Colombia: Duque anunció la salida del general del Ejército Nacional

55

El general Nicacio Martínez sale del Ejército

El presidente de la República, Iván Duque, anunció al mediodía de este viernes, en una alocución que no duró más de cinco minutos, la salida del general Nicacio Martínez del Ejército Nacional, donde se desempeñaba como comandante general.

El presidente manifestó que la decisión se dio luego de una conversación “profunda” con el general Martínez y le deseó éxitos en sus proyectos familiares. Hay que recordar que el general Martínez es acusado de promover nuevas órdenes de letalidad en las acciones militares, aunque siempre respondió que las órdenes se daban respetando el ordenamiento jurídico y militar.

También fue cuestionado por el bombardeo en el que fallecieron ocho menores de edad que estaban en un campamento de las disidencias de las Farc, sobre el cual reconoció que “de haber sabido que había menores la decisión hubiera sido otra”. Sobre esto caso, la directora del ICBF, Juliana Pungiluppi, manifestó que la responsabilidad de estar en ese campamento no era de los menores de edad, sino de quienes los reclutaban ilegalmente.

En su reemplazo, de acuerdo con el presidente Duque, llega el general Eduardo Zapateiro, quien se desempeñará como nuevo comandante del Ejército.

“En lo corrido del año tenemos una importante reducción en materia de secuestros y homicidios, y eso se debe a la labor diaria de nuestro soldados”, manifestó el presidente Duque.

Asimismo, el presidente destacó que el Ejército “sigue cabalgando” para garantizar la seguridad de los colombianos.

El Colombiano


Duque anuncia salida de Nicacio Martínez de comandancia del Ejército

El general Nicacio Martínez, comandante del Ejército Nacional, dejará su cargo. Así lo anunció este viernes el presidente Iván Duque desde la Casa de Nariño, donde estuvo acompañado por la cúpula militar y el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

A Martínez, anunció el jefe de Estado, lo reemplazará el general Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda.

“Hoy hemos tenido una conversación profunda, una conversación donde hemos reconocido su gran servicio a nuestro país y hemos tomado la decisión, después de haber tenido esta conversación, para que el general Nicacio de Jesús Martínez deje la comandancia del Ejército. Él me ha expresado sus motivos familiares, los cuales no solamente he acogido, sino que los he acogido con un inmenso sentimiento de gratitud y de admiración por su tarea cumplida a lo largo de más de 38 años de servicio a Colombia”, aseguró el mandatario.

El general Martínez estuvo involucrado en una polémica por cuenta de una publicación de The New York Times, que lo señala de duplicar la meta de bajas y capturas para la tropa, sin reparar demasiado en la protección de los civiles en medio de operaciones militares. Esto fue considerado por algunos sectores como un posible regreso de los llamados ‘falsos positivos’.

Estos señalamientos provocaron que algunos sectores políticos pidieran la renuncia, pero Martínez argumentó que su permanencia en el cargo obedece a una decisión del comandante en jefe de las Fuerzas Militares, el Presidente de la República. “Mi actuar ha sido transparente y abierto, no solamente para mis superiores, subalternos, sino también ante los colombianos y las autoridades. Ello me permite estar con la frente en alto y la conciencia tranquila. Cada día, mi motivación es cumplir la misión constitucional y lograr que el Ejército cumpla con ética y transparencia la misión constitucional”, afirmó durante una entrevista con EL TIEMPO.

Según el jefe de Estado, se hace una transición ordenada, pues el general Martínez trabajó a lo largo de su comandancia en el Ejército con el general Zapateiro en la elaboración del Plan Bicentenario, “plan con el cual venimos dándole golpes importantes a las estructuras del crimen, plan que busca consolidar en el territorio no solamente que brille la justicia, sino donde nosotros podamos liberar a los ciudadanos de cualquier asecho de criminalidad”.

El Tiempo


¿Quién es el nuevo comandante del Ejército Nacional?

Catalogado como un militar “tropero”, el mayor general Eduardo Enrique Zapateiro fue designado en la mañana de este viernes por el presidente Iván Duque como comandante del Ejército Nacional en remplazo del general Nicacio Martínez, quien ha sido cuestionado por el tema de los ‘falsos positivos’ y por el escándalo de corrupción registrado a mediados de este año en la institución, que les costó la salida a siete altos oficiales.

El general Zapateiro nació en Cartagena, Bolívar; lleva 34 años en la institución, está casado y ha ocupado importantes cargos de liderazgo en el Ejército Nacional.

Fue comandante del Batallón de Comando n.° 1 Ambrosio Almeida, comandante del Batallón Colombia n.° 3 en el Sinaí (Egipto), director de la Escuela de Soldados Profesionales, comandante del Comando Conjunto de Operaciones Especiales, asesor personal en Comisión en el Exterior, comandante de la Décima Brigada Blindada, comandante de la Quinta Brigada y director de la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova.

Además, se desempeñó como comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega (una de las más grandes y operacionales) y del Comando de Operaciones Especiales, en el que se diseñan las actividades secretas contra los considerados objetivos de ‘alto valor’.

Él me ha expresado sus motivos familiares, los cuales no solamente he acogido, sino que los he acogido con un inmenso sentimiento de gratitud y de admiración por su tarea cumplida

“Hoy hemos tenido una conversación profunda, una conversación donde hemos reconocido su gran servicio a nuestro país y hemos tomado la decisión, después de haber tenido esta conversación, para que el general Nicacio de Jesús Martínez deje la comandancia del Ejército. Él me ha expresado sus motivos familiares, los cuales no solamente he acogido, sino que los he acogido con un inmenso sentimiento de gratitud y de admiración por su tarea cumplida a lo largo de más de 38 años de servicio a Colombia”, dijo el presidente Iván Duque al anunciar el cambio en la cúpula de las Fuerzas Militares.

Los retos del nuevo comandante del Ejército Nacional

PUNTOS CLAVE

Dar trámite a denuncias sobre casos de ‘falsos positivos’ en la JEP. Priorizar las operaciones en las Zonas Futuro. Investigar los hechos de corrupción en la institución. Mantener la modernización del Ejército. Enfrentar con contundencia las disidencias.

Uno de los grandes problemas que enfrentó el general Martínez este año estuvo relacionado con una publicación del The New York Times sobre una directriz que podría incentivar las bajas, y que de acuerdo con analistas le estaba abriendo un capítulo a los ‘falsos positivos’.

El general Martínez estuvo 38 años en el Ejército Nacional.

El Tiempo


Un año de escándalos para el general Nicacio Martínez

Un año y 17 días estuvo el general Nicacio Martínez al frente del Ejército. Tiempo en el que tuvo que dar explicaciones por cuenta de varios escándalos durante su carrera militar a los cuales salió airoso al punto que en junio 17 de este año alcanzó su cuarto sol, la máxima insignia que un soldado pueda alcanzar.

En febrero de este año empezó el dolor de cabeza para Martínez. Un informe de Human Rights Watch lo vinculó junto con otros altos oficiales en las llamadas ejecuciones extrajudiciales. La oenegé publicó un documento que certifica el pago de una recompensa a una persona que entregó información sobre ubicación de supuestos guerrilleros de las Farc. La fecha del comprobante es de marzo de 2005, se giró por un valor de un millón de pesos y Nicacio Martínez, para ese entonces con grado de coronel, firmó el pago en su calidad de jefe del Estado Mayor de la Décima Brigada Blindada.

El entonces ministro de Defensa, Lorenzo Guillermo Botero, respaldó a Nicacio que para esa fecha se discutía en el Senado su ascenso a general de cuatro soles.

En mayo la situación de Martínez volvió a tambalear por cuenta de una publicación del New York Times en la que hacía referencia a una polémica directriz sobre el aumento de resultados operaciones de las unidades militares en cuanto a bajas, incautaciones y capturas. Por cuenta de la denuncia, la Procuraduría abrió una indagación al oficial el 27 de mayo. A la fecha el Ministerio Público no ha informado en qué va ese expediente.

Con estos señalamientos a cuestas, el 7 de junio al general le impusieron su cuarto sol en medio de una ceremonia en la que fue aplaudido por cientos de uniformados en la Escuela José María Córdova, quienes celebraron la nueva insignia como propia.

Un mes después estalló el escándalo del general Jorge Romero por las aparentes irregularidades en la contratación en la Cuarta Brigada y que habrían sido de conocimiento de Martínez mientras estuvo en la inspección del Ejército, pero cuyas investigaciones no prosperaron. Se defendió indicando que no tuvo conocimiento de denuncias por este caso.

Hace un par de semanas, el fiscal interino Fabio Espitia dijo que desde la Fiscalía se sigue la indagación en contra de Martínez “desde hace varios años” y que no hay ninguna novedad frente al tema.

A mediados de año también salió a la luz el escándalo en el que fue mencionado el entonces jefe de Contrainteligencia, general Eduardo Quirós, de quien se dijo habría hecho una oferta millonaria para que se delatara a las personas que estaban dándole información a los medios.

Posterior a ello, el diario El País de España reveló que por orden de Martínez Espinel se expidió una directriz para cuando los militares se vayan a presentar ante cualquier instancia del Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación. Era como una especie de libreto para los uniformados vinculados con algún delito relacionado con el conflicto.

Luego vino la polémica por el bombardeo al área campamentaria de alias Gildardo Cucho en el que murieron siete menores de edad y que, a la postre, le costó el puesto al ministro Botero. Aunque el operativo fue ejecutado por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales, Martínez dio explicaciones al respecto señalando que de haber sabido que había menores de edad, la decisión hubiera sido otra.

El jefe de ese Comando Conjunto de Operaciones Especiales es el general Eduardo Zapateiro, el reemplazo de Martínez Espinel.

A mediados de año también salió a la luz el escándalo en el que fue mencionado el entonces jefe de Contrainteligencia, general Eduardo Quirós, de quien se dijo habría hecho una oferta millonaria para que se delatara a las personas que estaban dándole información a los medios.

Posterior a ello, el diario El País de España reveló que por orden de Martínez Espinel se expidió una directriz para cuando los militares se vayan a presentar ante cualquier instancia del Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación. Era como una especie de libreto para los uniformados vinculados con algún delito relacionado con el conflicto.

Luego vino la polémica por el bombardeo al área campamentaria de alias Gildardo Cucho en el que murieron siete menores de edad y que, a la postre, le costó el puesto al ministro Botero. Aunque el operativo fue ejecutado por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales, Martínez dio explicaciones al respecto señalando que de haber sabido que había menores de edad, la decisión hubiera sido otra.

El jefe de ese Comando Conjunto de Operaciones Especiales es el general Eduardo Zapateiro, el reemplazo de Martínez Espinel.

El Colombiano


VOLVER
Más notas sobre el tema