Chile | Proceso constituyente: la oposición insiste en equidad de género y cuotas para pueblos originarios a pesar del rechazo del oficialismo

Contexto Nodal
El 4 de octubre el presidente Piñera anunció el aumento del transporte público en unos 30 pesos (1,16 USD, aproximadamente), lo que provocó que estudiantes secundarios impulsaran “evasiones” en el Metro para no pagar el pasaje. Esa forma de protesta se masificó desde el 18 de octubre y dio lugar a un estallido social en el que salieron a la luz las múltiples demandas del pueblo chileno. La respuesta del gobierno fue la represión y la implementación del Estado de Emergencia y el Toque de Queda. Las movilizaciones, huelgas y cacerolazos continúan en todo el país. Hay numerosas denuncias de violaciones a los DDHH: asesinatos, detenciones arbitrarias, desapariciones y violencia sexual por parte de las fuerzas de seguridad.

Oposición insiste en el Senado y la Cámara con normas sobre independientes, paridad y escaños para pueblos originarios

Luego del rechazo a las normas transitorias en materias de cupos a independientes, paridad de género y escaños a pueblos originarios en la Sala de la Cámara de Diputados, la oposición decidió activar una ofensiva legislativa, tanto en las comisiones del Senado como en las de la Cámara de Diputados para reponer estos temas.

En la Cámara Alta, los senadores de oposición decidieron tomar la iniciativa y reponer las indicaciones en el trámite de la misma reforma constitucional que habilita el proceso constituyente en la Comisión de Constitución.

Las indicaciones fueron ingresadas con las firmas de las senadoras DC Yasna Provoste, Ximena Rincón y Carolina Goic, la socialista Isabel Allende, las PPD Adriana Muñoz y Ximena Órdenes, además del senador frenteamplista Juan Ignacio Latorre y el independiente Alejandro Navarro.

Estas son vistas en la sesión de la Comisión de Constitución que analiza a esta hora y hasta total despacho la reforma constitucional que modifica el capítulo XV de la Carta Magna.

“Nos parece que en un momento tan importante de la vida republicana, como la elaboración de una nueva Constitución, esta no se puede hacer sin incorporar de manera paritaria a las mujeres activamente. Por eso las senadoras de la Comisión de Mujer y Equidad del Senado, además de los jefes de bancada del Frente Amplio e independientes, hemos suscrito esta indicación para que cuando el proyecto sea visto en el Senado asegure la participación paritaria, asegure escaños reservados para el mundo indígena y que favorezca la participación del mundo independiente”, argumentó la senadora Provoste.

“Los independientes son la mayoría de chilenos y chilenas y debemos ser capaces de eliminar barreras de entrada para que las mujeres, el mundo indígena y el mundo independiente tengan la posibilidad de participar activamente en este nuevo proceso constituyente”, indicó.

Trámite en la Cámara

En paralelo, tras la caída de las normas transitorias en Sala, el diputado Matías Walker (DC), presidente de la Comisión de Constitución, puso de inmediato en tabla la votación de los aspectos rechazados: paridad, pueblos originarios e independientes. Pero, a diferencia del Senado, se trata de los proyectos ingresados por parlamentarios de oficialismo y oposición, para tramitarlos en forma independiente a la reforma constitucional que habilita el proceso constituyente.

Con rapidez, la instancia ya aprobó el proyecto en general y en particular. “Ahora se aprueba en comisión de Constitución paridad –misma indicación que hace un rato perdimos en Sala–. Va de nuevo a Sala”, informó la diputada Rojas.

Tras aprobar el proyecto de paridad de género, tocó el turno de los escaños para pueblos originarios e independientes, la que también corrió la misma suerte: fue aprobada en general.

Sin embargo, las votaciones no estuvieron exentas de polémica. El diputado Juan Antonio Coloma y la jefa de bancada de la UDI, María José Hoffmann, alegaron que la citación de la comisión de Constitución “no tiene validez”, porque no se autorizó su realización. Walker y el parlamentario Gabriel Silber refutaron lo dicho.

Sin embargo, la polémica no cesó, por lo que la votación en particular sobre cupos reservados para pueblos originarios e independientes no pudo ser llevada a cabo. Debido a esto, se decidió dejar para hoy a las 9 horas la votación sobre este tema.

La votación

Cabe recordar que esta jornada, tras una extensa sesión, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó el itinerario para el proceso constituyente, por 127 votos a favor, 18 en contra y 5 abstenciones, superando con creces el quorum de 2/3 que necesitaba para tener luz verde.

Sin embargo, a la hora de debatir las normas transitorias para la paridad de género, participación de independientes y escaños reservados para pueblos originarios, la derecha impuso su postura de que estos temas no estaban incluidos en el acuerdo original pactado por los partidos el 15 de noviembre.

Si bien hubo 80 votos a favor, 62 en contra y 7 abstenciones, estas quedaron en el tintero porque necesitaban 93 votos, vale decir, 3/5. Los votos a favor fueron de la oposición (ex Nueva Mayoría, Frente Amplio e independientes), mientras los rechazos corrieron por cuenta de Chile Vamos. En tanto, Evópoli y la diputada RN Marcela Sabat optaron por la abstención.

Los plazos

La reforma para el plebiscito tiene como plazo fatal el 28 de diciembre, para cumplir con los tiempos del Servel, y requiere la aprobación de 29 senadores.

Como se trata de un trámite contrarreloj, además del de esta jornada en la Comisión de Constitución del Senado, hoy jueves está citada la Sala para el despacho. Para evitar manifestaciones como las de ayer, por orden del presidente de la Cámara Alta, Jaime Quintana, no se permitirá el ingreso de personas a las tribunas.

El Mostrador


Chile Vamos da portazo a mujeres e indígenas, y feministas anuncian huelga general

La espera terminó y el resultado es agridulce. La Cámara de Diputados aprobó la reforma que habilitará el proceso constituyente, pero Chile Vamos se opuso a incluir paridad de género, cuotas para pueblos originarios y facilidades a los independientes.

El denominado “Acuerdo por la Paz y una nueva Constitución” fue aprobado por 127 votos a favor, 18 en contra y 5 abstenciones, siendo despachado para su tramitación en el Senado, que sesionará durante la mañana de este jueves para discutir la reforma.

La sesión en la Cámara comenzó con la presentación del trabajo realizado por la Comisión de Constitución, instancia que se encargó de recoger las recomendaciones de la Comisión Técnica que se constituyó luego del acuerdo, como así también las distintas indicaciones presentadas por parlamentarios. Luego, los distintos diputados y diputadas comenzaron sus intervenciones, en donde manifestaron sus posturas frente a las distintas aristas contenidas en la discusión. Por ejemplo, desde el Partido Comunista, la diputada Carmen Hertz expresó sus aprensiones con el quórum de dos tercios que quedó estipulado en el documento que firmaron gran parte del espectro político el pasado 15 de noviembre, y del cual su sector no quiso hacerse parte.

Finalmente, con el apoyo de una enorme mayoría de las bancadas, la modificación al Capítulo XV de la Constitución Política de la República fue aprobada. Pero una cosa fue la votación del articulado -que básicamente contenía todo lo estipulado y acordado entre los partidos el pasado 15 de noviembre- y otra muy distinta fue la de las disposiciones transitorias, que tocaban los temas en que no se logró generar consenso entre los distintos sectores, como la representación de independientes, cuotas para pueblos originarios y paridad de género.

Como estos temas quedaron fuera del texto original, las dudas de Chile Vamos hacían peligrar su aprobación. Sobre todo después del ultimátum de la UDI a sus pares de Renovación Nacional, a quienes amenazaron con rechazar lo acordado si es que ellos aprobaban temas que no quedaron zanjados aquel 15 de noviembre. Finalmente, la presión tuvo su efecto y ninguna de estas disposiciones alcanzó el quórum de aprobación.

Pese a esto, en su intervención en Sala, el diputado y presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, destacó la importancia que adquiere la representación femenina en un eventual órgano constituyente. Sin embargo, terminó rechazándola. “Sería una vergüenza que la constituyente tenga un 25 por ciento de hombres y 75 por ciento de mujeres“, dijo antes de votar en contra de la inclusión de mujeres en el órgano constituyente.

“No es anti democrática una corrección, incluso de corregir finalmente el resultado dentro de los partidos. Presentamos un proyecto de ley que espero que se apruebe con los votos de quien esté disponible, es democrático y es legítimo estar en contra. Los que estemos de acuerdo lo vamos a aprobar”, se excusó Desbordes entre la espada y la pared. Con la UDI, por un lado, amenazando con rechazar el acuerdo y las mujeres de Chile, por el otro, pidiendo un poco más de justicia en un tema tan trascendental.

Y es que mientras sesionaban los parlamentarios al interior del Congreso Nacional, a las afueras se reunían cientos de mujeres exigiendo a los diputados y diputadas votar a favor de la paridad de género.

La presión feminista

Fueron diversas organizaciones y colectivos feministas las que, de manera pacífica, se tomaron las inmediaciones del Parlamento con bailes, cánticos y consignas. Tanta fue la presión que ejercieron que, ante la negativa de ingresar a la Sala, el diputado Gabriel Boric escoltó a algunas integrantes que se escabulleron por debajo de los torniquetes. Acción que después le costaría al representante de Convergencia Social una citación a la Comisión de Ética.

Pero la presión feminista se hacía sentir. Momentos antes habían interpretado “Un violador en tu camino” en la entrada del edificio y cada intervención de los parlamentarios de Chile Vamos hacía aumentar un vaso que se terminó de llenar 10 minutos antes de las cinco de la tarde, hora estipulada para la votación. Fue ahí cuando decenas de mujeres se agruparon en las puertas de la Sala, y anticipando un fracaso que ya se hacía evidente, varias de ellas lograron irrumpir en el Hemiciclo ante la sorpresa de los parlamentarios. “¡Paridad ahora!”, se escuchó, en un grito que ya de poco servía ante una derecha completamente decidida.

Minutos antes, Camila Aguayo, dirigenta de la Asamblea Feminista Plurinacional, conversó con Radio Universidad de Chile sobre el complejo escenario que enfrentaban este miércoles, y adelantándose al resultado, aseguró que la lucha por la paridad de género no termina aquí. “Son dos los caminos ahora: primero, seguir manifestándonos y seguir en las calles para que se pueda incluir la indicación en enero, que sería lo mínimo“, afirmó.

“Segundo, organizar una gran huelga general de mujeres que hasta ahora es la única herramienta que tenemos. Eso es lo que las feministas vamos a impulsar desde Unidad Social, una huelga general para tratar de disputar lo que tiene que ver con paridad y con plurinacionalidad también”, sentenció la dirigenta feminista.

Pero la presión feminista no pudo con la del conservadurismo y, ante las amenazas de su conglomerado, los parlamentarios de Chile Vamos terminaron cediendo y todas las disposiciones fueron rechazadas. No obstante, efectivamente la discusión en este sentido no terminó este miércoles, ya que diputadas de Renovación Nacional ingresaron un proyecto de reforma constitucional para asegurar la paridad de género, con el objetivo de que se tramite aparte y así no hacer peligrar el acuerdo alcanzado.

Este proyecto implica modificaciones a una Ley Orgánica Constitucional, por lo cual requiere de un quórum menor -cuatro séptimos- para ser aprobados. Así también lo hicieron desde RN con los otros temas en que no hubo acuerdo, como la representación de independientes y los escaños reservados para pueblos originarios. Así, con plazo hasta el 25 de julio para cerrar todo lo concerniente al órgano constituyente, estos proyectos serán tramitados en los próximos meses, con la promesa del Ejecutivo a RN de que serán tratados con las urgencias que ameritan.

Radio U Chile


Manifestantes feministas interrumpieron sesión de la Cámara cuando se discutía paridad de género

Un grupo de manifestantes feministas ingresó a la Sala de la Cámara de Diputados en medio de la sesión en que se debate el mecanismo constituyente, el que incluye la paridad de género.

Los hechos ocurrieron cerca de las 16:30 horas, cuando después de realizar la intervención “Un violador en tu camino” de LasTesis en los pasillos del Congreso, las manifestantes intentaron ingresar a la sesión.

Al menos dos de las mujeres lograron ingresar hasta el recinto, según se aprecia en registros compartidos en las redes sociales:

Al retomarse la sesión de la Sala tras los incidentes, la jefa de bancada de la UDI, diputada María José Hoffmann, anunció formalmente que su partido va a censurar a la mesa que preside Iván Flores (DC), acusando que no ha tenido una conducción adecuada.

“Le hemos pedido en la Sala y en comité hasta el cansancio que tenga la capacidad… le estoy hablando a usted, presidente (Iván Flores), que tenga la capacidad de poner orden y usted no ha tenido la capacidad de garantizarle a estos diputados aquí presentes el orden, la seguridad. Nos han insultado las últimas dos semanas todos los días, con agresiones, con violencia, no se puede ni salir a hacer una cuña ni ir al baño, y es por esa razón que le anuncio que lo vamos a censurar”, confirmó.

Desde el oficialismo denunciaron que no es la primera vez que sufren insultos por parte de manifestantes en las tribunas.

“Hay una revolución y no cualquiera, sino que la revolución feminista”

La estudiante Paula Retamal, coordinadora de la organización 8M, fue una de las que logró ingresar a la sala y que produjo la suspensión momentánea de la sesión.

La partícipe de esta manifestación aseguró que “nosotras vamos a gritar, porque la única forma que nos demostraron que nos van a escuchar es gritando. Esto no había ocurrido antes en el Congreso es porque ustedes callaron nuestras mamás, nuestras abuelas (…) las callaron a golpes, las excluyeron de la sociedad, pero hoy no nos van a callar porque ellas tenían miedo y nosotros no, esa es la diferencia”.

“Hay una revolución y no cualquiera, sino que la revolución feminista”, puntualizó Retamal tras ser sacada de la sala.

Cooperativa


Los argumentos de las diputadas que votaron contra la paridad de género para proceso constituyente

Este miércoles la Cámara de Diputados despachó al Senado el proyecto de reforma constitucional, donde también se votaron indicaciones para la paridad de género, escaños reservados para pueblos originarios e independientes.

Sin embargo, estas indicaciones no lograron perseverar, pues no reunieron la cantidad de votos requeridos, hecho que fue duramente cuestionado por diversas organizaciones feministas.

Estas aristas ya habían sido polémica durante las últimas semanas, pues desde la oposición sostienen que es imperante que el eventual proceso constituyente resguarde a estos sectores, sin embargo, desde algunos grupos del oficialismo aseguran que sería pasar a llevar el acuerdo.

En tanto, llamó la atención la votación en contra de las diversas diputadas del espectro político, todas de oficialismo.

Específicamente se trata de Sofía Cid (RN), María Catalina Del Real (RN), Camila Flores (RN), Karin Luck (RN), María Ximena Ossandón (RN), Erika Olivera (IND), Francesca Muñoz (RN), Paulina Núñez (RN), Virginia Tronocoso (UDI) y María José Hoffmann (UDI).

Algunos de sus argumentos fueron expuestos a través de sus redes sociales, como es el caso de la diputada Sofía Cid, quien declaró que “la palabra empeñada se cumple. Votaré a favor del acuerdo constitucional. Por lo mismo no votare las indicaciones que no estaban en el acuerdo alcanzado“.

Sin embargo, sostuvo que, junto a diversos diputados de Renovación Nacional están patrocinando proyectos de ley que abordan los temas de candidaturas independientes y pueblos originarios.

Por su parte, la diputada Camila Flores (RN), explicó en su Facebook que “Las mujeres queremos igualdad de condiciones y demostrar que somos capaces y no que nos aseguren ganar una elección por el solo hecho de ser mujeres”.

Mientras tanto, las diputadas Karín Luck, María Ximena Ossandón y Erika Olivera, en conjunto con otros diputados de Renovación Nacional, enviaron una carta a El Mercurio esta semana para aclarar su postura sobre la paridad de género y los escaños reservados.

En la oportunidad, el grupo de diputadas explicó que “al incluir normas en el sentido expuesto, se busca corregir algo que nuestro sistema proporcional no logra capturar, como son la subrepresentación de pueblos originarios y mujeres, dato objetivo e irrefutable”.

Asimismo, sostuvieron que “tanto los escaños reservados como las cuotas pueden disminuir las barreras que han mantenido a un grupo de compatriotas subrepresentado en nuestra democracia, con el riesgo de invisibilizar sus legítimas demandas y aspiraciones. En ese mismo orden de ideas, estamos convencidos de que no se rompe el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constituición”.

Por tanto, el voto en contra se entendería como una postura que tuvieron que asumir como coalición para resguardar el acuerdo político del 15 de noviembre.

La diputada Paulina Núñez detalló que en su coalición hay “varios a favor de la paridad en proyectos de ley a parte”, y habría rechazado las indicaciones solamente para honrar el acuerdo.

Finalmente, la diputada Marcela Sabat se abstuvo de votar, quien, para no pasar a llevar el acuerdo, estaría propiciando un proyecto aparte con estos contenidos.

En conversación con CNN la parlamentaria explicó que para la iniciativa aparte cuentan “con 12 votos de Renovación Nacional y los 6 votos Evópoli, con eso es suficiente para el quorum que se necesita de 3/5, o sea, 93 votos, por ser una Ley Orgánica Constitucional”.

“Vamos a socializar el proyecto con los senadores de Renovación Nacional y esperamos que la UDI se pueda sumar a esta causa. Yo creo que es de todo importante que escuchen, que abran hoy la posibilidad y que se den cuenta que ojalá en 20, 30 años más, esta discusión, este debate, sea visto como algo completamente ilógico y que no tenía por qué darse”.

Por tanto, la votación en contra de varias diputadas de Renovación Nacional habría sido para cumplir con el acuerdo pactado del 15 de noviembre, por lo que algunas parlamentarias podrían mostrarse a favor de aprobar una iniciativa aparte.

Biobio Chile