”, concluyó el ministro, apuntando a la búsqueda de diálogos para enfrentar la crisis y el estallido social que actualmente vive el país.

Esta fue la votación en el hemiciclo.

El Desconcierto


VOLVER