Colombia: en una semana fueron asesinados ocho líderes sociales

Ocho homicidios de líderes en una semana en el país, según Indepaz

El Instituto de Estudios Para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) dio a conocer una información alarmante: en solo una semana decembrina se presentaron ocho asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos, además de un atentado y una amenaza de muerte.

Aunque en principio no se conoce certeza sobre un probable modus operandi en el cual sea una misma organización criminal o estructuras afines las causantes de las muertes, lo cierto es que los fatídicos sucesos ocurrieron desde el pasado 19 de diciembre hasta el 24, víspera de Navidad.

Según Indepaz, el 19 de diciembre Jorge Iván Vélez, directivo de la organización sindical Sintraemcali y uno de los ‘rostros visibles’ de la promoción del paro nacional y las jornadas de movilizaciones ocurridas desde noviembre, sufrió un atentado en Valle del Cauca. La misma organización, desde su cuenta de Twitter, rechazó enfáticamente lo ocurrido.

Un día después, 20 de diciembre, ocurrió el asesinato de Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve, una pareja de antropólogos que estaban en la celebración de su luna de miel. Fueron ultimados en Magdalena.

Aunque los móviles del suceso están en proceso de esclarecimiento, Jiménez trabajaba en la Fundación Natura liderando proyectos ecológicos y de conservación del medio ambiente.

El 21 de diciembre, el tercer día de aquella semana nefasta que ensombrecía la antesala de la Navidad, los directivos de Fecode fueron amenazados por la organización criminal ‘Águilas Negras’, la cual, no obstante su actividad intimidante a lo largo de los años contra las organizaciones sociales, no tiene una identidad concreta.

La federación rechazó las amenazas mediante un comunicado, asegurando, además, que era “la segunda vez en una semana” que recibían ese tipo de mensajes.

Ese mismo día caía ultimado el líder Jairo Ortiz, miembro de la Guardía Indígena Nasa. Ortiz falleció a manos de un grupo armado (se presume que fueron disidentes de las Farc) en el municipio de Iquira, Huila.

El domingo 22 de diciembre se presentaron dos asesinatos en Saravena, Arauca: un ataque criminal acababa con las vidas de Marta Cecilia Pérez Giraldo y Marleny Rueda Giraldo, mujeres que pertenecían a la asociación AMAR de esta zona.

El 23 de diciembre, tan solo 48 horas antes de la Navidad, Gustavo Adolfo Cárdenas era asesinado. Cárdenas era uno de los directivos del Sindicato Unitario Nacional de Trabajadores del Estado con sede en Tuluá, Valle del Cauca.

A su lamentable muerte se unió la de Lucy Villarreal, una activista cultural que fue ultimada tras finalizar unas clases de baile en Tumaco, Nariño. Sus familiares, con mayores dudas que certezas sobre el suceso, aseguraron que ella no tenía amenazas.

El octavo asesinato de esta semana negra ocurrió en Pitalito, Huila. Según reseñaron varios medios como ‘Blu Radio’, hombres armados llegaron hasta el barrio Los Pinos y dispararon contra Reinaldo Carrillo, uno de los miembros de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc).

Esto sucedió el 24 de diciembre.

La Navidad estaba tan solo a la vuelta de la esquina.

El Tiempo


Investigan asesinato de Nilson Caicedo, líder social de la Cordillera nariñense

Desde la Secretaría de Gobierno de Nariño, en conjunto con la Policía Nacional, se comenzó a investigar el asesinato del líder social Nilson Richard Caicedo, recordado por trabajar en la zona de la Cordillera nariñense en temas relacionados con la defensa del desarrollo de comunidades negras en el municipio de Cumbitara. El 22 de diciembre, día de su muerte, Caicedo se encontraba en un sitio nocturno en Mocoa, Putumayo, y si bien ya había recibido amenazas en su contra, para las autoridades estos hechos siguen siendo confusos.

Mario Vitery, secretario de Gobierno de Nariño, se pronunció sobre lo sucedido ante medios nacionales y afirmó que “lamentamos este hecho, nuestra solidaridad con todos los familiares de Richard Caicedo, un líder social reconocido que había venido a hacer gestiones a la gobernación del departamento. Había tenido amenazas y tenía medidas de protección y en hechos extraños fue asesinado en Mocoa, Putumayo”.

Sobre las intimidaciones que Caicedo sufrió en el pasado, se sabe que sobrevivió a una serie de atentados, perpetrados por grupos presuntamente paramilitares, quienes además asesinaron a tres de sus hermanos. Asimismo, hace algunos meses se vio obligado a abandonar sus tierras en el Bajo Patía nariñense. Desde ese momento le fue asignado un esquema de seguridad.

El mapa de violencia dentro de la zona de la Cordillera nariñense muestra que hay disputas vigentes entre el Eln, las Autodefensas Gaitanistas, el Frente Stiven González o antiguo Frente 29 (disidencia Farc) y la Fuerza Pública.

En Putumayo, departamento en el que fue asesinado Caicedo se conoce, según autoridades políticas de la región que hay zonas de disputa, especialmente al sur donde constantemente se confronta la Fuerza Pública con el Frente 48 de las disidencias y el Eln.

Este panorama respecto a los líderes sociales es menos alentador. Según cifras de la Secretaría de Gobierno de Nariño, en lo corrido de este año, 16 líderes y defensores de Derechos Humanos en el departamento fueron asesinados.

El Espectador


Encapuchados asesinan a familiares de líder social en el norte de Nariño

Consternados se encuentran los habitantes de Nariño tras el asesinato de los familiares de un reconocido líder social el pasado viernes 27 de diciembre.

El hecho se presentó pasadas las 7:00 de la noche en un humilde hogar campesino ubicado en la vereda El Sauce, jurisdicción del municipio de Leiva, norte del departamento.

Según las primeras versiones, hasta ese punto llegaron sicarios encapuchados que buscando a Fabio Montero Enríquez, líder social y defensor de Derechos Humanos.

En el momento de la incursión al hogar campesino se encontraban su madre, su abuelo y dos de sus hermanas. El líder no se encontraba en el sitio.

Afirman las primeras versiones que los sujetos, al buscar en toda la casa a Montero, decidieron disparar las armas de fuego en contra de Ermencia Enríquez Adrada y Sofronio Adrada, madre y abuelo del líder.

Según fuentes consultadas por BLU Radio, Montero Enríquez es reconocido por su trabajo con las comunidades del norte de Nariño.

Hasta el momento las autoridades no se han manifestado sobre este crimen que enluta al departamento.

Blu Radio


Milena Quiroz, líder social en Bolívar, salió ilesa de un atentado

Milena Quiroz, excandidata a la alcaldía del municipio de Arenal, en el departamento de Bolívar, por el movimiento político MAIS, defensora de derechos humanos y perteneciente al Congreso de los Pueblos, salió ilesa de un atentado ocurrido al mediodía de este viernes, en zona rural de Arenal.

El atentado fue confirmado a este diario por el General del Ejército, Jairo Leguizamón Rivas, comandante de las Fuerzas Especiales de Tarea Marte, que tienen jurisdicción en esta zona del país.

“El ataque se produjo al mediodía en la vereda las Palmas, en una carretera que comunica a los municipios de Arenal y Morales. Ella se movilizaba en una camioneta de la Unidad Nacional de Protección, porque ella tiene esquema de seguridad con dos escoltas, pero en el momento solo viajaba con un escolta”, señaló el alto oficial, quien aseguró que la líder está a salvo y que se encuentra en Aguachica, en el departamento del Cesar, elevando las denuncias.

La camioneta en la cual se movilizaba la líder recibió varios impactos de bala, pero ella y su escolta salieron ilesos del ataque.

Quiroz ha sido una líder polémica que ha impulsado marchas y protestas en el sur de Bolívar a favor de los derechos humanos y de la mujer.

Contra esta líder la Fiscalía había emitido una orden de captura por los delitos de rebelión y concierto para delinquir; y fue señalada de ser un peligro para la sociedad, pues su voz favorecería, según la Fiscalía, intereses de la guerrilla del ELN, que tiene su fortín precisamente en el sur de Bolívar.

Milena Quiroz, quien además ha sido vocera de la Comisión de Interlocución del sur de Bolívar, centro y sur del Cesar, y representante legal del consejo comunitario Casimira Olave, recuperó su libertad en meses pasados por vencimiento de términos.

El juicio contra esta líder, explica la Fiscalía, se encuentra en etapa de audiencias preparatorias, y será llamada para audiencia de juicio oral.

Ella y otro grupo de personas capturadas recobraron la libertad por vencimiento de términos, informó la Fiscalía.

El Tiempo


Gobierno asegura que se redujo asesinato de líderes

Según el consejero presidencial para los Derechos Humanos, Francisco Barbosa, con corte a 17 de diciembre, en el país se registraron 84 asesinatos de líderes sociales en todo el territorio, lo que significa un reducción del 25% en relación 2018.

En cuanto al reciente asesinato de los líderes sociales Lucy Villarreal y Reinaldo Carrillo Vera, Barbosa señaló que el Gobierno está atento al desarrollo de ambos casos al tiempo que rechazó sus asesinatos.

El consejero agregó que desde el 6 de agosto de 2018 se han presentado en Colombia 121 homicidios de defensores de derechos humanos, la mayoría registrados en 58 municipios, siendo Cauca, Tumaco, Catatumbo, Bajo Cauca antioqueño, norte del Chocó y norte de Caquetá donde se han registrado la mayoría de estas muertes.

Las muertes violentas de estos líderes, asegura Barbosa, están asociadas a una alta presencia de grupos armados que están luchando por el control de rutas del narcotráfico, el aumento de cultivos de coca y a la minería ilegal.

Sin embargo, el Gobierno niega que haya sistematicidad o una política de exterminio en contra de los defensores de derechos humanos. Dice que esta teoría debe ser rechazada debido a que las razones están asociadas a la delincuencia y al fenómeno del narcotráfico.

Barbosa ratificó que con el Plan de Acción Oportuna, PAO, del Gobierno, se pasó de tener 7.150 protegidos por la Unidad Nacional de Protección, UNP, a 8.657, de los cuales 4.726 son líderes sociales y 323 miembros de las Farc.

“Hay que mandar un mensaje a los gobiernos locales y departamentales, a la ciudadanía, para que denuncie los hechos que se han venido presentando contra los líderes sociales. Es importante tener una sociedad completamente empoderada de este tema, no solamente el Gobierno nacional”, añadió el consejero.

Llamado del Procurador

El procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, se pronunció sobre el asesinato de la líder social de Tumaco, Lucy Villarreal, y le pidió al Gobierno convocar a la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad.

“Hay que detener el sistemático asesinato de los líderes sociales. Como Ministerio Público le pedimos al Gobierno convocar a la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad de manera inmediata y que se asegure su funcionamiento, pues la amenaza es latente y hay que contenerla”, manifestó Carrillo.

Dato

El crimen de Villarreal trajo de nuevo a la memoria a la líder comunitaria María del Pilar Hurtado, cuyo asesinato conmocionó el país el pasado 21 de junio.

El Nuevo Día


VOLVER